A la hora de elegir el color ideal para tu salón no solo tienes que tener en cuenta tus gustos personales, los efectos visuales que puedes lograr y la psicología del color. También tienes que asegurarte de que la paleta cromática escogida encaja con el mobiliario y los demás elementos más destacados de la decoración. Te damos varias ideas. 

7 /11

1.

Cómo pintar un salón con muebles oscuros

Cómo pintar un salón con muebles oscuros

Para dar más carácter a este salon, pintamos la pared de un tono intenso como el Verde Khaki Vert de Valentine, que combina, además, con el papel pintado de la pared de la estantería.

2.

Un chéster con pintura oscura

Salón con sofá chéster de cuero y pared pintada de verde.

Salón con sofá Oxford, de El Corte Inglés. Papel pintado, modelo Wild Garden de la colección Legend de Lizzo.

El Mueble

Si lo tuyo son los muebles de madera oscura y los sofás de cuero tipo chéster, el color que más encaja es el verde oscuro. Para que no oscurezca demasiado el ambiente matiza con telas y complementos en beige, de fibras y con acabados dorados. 

3.

Sofá azul con blanco

Salón con sofá azul, paredes blancas y detalles en dorado.

Salón con pufs tapizados con tela de Güell-Lamadrid, mesa de centro de Masmirestudio y alfombra en Cotlin

El Mueble

El blanco puede ser un gran aliado para pintar un salón con muebles oscuros. Pero si las tapicerías son de un tono frío, tendrás que cuidar mucho el resto de accesorios, incluyendo tonalidades cálidas que suban la temperatura. Los dorados son también un gran aliado para conseguirlo.  

4.

Paredes gris claro con un sofá azul oscuro

Salón con sofás de color azul marino y paredes en gris suave.

Salón con sofás, de Pilma. Butaca, de Carl Hansen, en Matèria. Mesas de centro, de India & Pacific. Cuadros, de Merc & Cía. Alfombra y Puf, en Matèria.

El Mueble

No siempre el blanco es la mejor opción para pintar un salón con muebles oscuros, ya que el resultado puede resultar algo frío si se combina con otros tonos fríos, como el azul marino, y no se incluyen accesorios que sumen calidez. Para ello, otras tonalidades también luminosas como el gris suave o el blanco roto son una opción que no falla, puesto que aportan luminosidad sin ser fríos.

5.

Varios neutros en distintas intensidades

Salón con paredes de color beige y sofás en gris oscuro.

Salón con sofás, de Home Spirit. Mesa de centro, de Becara. Mesas auxiliares, de Taller de las Indias. Pufs, de Sira Barcelona. Cuadro a medida, de Merc & Cía. Alfombra, modelo Sweet, de Papiol. Cortinas confeccionadas con tela de Gancedo

El Mueble

Los neutros dominan en este salón. Por un lado, los sofás de un tono gris muy muy intenso, con matices marrones que sirve de base para el resto de la decoración. Mientras las paredes lucen un tono beige suave que contrasta con las tapicerías. Como nexo, las tonalidades verdes de plantas y algunos cojines. 

6.

No temas al color

Salón con sofá azul marino y pared gris oscura con chimenea, sofá y sillones de fibras naturales.

Salón con sofá Färlow con funda Djuparp gris, todo de IKEA. Butacas de ratán, de Westwing. Mesa de centro y alfombra, en Sacum.

El Mueble

Porque cuando la luz entra a raudales por los ventanales, puedes concederte muchas más licencias decorativas que en estancias con poca luz natural u orientadas al norte. Pero tampoco hace falta abusar. Puedes pintar una de las paredes de un gris verdoso que aporte frescura y elegancia sin renunciar a la luz. Aquí, además, la madera y las fibras garantizan la calidez. 

7.

Beige con techos altos y sofá gris oscuro

Salón clásico con sofá marrón y ventilador de techo 00543454

Porque el beige es un color con todas las cualidades del blanco, pero que aporta mucha calidez. Además, con los techos altos puede dar mayor sensación de altura, haciendo que la estancia parezca más vacía y menos decorada. 

8.

Espacios que contrastan

Comedor con mesa de madera oscura y sillas y aparador en azul oscuro junto a un estar con muebles de madera clara.

Comedor con mesa, de Gato Preto. Mesas de centro, de Maisons du Monde.

El Mueble

Además de en la pintura de las paredes, puedes utilizar el color de los muebles para diferenciar espacios. Así, en un comedor con una mesa de madera como esta, unas sillas y un aparador en azul marino son grandes compañeros. Pero para calentar el espacio, el estar ubicado al lado se ha amueblado con piezas de una madera más clara y mucha fibra natural, que vemos tanto en como en las lámparas. 

9.

Camuflando el sofá

Salón con pared pintada de azul oscuro y sofá del mismo color sobre esa pared.

Salón con sofá azul, de Asunción Latorre. Mesas de centro y sofá gris, diseño de la decoradora Natalia Gómez Angelats.

El Mueble

Otra opción para pintar un salón con muebles oscuros es mimetizarlos. Y es una idea perfecta cuando la estancia tiene varios ambientes y quieres diferenciarlos. Aquí, se ha dado profundidad a una de las zonas de estar pintando la pared del mismo color azul petróleo que luce el sofá. Así no solo se camufla, sino que también actúa de punto focal, creando el efecto óptico de que el salón es mucho más alargado.  

10.

Beige y gris oscuro con toques de color

Salón con paredes beige, sofás grises y cojines blancos y mostaza.

Salón con sofás, alfombra, lámpara de pie y cortinas, de IKEA. Mesa de centro y lámpara de techo, de Maisons du Monde. Mesa auxiliar y aplique de La Redoute. Puffs, de Calma House. Lámpara cesta, de Santa&Cole

El Mueble

Si te has decantado por unos sofás grises y unas paredes beige que garanticen la luminosidad y la calidez, no te olvides de añadir algún toque de color como el mostaza o el blanco que darán un toque alegre y vital al espacio. Hazlo mediante pequeñas dosis: con los cojines, el plaid, los cuadros de la pared...  

11.

Pinceladas con un tono menos intenso

Salón con sofás azules, mesa de madera y techo abuhardillado de color blanco.

Salón con sofá de IKEA retapizado en azul y alfombra de Leroy Merlin.

El Mueble

Podemos decir que el blanco y el azul con los protagonistas de este salón. Pero, ¿te has fijado en el color de las carpinterías y la viga central del techo abuhardillado? Son de un azul suave con matices grises que une el color de los sofás con el de techos y paredes. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.