Casas pequeñas

Great Lake Cabin, la mini casa de moda con la que todo el mundo sueña (con plano)

Entramos en una casa prefabricada de estilo canadiense, que se construye en unos días y que puedes encontrar en los rincones más escondidos del planeta

mini casa 63 m

¿Una casa frente a un lago paradisíaco, en un rincón recóndito del planeta y al alcance de todos? No, no estás soñando. Cada vez son más los jóvenes que optan por un modo de vida alternativo y el sector de las mini casas se ha convertido en su mejor aliado para conseguirlo. ¿Un ejemplo? Esta cabaña modular, que se construye en apenas unos días y ¡se ha convertido en la mini casa de moda!

Así es una mini casa por dentro

El proyecto de Leckie Studio Architecture + Design, fabricado por Backcountry Hut Company, debe su popularidad a su peculiar tejado inclinado. Que se inspira en las típicas cabañas de Ontario -de donde saca la madera- y los Grandes Lagos de Estados Unidos y Canadá.

Como su estructura, el mobiliario también es modular. Lo cual la convierte en una mini casa de madera muy flexible y también sostenible, porque cumple con los estándares Net Zero y passivhaus. Además, gracias a su tipo de construcción, la casa puede ir creciendo con la familia (siempre y cuando el terreno donde esté instalada lo permita).

Y es que otro de sus valores añadidos es la facilidad de transporte. La casa se entrega prefabricada y con todas las conexiones hechas. Según sus creadores, es muy fácil de montar y puedes combinarla con otras técnicas de construcción más tradicionales.

La idea inicial de su diseño era poder vivir en áreas remotas y alejadas, así que le añadieron marcos de madera, paneles aislados y un sistema de ventanas hecho a base de clavos y módulos de revestimiento capaz de resistir las condiciones climáticas más extremas. ¿Otro detalle? La estufa de leña que hace de calefacción y está perfectamente integrada con el diseño.

La mini casa con plano

plano casa prefabricada madera Backcountry Hut Company
Backcountry Hut Company

La cultura canadiense del aire libre marca su distribución. Por eso, su planta baja es abierta -con cocina y salón-comedor- y conecta el interior con el exterior con un porche y una gran cristalera con las vistas como protagonistas. En cambio, la planta superior tiene forma abuhardillada y se destina al descanso y al almacenaje. Por cierto, cada una de ellas mide 63 m2.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?