Los mejores consejos

¡El calor también afecta a los perros! Te contamos cómo cuidar a tu mejor amigo en verano

Cuando llega el verano, los perros necesitan cuidados especiales, ya que el calor puede convertirse en su peor enemigo. ¡Te contamos todo lo que debes saber!

Perro en la playa.

Cuando llega el verano, los perros sufren especialmente, y es que el calor puede afectarles de múltiples formas, pero también hay otros factores que debes tener en cuenta y que te vamos a contar en esta guía de cuidados.

Elisa Kennemer/Unsplash

Perro en el mar sobre una canoa.

El verano es, para muchos, la estación más feliz del año, sobre todo por la llegada de las (esperadísimas) vacaciones. Mientras algunos aprovechan sus días libres para viajar con sus mascotas, otros prefieren quedarse en la ciudad y disfrutar de las calles vacías. Pero si hay algo que todos 'sufrimos' por igual en la temporada estival, es la subida monumental de las temperaturas, y la mayoría de los perros no suelen tolerarlo muy bien.

¿Qué cuidados necesita un perro en verano?

Antes de nada, es importante hablar de los efectos psicológicos del verano y las vacaciones en los perros. Como todas las mascotas, los perros tienen su propia rutina: están acostumbrados a su camita, a sus paseos diarios, etc. Así que llevarlos de viaje y sacarlos de su entorno habitual puede ocasionarles cierto grado de estrés. Y no, esto no significa que tengas que renunciar a llevar contigo a tu amigo de cuatro patas, simplemente has de tenerlo en cuenta para que el proceso se le haga más liviano.

Perro en el mar sobre una canoa.
Angelo Pantazis/Unsplash

La hidratación es imprescindible

Una buena hidratación es básica los 365 días del año, pero en verano, con las altas temperaturas, cobra aún más importancia. Además de llevar una botella especial para perros cuando lo saques de paseo, puedes ayudarlo a refrescarse metiendo algún juguete en la nevera y añadiendo hielos a su bebedero. Otro consejo, en caso de que haga mucho calor, es que le mojes la cabeza y el tronco, o que le pongas una toalla ligeramente húmeda.

¿Y qué pasa con la comida?

Si tu perro no quiere comer en verano (de manera puntual), o no tiene tanto apetito como de costumbre, no te asustes, es algo normal debido al calor. Para solucionarlo, se recomienda elegir un pienso más suculento que le abra el apetito con mayor facilidad. También existen helados para perros, y la posibilidad de darles frutas como manzanas, melones y sandías (sin semillas), fresas, plátanos o melocotones. Recuerda que todo esto no debe ser jamás la base de su alimentación, sino un pequeño complemento que lo ayude a alimentarse y refrescarse durante el verano.

Perro comiendo sandía.
Marek Szturc/Unsplash

Horas de paseo durante el verano

En esta época del año, lo ideal es sacar de paseo a los perros a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde, nunca al mediodía. Tampoco se recomienda sacarlos inmediatamente después de las comidas.

IMPORTANTE:vigila las almohadillas de sus patas, porque si el asfalto está especialmente caliente, pueden quemarse. Existe un truco para saber si la temperatura del suelo es o no adecuada, y consiste en colocar la mano sobre el asfalto durante 5 segundos. Si no aguantas los 5 segundos, el pavimento no es apto para las patas de tu perro.

Desparasitaciones: ¡importantísimas!

En los meses de verano, las garrapatas y las pulgas hacen su aparición estelar, pero también los mosquitos (ojito a la leishmaniasis). Es fundamental que tu perro tenga las desparasitaciones al día, así como un collar antipulgas que le ofrezca una protección extra. Eso sí, ten en cuenta que algunos collares pueden darle reacciones alérgicas. Si ves que la piel del cuello se le irrita, aclara el collar con agua, déjalo secar al sol y no se lo pongas hasta dentro de un par de días. Si cuando vuelvas a ponérselo, le da la misma reacción, no te quedará más remedio que cambiar de marca. En ese caso, lo mejor es que acudas directamente al veterinario.

Vigila los golpes de calor

Los ventiladores y el aire acondicionado son claves a la hora de bajar la temperatura corporal de los perros en verano. Asimismo, el ejercicio debe ser moderado para evitar sustos. Y jamás de los jamases dejes a tu perro encerrado en el coche, el desenlace podría ser fatal en cuestión de minutos.

Aseo de los perros en el verano

Los baños no solo sirven para mantener el pelaje de los perros limpio y brillante, también son excelentes para refrescarlos. Aunque no te recomendamos hacerlo más de 2 veces al mes.

  • Por otro lado, no olvides que el pelo les protege del sol, así que, mucho cuidado a la hora de cortárselo. ¡Sin pasarse!

¿A tu perro se le cae mucho el pelo en verano? Pues tenemos una buena noticia que darte, y es que se trata de algo muy común en esta época del año. La naturaleza es sabia, y cuando llega el calor, los perros pierden más pelo de lo normal para adaptarse al clima. No problem!

Perro en la playa.
Andre Tan/Unsplash

Como ves, los cuidados de los perros en verano son algo más intensos que en el resto del año, pero, sin duda, el esfuerzo merece la pena.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?