6 /10

1.

Bye bye bañera

¿Ya has hecho nuestro test y te ha salido que tu baño ideal es con ducha? Pero las decisiones no acaban ahí... Se abre ante ti un mundo de posibilidades que deberás sopesar para dar con tu ducha perfecta. Plato de ducha, mampara, grifería y revestimiento son los elementos a valorar. 

2.

El plato de ducha

La elección más común es un plato de ducha extraplano, con textura pizarra, antideslizante, antibacteriano, de fabricación a medida y color a elegir. Por eso, hemos realizado nuestro presupuesto para cambiar la bañera por ducha basándonos en este tipo de platos, en medidas de 120 cm, 140 cm o 160 cm. Lo aconsejable es elegir un plato de ducha de carga mineral, piedra natural o sintético, con apenas 2 ó 3 cm de espesor.

3.

¿Ducha a ras de suelo?

Aunque los platos de ducha enrasados son tendencia, a menudo no se pueden instalar por problemas de espacio en el forjado y para evitar posibles problemas con el vecino de abajo. Las bañeras suelen dejar el desagüe a unos centímetros del suelo, lo que hace que el plato de ducha acabe quedando elevado frente al resto del baño. Este escalón, además de ocultar el desagüe, permite garantizar la pendiente para que éste funcione correctamente.

4.

La mampara

Las más recomendadas son aquellas cuya fabricación es a medida, con perfilería de aluminio, cristal templado, antical y con posibilidad de escoger decoración de algún tipo, como franja opaca para mayor privacidad. Mejor escoger hojas fijas combinadas con puertas batientes, no deslizables, para una mayor estanqueidad. 

5.

La grifería de la ducha

En este presupuesto hemos valorado una grifería termostática, cromada, anticalcárea, sencilla y moderna, porque en el mercado hay tantos modelos a elegir, que el precio final de la reforma puede ser muy distinto, según elijamos un modelo u otro. 

6.

El revestimiento para la ducha

El más económico suele ser la cerámica, que a la vez permite una infinidad de diseños que se adaptan a diferentes gustos. Vale la pena invertir un poco más y alicatar toda la L de la ducha, para crear una zona diferenciada del resto del baño. Así, evitaremos que el cambio de la bañera por la ducha se vea como un parche.

7.

Otras alternativas

Materiales como el microcemento, que puede aplicarse sobre los azulejos sin necesidad de eliminarlos, son una alternativa cada vez más usada ya que apenas genera escombros. Además, puede teñirse de cualquier color y coordinarse con los revestimientos ya existentes.

8.

Los accesorios de ducha

Finalmente, para un acabado perfecto en esta reforma, hemos de tener en cuenta los accesorios que nos servirán para el almacenaje de geles, champús y demás productos de higiene y belleza. Si se hace en el momento de la obra, podrán crearse estantes como estos, en esquina, que dan mejor resultado y son más duraderos que otros con ventosa. Sin duda, mejor anclarlos a la pared. 

9.

¿Cuánto cuesta cambiar la bañera por ducha?

Tras consultar a tres empresas especializadas en este tipo de reformas, hemos podido establecer un total que va de 1.200 € con revestimientos vinílicos y piezas de calidad media a 2.300 €, con un plato de ducha de resina antideslizante, grifería termostática y mampara de vidrio de 4 hojas, realizando el alicatado hasta un tercio de la pared con baldosas tipo metro. 

10.

¿Cuánto tiempo se necesita para cambiar la bañera por una ducha?

En un par de días (máximo 3) esta pequeña reforma puede estar lista, aunque se recomienda no usar la ducha en al menos 24 horas más, sobre todo por el sellado de la mampara. Fíjate que la empresa instaladora te dé, mínimo, 4 años de garantía. 

Ya no te acuerdas de la última vez que te pegaste un baño, tus hijos se han hecho mayores o empiezas a notar la incomodidad de traspasar la frontera de la bañera. Sea por lo que sea, el estilo de vida actual y los nuevos hábitos domésticos hacen que la sustitución de la bañera por plato de ducha sea una de las reformas más populares, además de sencilla, rápida y económica.

Presupuesto desglosado para cambiar una bañera por un plato de ducha

  • Mano de obra (retirada de bañera, colocación de plato de ducha antideslizante de resina, grifería, mampara y alicatado de tres paredes): 1.000 €
  • Plato de ducha de resina antideslizante: 279 €
  • Monomando Roca: 90 €
  • Baldosa blanca 44x30 cm o mosaico a elegir: 90 €
  • Mampara con cristal fijo de seguridad: 641 €
  • Total: 2.100 €

*Datos y precios facilitados por la empresa de reformas Saumell, especializada en este tipo de intervenciones desde 1946.

¿Vale la pena cambiar la bañera por una ducha?

Como has podido comprobar, cambiar la bañera por una ducha es una obra relativamente sencilla, una reforma parcial que aporta confort y sostenibilidad a tu baño, ya que ahorrarás agua (y eso también se notará en la factura). Además, facilita la higiene cotidiana, no solo a las personas mayores, para quienes el acceso a la bañera a veces es problemático y no del todo seguro, sino también a niños y personas de mediana edad.