¡Ommm!

El yoga para perros existe, se llama DOGA y es tendencia

El DOGA (la unión de los conceptos yoga+dog) es una práctica que fortalece el vínculo con tu mascota y que tiene un montón de beneficios para su salud

Sesión de yoga (DOGA) con perro.

Con el paso de los años, el yoga ha ido ganando fama (y adeptos), hasta convertirse en la práctica por excelencia de aquellas personas que buscan fortalecer su cuerpo y relajar su mente al mismo tiempo. No es de extrañar que, paralelamente, hayan surgido otras prácticas relacionadas con el yoga, como es el caso del DOGA. Pero, ¿qué significa la palabra DOGA?

La palabra DOGA nace de la unión yoga+dog, y aunque te cueste creerlo, no se trata de una clase de yoga al uso. "No imagines a tus perros realizando posturas extrañas, el DOGA consiste en compartir posturas basadas en el yoga y masajes adaptados para ellos", explica Patricia Guerrero, de Pat Educadora Canina. Suena bien, ¿verdad?

¿En qué consiste el DOGA?

"El objetivo del DOGA es que tanto perros como personas se relajen a través de posturas inspiradas en el yoga y aplicando técnicas de masaje para perros. No importa la edad, el tamaño o la raza del perro, lo que sí es fundamental es respetar el espacio y el ritmo de cada perro sin forzar".

¿Cómo enseñarle a tu perro a hacer yoga?

Para que tu perro se acostumbre a practicar DOGA contigo, lo primero que debes tener es paciencia. Es esencial ir de menos a más, y permitir a tu mascota que desarrolle su curiosidad respecto a las distintas asanas. Piensa que en algunas posturas, tu perro será un mero observador, pero en otras tendrás que ayudarlo a dar con la posición correcta.

Sesión de yoga (DOGA) con perro.
Karolina Grabowska/Pexels

¿Dónde es mejor practicar el DOGA?

"Lo mejor para empezar es hacerlo en casa. Lo ideal es crear un ambiente propicio a la relajación. Con luz tenue, música, aromaterapia...", cuenta Patricia. Para hacerlo, solo necesitas una esterilla. Si siempre usas la misma, tu perro nada más verla la asociará con la actividad. Para la educadora, con una sesión de unos 12 minutos de duración es más que suficiente.

¿Cuál es el mejor momento para hacer DOGA?

"El DOGA es una manera fantástica de volver a la calma después de un paseo o estar un rato jugando. Porque a veces los perros pasan de 100 a 0. El DOGA ayuda al perro volver a la calma física y mentalmente porque une elementos que llevan a la tranquilidad, como masajes, estiramientos y caricias".

w00348862 O

¿QUÉ NO ES DOGA?

"El DOGA no es un entrenamiento ni una sesión de masaje fisioterapéutico. Tampoco es rehabilitación ni una terapia para mejorar una lesión. Son masajes superficiales que buscan que disfrutéis tú y tu perro de las caricias y que os relajéis juntos".

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DEL DOGA?

El DOGA es muy recomendable para reforzar la musculatura de los perros, lo que los ayuda a prevenir lesiones. Mejora la circulación, les ayuda a socializarse, aprenden a disfrutar de las caricias y es una manera de explorar a nuestro perro asiduamente. Además, es un buen ejercicio para perros de todas las edades y tamaños, no solo para perros pequeños. A los cachorros les acostumbra al contacto, a los jóvenes les da calma y a los mayores les permite ejercitar sus músculos.

Una sesión de DOGA paso a paso: primero, los masajes

Como muestra Patricia Guerrero con su perra Vespa, lo primero que se hace en una sesión de DOGA son masajes. "Masajes de relajación sin hacer daño, muy suaves y respetando el movimiento natural del perro. Siempre de abajo hacia arriba, en dirección del corazón", expone.

Sesión de DOGA con la educadora canina Patricia Guerrero.
www.pateducadoracanina.com

Después, posturas basadas en el yoga

"En algunas posturas tú serás protagonista, y en otras lo será tu perro. Son posturas adaptadas para ellos que buscan que, progresivamente, perro y persona compartan esta disciplina". Y nada de posturas complicadas ni forzadas, el perro siempre debe sentirse cómodo, por lo que es muy importante entender el lenguaje canino. "El DOGA no es poner al perro en una postura de yoga con calzador", añade Patricia.

Sesión de DOGA con la educadora canina Patricia Guerrero.
www.pateducadoracanina.com

A continuación, estiramientos

Es muy importante que tu perro estire la musculatura, no solo haciendo DOGA, también en general, ya que puede evitar que sufra lesiones, contracturas y hasta agujetas. Por eso Patricia siempre incluye estiramientos básicos para que el perro no sienta ninguna molestia.

Sesión de DOGA con la educadora canina Patricia Guerrero.
www.pateducadoracanina.com

Y para acabar, relajación

"El mejor momento de la sesión. Aquí nos tumbamos y vamos tocando y haciendo caricias al perro para que se relaje". Todo el proceso tiene como objetivo estrechar el vínculo que tienes con tu perro y dedicarle unos minutos al día.

Sesión de DOGA con la educadora canina Patricia Guerrero.
www.pateducadoracanina.com

Ya has visto que practicar DOGA tiene muchos beneficios para tu perro, pero también para ti. Se atribuye la creación de esta variante del yoga para perros a la profesora neoyorquina de yoga Suzi Teiltelman. Lo hizo después de comprobar cómo el suyo se relajaba durante sus clases de yoga.

Patricia Guerrero, precisamente se formó con Teiltelman para convertirse en instructora de DOGA. Aunque desde que empezó ha creado su propia manera. "Uso masajes de diferentes tipos, he incorporado estiramientos que se realizan a perros deportistas, ejercicios para ejercitar el sentido de la propiocepción…".

Si quieres repasar los conceptos básicos del DOGA, esta ilustración (de Mónica Custodio) te los resume:

pat-infografia-doga

Y si también quieres ver cómo es una sesión de DOGA, Patricia te lo enseña. Si necesitas más información o incluso apuntarte alguno de sus cursos online, entra en: www.pateducadoracanina.com

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?