4 /11

1.

¿Cuáles son las principales técnicas para pintar un mueble?

 La verdad es que con un simple "pintado y encerado" un mueble puede gozar de un cambio espectacular. Dependiendo del estado de la pieza, no hará falta más. Lo más importante es escoger la pintura y color adecuado en cada caso.

2.

¿Qué acabados son los más acertados?

El cliente, el mueble, la tendencia y la ubicación donde se sitúa el mueble nos dirá cuál es el acabado más adecuado. Si eres principiante, solo pinta y encera. Si es un mueble de mucho uso quizá un simple pintado con una pintura adecuada será suficiente para transformarlo. Si te gusta ese aire que deja el paso del tiempo puedes lijar un poquito los cantos. 

 

3.

¿Cuáles son los colores de tendencia?

Grises, terracotas rosáceos, verdes grisáceos y amarillos tostados en pequeñas piezas. Y el color estrella en la pintura decorativa de muebles es el blanco; nunca dejará de estar de moda. Los blancos con un punto gris o los blancos más ópticos, los blancos cálidos, son la tendencia que escogemos los más clásicos. 

 

4.

¿Qué efectos puedes darle a un mueble para que quede decorativo y diferente?

Hay muchas opciones, desde pintar y escoger una cera de contraste. Por ejemplo, pintar un mueble gris y darle un acabado con cera blanca, este acabado siempre funciona bien. Puedes jugar con dar al sobre de un mueble un color y el resto en otro con una tonalidad menos intensa. Envejecer con ceras, trabajar un decapé en dos colores o tres colores, pintar rayas, degradados o los divertidos muebles con cajones en diferentes colores y texturas. 

 

5.

¿Qué cuidados debes tener tras pintar un mueble?

Los cuidados dependerán del tipo de pintura que escojas. Apuesta por la máxima calidad posible con pinturas naturales sin plásticos. En el caso de haber sellado la pintura con cera, el mantenimiento es encerar periódicamente en función del uso del mueble. En el resto de pinturas aplica el lema "trata la pintura de tu mueble como la de tu coche, con mimo". 

6.

Un ejemplo DIY que se pueda hacer en casa...

Últimamente se piden muchos cambios de imagen de cocina, baños y puertas simplemente con pintura. Un ejemplo es pintar los azulejos de la cocina, con una pintura de calidad (no todas valen) y los armarios. Hará que tengas cocina nueva con poca inversión. Todos podemos vivir en una casa más amable y bella invirtiendo un poco de tiempo. 

7.

¿Qué tipo de pinturas son las más adecuadas para los muebles y dónde se pueden adquirir?

Las mejores pinturas son las pinturas naturales, respetuosas con el medio ambiente y con nosotros y además los resultados son inigualables. La Chalk Paint sería uno de estos tipos de pinturas, pero ojo, escoge una pintura natural no acrílica, porque bajo este nombre se están comercializando pinturas acrílicas mate (con plásticos) muy alejadas de una pintura natural y de los resultados que puedes obtener con ella. 

 

8.

¿Qué materiales necesitamos para pintar un mueble?

 Un limpiador desengrasante para limpiar la pieza, según superficie y pintura escogida necesitarás imprimación, pintura y ceras o barniz. Y pinceles, claro. 

9.

Presupuesto orientativo para pintar una cómoda

Si utilizas pintura especializada de alta calidad, el presupuesto será entre 29,50 a 50 € aprox. En función de los productos que escojamos se irá más hacia un extremo u otro. 

 

10.

¿Y un armario o los muebles de cocina?

Para pintar unos 10 m2 de superficie, nos puede costar unos 65 € con una buena pintura natural preparada para pintar tanto mueble de cocina como azulejos. 

11.

Si decidimos que nos lo haga un profesional ¿cuál es el proceso?

Es muy importante recurrir a productos de calidad. Normalmente las tiendas especializadas donde venden estos productos un profesional de confianza te aconsejará. "Si recibimos este tipo de consulta fuera de nuestra zona de influencia, derivamos a los Puntos de Venta de nuestra red ya que muchos de ellos se dedican a la pintura decorativa aplicada en mueble y paredes y, sin duda, van a ayudar al cliente a escoger el mejor producto y profesional", concluye Neus de Crea Decora Recicla.


 

Pintar muebles, nuevos o reciclados, es uno de los trabajos más habituales en bricolaje y uno de los DIY más sencillos con los mejores resultados para transformar una estancia sin un gran desembolso. Eso sí, maña hará falta una poca.

Cómo pintar un mueble antiguo que ha sufrido mucho uso

Si la pintura o el barniz no están en mal estado

Entonces puedes lijar el mueble directamente para retirar los restos de pintura o de barniz. No es necesario retirar todo el acabado, basta con quitarle el brillo para que “agarren” el resto de productos.

¿Y si hay muchas capas de pintura o barniz, o están en mal estado?

Entonces en lugar de lijar directamente, primero tendrás que retirarlas. ¿Cómo?

  • Una opción: usar decapante. Este es un producto especial que, aplicado sobre la pintura vieja, la “encoge” y licúa de forma que podemos retirarla con una espátula.
  • Otra opción: usar una pistola de calor. Esta herramienta, de forma parecida a un secador de pelo, funciona con aire caliente a gran temperatura. Cuando la acercamos (a unos 2 cm, aproximadamente) a la madera que queremos decapar provoca el mismo efecto sobre la pintura o barniz antiguo que el decapante químico, derritiéndolos.

Por último retira con una espátula el producto viejo y a continuación lija para retirar los restos.

Si el mueble es de madera sin tratar

Para poder pintar el mueble antes solo tendrás que lijarlo suavemente hasta que lo notes suave al tacto. Después tendrás que aplicar la pintura selladora o imprimación. Este paso es el mismo para pintar madera, si lo has construido tú con madera de pino o similar.

Si el mueble es de DM o MDF

Si el mueble es de DM o de MDF entonces lija bien, especialmente en los lugares donde estén las uniones. La superficie de los tableros de DM suelen ser bastante lisa. Después, lija también esta capa de selladora. Limpia el polvo que pudiera quedar con un paño suave que no deje restos de fibra o hilos.

Para conseguir un resultado profesional

Conviene que la primera capa que apliquemos sea de imprimación o pintura selladora. El objetivo es cerrar el poro de la madera y que ésta no absorba tanta pintura. Contribuye, además, a dar una terminación más homogénea. Una vez que esté bien seca al tacto, lijamos con cuidado y retiramos el polvo con un paño de algodón.
Ahora podemos empezar a pintar. El esmalte no debe estar muy espeso. Si es así lo disolvemos con agua, si es acrílico, o con el disolvente que corresponda. Si está demasiado espeso se notarán las marcas de los brochazos o del rodillo. Aplica dando capas finas. Deja secar y lija, como siempre. Una segunda mano de pintura dejará un acabado uniforme y sedoso. Deja pasar al menos 12 horas para un secado perfecto. Lija con cuidado y retira el polvo.

Rematar la faena

• Terminación con cera: Protege el mueble con una capa de cera incolora que aplicarás con un paño. Deja secar y pule con otro para sacar brillo.

• Terminación con pintura decorativa: Dependiendo del mueble y su función, puedes pintar siguiendo algún estilo, o utilizar algunos motivos decorativos (a mano alzada o con plantilla) con pintura acrílica de manualidades.

• Terminación con pátina: Para darle un aspecto envejecido, vintage o ligeramente bohemio aplica una pátina. Puede ser hecha con betún de judea, con un glaseado al óleo del color que te guste, o simplemente, con una mano aguada de pintura de manualidades en el color que quieras. También puedes comprarla ya preparada.

Por último, un consejo: sigue las instrucciones del fabricante. Algunas marcas ofrecen pinturas más densas, para dar menos capas y otros están sacando al mercado productos polivalentes, con los que ahorrarse la imprimación, por ejemplo. Los consejos de fábrica son especialmente importantes cuando hablamos de tiempos de secado. No es lo mismo secado al tacto –parece seco pero la pintura todavía es maleable- que el secado definitivo.

Si no te ves capaz de hacerlo tú mismo, pide asesoramiento a un profesional, como Neus de Crea Decora Recicla, que ofrece un servicio de retirada del mueble en cuestión, transformación a base de pintura chalk paint y te lo deja en casa como nuevo.