3 /15

1.

Un gran salón que favorece la conversación

salon-con-televisor-00528751 O

Un salón grande permite muchas más licencias decorativas que uno pequeño. Puedes jugar más con la distribución y dejar que los muebles 'respiren'. En este salón, la interiorista Sandra Vergara aprovechó la arquitectura para delimitar la zona de los sofás, con una posición enfrentada que favorece la conversación. Incluso uno de los sofás actúa de límite del salón, dejando la trasera a la vista. 

Sofás a medida, de Deco Lur. Mesa de centro, de Taller de las Indias. Butaca de &Tradition. Banco, de Export Junk. Mesas auxiliares cuadradas, de HK Living, en La Maison. Mesa auxiliar, de Ehtnicraft, en La Maison. 

2.

Con dos ambientes

00499178

Cuando el salón es muy grande, es posible crear varios espacios. Por un lado el estar, con un sofá blanco con una mesa de madera y estructura de hierro negro, y un cómo rincón de lectura con una butaca con reposapiés y una imponente estantería a media altura. La clave para dar unidad es jugar con la misma combinación de colores. Así, el blanco actúa como base y, junto con el burdeos de cojines y plaids, hace de hilo conductor entre los ambientes.  

Sofá Grondlid, butaca, alfombras Adum y puf, de Ikea. Mesa de centro, de Mercader de Venecia. Mesa auxiliar, de Merc & Cía. Librería de teca, de India & Pacific. Mesa auxiliar redonda, de Little House.

3.

Aprovechando el ventanal

00522625 Salón con sofás azules y ventanales

Una gran idea de Asun Antó. Aquí delimitó la zona del estar con unos llamativos sofás tapizados en terciopelo de color azul petróleo y una butaca de fibras –tan en tendencia–. ¿Y qué hizo con la zona del ventanal? Creo otro estar alternativo, más informal y con un banco corrido a lo largo de la pared que, además, cuenta con asientos abatibles que esconden el almacenaje.   

Sofás de terciopelo, librería, mesa de centro y alfombra, en Coton et Bois. Butaca, de Ofelia Home Decor.

4.

Amoldándose a la planta

salon-tonos-crudos-y-naranjas-00535776 O

Este gran salón con enormes ventanales, se ha distribuido de manera que los sofás se adaptan a la planta de la estancia. Pero, para que no resulte demasiado vacío y frío, se ha dejado un pequeño pasillo por detrás de butacas y sofás. Una de las máximas al decorar un salón grande es evitar pegar los muebles a las paredes, dejando que las piezas 'respiren'.

Sofá de Eichholtz con cojines de La Maison. Butacas antiguas francesas. Alfombras de BSB. Espejo de El Rastro.

5.

Con ciertas licencias

00526558

En un salón pequeño, colocar un papel pintado con efecto textil como el de este gran salón resultaría agobiante. Pero en una estancia de techos altos y grandes ventanas, como este, el papel pintado se convierte en el protagonista. Después, la interiorista Marta Tobella, colocó un gran sofá y, bajo la ventana, para no impedir la entrada de la luz, planificó un banco de madera con cojines para hacerlo más cómodo.   

Sofás, de Atemporal. Mesa de centro y auxiliar, de Brucs, en Sacum. Lámparas de sobremesa, en pufs y estor, en Sacum. Papel pintado de yute, de Arte. Alfombre de Tine K Home.

6.

Con dos mesas

 FER3163b

En salones grandes, en los que hay varias butacas y sofás, una gran baza decorativa es instalar dos mesas de centro gemelas que den servicio a todos los asientos. Aquí, se han elegido dos elegantes mesas con estructura de madera, que garantiza la calidez, con sobre de cristal, que permite la circulación de la luz y no resultan cargantes en este salón clásico.   

Sofá, de El Corte Inglés. Las butacas, alfombra y puf redondo son de Gancedo. Las mesas de centro modelo Zoe, de Crisal.

7.

Con asientos en U

00533684 Acondiciona la chimenea, reviste de madera

Con los sofás dispuestos en forma de U no solo se potencia la conversación en el salón, sino que es una distribución cómoda y que cede el espacio al confort. Así, un gran sofá esquinero se erige en el centro, mientras que se ha planificado un banco de madera, que potencia el estilo rústico del espacio, al tiempo que no oculta las impresionantes vistas.

Sofá, modelo Pulse, de Joquer. Mesa de centro, de Brucs. Sillón, de Norman Copenhagen, en Marina&Co. Papel pintado, diseño de Marina&Co. 

8.

Dos salones en uno

00533286 Salón doble con lámpara de araña

Uno más íntimo y cómodo junto a la chimenea, conformado por dos butacas con reposapiés, y otro más social, con dos modernos sofás de forma curva. De hecho, estas líneas actuales del mobiliario contrastan con el clasicismo de otros elementos, como la lámpara, las molduras y las cortinas.     

Sofás tapizados con tela Alberta de Villanova. Mesas de centro, diseños de Lalzada. Mesa auxiliar, de Crisal. Lámparas, de Guadarte.

9.

Un salón rústico para toda la familia

00532311

Para que este salón no resultara frío y diera sensación de vacío, la decoradora Chari Manzano colocó el estar en medio de la estancia, sin pegar los muebles a la pared. De espaldas a la puerta se han colocado un par de butacas en lugar del sofá, más ligeras. Y se han elegido de una tonalidad clara, que sirve para restarle peso visual a las vigas. También las alfombras se han empleado para zonificar, delimitando el área de los sofás del resto de la estancia. 

Sofá y butacas, diseño de CHM Studio con tela de Yutes. Pufs, de Coton et Bois. Mesa de centro, de Azul Tierra. Escritorio, de La Europea. Librería, de Antic&Chic. 

10.

Un salón grande también puede apostar por el 'total white'

 MG 6877

Los tonos neutros y claros, como el blanco, son los más empleados en espacios pequeños. Pero en estancias de grandes dimensiones, como este salón, también funciona. La clave está en añadir elementos que suban la temperatura (las fibras naturales y la madera nunca fallan) y un gran cuadro que se convierta en el punto focal.    

Sofás y puf de Elisa Megía Interiores. Mesa de centro hecha a medida por Ramisa Projects. Alfombra de Zara Home. Butacas Safari de Carl Hansen. Lámparas compradas en Portugal.

11.

Sin tapar la luz

00531696

Lo mejor al decorar un salón grande son las ilimitadas posibilidades que ofrece y todo sin tapar la entrada de la luz. Aquí, la interiorista Pia Capdevila ha evitado poner ningún elemento frente a la ventana, colocando los sofás enfrentados. La paleta bicolor en gris y blanco dota al espacio de un halo elegante y sofisticado, aunque sin perder calidez gracias a los matices cálidos de los que presumen ambos colores.   

Sofás, de Home Spirit. Mesa de centro, de Becara. Mesas auxiliares, de Taller de las Indias. Pufs, de Sira Barcelona. Cuadro, de Merc&Cía. Alfombra, modelo Sweet, de Papiol. Cortinas confeccionadas con tela de Gancedo. 

12.

Alrededor de la chimenea

salon grande con chimenea y sofas enfrentados de color blanco 00533313

A este salón le sobra calidez, elegancia y estilazo. Dos sofás flanquean la chimenea, potenciando su presencia, y dos butacas cierran el conjunto y le dan unidad. Gracias a que sobran metros, se ha creado una especie de pasillo que facilita el acceso al exterior y se ha planificado una estantería de obra, que regala almacenaje. 

Sofás Färlow y alfombra, de IKEA. Butacas, de Crearte Collentions, en Coton et Bois. Mesa de centro, de Maisons du Monde. Lámpara dorada, de Carolina Blue. 

13.

Elementos que zonifican

00531258

Cuando el salón es muy grande y cuenta con varios espacios, un recurso muy empleado por los decoradores es utilizar ciertos elementos para zonificar. Aquí la alfombra delimita el área del estar, que se ve cerrado también por las lámparas de pie, el diseño TMM de Santa&Cole. Para dotarle de atemporalidad, los sofás se han elegido de un color beige que nunca pasa de moda. El punto de color se ha introducido mediante los cojines y plaids.   

Sofás Ralph, de Atemporal Home. Mesas de centro, de Ethnicraft. Butacas, de Taller de las Indias. Lámpara de pie, en Santa & Cole.

14.

Las molduras también zonifican

00531218 Salón con sofás de terciopelo, chimenea y espejo dorado

Además de las alfombras o las lámparas hay otros elementos que pueden ayudar a delimitar el estar en un salón grande. Ciertos elementos arquitectónicos, como las molduras del techo de este salón, ayudan a zonificar y delimitar visualmente.  

Sofás, de Ascensión Latorre. Mesa de centro y lámpara de sobremesa dorada, de Guáimaro. Mesa auxiliar octogonal, en Cidon. Consola, de Homes in Heaven. Pufs, de Becara. Mesa auxiliar de ratán, en Ofelia. Alfombra, de BSB. Cortinas, de Güell-Lamadrid. 

15.

Un gran salón abierto a la cocina

salon grande con sofas blancos y abierto a la cocina 00536012

Cuando el salón es grande y, además, está abierto a la cocina, la trasera del sofá puede actuar como separador de ambientes. Para evitar que el sofá se vea como un elemento muy pesado, elige un modelo con un respaldo bajo y reposabrazos que no sean muy anchos y de tonalidades claras, como el que ha colocado la interiorista Irma Aleu en este salón. 

Sofá y butacas Grönlid, de IKEA. Mesa de centro, de Maisons du Monde. Kilim, de BSB. Consola antigua, de Mercantic.. Mobiliario de cocina, de microcemento.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.