Casas de lectoras

Casas de lectoras: el dúplex con terraza y estudio decorado con poco presupuesto de Alba en Murcia (con plano)

Alba y su familia han decorado su casa con mucho cariño y poco presupuesto. Tiene 99 metros de piso y otros tantos de terraza que han convertido en huerto urbano y zona de estudio anexa. Es una de las preseleccionadas de nuestro concurso

Lectora Alba Perez

Lectora Alba Perez

"¡Hola! Soy Alba y tengo 32 años. Adquirimos este piso en Murcia con mucha ilusión y poco presupuesto unos meses antes de nuestra boda, que tuvo lugar en julio de 2017. En él viviríamos con mi hijo, de 8 años, y vendría a pasar las vacaciones el hijo de mi marido, de 7. Nuestra primera casita en propiedad tiene 99 m2, distribuidos entre el salón, una mini cocina con una pequeña galería anexa, tres dormitorios, el principal con un baño, otro baño pequeñito con una ducha minúscula, más recibidor y pasillo" así se presenta Alba Pérez nuestra lectora de hoy.

Salón
Alba Pérez López

"Era muy luminoso, tanto el salón como el dormitorio pequeño tenían acceso a balcones y estaba orientado a levante y mediodía, la combinación perfecta para tener calor en invierno y fresquito en verano. Pero lo que realmente nos enamoró fue su pequeño secreto: una escalera de caracol en la entrada que daba acceso a una terraza privada con los mismos metros que tenía el piso, con unas vistas preciosas hacia la huerta murciana y al castillo de Monteagudo. Las puertas antiguas que decoran la pared del sofá las encontré en la calle y decidí restaurarlas. Hay muchos muebles y objetos de segunda mano en casa, también hechos por nosotros mismos, ya que queremos apostar por un consumo responsable y sostenible" explica.

Recibidor, escalera
Alba Pérez López

"Llevamos a cabo una pequeña reforma low cost para acondicionarlo a nuestros gustos y necesidades. Así que derribamos un par de paredes y unimos salón y cocina, haciendo desaparecer prácticamente el pasillo, hecho que le dio mayor sensación de amplitud a ambas estancias y mayor luminosidad a la cocina. También cambiamos por completo el diseño de la cocina y colocamos una barra para desayunos con el fin de dividir visualmente los espacios. Nosotros mismos montamos todos los muebles e instalamos los electrodomésticos, con ayuda de unos amigos que valen millones (ellos bautizaron la casa como “Villa Cajones” por la cantidad de cajones que tuvimos que montar). Fueron días duros, a contracorriente, porque la fecha de la boda estaba cerca, pero pasamos momentos muy divertidos" sigue contando Alba.

Cocina
Alba Pérez López

"Los ventanales del salón dan a sendos balcones en los que tenemos algunas plantas: geranios, tréboles de cuatro hojas, crasas e incluso un pequeño olivo, cuando crezca lo plantaremos en tierra en la casa de campo familiar. Con la llegada de nuestro hijo pequeño, en diciembre de 2018, tuvimos que quitar muchos objetos de su alcance y dejar más espacio, así que retiramos la mesa de centro del salón. Una idea muy práctica que me dio El Mueble fue usar pufs con bandejas, banquetas y otros elementos que hacen esa función cuando es necesario. Ando en busca de la alfombra ideal para darle más calidez al rincón del sofá, así como una lámpara de pie o aplique para situar en la estantería o en las puertas decorativas" añade nuestra lectora.

Comedor, mesa
Alba Pérez López

"Las flores naturales, secas o preservadas están invadiendo nuestro hogar. Me encantan las flores (y hacer coronas y manualidades con ellas) las plantas y todo lo que me recuerde a la naturaleza. Este es un piso en la ciudad, pero pegado al campo, a la huerta. Por eso creo que no puede faltarle un toque campestre, y huelen tan bien" prosigue.

Comedor, dentro de mesa Navidad
Alba Pérez López

"Llevamos a cabo un cerramiento en la terraza para que nos sirviera de estudio, todo con material movible como panel sándwich (con mucho aislante) y Pladur. Antes había una pequeña caseta con una puerta y un tejadillo para acceder desde la escalera de caracol a la terraza, así que lo que hicimos fue ampliar ese espacio para que nos cupieran nuestros escritorios, instrumentos musicales, un caballete para pintar, juguetes... El suelo del estudio está hecho con grandes placas de madera de embalar (la más barata) tintadas con nogalina" explica.

Estudio, exterior
Alba Pérez López
Estudio plano
Alba Pérez López

Como vemos en el plano de esta zona anexa añadida, cuenta con un amplio espacio lleno de luz para trabajar, pintar o jugar.

Y también vemos la distribución de la terraza de la que Alba cuenta lo siguiente: "todavía andamos acondicionando la terraza, para esta primavera nos gustaría dejarla a punto. Tras el confinamiento colocamos un trocito de césped artificial (tenemos que respetar el suelo con drenaje sí o sí) y plantas con riego automatizado para tener nuestro propio huerto urbano, también una mesa con sombraje"

Estudio, caballete
Alba Pérez López

"Suelo mover de sitio la decoración de toda la casa con frecuencia, esta es una foto del estudio en verano. La mesa está hecha con una ventana antigua, nos la regalaron unos amigos. La restauraron, le añadieron las patas y el cristal y la pintaron con los colores de la naturaleza del entorno. Me gustaría añadir otra estantería igual que la que hay para tener más espacio para guardar libros" sigue contando Alba.

Estudio, mesa
Alba Pérez López

"En nuestro dormitorio, quitamos las puertas y revestimientos del armario empotrado para dejarlo abierto, simplemente con una rama que encontramos en el monte a modo de percha, una balda, una cómoda y un zapatero. Mantuvimos la pared de obra del armario, embelleciéndola con un marco de madera que nos hizo un carpintero. La ropa de otras temporadas la guardamos en el arcón de la cama y un baúl sirve de almacenaje para sábanas y toallas. En el dormitorio me gustaría añadir un par de alfombras de pie de cama y algunos cojines decorativos, además de un cubre canapé de lino blanco" explica.

Dormitorio A&R, general
Alba Pérez López
Dormitorio A&R, espejo
Alba Pérez López

"Con la llegada del bebé tuvimos que organizar el dormitorio pequeño, que se había convertido en 'la habitación de los chismes', aunque él todavía sigue prefiriendo dormir con nosotros. El caballito balancín de caña lo encontré en Wallapop muy barato, tuve que restaurarlo lijándolo a mano para dejarlo al natural, ya que estaba barnizado de un color muy oscuro. Antes, en lugar de la cama había un espejo en la pared con la alfombra, y bajo los cuadros estaba el cambiador" cuenta sobre la habitación de su hijo Martín.

Dormitorio Martín, cama
Alba Pérez López
Dormitorio Martin, armarios y estantes
Alba Pérez López

"Sólo me falta por mostraros un trocito de la habitación de los niños grandes, que llamamos con cariño “la leonera”. En los juguetes de los niños intentamos también evitar el plástico, eligiendo aquellos de tela, madera, cartón…

Dormitorio Mario y Gael II
Alba Pérez López
Dormitorio Mario y Gael, banco
Alba Pérez López

Para los baños, sacrificamos un pequeño armario empotrado que había en el dormitorio contiguo al baño común, el de los niños, para hacer una ducha más grande, ya que la original era de 1 m2. También tapamos la mayor parte de los azulejos de los baños y la cocina, sustituyendo los antiguos, que eran de un color marrón verdoso muy oscuro, por unos falsos hidráulicos. Pintamos las paredes de blanco y cambiamos lavabos, muebles y espejos. De repente, ¡los baños parecían mucho más grandes!" se exclama Alba.

Baño dormitorio bañera
Alba Pérez López
Baño dormitorio lavabo
Alba Pérez López

"Me costaría muchísimo elegir un sólo estilo decorativo, al final soy muy ecléctica. Creo que esta casa es una mezcla de estilo nórdico, natural, vintage, mediterráneo, rústico, boho… Tampoco tengo una estancia favorita, quizá sea la terraza cuando esté terminada, también podría quedarme con los dormitorios de los niños, ya que me pierden los juguetes, los cuentos y la decoración infantil.

IMG-20210411-WA0038
Terraza, granado
Alba Pérez López

"Somos conscientes de que aún nos quedan muchas cosas por cambiar, añadir y mejorar (¡para eso está El Mueble!), pero nuestra filosofía nos dice que nuestra casa se tiene que ir construyendo poco a poco, a partir de viajes, de casualidades, de flechazos, de encontrar cosas que realmente nos gusten y, por supuesto, que verdaderamente nos hagan falta. Aunque sé que es muy difícil, si nuestra casa saliera en El Mueble sería súper divertido y me haría una ilusión enorme a la vez. Es la revista de decoración que siempre hemos tenido como referencia en mi familia y que recuerdo desde pequeña. (De hecho, hasta hace poco mi mesilla de noche eran un montón de ejemplares de El Mueble). Tiene un estilo real, que muestra casas acogedoras, muy mediterráneas, en las que podría vivir una familia de verdad (es que hay veces que se muestran unas casas muy chulas pero poco prácticas), ¡me encanta!" concluye Alba.

Muchas gracias Alba, por dejarnos entrar en tu casa y contarnos su historia.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?