Manos a la obra

Las mejores reformas que puedes hacer en verano

Además de una reforma integral, hay intervenciones puntuales idóneas para esta época del año. Te contamos cuáles debes plantearte y los motivos

salon-reforma-de-verano-00531444 O

Muchos profesionales coinciden: el verano es la mejor época del año para realizar reformas en casa. Y esto responde a varios condicionantes ligados a esta estación. Así que como estamos en verano… ¡Nos centramos en las obras! Y te lo detallamos todo para que te animes tú también con una. Te contamos por qué es un buen momento y cuáles son esas reformas que debes plantearte.

¿Cuánto cuesta una reforma integral?

REFORMAS

¿Cuánto cuesta una reforma integral?

¿Cuáles son las mejores reformas para hacer en verano?

Vamos a hacer un repaso de las reformas puntuales más habituales que se hacen en verano y de las mejores para acometer en esta estación, relacionadas generalmente con el clima o porque son reformas relacionadas con el invierno. Y detallamos las intervenciones puntuales porque, las reformas integrales también son una buena opción en verano por todo lo expuesto.

Vas a ver que muchas reformas puntuales están relacionadas con la estación siguiente, el otoño-invierno. Y es que las reformas del jardín, la construcción de una piscina o la renovación de un patio -aunque pueden hacerse en verano-, se afrontan en mayo-junio (primavera), de manera que estén los espacios listos para disfrutar con la llegada del buen tiempo.

salon-refomra-de-verano-00531417

1. Reformar la cocina

Esta estancia se usa a diario así que quedarse sin cocina es un incordio. Reformar la cocina trabajando o con niños en el colegio es difícil estar sin ella durante varios días. En verano puede que no estés, los niños no tienen colegio y, si estás en casa durante las obras, es más fácil apañarse con algún plato rápido y frío. Si tienes jardín, puedes preparar allí una barbacoa, algo en la plancha eléctrica o ensaladas.

cocina-con-ventanal-abierto-al-patio-00522494

2. Abrir la cocina al salón-comedor

Tirar un tabique. Porque es una reforma rápida que no llevará mucho tiempo y que te permitirá disfrutar desde este verano de un espacio más amplio y comunicado. Los materiales secan antes.

3. Reformar EL BAÑO

Estar sin baño es complicado. A no ser que haya dos en la vivienda. Si tu casa tiene varios, puede que incluso aproveches para hacer reforma en los baños. En verano, si tienes un jardín, podrías incluso ducharte fuera. Estar sin baño si estás en una segunda residencia de vacaciones, también es más llevadero. Y lo mismo ocurre por los horarios y la ausencia de las rutinas que tenemos durante el curso escolar.

00515125

4. Instalar nuevas ventanas

Es una de las mejores reformas para realizar en verano. El frío es incómodo para estar sin ventanas en casa. Además puede haber viento y lluvia. Así que en verano, con un clima más favorable, es posible estar en casa mientras se cambian las ventanas.

salon-con-mini-escritorio-00531749 O

5. Pintar la casa

Es otra de esas reformas sencillas, pero que dejan la casa como nueva. Y es de las mejores para acometer en verano. La pintura seca más rápido y las ventanas pueden estar abiertas durante todo el día, incluso la noche, para que el olor no se concentre en el interior.

00342792

6. Reparar el tejado

En verano hay menos lluvias. Así que es el mejor momento para realizar la obra del tejado que llevas postergando. Reparar y renovar. Esta tarea hará que parte de la vivienda quede al descubierto. Se suele colocar una lona mientras duran las obras. Pero si no hay lluvias todo avanza más rápido y hay menos riesgo de que se estropee el interior.

7. Reformas relacionadas con humedades

El verano es el mejor momento para realizar cualquier intervención relacionada con las humedades. En verano suelen quedar completamente secas, la mejor situación para arreglar la zona.

7 reformas geniales con presupuesto (y fotos de cómo estaban antes)

INSPÍRATE

7 reformas geniales con presupuesto (y fotos de cómo estaban antes)

8. Cambio del sistema de calefacción y la caldera

Esta es una de esas obras que se hace en verano para tener listo el sistema al llegar el invierno y con él el momento de encender la calefacción. Cambiar el sistema en sí o los radiadores o la caldera. Aún estando en casa, se suele usar mucho menos el agua caliente. Lo mismo ocurre con la instalación de una chimenea, el verano es el mejor momento para realizar la obra.

Salón de un piso pequeño con sillones y espejo 00492049

Motivos por los que el verano es un buen momento para reformar

Llegados los meses de buen tiempo, las empresas de reformas ven cómo aumenta la contratación de determinados trabajos. Si bien este año está siendo especialmente bueno, tras la pandemia, en el mundo de las reformas; los veranos son temporada alta para algunas obras en concreto. Te damos todas las claves sobre los precios de una reforma integral.

Tras la pandemia y el tiempo pasado en casa, se han disparado los trabajos de este tipo para acondicionar el espacio en el que vivimos y hacerlo más cómodo. Y en verano, los motivos que hacen que sea aún mayor la demanda son:

  • Las vacaciones. Muchas familias tienen vacaciones largas en verano y esto hace que se tenga más tiempo para dedicar a la supervisión y que se pueda uno desplazar a otra casa para vivir en ella durante el tiempo que dura la reforma. Eso sí, o contratas un servicio especial para que una persona responsable de la supervisión te envíe cada cierto tiempo un informe con el avance de las obras; o deberás tener previsto que, aunque te desplaces a una segunda residencia, habrás de pasar por la obra para ver avances y detalles.
  • Los niños no tienen colegio. Una reforma integral altera la vida familiar por completo. Y según qué tipo de reforma más pequeña también incordia la dinámica en horarios. Así que sin tener que atender una obra y las tareas extraescolares, todo es más fácil.
  • En verano los días son más largos. Hay más horas de sol, lo que agradecen los obreros que llevan a cabo la obra. Si hay que trabajar en zonas sin luz eléctrica, esto es fundamental.
  • El clima cálido también favorece los trabajos de la reforma. Hay menos humedad. Algunos trabajos secarán rápidamente y así estarán listos antes. Tener las ventanas abiertas favorece la ventilación.
  • Si la obra se realiza en exterior hay que buscar un equilibrio. Es decir, se agradece el buen tiempo porque con lluvia no se puede trabajar; pero sin que llegue a hacer excesivo calor para que no se sequen los materiales excesivamente rápido y sea posible trabajar al aire libre.
  • Se molesta menos a los vecinos porque estos también pueden estar fuera por vacaciones.
comedor exterior con sillas de bambu y lampara de fibras 00522869

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?