50 /50

1.

No prescindas de un office

00449673

Dicen que las cocinas alargadas no ofrecen demasiadas posibilidades, aquí un ejemplo de todo lo contrario. Porque esta cocina no solo aprovecha la pared del fondo a modo de office, sino que tiene una pared de cristal, lo que multiplica la luz, y una barra en la pared baja. ¡Esto sí que es sacar partido al espacio!

Mobiliario, de Meine Kutchen. Electrodomésticos, de Bosch. Pavimento, de gres porcelánico en acabado madera modelo Wood Oak, en Via Cerámica. Taburete, de Sit Down.

2.

Abre una ventana

cocina-con-ventana-al-salon-y-muebles-blancos_00499009

Para una cocina oscura y pequeña, una solución es eliminar un tabique y sustituirlo una ventana que deje pasar la luz que sí que hay en el resto de la casa.

Mobiliario de Santos.

3.

Amóldate al espacio

00466684

Con el objetivo de salvar el saliente en la pared y darle a esta cocina un aspecto homogéneo, se ha colocado ahí la zona de cocción. Así su protagonismo tiene un motivo de peso: la elegante campana de obra y el funcional diseño de los muebles. ¿Quieres ver el resto de este dúplex?

Mobiliario, diseñado por Celia Crego.

4.

Diferencia la zona del office

casas mini recibidor abierto con barra cocina 00429276

En esta cocina, el office está en una zona de paso entre el recibidor y la cocina. Para diferenciarla se ha pintado la columna en la que se sustenta de gris, dándole más presencia y distinguiéndose del resto de esta blanca cocina.

Mobiliario, modelo Ariel, de Cesar. Campana empotrada en el techo, modelo E-15, de Pando. Mesa, realizada a medida, y lámparas de techo, de Vesoi, en Vive Estudio. Taburetes, de Varenna.

5.

En un solo color

cocina-en-color-blanco-00503847

Del techo al mobiliario, pasando por la encimera. Todo luce un inmaculado blanco en esta cocina, que combina el aire moderno de la campana con el estilo más clásico de los armarios con tiradores cromados en mate.

Mobiliario, diseño de la decoradora Asun Antó.

6.

Separa con el suelo

Cocina pequeña en línea, estilo rústico blanco, con office 00443385

Cuando la cocina es tan abierta como esta, la mejor manera de diferenciarla del resto es con dos suelos distintos: uno en la zona de estar y otro en la cocina. Aquí, combinación de la madera con el hidráico separa y da personalidad a la cocina.

Mobiliario, con acabado de madera lacada en blanco de MJ Figueroa. Sillas, de IKEA. Baldosas, de Álvaro Guadaño.

7.

Paredes al descubierto

cocina con vigas y muebles de madera_00508440

Con una cocina pequeña o con techos bajos, es mejor prescindir de los armarios altos. ¡Y de los estantes! La cocina parecerá mucho más grande. 

Mobiliario, de chapa de roble, diseño de LF91 realizado por Estils i Formets. Taburetes, de Lenne Bjerre, en Stand del mueble. Azulejos, de Mira Colour.

8.

Pon uno o varios estantes

00474670

Para incrementar la sensación de amplitud de una cocina pequeña, elimina los armarios altos y sustitúyelos por unos estantes. El resultado es ligero, coqueto y llamativo. En ellos puedes aprovechar para poner unos ganchos y colgar tu juego de tazas favorito, como en la imagen. 

9.

Aprovecha la península

00455391 O

Para hacer del espacio tu aliado, lo mejor son los muebles con doble funcionalidad. ¡En este caso triple! Porque la península es, además, botellero y asiento para la zona del office.

Casa reformada por la arquitecta Mar Marcos. Mobiliario, diseñado por la arquitecta y realizado por Fusteria Jorvi. Lámpara de techo , de IKEA.

10.

La encimera, como el antepecho

cocina con muebles de madera y encimera y antepecho gris oscuro_00500833

Consigues más uniformidad y elegancia. Además, utilizando el mismo material en ambas zonas se intensifica la sensación de armonía.

Mobiliario, realizado a medida por Fusteria Adam. Apliques, de Jieldé, en Biosca&Botey.

11.

Con pasaplatos

00483154 O

Abrir una ventana fija es una opción. Pero planificándola abierta, además, de permitir el paso de la luz, tendrás comunicaciòn directa con el salón. ¡Y por el otro lado puede ser una cómoda barra de desayunos!

Mobiliario de Thinking Home.

12.

La puerta de entrada, corredera

Hay muchos sistemas y modelos, pero todos permiten aprovechar hasta 1m2 más en la cocina. Elígela con cierre ralentizado, como el sistema ABS de Krona Koblenz, y de cristal si quieres ganar luz natural.

13.

Esconde los electrodomésticos

00450034

Esta sencilla cocina parece que no tiene ni frigorífico ni campana. ¡Nada más lejos de la realidad! Se han panelado para que se fundan con el resto de la cocina y camuflar su presencia.

Mobiliario, de DM lacado, diseño de la arquitecta y realizado a medida por JJ Fusters. Encimera de mármol blanco envejecido. Grifería, modelo Pinta, de Grohe. Lámparas diseño de la arquitecta.

14.

Pon la barra de puertas para afuera

casas mini cocina aprovechando pasillo 00450032

En cocinas pequeñas y abiertas, la barra ‘fuera’ de la cocina evitará obstáculos y ganarás en amplitud sin perder la tan preciada zona de office. Cuando no los utilices, guarda las banquetas bajo la barra o júntalas para que no se conviertan en un estorbo.   

Mobiliario, de DM lacado, diseño de la arquitecta y realizado a medida por JJ Fusters. Encimera de mármol blanco envejecido. Grifería, modelo Pinta, de Grohe. Lámparas diseño de la arquitecta. Taburetes negros, de IKEA. Pavimento de mosaico hidráulico y microcemento.

15.

Aprovecha la altura de las paredes​

Los módulos altos que llegan hasta el techo multiplican la capacidad de almacenaje. Para que la cocina no se vea abarrotada, ponlos sólo en una de las paredes y elígelos de color blanco o con puertas de cristal. Proyecto de Mónica Garrido.

16.

Almacena bajo el horno

Detalle de zona de fuegos y horno_ 00450035

Es una de las soluciones más clásicas en cocinas pequeñas, pero no por eso de las mejores. Cuando el horno va bajo la placa de cocción, se puede emplear el espacio bajo el electrodoméstico para colocar un cajón en el que guardar las sartenes o los bajo platos, como en la imagen.

Mobiliario, de DM lacado, diseño de la arquitecta y realizado a medida por JJ Fusters. Encimera de mármol envejecido. Vitrocerámica y horno, de Bosch. Pavimento de mosaico hidráulico.

17.

Aprovecha el almacenaje horizontal

00412953

Si te has decantado por una cocina sin armarios superiores –una buena opción para que una cocina pequeña parezca más amplia– verás que tu almacenaje se verá reducido. Utiliza los separadores de cubiertos de los cajones para las especias y las tendrás a golpe de vista. ¡No volverás a confundir el perejil con la pimienta!

18.

Saca partido a las zonas de paso

OK cocina 00442282-o 999x1034 3ca91df0

Si la cocina está abierta a una zona de pasillo, puedes plantearte ‘agrandarla’ y colocar parte de los armarios y electrodomésticos en esa pared. ¡Y armarios hasta el fondo!

Taburetes, en Boconcept.

19.

Esconde los cajones

00510110

Los últimos diseños ofrecen un frente liso y sin tiradores y en el interior están los cajones. Así se reduce el número de juntas al mínimo y no se pierde ni un milímetro de almacenaje.

20.

No pierdas metros

zona de la despensa de la cocina en esquina_00417600

Las esquinas son las grandes enemigas de las cocinas pequeñas. Con una buena planificación sacarás partido a cada centímetro. Baldas que se entrecruzan y rincones escondidos en los que guardar las banquetas, por ejemplo. ¡Echa mano de tu imaginación!

21.

Potencia la luz

cocina con azulejo tip metro y encimera blanca_00461012_O

Esta cocina es luminosa como pocas. La escasa luz que entra por la ventana se multiplica con el azulejo tipo metro, la encimera y los armarios de un impoluto blanco.

Lámpara de techo, en Sacum.

22.

Pon armarios con puertas abatibles

Fregadero y mueble superior de cocina abierto 00506838

Aprovechan más el espacio que los normales –con puertas batientes– y permiten ver todo de golpe. Son también más cómodos para acceder a ellos y se cierran con suavidad gracias a su sistema hidráulico.

Grifería, de Zuchetti. Azulejos, de Alteret. Armarios, modelo MH6, de Modulnova.

23.

Un grifo que habla por sí solo

grifo de cocina dorado y encimera amarmolada_00501847

Cambiar el grifo es un cambio rápido y que, aunque no lo creas, puede cambiar la personalidad de una cocina. Elige uno dorado o negro mate, muy en tendencia, y presume de minicocina.

24.

Alíate con las vitrinas abiertas

vitrina con puertas de cristal_00501742

Gracias a ellas ganarás la batalla contra el desorden. Al tenerlo todo a la vista, te sentirás obligado a tenerlo todo bien ordenado. ¡Y, además, con estilo!

Hornos, de SMEG.

25.

Esconde la campana

00491952

Las campanas extractoras de techo eliminan obstáculos visuales, algo fundamental en cocinas mini. Otra opción son las de encimera, que suben y bajan mediante un botón.

Mobiliario de madera lacada realizado por Ebanistería Manzanares. Encimera, de Silestone.

26.

Ilumina el interior de los armarios

detalle de interior de armario de cocina iluminado_00484177_O

Conseguirás aumentar la sensación de profundidad y verás todo lo que hay dentro de ellos. No te olvides tampoco de la iluminación de la zona de trabajo. Ahora hay luces que se encienden cuando acercas la mano. ¡Aunque sea pequeña, tu cocina se merece que le des luz!

27.

Dale color

00488700

El tamaño no está reñido con el estilo. Coloca un antepecho con unos vistosos y coloridos azulejos y verás cómo cobra vida y gana en personalidad.

28.

Integra el fregadero

00454987

Las superficies continuas son un recursos perfecto para cocinas pequeñas. Ya hemos visto las completamente paneladas y sin tiradores, incluso encimeras que se funden con el antepecho. Pero un fregadero que se integra con la encimera, además de más higiénico ofrecerá un resultado uniforme.

Proyecto, muebles y grifería, de Deulonder Arquitectura Domèstica.

29.

Tu propio mini huerto de pared

00436846

No te prives de poner unas aromáticas aunque tu cocina sea pequeña. Aprovechar el espacio al máximo es mandatario, así que utiliza la pared y cuelga unas pequeñas macetas para poner una planta de perejil, romero o un poco de albahaca.

Mobiliario, encimera, grifería y fregadero, de IKEA. Horno y placa de cocción, de SMEG.

30.

De cristal y funcional

pared-de-cristal-ante-la-zona-del-fregadero_00388359

En esta cocina se ha planificado una pared de cristal, pero no por ello se pierde un poco de espacio. Los dos estantes negros sirven para dejar los libros de recetas o algún bonito frasco.  

Piso reformado por el arquitecto Antonio Cortines. Encimera con el fregadero integrado, de Corian.

31.

Si tu cocina es pequeña y muy blanca…

00469263

Lleva la calidez mediante los utensilios de madera y unas cestas de fibras naturales. Colocar un suelo cerámico con acabado en madera también ayuda.

Taburete recuperado. Encimera, de Krion blanco.

32.

Pinta una pared más oscura

cocina-con-mueble-de-vinos-y-estantes-de-madera_00455354

Esta solución con pintura acentuará la sensación de profundidad y añadirá una nota de color, especialmente en cocinas predominantemente blancas.

Mobiliario, diseño del decorador, realizado por Decoraciones Muñoz. Encimera, de Silestone Blanco Zeus. Vinoteca, de Candy. Microondas, de Bosch.

33.

Proyecta los muebles a medida

 Son más caros que los de medidas estándar, pero te asegurarás de aprovechar hasta el último centímetro disponible y no dejar huecos inútiles que además suelen ser foco de suciedad. Los armarios rinconeros como el de la imagen consiguen hacer accesible el espacio de las esquinas. Los más cómodos son giratorios y de extracción total.

34.

Cajones hasta el zócalo

¿Por qué perder esos valiosos 10-15 cm? En ellos puedes guardar mucho... Eso sí, para evitar agacharte a menudo, utilízalos para lo que no usas a diario, como recambios de bolsas de basura, papel film, etc. Planificar los muebles para que aprovechen toda la pared es una buena idea en cocinas pequeñas.

35.

Dale un doble uso a los estantes

Con profundidades a partir de 10 cm, las baldas permiten guardar mucho. Sácales más provecho colocando ganchos para tazas en la parte inferior o focos o linestras para ganar luz en la zona de trabajo.

36.

Tiradores mínimos o sin tiradores

Aunque sean sólo 1 o 2 cm, los tiradores ocupan espacio porque sobresalen de los frontales. Evitarás golpes si eliges los muebles con tiradores de uñero o con apertura de presión.

37.

Superficies brillantes o satinadas

Reflejan la luz y, por lo tanto, son capaces de ampliar visualmente el espacio de la cocina. Acabados lacados, metalizados, pulidos... son perfectos para tener una sensación de mayor amplitud.

38.

Sé estricta con el orden

Si tienes las cosas por en medio, tu cocina se percibirá caótica y mucho más pequeña de lo que es. Por eso es básico que todo tenga su lugar dentro de los armarios y cajones.

39.

No utilices más de tres materiales

La uniformidad es sinónimo de amplitud. Por eso, elige un único material para el suelo, otro para las paredes y otro para los muebles. Y escoge la encimera, las baldas y otros detalles a juego con uno de ellos. Apuesta por los tonos claros, que amplían el espacio.

40.

Un office en el mínimo espacio

Aunque tu cocina sea pequeña, si la equipas con un mini office le darás un valor añadido. Una pequeña balda abatible y un taburete son suficientes para desayunar o cenar rápido. Y el taburete te puede servir como alzador para llegar a los armarios altos.

41.

Barras para colgar los complementos

Desde los cubiertos para cocinar hasta los accesorios del fregadero o unas macetas con plantas aromáticas. Con unas barras en el antepecho de la cocina lo tendrás todo a mano y liberarás la encimera y los cajones. Proyecto de Deulonder Arquitectura Domèstica.

42.

Aparatos que ocupan menos

Existen electrodomésticos de tamaño reducido, que se adaptan mejor a cocinas pequeñas. Lavavajillas, hornos y lavadoras de 40cm de ancho (en lugar de los 60cm convencionales) y frigoríficos mini para instalar bajo la encimera son buenos ejemplos.

43.

Pequeñas placas de cocción

Ten en cuenta que instalando una placa de solo dos fuegos o un módulo en formato dominó reducirás a la mitad el espacio destinado a la zona de cocción. Y esto te permitirá dejar libres 30 cm más de encimera para poder preparar los alimentos con comodidad.

44.

Módulos con puerta de persiana

Son muy útiles para ocultar los pequeños electrodomésticos –cafeteras, robots de cocina...– y no ocupar espacio sobre la encimera. Lo más práctico es que estos armarios estén equipados con enchufes, para tener los aparatos siempre listos para ser utilizados.

45.

Electrodomésticos polivalentes

Son buenos aliados de las cocinas pequeñas, puesto que con un solo aparato (y en la mitad de espacio que si tuvieras dos) cumples dos funciones. Es el caso de las lavadoras-secadoras, de los hornos con función de microondas o las campanas con luz incorporada.

46.

Panelados para que se disimulen

La nevera, el lavavajillas, la lavadora, la secadora... Si panelas los electrodomésticos con el mismo material del frontal de los armarios conseguirás que pasen inadvertidos y el efecto visual de la cocina será más limpio y amplio. Es un gasto que merece la pena.

47.

Lleva la vajilla al comedor

 A veces, el espacio en la cocina es tan reducido que no cabe todo. Sé práctica y marca tus prioridades. Si no quieres renunciar a la comodidad de tener lavavajillas, deberás liberar un armario. Una buena idea es guardar la vajilla en un mueble del comedor, junto con manteles y menaje del que puedas prescindir en la cocina. Ganarás espacio para los utensilios. 

48.

Colores vivos, en los accesorios

No renuncies a los colores vivos, pero resérvalos para los complementos como textiles, muebles auxiliares, relojes y pequeños electrodomésticos. Si te animas con una nevera con un color llamativo, tu cocina dará que hablar. Esta azul es de Smeg.

49.

Una grifería debajo de la ventana

 Si no tienes otra opción que colocar el fregadero bajo la ventana, no te preocupes. Existen griferías abatibles que se pueden reclinar hacia abajo para poder abrir la ventana. 

50.

Fregadero de un solo seno

Existen en el mercado infinidad de fregaderos de diferentes materiales y medidas y debes elegir el que más se adapte a tus necesidades. El ancho mínimo para que el fregadero sea práctico es de unos 20 cm. Pero lo ideal, si solo tienes un seno, es que mida al menos 50 cm, así te cabrá un accesorio escurridor en su interior. Proyecto de Asun Antó.

Pobres cocinas. ¡Qué culpa tendrán ellas de ser tan pequeñas! A ellas las pusieron ahí, les cedieron esos metros y sin rechistar han intentado hacerlo lo mejor posible. Por eso queremos echarles un cable con ideas que harán que parezcan mucho más grandes y sean aún más prácticas. Los hay muy sencillos y efectivos y otros ideales para cuando te decidas a reformar tu casa, aunque se trate de una reforma exprés.