5 /5

1.

Natalia Zubizarreta: un regalo especial

00493764 Vitrina ligera metálica

“Esa pieza especial que siempre me acompaña es una vitrina de la firma Hanbel”, explica Natalia Zubizarreta, de Natalia Zubizarreta Interiorismo. “La he tenido en el comedor y en el hall, pero vale también para el baño o un recibidor. Lo que más me gusta es su versatilidad”, continúa. ¿Y por qué es especial para ella? “Es un regalo que me hizo mi primera clienta cuando empecé por mi cuenta. Fuimos a un mercadillo, se enteró de que me encantaba y me la regaló. De hecho, después nos hicimos muy amigas. Ahora nos volvemos a mudar y, como no sé dónde la voy a poner, la llevaré al estudio”, presume.

2.

Fayette Propper: un mueble de herencia

salon-compartido-con-el-comedor-con-sofas-blancos_00503723

“Para mí, esa pieza especial es un mueble que siempre ha viajado conmigo. Es un armario que era de mi abuela”, nos explica Fayette Proper, de Equipo Nimu. “Ha servido como armario para la ropa y, luego, cuando he tenido hijos, lo he pintado y lo utilizamos como armario y estantería para los niños. Ahora nos hemos mudado y lo he colocado en el salón como librería”, expone la interiorista. “Es una pieza a la que siempre le buscaré un hueco para lucirla: le tengo mucho cariño y cada día lo aprecio más”, añade. ¡Y es que los muebles de herencia dan carácter y nos traen muchos recuerdos!

Sofás, de Côté Déco. Mesa auxiliar, de Casa Valentí. Mesa del comedor, de Antic Centre. Sillas, de Bambú Bambú.

3.

Mar Marcos: lámparas de diseño

dormitorio con pared pintada de peces 00435773

Para la arquitecta Mar Marcos, “las lámparas de diseño, como la TMM de Santa&Cole, me han acompañado en todos mis hogares”. Y es obvio por qué. Este tipo de piezas se adaptan a los ambientes, dotándolos de estilo y un toque chic inigualable. “También la lámpara FollowMe, de Marset”, concluye. Esta luminaria es portátil y ofrece una luz difusa. Además, se carga por USB.

Zócalo, a modo de cabecero, de Orac Decor, con revestimiento textil de Vescom. Mesa auxiliar de fribras naturales, de Gervasoni. Lámpara de sobremesa, de Marset. Lámpara suspendida, diseño de &Tradition. Pintura decorativa realizada por la artista Joana Santamans.

4.

Neus Casanova: un pájaro de amistad

Neus Casanova: un pájaro de amistad
Foto: Degoma Design

Para Neus Casanova, de Degoma Design, esa pieza tan especial es un pequeño pájaro hecho de porcelana. “Lo tenemos las 4 amigas de la infancia. Cada una en su casa. Es un regalo que les hice cuando una de nosotras se fue a vivir fuera y desde entonces nos ha acompañado en cada casa en la que hemos estado”, nos explica. El pequeño pájaro mide unos 10 cm y “cada uno es ligeramente distinto. A mi me recuerda al concepto japonés wabisabi, la belleza de la imperfección”, añade Neus. ¿Y por qué ha estado con ella en todos sus hogares? “Me da felicidad cada vez que lo veo y me recuerda a nuestra amistad”, finaliza. Lo adquirió en La A, una tienda de decoración artesanal situada en el barcelonés paseo de Gracia.

5.

Y muebles funcionales

00449670

“La estantería modular de IKEA es otra de esas piezas que siempre vienen conmigo”, continúa Marcos. Y es obvio porqué: son funcionales, se adaptan a los espacios y aumentan el almacenaje se pongan donde se pongan. 

Escritorio, diseñado por Pia Capdevilla. Silla, en Cado. Estantería, de IKEA. Estores blancos, de Villanova.

Recuerdos de la infancia, muebles heredados o piezas de diseño. Las interioristas lo tienen claro: las piezas con cierto valor sentimental siempre ocupan –y ocuparán– un lugar destacado en sus hogares. ¡Y si no se encuentra el sitio! Mudarlas de habitación y adaptarlas a las necesidades cambiantes de cada familia es la clave. Lo mejor de las piezas con valor sentimental es que dotan de calidez a cualquier hogar, vienen cargadas de recuerdos y sentimientos y, sobre todo, consiguen dar personalidad al ambiente. Estas piezas heredadas son capaces de cambiar una casa, porque los pongas donde los pongas, se convierten en los reyes de la casa.

Es probable que en algún sitio haya un viejo bureau que era de tu abuelo, una vieja mecedora que estaba en la casa del pueblo o tengas algún detalle sentimental al que quieres dar protagonismo. Porque integrar muebles antiguos en la decoración moderna revalorizará tu casa. Pero ten cuidado, son tan maravillosas, ¡que robarán todo el protagonismo al resto de la decoración!

Si quieres saber cómo restaurar un mueble antiguo, nosotros tenemos todas las claves: