11 /15

1.

¿Cómo organizarte para preparar bien los tuppers?

El mejor truco es preparar la comida el día antes y para varios días. Al menos dos. Come lo mismo que prepares el lunes y el miércoles y cambia de plato para el martes y el jueves. Otra opción la cocina el línea o batch cooking.

2.

Planificadores de menús: grandes aliados

¡No hagas pereza ni un drama! Es fácil con organización. Piensa en un menú sano y realista. Imprímelo y tenlo en un lugar visible en la cocina. ¿Un consejo? Descarga plantillas de planificadores de menús como este de Mr. Wonderful: prácticos y la mar de chulos.

3.

Importante: come de tupper, pero come bien

Pinterest/Cocinandosabores

La comida tienes que llevarla en uno o dos tupper o tarteras como máximo. Nada de coger las sobras directamente de la nevera. El tupper tiene que estar preparado especialmente para llevarte la comida. ¿Tienes en el trabajo platos en los que echarla o calentarás en tu propia tartera?

4.

Mejor comidas ligeras para que la digestión sea un trámite agradable

Olvídate del cocido o de las fabes, mejor en fin de semana porque el sueño se apoderará de ti mientras tu estómago digiere el homenaje. Piensa más en legumbres en ensalada o en un guiso ligero de garbanzos o judías con verduras. 

5.

Deja los aliños para el final

Littlespicejar

Llévatelos en un bote y añádelos al plato en el último momento para que esté comestible.

6.

Un ingrediente, varios platos

Las ensaladas no son solo de lechuga. Puedes añadirle pasta y aprovechar para cocer más y convertirla en otro plato. Además, se puede aliñar con vinagretas, pero también se prepara de muchas formas con otras salsas o condimentos. Así que si cueces pasta tendrás varios platos con la misma base.

7.

Más ideas para menús fríos

También las legumbres se pueden preparar en frío tipo ensalada, salteadas con verduras o como acompañamiento para un filete. Con el arroz o quinoa pasa lo mismo. Cremas y sopas te darán un primer plato completo al que puede seguir el segundo que quieras.

8.

Un bocadillo para comer ¿por qué no?

Un sándwich rico también es una completa comida, ideal para el viernes. Échale imaginación. Nada de solo jamón y queso, añádele lechuga, carne, verduras... Hasta este tipo de comida es mejor llevarla en un recipiente, así ahorras en gasto de papel de aluminio o plástico (¡sí a los residuos cero!).

9.

Elige un buen tupper o fiambrera

Y tan importante como el menú es la tartera, que se convertirá en tu plato a diario cuando comas en la oficina. Elige un buen tupper y mantenenlo limpio y en perfectas condiciones para que la comida no coja olores ni sabores ni se salga. Así que tarteras, tuppers y termos tienen un papel primoridal. 

10.

Hay tuppers de muchos tipos, materiales y tamaños

Monbento

Debes escoger aquel que mejor se adapta a la cantidad de comida que habitualmente lleves. Ni muy grande ni pequeño. Los hay compartimentados para que no se mezclen los alimentos y otros incorporan botes para los aliños e incluso cubiertos.

11.

Los tuppers de cristal son más higiénicos

Si son de plástico, que al final resultan menos pesados y más resistentes a los golpes, elige modelos libres de bisfenol A, un químico industrial. Los productos libres de este compuesto se pueden usar repetidamente y calentar en microondas sin riesgo para la salud. 

12.

Más ventajas del tupper de cristal

Puedes comer directamente en él mientras que en el de plástico, si vas a usar cuchillo, no es conveniente ya que arañarás la superficie y ahí se pueden acumular bacterias.

13.

Los botes están de moda

Si no tienes tupper de cristal u ¡horror! los tienes todos en el lavajillas puedes usar un bote hermético como este. Además, esta presentación es tendencia: muchas empresas de catering que llevan la comida al trabajo lo hacen en botes y recipientes como estos. 

14.

Come caliente

Puede que no tengas microondas en el trabajo para calentar la comida, pero no renuncies a un bocado caliente. Los termos te pueden ayudar, tanto para que la sopa o crema llegue templada a la hora de la comida como para llevarte el café o la infusión bien caliente al trabajo. 

15.

Clave: organizar bien la nevera

Si comes cada día de tupper en la oficina es muy importante que tengas la nevera bien ordenada y organizada para disponer del rincón reservado para ellos. Así te será más cómodo guardarlos y también cogerlos cada mañana, sin tener que apartar los puerros o los yogures para alcanzarlos.

¿Sabías que hay algunos alimentos que nos ayudan a mejorar el rendimiento físico e intelectual en el trabajo? Los que mejor van para este cometido son frutas frescas, verduras en crudo (ensalada completas), cereales, carne, frutos secos y chocolate.

Qué debes llevarte para comer sano a diario en la oficina

Alimentos que usamos a menudo en nuestra dieta o que deberíamos usar. Piensa en plato con una base de pasta, arroz, patata o legumbre, añade verdura cocida o cruda y algo de proteína animal o sucedáneo. Con esta idea hay miles de combinaciones saludables. Y si quieres platos que aporten energía, clica aquí.

Qué no debes llevarte si quieres comer sano en la oficina

Evita el extra de azúcar o grasa, comidas pesadas y tuppers demasiado llenos. Olvida la comida preparada si no es saludable. ¿Sabías que hay empresas que preparan un menú healthy para ti? ¡Sí! Encargas el menú y te lo sirven en la oficina.

Antes de echar la comida en el tupper o la tartera...

1. Deja que se enfríe. No guardes la comida en el tupper o tartera de plástico nada más cocinar. Así no se crearán manchas ni cogerán olor los recipientes.

2. Úntalo. Aplica una finísma capa de aceite en las paredes del tupper. Salsas y aliños fuertes no se impregnarán en las paredes y alargarás la vida de los recipientes.

Antes de echar la comida en el termo…

Precalienta el interior del termo con agua hirviendo, déjala reposar dentro 3 minutos, vacía y rellena con el líquido que también debe estar muy caliente.

Así conseguirás de 3 a 5 grados más en la bebida o sopa a lo largo del día. ¡Ah! Y antes de cerrar tu termo, deja que salga el vapor durante 15 segundos antes de colocar el tapón.

¿Cómo debe ser un buen termo?

Un buen termo tiene vacío en sus paredes, que es lo que garantiza que el líquido interior se mantenga caliente. Además, cuanto más estrecho y alto es el cuello exterior, donde enrosca el tapón, mejor se conserva el calor. Los termos bajos y anchos son para comida y también es posible mantenerla caliente.

¿Cuál es la mejor comida para llevar en tupper al trabajo?

  • Lo más importante es planificar, como hemos dicho, para comer rico y variado. El plato perfecto debe tener fruta, proteínas, verduras y hortalizas y cereales integrales.
  • Si la comida tiene colores vistosos, te apetecerá más.
  • Mide la comida en un plato antes de echarla al tupper cuando tengas dudas sobre la cantidad. En la tartera todo parece más pequeño y, sin embargo, es suficiente.