4 /15

1.

Un recibidor con papel pintado a media altura

00506950

Para aligerar el efecto del papel pintado, el friso a media altura conseguirá subir la elegancia del recibidor, al tiempo que le otorga del estilo clásico inconfundible de las molduras. La interiorista Natalia Zubizarreta se ha decantado además por un modelo de papel pintado con efecto textil, que ayuda a subir la temperatura. 

Aparador de Bloomingville y espejo de Catalina House.

 

2.

Un recibidor con papel pintado muy moderno ¡y sin complejos!

recibidor-pequeno-moderno 00524452 O

Porque si en la imagen anterior destacábamos las bondades del papel pintado para iluminar un espacio, ahora lo hacemos para destacar su elegancia y la cantidad de opciones que ofrece. Aquí la interiorista Pia Capdevila ha optado por forrar esta pared biombo –detrás se ubica la cocina– con un papel pintado con mucha presencia. Y la consola, con el mismo color, parece camuflada.   

Consola realizada a medida, espejos de Pomax, papel pintado de Decoas y alfombra en Sacum

3.

Un recibidor con papel pintado y espíritu campestre

00527536 Consola en pasillo

Y es precisamente el papel pintado el que consigue el efecto total a campo. Marte Miquel, interiorista encargada de este proyecto, eligió un modelo de Sanderson con grandes motivos florales, pero bicolor, lo que aporta un aire sosegado y tranquilo. La madera contribuye a ese efecto. Encontrarás modelos similares de papel pintado en Leroy Merlin.  

Consola de hierro y madera de Marta Miquel Interiorismo. Perchero de Taller de las Indias. Papel pintado de Sanderson.

4.

Papel pintado en el recibidor: una forma de ganar luz

Recibidor Paula Duarte - COCA - 503530
503530

En un recibidor pequeño, un papel pintado de colores calros ayuda a ampliar el espacio y multiplicar la luz. Fue la elección de Paula Duarte para este recibidor con poca iluminación natural que, ahora, ya cuenta con los recursos necesarios –el papel y el espejo con marco dorado y muy ligero– para potenciar la poca que le llega de la cocina.  

Consola, de Paula Duarte. Alfombra, de Deco&Living. 

5.

Papel pintado de flores para la entrada, ¡que alegría!

papeles-pintados-tendencias-00521224

Los papeles pintados con motivos florales diminutos son parte de las últimas tendencias. Además, es una opción que nunca pasa de moda y que ayuda a alegrar el recibidor. Para que no resulte cargante, colócalo solo en una pared, en la que coloques la consola o el mueble del recibidor: conseguirá ser el centro de todas las miradas. 

Consola y espejos, de Catalina House. Lámpara de sobremesa y planta, de Sacum. Papel pintado Cecily, de Jane Churchill, en Gastón y Daniela. 

6.

Papel pintado hasta en el techo

recibidor-estilo-rustico-casa-de-campo-00495586

Esta entrada es clásica a más no poder. Y sus altísimas puertas con barrotillo blanco y redondeadas en la parte superior del vano contribuyen a ello. Pero es el papel pintado el que consigue el mayor resultado y es que no solo se ha colocado en las paredes, sino también en el techo. Una opción estupenda cuando la luz inunda la estancia y el papel no le robará luminosidad.   

Mesa, modelo Mundhra, cestos, faroles y alfombra, de El Corte Inglés. 

7.

Ilumina el papel pintado

recibidor con comoda antigua y rodapies 939x1280

La iluminación ambiental es un recurso que sirve, no solo para dar luz, sino también para dar énfasis y protagonismo al papel pintado que decora este recibidor. Aquí Meritxell Ribé y Josep Puigdomènech escondieron la iluminación led en el techo, creando un efecto de diez. 

Cómoda de madera de pino, en el Estudio de Meritxell Ribé.

8.

En acabado piel

Recibidor invierno 00521623

Lo mejor del papel pintado es que puede imitar casi cualquier textura y presumir de casi cualquier estampado. Este que decora la pared de este recibidor es el recurso que ha utilizado la interiorista Jeanette Trensig para darle un toque aún más rústico a este recibidor de montaña. 

Banco, de Cado. Papel pintado con textura de piel, de Élitos. Perchero, de Luzio.

9.

Los motivos botánicos triunfan en el recibidor

00512911

Su delicadeza y belleza son perfectos para decorar un recibidor sencillo, pero mucha personalidad. Y es que combina a la perfección con la madera al natural, consiguiendo una atmósfera relajada. Y es tan atractivo que se echa de menos ni la decoración de la pared. 

Consola, de Catalina House. Papel pintado, modelo Little Thistles, de Sanderson, en Gancedo.

10.

Recibidores con papel pintado a rayas

Recibidor invierno 00521230

El papel pintado a rayas es un modelo que nunca pasará de moda ni en el recibidor, ¡ni en ninguna otra estancia! Y aunque los de líneas gruesas cada vez tienen más peso en la decoración de interiores, los similares al de la imagen, con trazos más finos, nunca fallan. Para restarle peso, puedes combinarlo con un friso de madera a media altura. 

Escritorio, de Sacum. Colgador, de Maisons du Monde. Taburete, de La Maison. Papel pintado Palatine Stripe, de la Colección Signature Papers IL, de Ralph Lauren para Designers Guild, en Usera Usera. 

 

11.

Como si fueran cuadros

00505541 O

Elige un papel pintado para el recibidor que incremente la sensación de profundidad. El modelo elegido por Aurora Monasterio para este recibidor cuenta, además, con motivos botánicos que aportan un toque vintage. El mueble blanco ayuda, también, a hacer el espacio más luminoso gracias a su acabado en blanco.   

Papel pintado, de Cole&Son, en Nacho de la Vega. 

12.

Un papel pintado para recibidores con niños

recibidor-con-vinilos-en-la-pared-y-ganchos 00423673

Lo bueno del papel pintado es que es fácil de poner y quitar si quieres renovalor por otro. Por eso, si tienes niños en casa, elige un modelo desenfadado que les guste también a ellos. Mira este que simula marcos de cuadros. Colocad en los huecos vuestras mejores instantáneas y dadle un toque personal. 

El papel pintado de Graham & Brown, en La Maison, las perchas blancas de Norman Copenhagen, en Nordicthink, el estante modelo Ekby Alex es de Ikea, el cesto de Zara Home, la alfombra de La Redoute y los neceseres de Matèria. 

13.

Dentro del armario

00448878

Una apuesta menos arriesgada con papel pintado en el recibidor, es colocarlo dentro del armario de la entrada. Este recurso dará profundidad al armario y, al ser abierto, el resultado es muy decorativo. Haz como aquí y elige un modelo que cuente los mismos colores que el resto de paredes. En este caso, beige y blanco.   

14.

Con motivos geométricos

00376902

Son otro de esos estampados atemporales que mantendrán tu recibidor en tendencia. Pero para ello, sus motivos han de ser delicados, suaves, como en este recibidor, cuyo papel pintado azul cuenta con unas delicadas líneas blancas que hacen una composición de rombos.    

Alfombra, de KP. Pavimento de roble, de Arquiservi. Cómoda, de Oficios de Ayer. Espejos, de Maisons du Monde. Papel pintado, de Sandberg. 

15.

Papel pintado de rayas en el recibidor, ¡qué elegante!

00387898

El papel pintado de rayas gruesas tiene efecto clásico y elegante que no pasa de moda. Además, su diseño vertical hace que las paredes se alarguen, potenciando la sensación de que los techos están más altos. Si lo eliges para tu recibidor, asegúrate de que tiene luz natural.   

Cómoda y espejo, de Natalia Parlade. Lámpara de Oficios de Ayer. Papel pintado de la pared y pavimento de tarima flotante, de Biombo Decoración.