Ranúnculos

Para disfrutar de flores espectaculares y de vivos colores toda la primavera

Ranúnculos

Ranúnculos

Nombre científico: Ranunculus (asiaticus, gramineus, aconitifolius, bulbosus)

Nombre común: Ranúnculos, francesillas o marimoñas

Tamaño: de 20 a 60 cm

Nivel de dificultad: medio

RIEGO

Moderado

LUZ

Semisombra

Si quieres pintar de colores intensos tu balcón, terraza o jardín que no falten los ranúnculos, una planta bulbosa perenne procedente de Asia y del este del Mediterráneo.

Su flores son rosas, amarillas, naranjas, violeta, blancas o rojas y por sus delicados y envolventes pétalos se parecen a algunos tipos de rosa. ¡Son muy elegantes y están de moda!

Además de dar color a tu exterior, esta planta de tallos largos te permitirá hacer fantásticos ramilletes con sus flores para alegrar el interior de tu casa.

Los ranúnculos y la luz

El mejor truco para que den más flores es mantenerlos a resguardo de la luz intensa del sol, sobre todo en climas muy cálidos. Es aconsejable una exposición solo a primera hora del día.

Busca para ellos siempre una luz tamizada, excepto en los días más fríos, que puedes ponerlos a pleno sol porque es más tenue.

Cómo regar los ranúnculos

Realiza un riego abundante al principio de su plantación, pero moderado después de la primera semana. Mantén el suelo húmedo, pero sin encharcamientos.
No les gusta nada la tierra arcillosa. Si quieres flores frescas y lozanas, ponlos en sustratos ricos y arenosos.

Consejos para cuidar los ranúnculos

  • El mejor truco para que den más flores es mantenerlos a resguardo de la luz intensa del sol, sobre todo en climas muy cálidos. Es aconsejable una exposición solo a primera hora del día. Busca para ellos siempre una luz tamizada, excepto en los días más fríos, que puedes ponerlos a pleno sol porque es más tenue.
  • Realiza un riego abundante al principio de su plantación, pero moderado después de la primera semana. Mantén el suelo húmedo, pero sin encharcamientos.
  • No les gusta nada la tierra arcillosa. Si quieres flores frescas y lozanas, ponlos en sustratos ricos y arenosos.
  • Durante la temporada invernal, no los podes ni los riegues. Deja que los bulbos reposen.
  • Ten mucho cuidado con tus mascotas: la flor es tóxica para ellas.   

EL ranúnculo en la decoración

  • Con sus delicadas flores, avivará cualquier rincón. Busca fondos de pared o muebles neutros para que destaque su colorido floral.
  • Haz ramos que decoren el salón o la mesa del comedor. Para ello, corta el tallo por la base limpiamente, con una herramienta bien afilada. Realízalo por la mañana temprano, antes de que se abra el capullo, y te aguantarán mucho tiempo. Retira las hojas inferiores para que no pudran el agua.
  • Su flor es tan bonita que un sencillo jarrón de cristal potencia su delicadeza. Pero si te gusta arriesgar y dar un estallido de color a tu decoración, utiliza jarrones de tonos que contrasten, como turquesa, azul o verde intenso. Otra opción es acogerlos en jarrones con motivos florales. ¡Flores naturales y flores pintadas! Es resultado es muy primaveral.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?