Ana y Fran son arquitectos. Y esta, su casa, su nidito, fue su primera obra juntos. "¡Es muy nuestra!", nos dicen. Y sin duda así lo sienten, pues aquí donde la vemos, fresquita y luminosa, superagradable, no tenía nada que ver con lo que es hoy. ¿Quieres ver el resultado? ¡Entremos!

16 /17

1.

Un ático con miles de posibilidades

Salón distribuido en L con comedor.

Sofás diseño de los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar, tapizados con tela de Güell-Lamadrid. Alfombra, de Ikea. Aparador, en Estudio Restauración.

El Mueble

"Mi madre encontró el ático hace unos 5 años, lo compramos y lo arreglamos. El espacio ya era precioso, con luz, dos terrazas, ventanas con porticones de la época... Tenía seis metros de altura, con cubierta a cuatro aguas, pero estaba totalmente a reformar, sin agua, sin aislar. No era habitable y no tenía acceso a las terrazas, pues anteriormente no habían pertenecido al piso", nos resume Ana. Por suerte ellos tenían oficio y la ilusión de la casa propia y se arremangaron para hacer una casa a su medida.

2.

Como un lienzo en blanco

Salón con cocina acristralada y barra de desayunos en el pasaplatos

Sofá, diseño de los propietarios, tapizado con telas de Güell-Lamadrid. Mobiliario de cocina, de Bulthaup.

El Mueble.

"Antes de la reforma, la casa era como un lienzo en blanco, no tenía ventanas en dos de sus caras, ni la doble altura, ni acabados (suelos, paredes...), ni baños, ni nada". Así quedó tras la reforma de los arquitectos Fran Mengíbar y Ana Blanco, un matrimonio que también comparte estudio. 

3.

¿La cocina? ¡Abierta!

Cocina con cerramiento acristalado blanco.

Cerramiento acristalado, diseño de Ana Blanco y Fran Mengíbar.

El Mueble

A Ana y a Fran les gustaba la idea de una cocina abierta, para dejar toda la zona de comedor, salón, entrada y cocina unidos visualmente, pero les asustaban los humos y los olores. "Como nos encanta cocinar, se nos ocurrió la solución de ventanas con guillotinas", explica Ana. En la isla dejaron hueco para los taburetes y para poder comer en la barra. 

4.

¿Abierta o cerrada?

Cocina blanca con cerramiento de cristal.

Campana, de Guttman. Fuegos, de Neff. Cerramiento, de Carpintería J.Micó.

El Mueble

¡Según la ocasión! "Estamos encantados con la cocina, realmente nos ha funcionado esta solución de tenerla integrada", cuenta la pareja.

5.

Como una pecera

Cocina abierta con puerta corredera de cristal y campana de acero inoxidable.

Mobiliario, de Bulthaup. Campana, de Gutman. Zona de fuegos, de Neff.

El Mueble

La cocina se ubica en medio de la planta baja de este dúplex y, aunque cerrada debido a las paredes con paneles de cristal –que pueden abrirse y cerrarse al gusto–, su efecto es el contrario. Por uno de los lados, el que se ve en la imagen, tiene acceso al comedor. Por el otro, en la pared donde se ubica el almacenaje y los armarios panelados, hay otro acceso que coincide con la entrada a la casa. 

6.

El plano de la cocina

Plano de una cocina acristalada.

Plano de una cocina acristalada.

El Mueble

Para evitar el ruido visual, así como conseguir que la cocina resultara ligera y espaciosa, se prescindió de los armarios altos a ambos lados de la cocina. Entonces, ¿Dónde está el almacenaje? Los arquitectos lo planificaron en una de las paredes estrechas de la cocina. Con armarios hasta el techo, blancos como el resto del mobiliario y sin tiradores, para potenciar esa imagen más limpia. 

7.

La entrada a la casa

Recibidor con buró de madera a modo de consola.

Recibidor con buró de madera a modo de consola.

El Mueble

Además de utilizar el blanco como hilo conductor por toda la casa, los arquitectos quisieron dar carácter y sumar calidez mediante piezas cuidadosamente seleccionadas. Un ejemplo es este buró que hace las veces de consola en el recibidor.  

8.

¡Qué buena mezcla!

Salón con sofá blanco y comedor detrás.

Banqueta-mesa de centro, de un anticuario de Begur. Mesa auxiliar, de Becara.

El Mueble

Pintaron de un blanco cálido y se decidieron por una decoración "que transmitiera frescura, con mucha luz y verde en el exterior". El estilo es relajado, con fundas en los sofás y el contraste de algunas piezas de anticuario. Joven, agradable, nada recargada... ¡ha quedado perfecta para una pareja que empieza!

9.

El comedor

Comedor con mesa redonda y sillas de mimbre

Aparador, bandeja y jarrón con flores, de Estudio Restauración. Lámpara, de Carina Casanovas.

El Mueble

En el comedor se aprecia esa mezcla que buscaban. Por un lado, la lámpara de araña y el aparador contrastan con el dinamismo que ofrece la mesa de comedor redonda, así como con la claidez de las sillas de mimbre.

Huyendo un poco del blanco puro, el piso se pintó de un tono blanco cálido, más luminoso. 

10.

¿Salimos?

Salón con chimenea y acceso a la terraza.

Alfombra de sisal, de Ikea. Espejo en la chimenea, de Carina Casanovas. Lámpara cesta, de Santa&Cole.

El Mueble

El salón da a la terraza, uno de los sitios favoritos de los arquitectos. Y es que este espacio es uno de los más increíbles del piso. De hecho, antes de la reforma no había ni acceso a ellas, ya que no formaban parte de la casa. "Las ventanas que dan a la terraza y las puertas interiores de la casa las recuperamos de una casa antigua, queríamos que mantuviesen la esencia de la época del piso", explica la pareja.

11.

¡Qué suerte de terrazas!

Terraza con paneles de madera y sofás con estructura de madera y asientos en blanco.

Sofás, de Maisons du Monde, y cojines, de La Maison. Alfombra, de Ikea.

El Mueble

Hasta antes de la reforma, el piso "no era habitable y no tenía acceso a las terrazas, pues anteriormente no habían pertenecido al piso", nos cuenta. Para hacerla más cálida, colocaron paneles de madera en la separación con la terraza contigua, ganando, además, privacidad. 

12.

Hoy comemos fuera

Terraza con comedor exterior.

Mesa, un diseño de Ana y Fran. Sillas y jardineras, de Estudio Restauración. Mantel de lino y cojines, de Catalina House.

El Mueble

La terraza "amplía mucho el interior de la vivienda, el suelo de madera, la vegetación... queríamos espacios para estar a gusto", comentan. 

13.

Hasta el último centímetro

Salón con cerramiento acristalado y escaleras.

Tumbona junto a la librería, de Affari. Librería, escaleras y puertas, obra de Carpintería J.Micó.

El Mueble

Fran y Ana aprovecharon cada rincón. "El techo, al caer en picado, tiene zonas en las que no cabes de pie, todas las hemos aprovechado al máximo, ya sea para instalaciones o para almacenaje, ¡todas las partes bajas se usan en esta casa! La escalera por ejemplo, tiene debajo un armario por el lado del recibidor y una librería por el lado del salón. ¡Tres usos en una pieza!"

14.

¿Subimos?

Dormitorio con techos abuhardillados y todo en blanco.

Puf, de Matèria. Alfombra, de Calma House. Techos machihembrados y cajoneras integradas, de Carpintería J.Micó.

El Mueble

Arriba está el dormitorio. Es abuhardillado, blanco y con espacio para almacenar, ¡muy recogidito y relajante! Para conseguir que la luz viajara libremente por toda la casa, la pared que da a las escaleras cuenta también con una ventana de cristal, similar a las guillotinadas de la cocina que hay en el piso inferior. 

15.

Muy blanquito

Dormitorio con cómoda empotrada.

Cómoda empotrada, realizada por Carpintería J. Micó.

El Mueble

El techo abuhardillado se revistió con l��minas de madera machihembradas en blanco, que dan calidez y crean un efecto luminoso. "Hicimos el altillo reforzando toda la cubierta y ganamos casi el doble de metros, abrimos ventanas abuhardilladas en cada habitación en la planta de arriba, y aislamos la cubierta", explica Ana. 

16.

De oscura a luminosa

Baño con techo abuhardillado con ventana.

Mueble de baño, a medida. Techo revestido con láminas de madera de color blanco.

El Mueble

El ático no tenía ventanas en la parte alta, que los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar aprovecharon para crear una segunda planta. ¿Su solución? Abrir ventanas abuhardilladas ¡también en el baño!

17.

Con mucha luz

Dormitorio infantil abuhardillado.

Cama de obra realizada a medida.

El Mueble

Este es el dormitorio infantil, con la cama ubicada bajo el techo abuhardillado y con la cama con estructura de obra. ¡Esta casa es una caja de sorpresas!

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en El Mueble, suscríbete a nuestra newsletter.