Techos

51 /112

51.

¿Y sobre los techos de madera?

Puedes pintar la madera o barnizarla. El barniz al agua crea una capa transparente que protege el material, así no cambia de color con el tiempo. Si vas a pintar, pasa una lija de grano fino, retira el polvo y aplica una mano de imprimación multiuso al agua y, a continuación, esmalte acrílico al agua.

52.

Paso 2: Delimita la zona a pintar

Con cinta de carrocero o papel adhesivo -que incorpora una tira de papel y cinta de pintor-, delimita el perímetro del techo para no pasarte con la brocha o rodillo del techo a la pared (si no vas a pintar esta). “Es muy recomendable que repases todo el perímetro con un pincel o una brocha fina”, indican desde Leroy Merlin.

Butaca en La Redoute Interieurs y taburete en Catalina House.

53.

Paso 3: ¡A pintar el techo!

Cuando ya tienes la zona marcada y los muebles tapados, como hemos indicado anteriormente, empieza a pintar. Cubre primero las esquinas y las zonas donde no llega el rodillo. Repasa el perímetro y, a continuación, respetando la dirección de las pasadas, el resto del techo con el rodillo. Debes procurar que las franjas se solapen ligeramente. Aplica una mano y deja secar antes de empezar con la segunda capa de pintura.

Muebles de Bulthaup, taburete en India & Pacific. Lámpara de techo de Deltalight y suelo de microcemento.

54.

¿Cómo protejo los muebles?

Si solo vas a pintar el techo deberás cubrir los muebles perfectamente para no mancharlos, asegurándote de que te dejen acceder a cada rincón del techo. Y también cubrir con plástico las paredes. Si además vas a pintar las paredes, no hace falta cubrirlas pero sí deberás sacar los muebles que puedas y cubrir el resto, agrupados en el centro de la estancia.

Mesa y sillas de Andreu World, lámpara de techo de Vibia en Susaeta Iluminación,  muebles de cocina de Santos Estudio Bilbao, campana de Gutmann, taburetes en Ondarreta y lámparas sobre la barra de Dekoark.

 

55.

La dirección en la que hay que pintar

Como indican desde la empresa de pintores Hermanos Muñoz, “lo más importante a la hora de pintar el techo es realizar las pasadas del rodillo en paralelo a la entrada de la luz en la habitación”. Esto para la primera capa. Si aplicas una segunda, hazlo en el sentido contrario. Y finalmente, antes de que seque la última capa, pasa el rodillo sin añadir pintura en el mismo sentido de la primera capa.

Muebles diseñados por la decoradora Asun Antó y alfombra de yute en Gra.

56.

Paso 1: Limpiar el techo

Antes de empezar a pintar, debes limpiar la superficie así como rellenar alguna grieta con masilla con fibra o tapar agujeros que ya no uses con emplaste de relleno, como recomiendan desde Leroy Merlin. Deja secar el tiempo que indique el fabricante del producto que uses y lija.

Cabecero y mesita de noche diseño de la decoradora Adriana Farré y realizados por Rovial. Aplique en Punto de Luz.

57.

Qué necesitas antes de pintar

Hazte con todo lo necesario antes de pintar. Es importante para lograr el resultado adecuado y que realices la tarea cómodamente. Necesitarás una cubeta para echar la pintura -a no ser que el bote que compres lleve un escurridor de pintura incorporado-. Un rodillo con su bastidor y una brocha. Además, los plásticos y cinta de pintor para cubrir el encuentro del techo con la pared o más.

Sofá de Matèria y butacas de Mavi Lizán. Vitrina de Carolina Blue, consola de India & Pacific y mesa de centro de La Maison. 

58.

También una escalera

La necesitas para acceder a las esquinas y, si hay molduras, para pintarlas sin problemas. Así que debe tener la altura suficiente para alcanzar el techo. Pero en realidad para pintar la mayor parte del techo, no es imprescindible porque basta con un brazo extensible, alargador o mango. Se fija el rodillo en un extremo y se maneja desde el suelo.

Sofás y alfombra de Ikea, escalera en Batavia y cortinas de Habitat.

59.

Empieza por pintar el techo

Primero siempre hay que pintar el techo y, después, seguir por las paredes. En este caso el orden de las factores es muy importante. Y eso es porque al pintar el techo se puede salpicar pintura y no nos gustaría que esto pasara cuando las tuviéramos ya terminadas.

Cabecero realizado a medida por Tapicería Deco Lur Sofá. Banqueta de Artelore Home, alfombras de KP y apliques de Faro, en Susaeta Iluminación.

 

60.

Lo más habitual: pintado en blanco

Es normal pintar el techo de color blanco porque da amplitud y luminosidad. Si las paredes también lo son queda totalmente integrado y si son algo más oscuras, eleva el techo visualmente. También disimula elementos pesados, como puede ser un techo con vigas o bóvedas.

Sillas, mesa y cortinas de lino de Marina & Co, lámpara Djembé de Marset y suelo cerámico de Porcelanosa Grupo.

61.

Techos con un toque de color

Darle color a todo el techo hace que la habitación gane en calidez e intimidad. Es un recurso muy apropiado en habitaciones de techos altos y cuando quieres un espacio recogido. Pero solo un detalle en color también dice mucho. En este dormitorio se destacaron las vigas con color. ¿Cómo se hace? Primero pinta todo del color más claro, salvo las vigas. Con la pintura seca, coloca cinta de pintor en los encuentros de cada viga y el techo y aplica el color.

Cabecero realizado a medida por Nice Home Barcelona. Mesita de noche de Cottage Little House y banqueta de La Maison.

 

62.

Un mueble en el que cabe todo

Si colocas en el baño un mueble para el lavabo desde el suelo ganarás en capacidad de almacén y, de paso, en sensación de orden. Todo tiene su sitio asignado y no está desperdigado por encima de la encimera del baño. Para que tu bajolavabo hasta el suelo sea más cómodo es conveniente dejar unos centímetros retranqueados en la base -a modo de zócalo- para no chocar con los pies al acercarnos.

Armario de anticuario y techo de lamas de madera, diseñado de la decoradora Sylvia Preslar y realizado por Grupo Santos.

63.

Ideas creativas, funcionales y decorativas

“Decorar las paredes de una habitación abuhardillada es complicadísimo. En este caso escogí piezas ligeras pero a la vez prácticas, que sirven de apoyo a los armarios, como un banco y una escalera decorativa". Una buena idea de Paula que aporta soluciones en las que organizar la ropa antes de irse a dormir o colgar bolsos.
 

Banqueta de Deco&Living y espejos en Fonda.

64.

Una habitación infantil abuhardillada

“Esta es otra habitación abuhardillada que resultó muy complicada de amueblar. No contaba con mucho espacio así que la idea fue crear una zona de dormir donde el techo dejaba menos altura y así lel resto del espacio se destinó a espacio de juegos". Y es que siempre hay una opción para rentabilizar el espacio.

Cama, mesa y sillas de Ikea y alfombra de Kenay Home.

65.

Techos más altos (o que lo parezcan)

Parece que si el techo de una casa es alto, todas las habitaciones se ven más grandes, con más presencia y amplitud. Así que anota este truco deco: instala varios focos o apliques en la parte más alta de la pared, apuntando hacia el techo. Se alejará unos cuantos centímetros. Si las lámparas son empotradas, en lugar de colgantes, también ayuda. Así como instalar las cortinas desde el techo hasta el suelo.

Ropa de cama de Filocolore.

66.

Carmen busca algún elemento divertido para los niños

“Mi mirada se dirigiría a los textiles que decoran la cama y, sobre todo, me gusta cuando descubro un elemento divertido (de esos que personalizan el espacio), como un tipi o unos cestos bonitos en los que ordenar los juguetes”.

Muebles realizados a medida. Aplique de Faro, alfombras de Lorena Canals y puf en India & Pacific.

67.

A Olga Gil-Vernet le gustan los dormitorios espaciosos

En esta estancia de la casa es importante que la distribución de los armarios, cama y mesitas de noche respeten las zonas de circulación para no “llenar” en exceso el espacio. Olga comenta que le gusta ver “dos mesitas de noche diferentes pero del mismo acabado. Por ejemplo, una más alta que otra. Y me fijaría en la ropa de cama natural con linos en colores suaves”.

Banqueta, alfombra, cortinas y aplique en Let's Pause. Cabecero diseño de Estudio Sosters, realizado por Fusteria Mínguez.

68.

Adapta tu casa y su estilo a tu vida

Piensa cómo eres y qué te gusta hacer en casa (por ejemplo, escuchar música) y olvídate de modas o tendencias. Decora tu casa para que se adapte a ti. Es muy importante que, tanto si practicas yoga como si trabajas desde casa, tengas un rincón para ello.

Banqueta, alfombra, escritorio Frame de Ethnicraft y silla de Becara, todo en Mujika Interiorismo.
Salón urbano con techo de bóvedas y vigas

69.

Un salón para relajarse

Por las tonalidades, el mix de materiales, el sofá orientado al exterior y la butaca y el sillón colgante o columpio en el que ver pasar el tiempo.

Sofá y cesto en Mäinities, butaca y alfombra de Ikea, mesa de centro de Sika Design y columpio de Sillatea.
Salón de masía con techo abovedado

70.

De techo abovedado

Una característica particular de este salón es el techo abovedado. Barro, piedra y ladrillo se caldean con los textiles. El acierto: el par de butacas que completan la zona de asientos.

Sofá de Miki Beumala, mesa de centro y espejo en Taller de las Indias y butacas y alfombra en Kave Home.
Salón de casa de campo con pared de piedra y vigas

71.

Al más puro estilo campestre

Techos de madera, paredes de piedra y una decoración country que rompen muebles que dan carácter al salón: la mesa de centro de aire industrial y la lámpara de cristal que cuelga del techo.

Sofás, mesa de centro y alfombra en Dimoni Gros Interiors, butaca en Coton et Bois y lámpara de techo de Ferros D'Art Cadenas.
Salón señorial blanco con sofás verdes

72.

De techos altos y con mucha vida

Los techos altos dan amplitud al salón de este piso. Su decoración luminosa y alegre, gracias al uso del color, resulta vitalista.

Sofá de Ikea con funda de Sofatherapy, mesa de centro de Merc&Cia y butaca de ratán de Sacum.

 

73.

Lámpara de pie de metal ¿en blanco o negro?

Suelen ser diseños de pie fino, muy ligeros visualmente, que iluminan sin llamar la  atención. Que su color sea uno u otro depende del estilo. Las blancas siempre pasan más indavertidas mientras que las negras son contemporáneas.

Alfombra Shirvan y lámpara de pie Bucke de Mujika Interiorismo.

 

74.

Sillas de diseño

Una en un rincón o en el estudio o varias alrededor de la mesa de comedor. El Mueble apuesta por la silla CH24 Roble de Hans J. Wegner, un modelo muy confortable. Para Kati, del blog y tienda de decoración y diseño nórdico Delikatissen.com, “las sillas son mi pieza favorita y hay diseños con precios más o menos accesibles y tremendamente elegantes.” 

Mesa realizada por Vincenç Torrent y lámpara de techo en Superstudio.
Grifería de Grohe.

75.

Baños con madera, también en el techo

Es frecuente ver vigas de madera también en el techo del baño. Allí no hay un contacto directo, por lo que no hay que tener especial cuidado con el uso de madera y, sin embargo, darás calidez al ambiente. 

76.

Los techos, siempre blancos

Los techos siempre han sido blanco, ¿o no? Un techo blanco es limpio y ayuda a a que las paredes "crezcan" a lo alto. Sin embargo, si forramos el techo con madera, puedes aportar calidez a una estancia, si lo pintas de un color oscuro harás que parezca más bajito (si por ejemplo son muy altos) y si los forras con papel pintado, como en este dormitorio infantil crearás un ambiente de ensueño.

 Escritorios, sillas azules y espejos, en Maisons du monde. Papel pintado estampado, de Laura Ashley.

77.

Cama pegada a la pared

Una opción en espacios pequeños es arrimar la cama a una pared. Se ganan centímetros en el lado que queda libre. Cabecero de Kenay Home.

78.

Mesas de centro diferentes

No tienes que escoger un diseño convencional. Puedes optar por un par de mesas auxiliares como mesa de centro o varios pufs. La ventaja: son muebles ligeros fáciles de mover si necesitas despejar la zona cuando tengas visitas. Sofá de Ikea, papel pintado de Leroy Merlin y puf de Zara Home.

79.

Aires nórdicos

El estilo nórdico es otro de los estandartes de la estética moderna. Así que la unión de blanco y madera, icono de lo nórdico, es otra unión infailble.

En esta cocina con isla el mobiliario es de Singular Home y los taburetes de Pétit Côte Decó.

80.

Precio para un colchón de cama doble

Para un colchón de buena calidad de 1,35x2m el colchón cuesta entre 700-1.000€ y entre 1.000-1.500€ en una calidad superior. Banqueta y alfombra de La Redoute, cabecero realizado a medida por Vicenç Torrent y apliques de Lámpara y Luz.

 

81.

Composición irregular

Si deseas darle un aire moderno y dinámico a tu salón, con esta librería hecha a medida con pladur causará el efecto buscado. ¡Es casi como una obra de arte de Mondrian!

82.

¿Y el faldón?

Un cubrecanapé permitirá ocultar las patas de la cama y dará elegancia al dormitorio. Elígelo de un color que combine con tus sábanas. Mesita de noche, en Daviu-Quera. La silla, en Antic Centre.
 

83.

Escaleras a cuadros

Sube por las escaleras, desde la pared de la chimenea, este papel pintado tan inglés, que las viste tanto y que conecta la decoración de las dos plantas. También su marido se salió aquí con la suya aquí. Eva se resistió tanto como pudo a esta moqueta de lana de pelo corto pero ahora reconoce que caminar descalzos es uno de los mayores placeres de la casa. Y otro acierto decorativo: se funde totalmente con las paredes y el techo. Moqueta de Disseny Cerdanya. Alfombra de IDdesign. Banco de Sacum.

84.

Una cama bajo las estrellas

Estratégicamente colocada, todavía les ha permitido descubrir otros placeres de la casa como ver las estrellas desde la cama o escuchar caer la lluvia. ¡Y lo que les queda! Funda nórdica, cojines y manta gris de Filocolore. Mesita de noche de La Maison y lámpara de Sacum. 

 

 

85.

Distribuir pensando en el futuro

De hecho, la distribución del dormitorio está pensada para que, con los años, si se "arrepienten" puedan hacerse dos dormitorios diferenciados. Funda nórdica, cojines y plaid de Filocolore. Apliques de Faro, puff de India & Pacific, cojín redondo y alfombras de Lorena Canals.

86.

Armarios de camuflaje

Las buhardillas bien aprovechadas regalan mucho espacio para guardar. Casi todas las paredes esconden puertas de armarios, siguiendo el juego de lamas del techo. Se aprovechó la columna para colocar estantes y separar un poco, visualmente, la zona de la niña. Cesto de Lorena Canals.

87.

Los salones blancos han triunfado (10171 likes)

Os ha fascinado la decoración de este salón con techo a dos aguas. Los cojines con estampados étnicos y las plantas aportan color al salón, donde reina el blanco. Sin embargo, el protagonista es el mueble que hace de librería. Sus vitrinas permiten que el mueble no parezca tan pesado y aporta ligereza.

88.

37. Pintar las vigas

Las originales suelen tener la madera muy oscurecida y aunque se pueden recuperar y tratar, pintarlas es una buena opción. Para no perder totalmente la presencia de la madera, se pueden dejar los pilares, las vigas maestras o las de puertas y ventanas.

Butacas y mesa de centro de Becara. 

89.

Sé creativo y aprovecha las alturas

 Neus Casanova, de Degoma Design, recomienda aprovechar los techos altos para ganar un altillo que te puede servir para almacenar, crear una zona chillout o incluso otra estancia.

Detalle de techos con molduras

90.

Molduras que decoran por sí solas

Las molduras son pequeñas joyas que decoran nuestros techos. No sobrecargues el ambiente si ya tienes elementos decorativos que vienen "de fábrica".

Salón señorial blanco con detalles en amarillo y dorado

91.

10. Techos señoriales y altos

Los techos con molduras tienen personalidad, pero no condicionan el estilo de decoración del salón. Si además son altos, puedes optar por lámparas de techo para "llenar" más el espacio. 

Sofá, de Cado. Butaca, de Taller de las Indias. 

92.

Molduras, rosetones y cornisas

Los rosetones son ornamentos de formas vegetales que dan vida y zonifican el techo. Suelen coincidir con las lámparas. Por su parte, las molduras pueden crear formas en techos y paredes, puertas y ventanas, las más  actuales están hechas con base de poliestileno son fáciles de colocar y pintar. Por último, las cornisas decoran el paso de pared a techo. Se pueden aprovechar para disimular grietas o esconder rieles de cortinas o luces indirectas.

Vía Pinterest

93.

Downton Abbey

 Los decorados y la perfecta ambientación de este drama televisivo nos transportaban a la auténtica Inglaterra de principios del siglo XX. Sus exquisitos estilismos representaban al dedillo la vida de la aristocracia británica. Como este dormitorio con techos con molduras y paredes con papel pintado.

94.

... O en el jardín

 Aprovecha la libertad del exterior para decorar el espacio de forma original, como con estas bolas de papel. Elige un color que domine y combina vajilla y mantelería. Prepara recetas frías, sencillas, dulces y saladas, et voilà. Mesas, sillas y banco Ängso, y sillón de bambú Finnitorp, de Ikea.

95.

Atrévete

Existen muchos apliques originales que consiguen dar el toque esencial a la pared. ¿Quién necesita cuadros cuando tienes un aplique como éste de Serge Mouille? Alfombra de Nani Marquina.

96.

Limpieza en el baño

Repasa el lavamanos, la grifería y el inodoro. Cambia las toallas y pon a lavar las que han usado tus invitados y repón el papel higiénico.

97.

Ataque a las manchas

Revisa alfombras y tapizados para detectar alguna mancha. Si encuentras una mancha de vino en la alfombra, ¡que no cunda el pánico! Intenta frotarla con agua con gas. Si en el sofá te encuentras una mancha de aceite, prueba con maicena, que absorbe la grasa de manera eficaz.

98.

Papel pintado, ¿por qué no?

Un toque de originalidad es empapelar el techo (sí sí, ¡también el techo!) con papel pintado, como en esta cocina de Federica&Co. ¿Quieres ver más de este refugio en Cantabria? 

99.

Dulces y tranquilos sueños

¿Qué tienen las bóvedas que dan un ambiente místico? Quizá son sus formas sinuosas, que transmiten una calma casi monacal. Ropa de cama de hilo antiguo, de Culdesac. Alfombra de Jordi Batlle.

100.

Más madera

En esta cocina las láminas de madera de la campana trepan hacia el techo. El parquet oscuro contrasta con el blanco del techo y de los azulejos vidriados blancos del contrapecho.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?