¿Estás pensando en darle un nuevo look a tu casa y no sabes por dónde empezar? Te mostramos 40 trucos infalibles según la revista El Mueble que pueden ayudarte a sacarle partido a tu hogar y lograr un resultado de revista. Desde apostar por papel pintado para darle un toque de personalidad a tus zonas favoritas, a optar por fibras naturales y plantas para sumar frescura y calidez en tus estancias, son algunas de nuestras propuestas. ¡Vamos a verlas todas!

24 /40

1.

Una base neutra

Salón blanco con librería y ventanal al jardín.

Salón con librería diseño de la decoradora. Sofás de Coton et Bois y butacas de Crearte Collection.

El Mueble

Es una apuesta segura para después darle color y carácter con los detalles. Apuesta por paredes y sofás de tonos claros y deja para los cojines, los cuadros, las alfombras y los pequeños complementos las notas de color para que destaquen y den personalidad. Además, son los más fáciles (y económicos) de renovar según las tendencias.

2.

Muebles a medida, ¡qué gran aliado!

Comedor pequeño en blanco abierto al salón con banco en "L".

Salón comedor. Mesa y sillas de Kave Home. Lámparas de techo de Carolina Blue.

El Mueble

No se trata de llenar la casa de muebles a medida, porque además de que suponen una inversión mayor, pueden dar como resultado una decoración demasiado plana. Pero aliarse con ellos cuando el espacio es pequeño o necesitas una solución a tu medida es un gran acierto. Mira este comedor, proyectado por Estudio Mengíbar Blanco, donde se ha ganado más amplitud y espacio de asientos con un banco en "L" que, además, es un arcón. 

3.

¡Luz y más luz!

Salón en blanco con techo a dos aguas y sofás enfrentados.

Salón. Sofás de Tapizados Las Heras. Lámparas de pie y cortinas de Ikea.

El Mueble

La luz no solo hace un espacio más agradable, sino que ayuda a que parezca más grande de lo que realmente es. Por lo que a la hora de decorar la casa, es básico aliarse con ella. ¿Cómo? Con una distribución que facilite su circulación, sin abigarrar en exceso el espacio, porque la luz no podría fluir, despejando las ventanas y apostando por una base clara en suelos, paredes y textiles. Pruébalo y verás como la luz... ¡se expande!

4.

Más calidez con el papel pintado

Pasillo con suelo de madera y papel pintado.

Recibidor. Aparador de Bloomingville. Espejo de Catalina House.

El Mueble

En El Mueble somos fans del papel pintado, ya sea para vestir de personalidad, un espacio especial de casa o para regalar textura y sumar calidez. En este sentido, los papeles pintados con efecto textil son uno de nuestros preferidos, porque los hay muy logrados que crean un acogedor efecto de pared revestida de tela, como se aprecia en este pasillo. 

5.

Una atmósfera muy natural

Dormitorio con sabor natural con cabecero de fibras y mesa de noche de madera.

Dormitorio principal. Cabecero ideado por la decoradora con una alfombra de ratán de Zara Home. Mesita de noche de Jordi Quintana en Imo. Lámpara de Joan Lao.

El Mueble

No es una sorpresa que en El Mueble nos apasione lo natural. Más allá de ser una elección estética lo es también de salud, ya que una casa más natural es una casa más sana. Muebles de madera raw, fibras vegetales, textiles 100% naturales, pinturas eco...    

6.

Ni un centímetro perdido

Recibidor con armario empotrado en blanco.

Recibidor. Armario de DM realizado a medida.

El Mueble

Poco importa que tengas muchos o pocos metros, en El Mueble nos gusta aprovechar cada cm de casa, sobre todo para habilitar armarios ocultos, ¡que nunca sobran! Aquí, la decoradora Marta Prats ha ocultado en el recibidor un completo armario empotrado que se mimetiza con las paredes al pintarse igual. 

7.

Una iluminación cálida

Salón de cabaña de madera revestida de madera y con lámparas de techo iluminadas.

Cabaña de madera construida por chalets Nordika. Salón con sofás de Home Spirit. Mesa de centro en Veronique Tafoiry-Daure. Lámparas de techo de Sophie Bataglia. Alfombra en B&B.

El Mueble

Si potenciar la entrada de luz natural es clave, también lo es elegir con mucho mimo la iluminación artificial. Es importante apostar por leds cálidos, de 2.700ºK, y a ser posible, llevarlos a toda la casa, para que no haya sobresaltos entre una estancia y otra, incluidos cocina y baño. 

8.

Un recibidor acogedor que nos invite a entrar

Recibidor blanco con mesa con alas.

Recibidor. Espejo de Maisons du Monde. Alfombra de la Maison.

El Mueble

Lo hemos dicho muchas veces: el recibidor da la primera impresión de una casa, además de ser el último espacio que vemos al salir y el primera al llegar, por lo que es básico cuidar con mimo su decoración. ¡Aunque el recibidor sea mini! Un mueble con encanto, como esta mesa con alas que sirve de consola, un ramo de flores, un espejo (¡ojo con el Feng Shui!), una alfombra que delimite el espacio, una composición de cuadros o láminas... Piensa la fórmula que mejor encaja contigo y tu recibidor, ¡y ponla en práctica!

9.

Personaliza la pared del sofá

Salón con pared gris oscuro y cuadro de mujer.

Casa de la interiorista Paula Duarte. Salón con sofá de Ikea. Mesa de centro, diseño de Paula Duarte. Mesas de madera, de Cidón.

El Mueble

La pared del sofá es una de las que más cuesta de decorar, por eso muchas veces ante la duda la dejamos al desnudo. En El Mueble nos gusta que esta pared, que tiene gran protagonismo por enmarcar el sofá, esté bien vestida. Con un espejo que multiplique la luz, una composición de fotos, un cuadro XL o un conjunto de láminas. Además, según el Feng Shui, decorar las paredes del salón con cuadros o fotos ayuda a equilibrar el conjunto y evita que la energía fluya solo por abajo. 

10.

En el sofá, los cojines justos

Sofá blanco con cojines.

Mesas de centro, modelo Dritwood end table, de Rivera Maison, en el Corte Inglés.

El Mueble

Ni pocos cojines ni muchos. Lo ideal es que coloques uno más que las plazas que tiene el sofá. Es decir, si el sofá es de tres, como este, con cuatro cojines bastará. 

11.

Que no falten las fundas en el sofá

Salón de casa rústica actual con vigas de madera y butaca en blanco.

Salón. Butaca y puf, modelo house de atemporal. Mesas auxiliares, de ámbito. Todo en Mujika Interiorismo.

El Mueble

O en las butacas. Las fundas son un recurso tan práctico, para proteger el sofá, como decorativo, sobre todo si apuestas por tejidos naturales. El lino es una de nuestras telas estrella para confeccionar fundas, porque tiene movimiento, peso, es muy natural y, a pesar de sus arrugas, resulta elegante. 

12.

Vestir el sofá con mantas y plaids

Salón con chimenea y techo con volta catalana.

Salón. Sofá y cesto, en Mäinities. Butaca y alfombra de Ikea. Mesa de centro de Sika Design.

El Mueble

Un plaid o una manta en invierno te ayudarán a dar más movimiento al sofá y, si es de líneas muy rectas, restarle rigidez. Colócalas de manera informal en el reposabrazos y el salón se verá más vivido y acogedor. 

13.

La simetría, aliada del orden

Vista cenital de salón con chimenea y distribución simétrica.

Salón con puffs, de B&B Collection. Mesas de centro, de compañía de Indias. Lámpara de techo, en oficios de ayer. Cortinas con tela de Gastón y Daniela. Alfombra, en Antonia Molina.

El Mueble

Y también del espacio. Y es que un salón con una distribución simétrica del mobiliario, como este, siempre se verá visualmente más ordenado y amplio que uno en desorden.

14.

Cómo decorar la mesa de centro

Salón en blanco con sofás y mesa de centro.

Salón. Sofás, mesa de centro tipo puf, alfombra de lana, de KP, y cortinas, todo en Lares Decoración. Puf, modelo harmony, de Kenay Home.

El Mueble

Nos gustan las mesas de centro personales, pero también ordenadas. Por eso siempre es mejor dos objetos grandes que se entiendan entre sí que muchas piezas pequeñas. Así, evitas un resultado confuso y desordenado. Unos libros de fotografía o de arte que te guste ojear, un ramo natural o bandejas donde agrupar los diferentes objetos son un acierto. Inspírate en estas ideas para decorar la mesa de centro.  

15.

Fibras a tutiplén

Rincón de lectura con librería blanca y butaca de fibras y plantas.

Estudio. Butaca, macetas y cestos de fibra vegetal. Mesita auxiliar de madera.

El Mueble

Las fibras naturales en una casa El Mueble nunca nunca sobran. Más allá de las alfombras o de las cestas, las fibras vegetales son un acierto también para alguna pieza de mobiliario, como por ejemplo una butaca, como aquí. Recuerda: el mobiliario de fibras ya no es cosa, solo, del exterior. 

16.

Cestos, el gran comodín

Salón con sofá y butacas y cestos de fibras.

Salón comedor. Mesa de centro y auxiliar, de Coton et Bois. L��mpara de sobremesa, cestos de ratán y bambú y alfombra, todo en Sacum.

El Mueble

Fíjate: no faltan nunca en nuestras casas. Y es que los cestos no solo son super prácticos para guardar los cojines del sofá, las mantitas o plaids o incluso las revistas que estamos ojeando, sino que son decorativos por sí solos. 

17.

Librería decorativa y en orden

Salón con gran librería blanca.

Salón comedor. Mesa, en Maisons du Monde. Sillas y alfombra, del estudio de la decoradora. Librería de pladur, realizada a medida, diseño de la decoradora. Butaca de Bazar. Lámpara de pie de Pratka.

El Mueble

Para ello la librería debe respirar. ¿Cómo? Combinando los libros con objetos que den aire (una foto, una planta...). Pero sin pasarte, porque el 60% del espacio de la librería deberían ocuparlo los libros. El 30% debería quedar vacío. Y el 10% restante pueden ser objetos decorativos. 

18.

Una casa íntima y personal

Recibidor con consola y composición de cuadros y collage.

Recibidor. Consola de madera con una composición de fotografías.

El Mueble

Así son las casas de El Mueble: vividas, personales, acogedoras, con detalles DIY... Un mueble recuperado, una composición de fotos, recuerdos de viajes o de escapadas en familia... Tu casa es tu refugio y debes sentirte plenamente a gusto en ella. No temas expresarte a través de la decoración. ¡Al contrario! Sírvete de ella.  

19.

Que no falte el verde (natural) en el salón

Salón blanco con chimenea.

Piso reformado por Lowy & Kantor. Salón. Sofás de Ikea. Mesa de centro, en el Globo Muebles. Alfombra, en Gandia Blasco. Cortinas de Leroy Melrin. Pavimento, de pino recuperado.

El Mueble

En el salón, crear tres puntos de verde, ya sea de planta o de flor, es clave. Por ejemplo, en la mesa auxiliar, la de centro y la repisa de la chimenea. Eso sí, deben tener un nexo de unión, como una misma flor o que compartan tonalidades. 

20.

Recupera, reutiliza y revive

Salón de casa de campo con chimenea y piezas recuperadas.

Casa y taller de Neus Iserte, de Crea, Decora, Recicla.Salón con consola y lámpara amarilla en Tessa&Co. Mesa auxiliar redonda y lámpara flexo en Catalina House. Espejo con marco blanco, en Malana's. Espejo con cuarterones en MERC&CIA.

El Mueble

Las piezas de almoneda o recuperadas, como esta mesa de centro, dan carácter a cualquier ambiente, haciéndolo más vivido y personal. Si se te dan bien las manualidades, además, puedes tunearlas tú mismo. 

21.

Detalles artesanales que sumen carácter

Detalle de jarrones de cerámica.

Detalle decorativo de jarrones de cerámica.

El Mueble

Jarrones, vasijas, bandejas, juegos de té, esculturas... Apostar por algún detalle artesanal, sea de madera, bambú, cerámica (que además es tendencia) o cristal, dará un toque personal, auténtico y carácter a tu casa.  

22.

El largo de la cortina

Recibidor con banco y composición de fotos.

Salón. Banco de madera y alfombra redonda de fibra vegetal, de Tessa&Co. Cojines, de cado y Filocolore.

El Mueble

En El Mueble nos gusta que las cortinas reposen en el suelo, por eso al largo siempre solemos sumarle unos 10 cm de más. Y un truco: si temes que la tela se encoja tras el primer lavado, añade al largo unos 5 cm más "por si acaso". 

23.

Ventanas que crecen

Salón con grandes ventanales que dan a la terraza.

Salón. Sofá tapizado con tela de Güell-Lamadrid, y mesa de centro de Vive Estudio. Lámpara de pie de Habitat. Alfombra, de Nani Marquina. Cortinas de Yute's en Priort.

El Mueble

Para que las ventanas parezcan más altas de lo que son en realidad basta con colocar la barra de la cortina lo más cerca posible del techo y no justo donde acaban las perfilerías de las ventanas. No solo darás más altura a la estancia, ¡sino que, además, parecerá más amplia! 

24.

Jugar con los espejos

Cocina con gran espejo con marco dorado apoyado en la pared.

Distribuidor. Pavimento de mosaico hidráulico.

El Mueble

Son un must en una casa de El Mueble. Colgados, sobre un mueble o incluso apoyados en el suelo. En este último caso, al estar algo inclinado, el espejo reflejará parte del techo y el espacio se verá más amplio. Es un buen truco para la pared del fondo de un pasillo, la entrada o el vestidor.

25.

El poder de las velas

Detalle de mesa de centro de salón con composición de velas.

Salón con funda de un tono neutro.

El Mueble

Las velas no pueden faltar en una casa muebler. No solo crean una atmósfera más acogedora e íntima, sino que destacan zonas que pasaban desapercibidas. Si las eliges con aroma, además, perfumarás la casa. Un truco muy decorativo es colocar farolillos con velas a lo largo del pasillo –uno cada metro– y encenderlas por la tarde. Verás cómo el espacio se transforma. 

26.

Alfombras mágicas

Salón rústico moderno con alfombra de color rojo.

Salón comedor. Mesa realizada por el carpintero Vicenç Torrent. Sillas y lámpara de techo, en superstudio. Mesa auxiliar, en Disseny Cerdanya. Lámpara flexo dorada, en Lámpara y luz.

El Mueble

Las alfombras son un clásico en una casa muy El Mueble. No solo decoran por sí solas y hacen más acogedor un espacio, sino que son buenos aislantes naturales del ruido, y garantizan una pisada más confortable. Además, contribuyen a delimitar espacios, como demuestra salón con comedor, en el que cada ambiente se ha delimitado con una alfombra. 

27.

En el estudio, los archivadores, todos iguales

Zona de estudio con muebles en blanco y archivadores a juego.

Zona de trabajo. Estantes lack, de Ikea, empapelados con la colección Seven Fields of flowers, de Coordonné. Escritorio con dos caballetes y un tablero de Ikea. Silla de Sitdown. Archivadores y cajas verdes, de Ikea. Cajas blancas y lámpara flexo, de Habitat.

El Mueble

Y mejor que sean bonitos, para que todo se vea visualmente ordenado. Puedes forrarlos con papel de regalo grueso, para que soporte mejor el desgaste, y el estudio parece otro. Un papel de estampado alegre (flores, cuadros, topos...) le dará un toque más juvenil y uno en tonos pastel, más sereno y femenino.

28.

El trío es un acierto seguro

Detalle de mesa de centro con farol y jarrones de cristal.

Detalle decorativo de mesa de centro con farol y jarrones de cristal.

El Mueble

El tres es un número mágico en decoración. Haz tríos de objetos y te funcionarán seguro. 

29.

¡Que no falten las flores!

Salón en piso regio con sofá azul y plantas y flores.

Salón. Sofá de lino de Gervasoni, en Mar de Cava. Mesa de centro de Sacum. Lámpara, de la Maison. Alfombra, de Cotlin. Consola de taller de Indias.

El Mueble

Y es que nos encantan y en una casa muebler no puede faltar. Si apuestas por las de temporada serán más económicas. Un consejo: si las flores son pequeñas puedes usar copas y vasos de diferentes alturas como jarrones. Mejor si son de cristal transparente, porque así destaca más el brillo del agua y da más sensación de frescura.

30.

Estrena casa con cada estación

Salón con butaca rosa y cuadros de plantas.

Salón. Butaca, alfombra, cuadros y resposapiés de Sacum. Mesa de centro y plaid de La Maison. Cojines de rayas, de Catalina House. Cojines lisos, de Coordonné. Plantas de Jardiland.

El Mueble

En El Mueble nos gustan las casas vividas, que cambian y se adaptan según las necesidades y gustos de quienes las habitan. Y, por qué no, que son permeables a las estaciones, con pequeños cambios que las hacen más acogedores y recogidas en invierno y más frescas y alegres en verano. Con un simple cambio de cojines y textiles en el salón, por ejemplo, podrás estrenar salón por muy poco dinero. 

31.

Acierta con la lámpara del comedor

Comedor clásico con lámpara de cristal.

Comedor. Mesa, de los miros de Chinchón. Sillas de Becara. Lámpara de techo, de Villa Victoria. Mantel de Zara Home.

El Mueble

Elige la lámpara del comedor con presencia. Es impresionante cómo cambia un comedor cuando le colocas una buena lámpara. Tiene que tener un volumen contundente, proporcionado al de la mesa para que no se vea ni exagerada, ni demasiado pequeña. Materiales como el lino, el papel o las fibras naturales quedan preciosos al atravesarlos la luz. El cristal, como esta lámpara, crea atractivos efectos y reflejos. 

32.

Una mesa bien vestida

Comedor bien vestido.

Comedor. Sillas, en Sacum. Lámpara de techo, de Maisons du Monde.

El Mueble

Para las ocasiones especiales, en El Mueble nos encanta usar un mantel de lino crudo o blanco hasta los pies. Puedes añadir un sobremantel o individuales para dar un toque de color. Piensa que al cubrir toda la mesa, queda más redondeada, las esquinas desaparecen y dulcificas su aspecto.

33.

En la mesa, cuida los detalles

Comedor blanco y regio acristalado.

Comedor. Manteles de lino de Zara Home. Cojines, de cado y La Maison.

El Mueble

Personaliza tus celebraciones con detalles creativos: confecciona individuales con papel, originales servilleteros con telas o cintas, pon el nombre de tus invitados en etiquetas realizadas a mano, pon un centro de mesa con flor cortada... Las posibilidades son casi infinitas. Lo más importante es que hagas lo que hagas, la mesa refleje el cariño que le has puesto.

34.

Una cocina más cálida

Cocina de madera y blanco.

Cocina. Mobiliario realizado a medida. Lámparas de techo y sillas de mimbre en Sacum.

El Mueble

La cocina a veces puede pecar de fría, por el acero de los electrodomésticos, una hegemonía de blanco... Una manera fácil y muy eficaz de hacerla más acogedora y cálida es con los textiles, como los paños de cocina, o salpicándola con puntos de verde. En este sentido, las plantitas aromáticas son una muy buena opción.

35.

Más vivida

Detalle de baldas en la cocina con tazas.

Detalle decorativo de baldas en la cocina con tazas.

El Mueble

Si cuentas con baldas en la cocina, aprovecha para exponer algunas piezas de vajilla especiales, intercala algunos libros de cocina si cocinar es una de tus aficiones, coloca un tarro con galletas... Son detalles que harán que la cocina se vea más vivida.

36.

La ropa de cama, en blanco

Dormitorio abuhardillado de casa de montaña con gran cristalera.

Dormitorio principal. Banqueta y lámpara de sobremesa de Angel Des Montagnes en Carmen Caubet.

El Mueble

Para los básicos, como las sábanas o la funda nórdica, el blanco o los colores suaves son siempre un acierto, ya que dan sensación de frescor y transmiten sensación de relax. Además son el lienzo perfecto para darle color a la cama con los complementos, ya sea con los cuadrantes como las mantas o plaids. 

37.

Una cama más gustosa

Dormitorio con cama bien vestida de textiles.

Dormitorio principal. Banqueta de Coco-Mat. Lámpara aplique, modelo Tolomeo de Artemide.

El Mueble

Para que la cama tenga volumen y movimiento, y sea más apetecible y gustosa, combina cojines de distintas medidas y texturas. Puedes servirte de los cojines para dar más calidez o frescor a la cama: terciopelo en invierno, lino en verano. Y atrévete en mezclar lisos y estampados. 

38.

Un baño más aromático

Detalle de jabones de colores en baño.

Detalle decorativo de jabones de colores en el baño.

El Mueble

Los jabones de pastilla son un recurso doblemente útil. Colócalos en boles transparentes para que decoren con sus colores y formas diversas y, a la vez, aromaticen el baño.

39.

Unifica los dosificadores

Baño con gran ducha y cómoda convertida en mueble bajolavabo.

Baño. Cómoda de madera y lavamanos de sobre encimera.

El Mueble

Es una manera de dar unidad estética al baño, ya que evitas tener botes de distintas marcas y tamaños, que darían más sensación de desorden. 

40.

Cómo guardar las toallas

Detalle de cesta de fibras con toallas de colores.

Detalle de cesta de fibras con toallas de colores.

El Mueble

Si las toallas del baño deben estar a la vista, conviértelas en activos decorativos. Guárdalas enrolladas, a modo de rulos, y apuesta por diseños lisos de diferentes colores. Otra opción es combinar toallas de rizo con otras de lino. 

Decía William Shakespeare que las improvisaciones son mejores cuando se preparan. Y en las decoraciones de las casas de El Mueble hay mucho de esta filosofía, porque cada detalle está minuciosamente cuidado para lograr esta atmósfera acogedora, vivida que nos apasiona.

Si quieres que tu casa respire esta esencia, pon en práctica estos trucos. Verás cómo tu casa se transforma como arte de magia.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.