Estilo rústico

301 /809
Cocina rústica con baldosas artesanales

301.

Azulejos artesanales, un look retro de moda

Para el baño o el antepecho de la cocina, los azulejos artesanales pintados a mano por expertos artesanos que siguen los diseños tradicionales o los actualizan darán un toque rústico a la decoración.

Mobiliario realizado por Guillermo Casas. Antepecho, de Azulejos Antiguos. Campana, de obra. Lámpara de techo, de Philippe Starck para Años Luz. 

302.

Sillas de enea, resistencia y sencillez

Las sillas de enea recuerdan a las típicas de las de pueblo de toda la vida y que duraban años y años. Con asiento de fibras vegetales y estructura de madera aúnan un estilo tradicional con el encanto de las piezas recuperadas.

Detalle de mesa tocinera

303.

Una mesa tocinera auténtica

Un mueble de oficio, restaurado o mostrando las muescas del tiempo y el uso, es un must en el estilo rústico: taburetes de herrero, escritorios-secreter de madera y, por supuesto, la estrella, la mesa tocinera.

 Mesa tocinera, de herencia familia. Espejo redondo, de Pómax.

304.

Las mejores vistas románticas

Abrir los ojos al despertarse y encontrarse con una paisaje tan bucólico como este dormitorio.

La cama , la banqueta y el cabecero proceden de Mujika Interiorismo. La lámpara es de Deluz. El escritorio es de Ethnicraft, en Mujika Interiorismo. 

305.

Vistas nocturnas

Porque los atardeceres (y las noches) en la montaña también son un espectáculo, qué mejor manera que iluminar el salón con velas para conseguir un ambiente acogedor reforzado por los cojines y plaids de tejidos suaves y agradables al tacto. Mesa de centro, de Chalet de Pins. Alfombra, en Gra.

306.

Elimina las cortinas

O cambia las barras por otras más largas que te permitan correr las cortinas y que no te roben ni un ápice de luz natural. Los noruegos disfrutan de grandes ventanales par poder capturar la máxima dosis de sol. Tú, seguramente, no podrás cambiar el tamaño de tus ventanas pero sí aprovecharlas al 100%.

307.

Y si tienes fuego… ¡mucho mejor!

Dicen que si no puedes ver el sol, el fuego calienta el alma. Y hay mucho de cierto en ello. Si tienes una chimenea, enciéndela: sentirás bienestar y te relajará. Pero si no tienes la suerte de tenerla, puedes solucionarlo creando decorativos centros con velas de distintas alturas para tu mesa o para un rincón, por ejemplo.

308.

Información: otro antídoto antidepre

Son las cinco, sí. Y ya es oscuro, sí. Pero la vida no se paraliza. En esta época y más, cerca de Navidad, las actividades en la calle se multiplican. Infórmate en tu ayuntamiento y descubrirás mil planes para hacer (probablemente a 0€) y no encerrarte a esperar que llegue la noche arrasando con lo que tienes en la nevera.

309.

Texturas de todo tipo

No apuestes por un solo textil. Mezcla. Es lo que se lleva. Y además, consigues espacios mucho más abrigados y decorativamente más ricos, lo que eleva unos buenos puntos el nivel de tu casa. Entre los tejidos que no deben faltar: el lino y el terciopelo. Dos must para este 2019.

310.

Es hora de abrigar tu casa

¡Y de encender las velas! La revista de El Mueble de diciembre viene cargada de ideas para transformar tu casa en el lugar más cálido y acogedor del mundo. Prepárala para el invierno... ¡Que no te atrape el frío!

311.

Detalles que visten tu casa de fiesta

Luces, manteles, velas, vajillas... Te contamos cómo tenerlo todo controlado para que esta Navidad no se te escape ningún detalle. Llena tu casa de ilusión... ¡y deja a tus invitados con la boca abierta!

312.

Las mejores ideas de 2018

 Qué rápido ha pasado este año, ¿verdad? Llega el momento de echar la vista atrás para ver todo lo que nos han enseñado estos doce meses. Por eso en la revista hemos hecho un recopilatorio de las 12 mejores ideas del año, decorativamente hablando. Lecciones que hemos aprendido, y que ya jamás olvidaremos.

313.

Riégalo cada día

Asegúrate de que siempre tiene agua. Si está bien hidratado, perderá menos agujas y alargará su vitalidad. En caso de que tu árbol no tenga cepellón (abetos repicados) y veas que se pone algo seco, puedes cortarle un poco la base del tronco y volver a colocar en el recipiente agua de forma abundante.

314.

¿Y si está bien pero quiero cambiarle el color?

Aunque esté perfecto, se aconseja lijarlo de forma suave para abrir el poro y mejorar la adherencia del esmalte. Desde Titán nos proponen su Preparación Multiuso al Agua o su Esmalte Ecológico al Agua.

315.

Un look rústico chic en gris

No tienes por qué estar en una cabaña de madera y rodeada de calcetines navideños blancos y rojos para celebrar estas fiestas alrededor de una mesa de Navidad rústica y moderna. Y además, en la ciudad. Elige un mantel con una tonalidad gris plomo y dale brillo con blanco, cristal y plata vieja. Monta una guirnalda con hojas de laurel y añade el toque natural.

 La mantelería de lino y los caminos de mesa son de Zara Home. Los corazones de cascabel, también. Los velones, de Muy Mucho.

316.

Elige un centro para tu mesa de Navidad

Escoger un centro bonito para tu mesa no tiene por qué significar un quebradero de cabeza. Dicen que la rosa es la flor más bella y en concreto la blanca emana elegancia y sofisticación. Puedes hacer como en esta mesa, y elegir un ramo sencillo y natural conseguirás el efecto deseado.

317.

El color beige

Quizás porque es cálido, versátil y luminoso el beige en las paredes nunca ha caído en el olvido. Es un color todoterreno que se amolda a todos los tamaños y estilos y que además sabe combinarse con otros colores. Aunque su mejor socio, el blanco.

318.

Una siesta para dos

Un sofá en esquina permite hacer la siesta acompañado sin molestarse, ya que cada uno cuenta con uno de los lados del sofá. Este sofá es diseño de Lara Vallés. Mesas de troncos, en Mercantic. Pieles, de Ikea. Alfombra, en Gra. Espacio decorado por Lara Vallés, de Space Stage. 

319.

... O una cabezadita fuera

¿Por qué no? Está estudiado que se descansa mejor con frescor que con demasiado calor. Así que, ya lo sabes, si tienes una tumbona como estas de El Corte Inglés, hazte con unas buenas mantas y duérmete mirando el paisaje. Una sensación única.

320.

Y velas, por supuesto

O luces bajas. Nada que venga del techo. Necesitas luces cálidas que vengan de abajo para crear un rincón cálido que invite a desconectar, cerrar los ojos y dejarte llevar por el sueño. Mesa de centro, de Chalet des Pins. Alfombra, en Gra. 

321.

El papel pintado abriga las habitaciones

Y no importa lo pequeñas que sean. En este dormitorio abuhardillado el papel pintado de cuadros crea una sensación muy envolvente. Además, los cuadros están de moda y quedan genial con un look rústico.

Papel pintado escocés, de Leroy Merlin. Aplique, de Vermissen. Espacio decorado por Luderna y Dröm Living. 

322.

Un protector ideal para paredes con literas

Es inevitable, los niños rozan las paredes y acaban manchadas en poco tiempo. Un papel pintado no solo las protege y disimula las manchas sino que también les da más abrigo.

Papel pintado, de Fine Little Day. Literas, diseño de Carolina Juanes, la decoradora del espacio. 
Dormitorio rústico con cama con dosel

323.

Una cama con dosel

Las camas con dosel recuerdan a las de las casonas nobles y tienen el poder de transformar por completo el dormitorio. Son tan románticas que el estilo rústico no ha dudado en adoptarlas.

Cama con dosel, de India&Pacific. Dosel, de Zara Home. Cómoda de Antic Daviu Quera.

324.

Son versátiles

Es decir, las paredes de cristal se adaptan a tu estilo. No importa cual sea. Rústico, industrial, sofisticado... Los acabados son innumerables. El banco antiguo es de Antique & Teak y lo encontrarás en Becara.

Cocina rústica actual con cocina retro

325.

Una cocina de estilo retro

Las viejas y grandes cocinas de hierro tienen hoy su versión en modelos con diseños tradicionales, pero con todas las prestaciones de las más modernas, como la de esta cocina. 

Proyecto, muebles, apliques, lámparas y griferías inglesas, de Deulonder Arquitectura Domèstica.
Dormitorio suite con look de cabaña revestido de madera

326.

Una estufa de leña actual que recuerda a las de antes

Las estufas de leña, tan de moda hoy en día, son las más tradicionales en las casas de campo. Dan tanta calidez a la estancia como una chimenea al uso. Se puede optar también por una estufa de pellets, que son mucho más eficientes. 

Mueble de madera bajolavabo de madera de pino reciclado con lavamanos de hierro natural y grifería realizada con tubo de hierro pintado, todo diseño de Marte Torres, realizado por Tenuee Barcelona. Espejo, de Metalistería Jofre Catalan. Cestos, en Maisons du Monde.
Cocina rústica con baldosas hidráulicas

327.

Baldosas hidráulicas

Las baldosas hidráulicas, de diseños y motivos coloridos, crean un efecto de alfombra en el suelo. No es preciso unificar todo el pavimento: se pueden instalar formando cuadros o marcos. Y combinan genial con otros materiales. 

baño rústico con paredes de piedra y bañera exenta

328.

La belleza singular de una bañera exenta

Si la eliges de cerámica, de hierro fundido o con patas, darás un look retro al baño. Las actuales, que imitan a las tradicionales, son piezas escultóricas que aúnan diseño y confort. 

Bañera, modelo Fusión, de Devon&Devon. Escaleras toallero, de Jardín D'Ulysse, en el estudiod e Mónica Garrido. Banqueta, en Zara Home. Alfombra, de IKEA. Revestimiento de piedra, en Blanco Quintas. Pavimento de microcemento, de Microfloor, en el Estudio de Mónica Garrido. 

329.

Muy, muy campestre

El ventanal está decorado con visillos de hilo que permiten la entrada de luz y al mismo tiempo dan un toque campestre e informal al baño.

Son de Coordonné. El lavamanos es de Roca y el toallero de Better & Best. Las toallas son de El Corte Inglés y los apliques de Geneviève Lethu.

330.

Un estor de lino perfecto

¿Cómo se consigue? La cantidad de arruga que se forme dependerá de la proporción de poliéster y lino del fabricante. Cuanto más poliéster, menos arruga tendrás.

Sofá, de Frajumar. Mesas de centro, diseño de Luderna Design, responsables del proyecto. Alfombra, de Benuta. 

331.

Rústicas y clásicas

Para el gran ventanal de esta buhardilla, agarrarlas a ambos lados con una cinta de la misma tela, fue la solución. De este modo, puede tenerlas abiertas sin perder vistas ni luz. Carolina Juanes es la decoradora del espacio. 

332.

Estores sobre las ventanas

Una ideaza, porque de esta forma no tendrás que estar subiendo las cortinas al máximo cada vez que quieras abrir una hoja. Instaladas sobre la carpintería de cada hoja, visten la ventana igual sin darte complicaciones. En este caso, cuanto menos voluminosa sea la tela, mucho mejor quedará.

333.

Para ventanas irregulares

En cortinas, hay soluciones para todo, como para esta ventana de forma irregular. Sobre una bañera no podía ponerse cualquier cortina, esta, de lamas, resiste la humedad y a la vez no ocupa espacio ni abierta ni cerrada.

334.

La mínima expresión

Un screen de lino del mismo color que la pared de este baño y con una trama muy abierta, permite tener luz y máxima intimidad. El gris amarronado es una opción perfecta para armonizar la ventana con el exterior.

Mueble bajolavabo diseñado por Lara Vallés. Lavamanos, de Segalia.

335.

Paso 5: Es hora de lijar

Sergio Anglada, experto de Bruguer, nos aconseja lijar con una lija fina todo lo que vayamos a pintar. "Ha de ser un lijado superficial, que abre el poro y mejora la adherencia de la imprimación que daremos a continuación. Una vez lijado todo, hemos de quitar el polvo que hemos hecho con un trapo".

336.

Y come mirando los árboles

Recientes estudios afirman que comer junto a una ventana, mirando un paisaje verde, ayuda a comer sano porque relaja y hace que tengas más ganas de comer platos ligeros. En cambio, si comes en una estancia más íntima y recogida, te lleva a desear comidas más calóricas. 

detalle grifería retro

337.

Una grifería retro

Muchas firmas actuales fabrican griferías eficientes con las sinuosas formas y diseños retro. También las hay con efecto envejecido de cobre o de latón, si buscas un look más personal. 

Detalle de baño con lavamanos de mármol

338.

Un gran lavamanos piedra o de mármol

Los lavamanos de piedra o de mármol rememoran los de las casas de campo tradicionales. También en la cocina una pila de mármol dará un look campestre con mucho encanto. 

Dormitorio de campo con paredes y armarios verdes

339.

Alíate con los colores cálidos y naturales

Por la paleta cromática también (re)conocerás el estilo rústico. El blanco, el gris, los ocres, los verdes y los tonos tierra son protagonistas indiscutibles de paredes, ropa de cama, cortinas, cojines y tapicerías.

Armario, diseño de Grup Escrivá Interiors. Cortinas, en Filocolore. Puff y lámpara de techo. e India&Pacific. Alfombra, en La Bisbal. 
Detalle de mesas de centro tronco

340.

Mesas tronco, un must en las decoraciones rústicas

Las mesas tronco se han convertido en piezas de moda, por su look 100% natural que encaja a la perfección en decoraciones de corte nórdico o urbanas con sabor rústico. Sus formas orgánicas y la tosquedad del tronco sin pulir las convierten en piezas casi escultóricas. 

Mesas de tronco, en Mercantic.
Salón rústico abierto a la cocina con barra americana

341.

Que no falte la madera

La madera es la clave del estilo rústico. Es un material vivo, que cruje, y mantiene estable la temperatura de la casa. Transmiten mayor autenticidad los acabados que dejan la madera prácticamente en bruto, con los nudos y las imperfecciones a la vista. Úsala en todos los elementos posibles porque no cansa y produce bienestar: mesas, sillas, taburetes, suelos de parquet... 

Banquetas y sofá, de Crearte, don tela de Andrew Martin. Alfombra, de Les Créations, en Carmen Caubet. Taburete y lámpara de cristal, de Ángel des Montagnes. Todo en Carmen Caubet.
Salón de casa de montaña con sofá rinconero y butacas de fibras

342.

Facilita la conversación

Coloca los asientos para que favorezcan la convivencia. También es importante que la propuesta sea flexible, es decir, que puedas mover y cambiar de sitio algunos de ellos, en este caso, las butacas de mimbre. 

343.

Encimeras despejadas

Eso significa que no puedes usar las encimeras como si fueran un estante para guardar cosas. Vale que puedas tener la cafetera o la tostadora (y algo más). Cuando no hay nada sobre las encimeras el efecto de orden en la cocina llega como por arte de magia. Además, de ese modo es mucho más fácil mantenerlas limpias. El reloj de pared es de Antic Daró y la cesta de picnic de India & Pacific.

344.

Cambia el sentido del ventilador

Si tienes un ventilador de techo, es el momento de hacerlo. El aire caliente tiende a subir con lo que un ventilador que lo envíe de nuevo hacia abajo te dará un mayor confort en casa. En invierno las aspas deben girar en el sentido de las agujas del reloj. 

345.

Con piezas recuperadas

Si algo tienen los recibidores rústicos "con alma" es la presencia de muebles antiguos, ya sean de herencia o adquiridos en anticuarios.

El banco, el perchero o la consola imprimen carácter y un sabor tradicional a este recibidor. Consola, en Mercantic y perchero, en Bicoca.

346.

Junto a la chimenea

En este salón el tiempo se detiene -o uno desearía que así fuera-. La mezcla perfecta de materiales que acostumbran a ser los abanderados del estilo rústico (madera, piedra y fibras naturales) con una estética más actual, ligera y luminosa, convierten a este salón en uno de los favoritos en Pinterest. Pero es que le acompañan 14 salones rústicos más. ¿Con cuál te quedas?

347.

Contemporaneidad rústica

Un salón rústico también puede ser fresco y ligero. Dependiendo de los muebles y los colores que elijas crearás la atmósfera perfecta para ti. ¿Quieres más trucos?

Sofás y chaise longue de Maisons du Monde, mesa de centro y auxiliar de Coton et Bois.

348.

Bon appetit

Es difícil no quedarse prendado de este comedor rústico. Aún más díficil imaginar que esta casa era en una caballeriza. Su tamaño extragrande, como el de la mesa y la lámpara del comedor, armoniza con las grandes dimensiones del espacio.

La mesa del comedor es de La Bòbila, de Corçà, y las sillas, de Mec Mobiliario. El mantel de lino con rayas lo encuentras en Filocolore.

349.

Casas vividas

Las casas que esconden historias tras sus muros nos abren la curiosidad, como esta casa que antes era un pajar en ruinas.

En el salón, el sofá es el modelo Ektorp, de Ikea, al igual que la butaca orejera y la alfombra. La mesa de comedor y las sillas son de Il Coc Interiors.

350.

A fuego lento

Las paredes de esta cocina combinan el mortero y la cal con la piedra vista. El pavimento es de barro cocido.

El fregadero y la encimera son de mármol macael. El mobiliario, de Rocavista

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?