Escuela deco

Decorar no es poner muchas cosas

No caigas en el error de creer que decorar es llenar la casa de cosas. Para tener una casa bien decorada cada mueble y elemento debe estar justificado. ¡Te damos las claves para lograrlo!

No se trata de ponerse en modo minimalista, solo de saber que una casa bien decorada es la que tiene muebles proporcionados al espacio y a las necesidades de cada familiar. Abigarrar no es decorar, decorar es llenar tu casa de vida y estilo en su justa medida. ¡Estas son las 5 claves!

detalle-salon-sofa-cojines-00510462

salon con sofa rinconero blanco y alfombra de fibras 00507570_O

Un sofá grande mejor que muchos asientos

Es una máxima que no falla en pisos pequeños pero que se puede aplicar en cualquier casa. Para ganar asientos sin llenar en exceso el espacio lo ideal es elegir un sofá grande en lugar de dos pequeños. Si puedes aprovecha una esquina con un sofá rinconero que al quedar arrimado a la pared te ayudará a ganar sensación de espacio.

Y eso sí lo ideal para acertar es que apuestes por un sofá blanco o, en su defecto, en una tonalidad clara como gris o beige.

Y si aún así te faltan asientos piensa en muebles que te puedan dar servicio en otros espacios. Quizás una butacas que luego puedes usar en el comedor o un puf con sitio para guardar que también puedes usar como mesita.

rincon-de-salon-con-chaise-longue-y-mesa-auxiliar-junto-sofá-con-lampara-cesta-y-en-la-pared-estantes-flotantes 483284

Auxiliares sí, pero en su justa medida

Otro error habitual cuando los metros no abundan es abusar de los pequeños auxiliares para aprovechar cada rinconcito. Mesitas auxiliares entre cada asiento, cestos aquí y allá... Craso error, cuanto menos elementos tengas por en medio ganarás no solo espacio físico, también orden visual.

Ojo, no te decimos que no tengas auxiliares si los necesitas, pero entonces con una mesita junto al sofá y un cesto te bastan. No más. Entre estas 30 mesas auxiliares seguro que encuentras alguna perfecta para ti.

detalle-salon-sofa-cojines-00510462

No te pases con el número de cojines

Lo sabemos en El Mueble nos gustan los sofás llenos de cojines y las camas gustosas también con muchos cojines y varias capas de ropa. Es cierto, no hay nada más triste que un sofá desangelado. Pero entre poner cojines en el sofá y pasarse puede haber una delgada línea roja.

¿El secreto para acertar? Es muy sencillo, que los cojines no impidan que el sofá sea cómodo. Si para sentarte tienes que empezar a quitar unos cuantos cojines entonces es que sobran. Ni más ni menos. Y a la hora de combinarlos, asegúrate que quedan bien. Si mezclas lisos y estampados, por ejemplo, siempre deben tener algún color en común. Con estas 70 combinaciones de cojines para el sofá seguro que aciertas.

papel-pintado

También necesitas paredes vacías

Las paredes con vida son una seña de identidad de las casas de El Mueble. Nos gusta el papel pintado, las composiciones de cuadros, un espejo bien colocado... Al decorar con un elemento atractivo una pared o varias de tu casa, consigues un impacto decorativo que no tienes cuando todas las paredes están demasiado llenas.

Un papel pintado destaca un office, por ejemplo, si el resto de las paredes de la cocina están pintadas y lo mismo pasa con una composición de cuadros debe enmarcar una zona que quieres destacar o un mueble 'importante'.

Y lo espejos son imprescindibles para ganar luz, sensación de espacio y profundidad. Pero no abuses de ellos ya que puedes crear cierta confusión visual. Y no te olives siempre deben reflejar algún elemento atractivo.

Salón decorado en tonos rosa, blanco y mint 00451368

No mezcles más de tres colores

No hay nada como el color para darle personalidad y 'punch' a la decoración de tu casa, pero debes usarlo con sabiduría si no quieres que tu casa parezca sacada de un catálogo de pinturas. Lo ideal es que apuestes por un color o paleta y lo repitas en mayor o menor medida en cada una de las estancias de tu casa.

Y para decorar un espacio en concreto acuérdate de no mezclar más de tres colores: necesitas un color dominante, uno secundario y uno de acento. Si dudas repasa la regla de 60/30/10 para combinar colores con éxito.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?