La búsqueda de la felicidad es todo un objetivo universal, y aunque a menudo pensamos en grandes logros o cambios radicales, a veces son los pequeños hábitos diarios en casa los que realmente marcan la diferencia. Uno de estos hábitos, sorprendentemente simple, pero muy efectivo, es la limpieza de casa.

"La limpieza saludable y equilibrada en nuestra vida diaria, no entrando en rituales
compulsivos de limpieza, nos permite regular nuestro estado emocional, y potenciarlo", aclara Pilar Conde, psicóloga y directora técnica de Clínicas Origen. Hoy, exploraremos cómo este sencillo hábito puede aliviar el estrés y contribuir a una vida más feliz, respaldado por la experiencia y conocimientos de la experta.

¿Cómo ayuda la limpieza a reducir el estrés? todo lo que debes saber

La limpieza es algo que se debe llevar a cabo siempre con el fin de mantener la casa en buenas condiciones de higiene y bienestar. Sin embargo, cuando se limpia más de la cuenta puede ser a veces por estrés. Seguramente te ha pasado alguna ocasión que tienes tanto estrés que necesitas tener la casa (aún más) ordenada o limpia de lo que está. 

Pues bien, este comportamiento de limpieza "como estrategia de afrontamiento puede tener varios significados", asegura Pilar. Uno de los principales tiene que ver con "la necesidad de ordenarnos de fuera hacia dentro. Primero ocuparse de lo que vemos de manera directa, y desde la tranquilidad del orden, gestionarnos de manera interna, ordenar nuestras necesidades emocionales".

Otro significado que ve claro Pilar es que podría deberse a "la necesidad de control, esto estaría asociado cuando los rituales asociados a la limpieza, la frecuencia y la duración son excesivos". 

¿La limpieza relaja?

Totalmente. Y en esto está de acuerdo también la experta. "El orden y limpieza saludable nos aporta paz mental y tranquilidad, nos ayuda a optimizar nuestro tiempo", asegura. Además, argumenta que mantener la casa bien organizada y limpia tiene "un impacto muy beneficioso en el ser humano". 

Objetos de limpieza

Productos de limpieza. 

iStock

Sin embargo, hay personas que no les relaja para nada y otras que sí. Una gran mayoría toma la limpieza como vía de escape para calmar la mente y organizarse de forma interna. Al final, es una actividad "de alto impacto sensorial, tanto visual, auditivo como olfativo, y esto también reporta bienestar".

¡Novedad! ¡Tenemos canal de WhatsApp! Sigue toda la información sobre decoración, orden, limpieza y todo lo relacionado con el hogar en el canal de El Mueble en WhatsApp

Una limpieza completa y sensorial

Si eres de los que suele limpiar cuando tiene estrés, una buena forma de acompañar esta práctica es con música y buenos aromas. Las fragancias aumentan el bienestar y reducen considerablemente el estrés. Al acabar la limpieza o durante y disfrutar de un aroma agradable puede mejorar la sensación de bienestar en casa. Algunos de los mejores aromas para atraer la calma son: 

  • Cítricos. Suelen ser aromas enérgicos y refrescantes que se utilizan muchísimo en primavera-verano. Son fragancias perfectas, para cocinas y baños.
  • Lavanda. Tiene un poder relajante, y, por lo tanto, es ideal para dormitorios y salones.
  • Menta. Es un aroma que no se usa tanto, pero que merece la pena probar porque es revitalizante y estimulante.
  • Eucalipto. Es otra fragancia ideal que refresca y purifica. Es perfecta para zonas como el baño o propensas a humedades.