¡Funciona!

Adiós zapatillas sucias: el trucazo definitivo para lavarlas en la lavadora y que no se estropeen

Has leído bien: si sigues paso a paso este truco casero, podrás meterlas en la lavadora, y te quedarán impecables. ¡Yo se estropearán con el movimiento del tambor!

Una funda de almohada vieja es todo lo que necesitarás para lavar tus zapatillas en la lavadora sin correr el riesgo de que se estropeen

Una funda de almohada vieja es todo lo que necesitarás para lavar tus zapatillas en la lavadora sin correr el riesgo de que se estropeen.

El Mueble

Las zapatillas es uno de los calzados que más usamos en nuestro día a día gracias a la comodidad que ofrecen y lo calentito que nos mantienen los pies durante los meses de invierno. Además, las zapatillas quedan bien con cualquier look, da igual que lleves falda, vestido o pantalón, pegan con todo. Pero igual que pegan con todo, también todo se les queda pegado. En otras palabras: se ensucian muy rápidamente.

Pero, por suerte, y por si no lo sabías, las zapatillas pueden meterse dentro de la lavadora para lavarlas. Aunque, eso sí, no vale meterlas de cualquier forma: están fabricadas en materiales muy delicados que, si no las proteges, pueden estropearse muy fácilmente con el movimiento continuo del tambor que hace que se choquen con las paredes de la lavadora. Para que no te pase esto, te traemos el truco de los trucos: meterlas en la funda de almohada vieja para protegerlas.

Cómo lavar las zapatillas en la lavadora usando una funda de almohada vieja

Para lavar tus zapatillas en la lavadora y asegurarte de que no se estropean con el movimiento continuo de la máquina durante el lavado, el truco está en meterlas dentro de una almohada vieja, o en una bolsa de malla, y seguir los siguientes pasos:

Detalle de libros y zapatillas en el suelo

Detalle de libros y zapatillas en el suelo.

El Mueble

 

  • Paso 1. Antes de nada, lo primero que debes hacer es preparar las zapatillas para el lavado. Para ello, quita las plantillas y los cordones. Las plantillas son más delicadas, pero los cordones puedes o bien lavarlos a mano o bien meterlos en una bolsita de tela para lavadora y ponerlos a lavar en el mismo lavado de las zapatillas.
  • Paso 2. Para este segundo paso, vas a necesitar una funda de almohada vieja, ya que la vas a usar como método de protección de tus zapatillas. Es decir, tienes que meter tus zapatillas en una funda de almohada vieja y cerrarla con cintas elásticas o ligas para que no se salgan de ella durante el lavado.
  • Paso 3. Las zapatillas son grandes y, además, están fabricadas en materiales duros, materiales que, aunque las metas dentro de la funda de almohada vieja, van a seguir haciendo ruido durante los lavados. Para reducir estos ruidos, puedes meter una toalla vieja en el interior de la lavadora. De esta forma, las zapatillas se golpearán menos veces con las paredes de la lavadora.
  • Paso 4. En este cuarto paso es el momento de echar el detergente de lavado en la cajetilla de la lavadora. Como los materiales de las zapatillas son delicados, asegúrate de usar un detergente que sea suave y evita, a toda costa, detergentes blanqueadores. 
  • Paso 5. A continuación, elige tu programa de lavado. En este caso, lo recomendable es programar un ciclo de lavado delicado y con agua fría. No uses agua caliente porque muchos materiales en los que están fabricados las zapatillas deportivas pueden deformarse con el calor.
  • Paso 6. Igual de importante que el lavado de tus zapatillas lo es también el secado. Cuando el ciclo haya terminado, debes buscar un buen sitio en casa donde poder dejarlas para que se sequen, pero, eso sí: no las pongas ni al sol directo, ni uses un secador de pelo para secarlas porque sus materiales pueden estropearse o decolorarse.
  • Paso 7. Como último consejo, si quieres que tus zapatillas mantengan su forma original, durante el proceso de secado mételes dentro papel de periódico.

Bolsa para lavar zapatillas de Brabantia

También puedes comprar una bolsa especial para lavar zapatillas en la lavadora, como esta de Brabantia.

Brabantia

Así que, ya sabes, si tienes una funda de almohada vieja, ¡no la tires! Guárdala en algún cajón cerca de la lavadora o en tu lavandería si tienes en casa porque te será muy útil para lavar tus zapatillas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?