8 /15

1.

Una cocina americana con mucha personalidad

cocina-pequena-abierta-con-office 00508557

El ser pequeña no le resta un ápice de estilo a esta cocina abierta a salón y comedor. Sus muebles se adaptan a un rincón irregular y combinan blanco y madera, un dúo infalible en pocos metros. La encimera se prolonga a modo de barra y las baldosas artesanales del antepecho en azul le dan mucha personalidad. 

Es un proyecto de Júlia Brunet Interiorisme con muebles de Sistema Midi. 

2.

Una cocina en un solo frente

00505173

Una pared era todo lo que tenía esta cocina para desplegar todas sus armas. Más que suficiente con una buena planificación. El equipo de Moser Mur Arquitectura apostó por el blanco para integrar la cocina al resto de decoración. Los electrodomésticos panelados disimulan su presencia y la nota de calidez viene de los estantes de madera abiertos. 

3.

Con el color como protagonista

00511453 O

El contraste de colores convierte a esta pequeña cocina en protagonista y eso que ella es blanca, pero las paredes en un intenso azul Bilbao la hacen destacar muchísimo. Los muebles y la encimera de cocina en blanco dibujan una L que acaba en una península que se ha dejado abierta a modo de barra de desayunos. Los taburetes en rojo son otra nota de color que atrapa todas las miradas.

Es un proyecto de Begoña Susaeta, de Sube Interiorismo

4.

Apoyada en una librería

00480645

Esta cocina es un gran ejemplo de cocina americana. La cocina no solo queda abierta al salón y al comedor, incluso lo está al recibidor. Y, además, dispone de un pequeño recoveco ya que aprovecha el espacio que hay entre la escalera y la librería que hace de separador de ambientes. Pero a pesar de todo, resulta muy práctica con almacenaje 'robado' a la escalera y una barra que es, en realidad, el comedor de la casa. Es pequeña pero resolutiva. 

Proyecto de Gema Ospital con muebles de Rimvara y taburetes de Pilma. 

5.

Una cocina de madera con todo en línea

cocina-abierta-con-muebles-de-madera-y-salpicadero-placa-de-metal-y-antepecho-de-cristal 483385

Aunque no lo parezca la cocina es una de las estancias más grandes de esta casa de, apenas, 60 m2. Todo lo necesario esta dispuesto en un único frente con muebles realizados con madera recuperada. Para no abigarrar mucho el espacio, se ha prescindido de armarios altos y se ha revestido la campana con las mismas lamas que la pared. 

Es un proyecto de Gabriela Conde con muebles de la carpintería Antonio Sánchez Olmos. 

6.

Todo en el mínimo espacio

cocina-con-office-con-mesa-recuperada-sillas-plegables-00443385  900x1200

En un hueco de unos 200 cm de ancho x 60 de fondo esta cocina tiene todo lo necesario en formato reducido. Con placa y electrodomésticos de ancho especial, esta cocina no pierde ni un ápice de estilo. Tiene un suelo de baldosas que la distingue del resto (a la vez que es práctico) y unas decorativas vitrinas acristaladas para guardar. Eso sí, los armarios llegan hasta el techo para aprovechar al máximo el espacio.

Es un proyecto de Carolina Verdugo con muebles lacados en blanco de MJ Figueroa. 

7.

Una cocina de hierro y madera

00507083

La propietaria de esta casa en Formentera quería una cocina abierta hecha con materiales de la zona, de ahí que combine hierro, en la isla que queda adosada al comedor, madera en los armarios de la cocina y piedra. La mesa del comedor tiene truco, está hecha con arena de la playa revestida de esparto. 

Proyecto de CGA Architects con decoración de Marta López.

8.

Todo al blanco

w00510119 O

Apostar por un total look blanco es una buena manera de integrar la cocina al resto de decoración. En este proyecto de Kökdeco la isla es, casi casi, la propia cocina ya que reúne la zona de aguas, la de cocción y la barra de desayunos. El frente de armarios que la enmarca es columna de hornos y almacenaje. 

Muebles diseño de Kökdeco realizados por Ébano. Taburetes de Ondarreta y encimeras de Corian y Neolith. 

 

9.

Una cocina americana rústica

Pequeña, luminosa y muy completa

Porque aunque las cocinas americanas son, a priori, más de ciudad también quedan genial en casas rústicas. La cocina tiene dos frentes en paralelo que quedan relacionados por un tabique de hierro y cristal. Una manera muy decorativa de dar cierta independencia a la cocina sin perder nada de luz. Sus muebles blancos y el suelo de mosaico contrastan y quedan genial rodeados de madera. 

Es un proyecto de Luderna Design

10.

Una mini cocina abierta

piso-dromliving-126 536802b0

A pesar de ser pequeña esta cocina ha apostado por el contraste entre blanco y negro para buscar su sitio en este piso. Está ubicada en paralelo al comedor pero cuenta con una práctica barra desayunos en la que todo el día pasan cosas. 

Es un proyecto de Dröm Living con muebles de Ebanistería Brañas. 

11.

Con una isla en dos alturas

cocina-abierta-al-comedor-con-lamparas-de-techo-00483287 1da06f8b 2000x1569

La isla de esta cocina abierta al comedor está pensada para los más pequeños de la casa. Su barra un poco más baja es para que ellos se puedan sentar cómodamente en sillas o taburetes a su altura. La cocina está decorada en los mismos tonos de la casa, blanco y crema, los mismos colores de su suelo que imita al mosaico hidráulico. 

Muebles de cocina de Blum y mesa y sillas de El Corte Inglés. 

12.

Adaptada a un espacio irregular

00469115 db6054d7 1499x2000

Como hacer un tetris, así fue el proyecto de esta cocina abierta al resto de la casa que ha tenido que adaptarse a esquinas y pilares. Los muebles son de roble lacado a medida y son un diseño de Àbag Studio. Para que la zona de fregadero y fogones no se viera desde el salón, ha ideado una puerta corredera de hierro y cristal texturizado. Así lo que luce más es la barra de madera en el extremo de la isla. 

Taburetes de Catalina House y Munnda. 

 

13.

Con un práctico pasaplatos

00483126

Aunque la cocina no queda abierta del todo, nos gusta la idea de crear un pasaplatos que puede variar su grado de apertura al resto de la casa gracias a una persiana motorizada. El pasaplatos tiene una barra integrada que es en realidad el comedor durante los meses más fríos (el resto del año usan el de la terraza). 

Es un proyecto de Cristina Pérez, de Thinking Home. Con taburetes de La Maison. 

14.

Luminosa en madera lavada

cocina-abierta-en-un-frente-y-comedor-00447254

Querían convertir una oscura casa de montaña en un hogar luminoso y joven. La clave para conseguirlo fue pintar la madera de blanco y apostar por tonalidades claras en el resto de la casa. En la cocina la madera lavada envuelve armarios y electrodomésticos para integrarla al máximo. Los armarios con tiradores tipo uñero todavía disimulan más su presencia. 

Es un proyecto de Era Carrola y Luderna Design

 

 

15.

Blanca, de aire nórdico

00462093 bc1909a7 1489x2000

La cocina de esta buhardilla se ha aliado con el blanco para rebajar la presencia de los armarios hasta el techo y llenase de luz. El contrapunto lo ponen la encimera de madera, que le da un toque nórdico, y los tiradores y detalles en negro. La zona de lavado, cocción y trabajo ocupa un único frente y la pared en perpendicular reúne el almacenaje. 

Es un proyecto de Paula Duarte con muebles de Azulejos Gala.