El almacenaje es una necesidad en cualquier espacio. También en el dormitorio. Más, si se comparte. Ropa, sábanas, mantas, libros, maletas... ¡Hay tantas cosas que guardar! Si no sabes dónde encontrar sitio extra en él, te gustaría aprovechar al máximo cada rincón y mantener el estilo impecable y ordenado de tu dormitorio, aquí tienes ingeniosas ideas de almacenaje. Paredes, mesillas de noche, camas o cabeceros son excelentes candidatos. Pero hay muchas más posibilidades. ¿Quieres descubrirlas?

3 /21

1.

Un cabecero con repisa

Dormitorio con cabecero de roble con mesitas de noche integradas

Dormitorio con cabecero de roble con mesitas de noche, diseño de Sacum.

El Mueble

Los cabeceros a medida que van de pared a pared son un buen recurso de almacenaje. Aprovecha la parte superior como repisa para colocar cuadros, libros o jarrones. Es lo que ha hecho en este cabecero de roble la interiorista Marta Tobella.

Además, ha creado una hornacina que sirve de mesilla de noche. Los apliques integrados evitan tener que poner lámparas de sobremesa liberando espacio.

2.

Una mesilla con cajones

Dormitorio con mesilla de noche y cuadros en la pared.

Dormitorio con cabecero, diseño de Calamita. Mesilla modelo Mario, de Crisal. Cuadros, en Mandrágora.

El Mueble

Si te gustan los dormitorios con mesillas de noche tradicionales, elige un modelo con cajones. Te ayudará a despejar espacio en armarios y podrás tener a mano la lencería, los libros de lectura, las gafas, los cargadores... Y guardar en ellos el móvil y el reloj de pulsera.

El Estudio Villarroel Torrico dispuso mesillas de noche idénticas, con tres cajones similares y uno más estrecho a cada lado de la cama. 

3.

Un banco a los pies de la cama

Dormitorio con cabecero de obra, cuadros y lámparas globo suspendidas.

Dormitorio con cabecero en DM lacado diseño de la decoradora. Papel pintado, de Caselio.

El Mueble

Al igual que puedes almacenar en el cabecero, puedes hacerlo a los pies de la cama. Los bancos en el dormitorio te sirven, además de para calzarte y descalzarte, para dejar la ropa del día siguiente, los cojines de encima de la cama o la bata.

Pia Capdevila eligió para este dormitorio un banco ligero tapizado en un gris suave, a juego con la alfombra. Un modelo lleno de estilo.

4.

Una cómoda como mesilla de noche

Dormitorio con cabecero de capitoné y cómoda como mesilla de noche.

Dormitorio con cómoda blanca a modo de mesilla de noche.

El Mueble

Equipar el dormitorio con una cómoda es una excelente idea de almacenaje extra. ¿Quieres matar dos pájaros de un tiro? Coloca una o dos cómodas, a modo de mesilla de noche. Así te ahorrarás un mueble. Fíjate en esta alta y estrecha ¡lo que puede almacenar en sus 7 cajones!  

5.

Baldas como mini librerías

Dormitorio con cabecero de obra y estantes flotantes.

Dormitorio con mesitas de noche, de Mercader de Venecia. Espejo, de IKEA.

El Mueble

Una idea genial para almacenar libros y mantener el orden es colocar unas baldas en el dormitorio. Estas blancas se han colocado a ambos lados del cabecero de obra. No las sobrecargues mucho para no saturar el espacio. ¿Un truco? Combina los libros con objetos decorativos, plantas  y cestas. 

6.

Un escritorio con armarios a los lados

Dormitorio con armario y escritorio junto ventana.

Dormitorio con mobiliario realizado a medida, por Marina & Co.

El Mueble

¿Quieres tener en tu dormitorio un mini despacho sin que te quite espacio? Pon un tablero bajo la ventana. Y en lugar de cajoneras a los lados que te impidan moverte, ficha la ingeniosa idea de Marina & Co: dos armarios a medida con cajones y baldas para guardar ropa o carpetas y archivadores, indistintamente. ¡Fantástico! 

7.

Una cómoda a los pies de la cama

Dormitorio con cómoda blanca y cuadro en la pared frente a la cama.

Dormitorio con cómoda realizada a medida. Cuadro y cortinas, en Sandra Vergara. Plantas, de Goya Floristas.

El Mueble

Si lo de poner la cómoda como mesilla de noche no te convence porque necesitas más espacio de almacenaje, pon un modelo a medida, a los pies de la cama o en un lateral.

Este modelo en blanco, elegido por Sandra Vergara Studio, cuenta con 6 amplios cajones. De diseño minimalista, se presenta sin tiradores Su apertura push lo hace más cómodo y actual. 

8.

Un armario tipo puente

Dormitorio con armario tipo puente

Dormitorio con armario, ropa de cama y cojines, de IKEA.

El Mueble

Como un gran cabecero que enmarca la cama, así son los armarios tipo puente, como el de la imagen. Y una idea genial para almacenar camisas, jerséis, abrigos y hasta zapatos o maletas. Ideal para espacios pequeños

9.

Un cabecero con fondo

Cabecero de madera con librerías a los lados.

Dormitorio con cabecero, de IKEA.

El Mueble

El cabecero, además de repisa, puede tener en su interior hueco para almacenar almohadas, mantas, sábanas o plaids. La interiorista Elena Eyre eligió este modelo de cabecero con baldas en sus laterales para guardar en ellas libros, bisutería o dispositivos electrónicos. ¡Simplemente, perfecto!

10.

Debajo de la cama

Canapé para guardar ropa bajo la cama.

Dormitorio con armario, ropa de cama y cojines, de IKEA.

El Mueble

Los edredones, las mantas, la ropa de otras temporadas ocupan mucho espacio a la hora de guardarlas. Una idea genial para hacerlo es en el canapé abatible de la cama. Elige uno elevable, como el de la imagen, que te permitirá tener toda la ropa de abrigo (o la de verano) bien ordenada. Métela en cajas o bolsas transpirables para que no cojan polvo.

11.

Un banco con capacidad interior

Banco con cajones para guardar a los pies de la cama.

Dormitorio con detalle del interior de un cajón en un banco a los pies de la cama.

El Mueble

¿Quieres más ideas geniales para almacenar en tu dormitorio? Coloca un banco a los pies de la cama con capacidad de almacenaje. En él podrás guardar los cojines de encima de la cama y al bajar la tapa nadie sabrá su contenido. 
 
En este dormitorio, Renova Solucions optó por colocar un banco con dos cajones para guardar camisetas, toallas y material deportivo.

12.

Unas mesas nido como mesillas de noche

Dormitorio mini con mesitas de noche pequeñas tipo nido negras.

Dormitorio con cabecero con tela de Casamance. Mesitas, de H&M Home. Cojines, de Filocolore,

El Mueble

Las mesas nido son una forma inteligente de añadir más almacenamiento sin ocupar mucho espacio. Pero ¿sabías que también puedes hacerte con mesitas de noche tipo nido? Así puedes ampliar las mesas cuando necesites una superficie donde poner algo, y volver a juntarlas cuando quieras liberar espacio en tu dormitorio.

En este dormitorio de la imagen, Sandra Vergara Studio ha puesto estas mesillas de nido negras que se extienden o comprimen, según necesidad.

13.

Unas sencillas cestas en el suelohbanc

Dormitorio grande con almacenamiento extra.

Dormitorio con cabecero de DM lacado y madera de roble, realizado a medida por Carpintería Jo Pa Álvarez.

El Mueble

Fíjate en este dormitorio porque cuenta con varias ideas geniales de almacenaje. El cabecero se ha extendido por ambos lados en forma de cómodas. El banco bajo la ventana tiene capacidad interior y, por si fuera poco, se han dispuesto dos cestas a los pies de la cama para guardar cojines y plaids. ¿Dispuesta a copiarlas?

14.

Una estantería ingeniosa en la pared

Dormitorio con estantería en pared.

Dormitorio con escritorio y banco, realizados a medida por Sandra Dachs.

El Mueble

Si a tus hijos les encanta leer, ¡enhorabuena! pero a veces las baldas no son suficientes para guardar todos los libros y cuentos que atesoran. La interiorista Sandra Dachs  sugiere dos ideas geniales en este dormitorio infantil. Meterlos en un banco con capacidad interior o bien aprovechar zonas muertas, como el lateral de una pared, transformándolo en una estantería extra súper práctica.

15.

Unas mesillas de noche diferentes

Dormitorio con molduras y mesillas de noche diferentes.

Dormitorio con cabecero, de Catalina House. Mesita de noche, de Merc & Cía. Cómoda pequeña, de Catalina House.

El Mueble

Cuando buscamos mesillas de noche para nuestro dormitorio, tendemos a elegirlas iguales, pero no tiene por qué ser así. Cada uno tenemos distintas necesidades de almacenaje. ¿Qué te parecería poner un modelo con cajones y otra más ligera? ¡Combínalas y ya verás cómo ganas con el cambio! 

Es lo que se ha hecho en este dormitorio de la imagen, colocar una cómoda pequeña a un lado y una mesita velador al otro. ¡Y todos contentos!

16.

Mesillas voladas para dormitorios mini

Mesilla volada para dormitorios mini.

Dormitorio con cabecero con mesita de noche, realizado a medida por Boyfe.

El Mueble

Los dormitorios pequeños también necesitan lugares de almacenamiento aunque aquí hay que agudizar más el ingenio. Una idea excelente son las mesillas voladas que aligeran el espacio. Como están elevadas, puedes aprovechar el espacio bajo la mesilla para colocar una cesta, por ejemplo

17.

Un zapatero bajo la ventana

Dormitorio con pared verde, mueble bajo la ventana y cabecero de madera.

Dormitorio con cajoneras, de Bárbara Serra, de Bäse Interiorismo.

El Mueble

¿Tienes más zapatos que Paris Hilton? Si necesitas un lugar concreto para guardarlos, copia esta idea genial: un mueble bajo la ventana como este te permitirá almacenar ¡hasta 32 pares! ¡Súper bonito y súper discreto! Lo ha diseñado la interiorista Bárbara Serra.

18.

Un canapé con cajones

Dormitorio con canapé con cajones.

Dormitorio con cómoda, de herencia. Cama de amacenaje, de Boyfe.

El Mueble

Otra idea genial para almacenar en el dormitorio es esta otra opción de canapé con cajones a un lado. ¡Tapizados como la estructura de la cama pasarán desapercibidos!

19.

Un baúl a los pies de la cama

Dormitorio con baúl a los pies de la cama.

Dormitorio con baúl de fibra, de Catalina House.

El Mueble

En lugar de colocar un banco con o sin almacenamiento a los pies de la cama, te sugerimos esta otra idea genial: un baúl de fibra. Y si es reciclado, mucho mejor. Así le das una segunda vida. Además de almacenar en su interior ropa de cama, su superficie te permitirá dejar plaids y libros.

20.

Un espejo perchero

Dormitorio con espejo y perchero, todo en uno.

Dormitorio con espejo de pie con perchero.

El Mueble

¡Cuánto te gusta mirarte al espejo antes de salir de casa y ver que estás impresionante! ¿Sabías que en él también puedes almacenar? Hay modelos de pie que en su trasera cuentan con un asa dónde colgar una camisa recién planchada, tu outfit del día siguiente o lo puesto en el día para que se airee.

21.

Un armario para ropa y algo más

Armario en dormitorio para ocultar la tele.

Dormitorio con armario empotrado y escritorio, de Taller de las Indias.

El Mueble

Los armarios en los dormitorios sirven principalmente para guardar ropa y maletas pero no únicamente eso. Solange Van Dorssen se las ingenió en este de la imagen para ocultar también en él la televisión. Al estar panelada, si abrimos el frente permite verla y si lo cerramos, se mimetiza con el resto del armario. ¿No te parece una idea genial?