Casas de lectoras

Casas de lectoras: el dúplex abuhardillado de 315 m2 de Fernando y Ainhoa en Torrelavega (con plano)

El lector Fernando sorprendió a su mujer Ainhoa al inscribirse en secreto en el sorteo de Las casas de las lectoras de El Mueble. Y ahora es una de las preseleccionadas del concurso "Las mejores casas de las lectoras"

salón comedor Fernando Chemelal

cocina Fernando Chemelal
Fernando Chemelal

Ella es Ainhoa y no sabía que su marido había enviado fotos de su casa para participar en el concurso Las casas de las lectoras de El Mueble. "Me siento agradecida, a la vez orgullosa, y un poco sorprendida, ya que todo ha sido una sorpresa por parte de mi pareja Fernando (yo soy Ainhoa), ya que no me había dicho nada, hasta que ha recibido vuestro mensaje a su carta. Ambos somos asiduos a El Mueble (sin lugar a dudas, es la más completa en su ramo), y no recordamos el tiempo que hace que la leemos, ya que nos encanta la decoracion y las reformas, a pesar que en nuestros respectivos trabajos, ninguno nos dedicamos a estos menesteres", explica la protagonista de este reportaje.

salón comedor Fernando Chemelal
Fernando Chemelal

"Ambos somos divorciados, y llevamos juntos casi 3 años. Después de estar viviendo de alquiler, al final decidimos afianzar nuestra relación, y qué mejor manera de hacerlo que con la adquisición de una vivienda en común. Mi pareja tiene 2 hijos (un niño de 15 y una niña de 9), y yo uno de 17, así que necesitabamos algo grande, como mínimo con 4 habitaciones. Despues de mirar y remirar, nada de lo que veíamos cumplía nuestras expectativas, así que nos planteamos o hacernos una casa, o comprar algo antiguo y grande que pudiéramos reformar a nuestro gusto. Y aquí fue, cuando vi el piso en el que actualmente estamos viviendo", cuenta Ainhoa.

sofá Fernando Chemelal
Fernando Chemelal

"Se lo enseñe a Fernando, y a los dos nos encantó. Edificio catalogado como historico singular, construido en 1890, en pleno centro de Torrelavega, y a 5 minutos andando de nuestros respectivos trabajos. Y, para rematar nuestro sueño, con una superficie de 210 m2 en planta, más 105 m2 de buhardilla (315 m2 en total), la cual coincidía encima de la mitad del piso. Esto fue en septiembre/octubre del 2019", sigue explicando.

salón comedor Fernando Chemelal
Fernando Chemelal

"En marzo de 2020 compramos la casa y aquí, más o menos, fue cuando empezó el suplicio del maldito coronavirus. Esto paralizó un poco nuestras expectativas, ya que debido a las restricciones, no pudimos empezar las obras de reforma hasta el mes de mayo, y nuestro deseo era pasar las Navidades en nuestra futura casa. El tiempo apremiaba. Aun así, y a pesar de que la reforma fue integral (se tiro todo el piso por dentro, y le rehicimos a nuestro gusto), el constructor al que adjudicamos la obra, cumplió con el tiempo previsto, y a principios de noviembre de este año, aunque satisfactorio para nuestras expectativas, nos mudamos a nuestra nueva casa", añade Ainhoa.

cocina Fernando Chemelal
Fernando Chemelal
cocina Fernando Chemelal
Fernando Chemelal

"Ha sido una obra faraonica, en la que solo ha quedado del piso y buhardilla antiguos, la fachada exterior, las vigas y viguetas interiores (que las hemos puesto vistas) de roble, los radiadores de hierro fundido y las contraventanas de madera. Todo lo demás es nuevo de principio a fin", confiesa la protagonista de este artículo.

escaleras casa Fernando Chemelal
Fernando Chemelal
interior casa Fernando Chemelal

"De los iniciales 210 m2 del piso (es toda la segunda planta), y 105 m2 de buardilla, se ha llegado a formar un duplex de 250 m2 (la buhardilla se ha unido con una escalera interior, creando un gran vestíbulo y una altura de casi 8 metros), con 4 habitaciones y 3 baños, y un apartamento, destinado al alquiler con 2 habitaciones, de unos 65 m2", describe nuestra lectora.

dormitorio Fernando Chemelal
Fernando Chemelal
dormitorio Fernando Chemelal
Fernando Chemelal
dormitorio Fernando Chemelal
Fernando Chemelal

Un edificio histórico

Este espectacular dúplex está ubicado en un edificio histórico de Torrelavega al que llamaban "sitio de la Regata", por ser un lugar por donde discurría agua encauzada. Su primer propietario, un destacado comerciante llamado Antonio Ruiz de Villa y Gómez del Piélago, dicen que nació sobre 1764. Tras más de tres siglos de historia, el edificio sigue siendo uno de los grandes tesoros del centro de Torrelavega.

exterior casa Fernando Chemelal
Fernando Chemelal

Y aquí podéis ver la distribución del dúplex abuhardillado:

plano casa Fernando Chemelal
Fernando Chemelal
Casas de lectoras: el piso de Lola, lectora y bloguera de Valencia

Casas de lectoras

Casas de lectoras: el piso de Lola, lectora y bloguera de Valencia

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?