¡FUNCIONA!

Cómo aplicar la regla de IKEA del 3 + 1 para un hogar más cálido y acogedor. ¡Es facilísimo!

Sea cual sea tu estilo decorativo, la regla de IKEA del 3 + 1 te ayudará a que tu casa sea más cálida. Y no es difícil. Una pista: la base está en los textiles

00530254

Dicen que cada maestrillo, tiene su librillo; pero en materia de decoración habrá teorías (como la del regla del color 60/30/10 o la regla del 3) que te ayudarán a conseguir el estilo que desees mezclando estampados, tejidos y complementos. Una de estas normas es la teoría 3 + 1 de IKEA, con la que la firma sueca asegura que puedes conseguir un hogar más cálido, acogedor y en el que te sientas cien por cien a gusto. Y no, no están hablando de la típica cabaña en el bosque, sino de elegir los textiles que decorarán tu hogar por muchos más matices que el color.

La regla del 3 + 1 de IKEA

Según IKEA, "los textiles son la forma más fácil de 're-decorar' un espacio con poco presupuesto y, además, conseguir el efecto acogedor que estamos buscando. Sin embargo, hay veces que no es tan sencillo combinarlos entre sí para conseguir un resultado de revista". Y es que este sencillo cambio, en el que seguro que nos has visto insistir desde El Mueble muchas veces, hará que la decoración de tu casa suba de nivel y, lo más importante, consiga que conviertas tu casa en un hogar. Para conseguirlo, desde IKEA nos proponen la regla del 3 + 1.

Paso 1. Empieza por el básico

Teniendo en cuenta el color de tu sofá o de la ropa de cama, elige unos cojines que hagan de base y dentro de la gama cromática que elijas para decorar el sofá o vestir la cama. Así, en un sofá gris, puede hacer de base perfecta para otros colores más vibrantes, como mostaza o el caldero elegido para este ejemplo.

sofa gris con cojines caldero 00546434 O

Paso 2. Define el estilo

El siguiente paso es el que te ayudará a definir un estilo decorativo u otro. Así, según IKEA hay que buscar algún elemento en la tela que lo diferencie del anterior, ya sea por el tipo de tejido (algodón, lino, terciopelo, lana...) o agregando alguna forma geométrica, como cuadros, lunares o rayas. En la imagen anterior, el estilo, más informal, lo marca el cojín blanco con rayas caldero, que sigue la misma gama cromática, pero con un punto más llamativo en su diseño.

Paso 3. Marca la expresión

Para IKEA este es el momento de ponerse creativo, por eso, el tercer cojín debe tener bordados, algún estampado original, colores opuestos o diferentes tipos de tela en algún elemento. En el ejemplo que nos ocupa, es el cojín con borlas y estampado floral el que marca la diferencia.

Paso 4. El +1: la manta

Si eres asidua a nuestros artículos, sabrás la importancia que le damos al plaid del sofá. Y parece que IKEA piensa igual. Según ellos, "el plaid es un accesorio de vital importancia para que tus tardes en el sofá o tus siestas en la cama sean 100% apetecibles". Y añaden que las incluyamos de distintos grosores, tamañas y materiales. Si el tiempo acompaña, nuestro consejo es que sea de lino, como la de la imagen, y cuente con uno de los colores básicos.

Cojines lisos y estampados sobre sofá 00531375

Cómo completar la regla 3 + 1 de IKEA

Pero un salón acogedor no solo está basado en un sofá cálido y con unos gustosos y bonitos cojines. Hay otros textiles básicos a la hora de decorar que te ayudarán a potenciar esa calidez que nos ocupa. Según la forma sueca, estos elementos son las cortinas y la alfombra.

Añade unas bonitas cortinas

Un salón sin cortinas es un salón con poca calidez y hasta un poco desangelado. En esto coincidimos con IKEA en que "las grandes protagonistas de una habitación son las cortinas. Un hogar no termina de ser un hogar hasta que no incluimos unas cortinas para vestir nuestras ventanas".

00500590

De hecho, según su regla 3 + 1, las cortinas son un complemento perfecto para mezclar textiles y colores al gusto, además de que algunos modelos mantienen la temperatura de la estancia, ayudándote a ahorrar en calefacción. Puedes elegir un solo modelo, tipo visillo, y con eso ya tendrás un espacio más cálido. Pero también puedes combinar estos con unas cortinas más gruesas o, incluso, unas cortinas con caída con unos visillos.

Y no te olvides de la alfombra

Como último elemento para conseguir un salón cálido y acogedor, IKEA no se olvida tampoco de que la pisada debe estar protegida. Es por eso que las alfombras son fundamentales en cualquier salón, ya sea invierno o verano. Además, también ayudan a enmarcar distintas zonas dentro de una misma estancia. Si la eliges en tonos ocres o marrones, aportará un toque natural a la decoración en cualquier época del año.

00531731

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?