Planos de casas

1 /160
Plano piso de 75 m2

1.

La clave: aprovechar la altura de techos para ganar un altillo

La casa tiene triple altura y el objetivo fue explotarla al máximo, deshaciéndose de un falso techo y ganando un altillo. A esta casita de 75 m2 se accede por la planta de los dormitorios, que es la baja, el salón, el comedor y la cocina están en la planta, que cuenta, además, con esta mini tercer anexo que es un espacio multiusos.  

Salón pequeño con rinconero 00521290

2.

Una zona de día diáfana y multifunción

El salón comparte espacio con el comedor y tiene contacto visual con el recibidor y la cocina, gracias a separaciones acristaladas que ayudan a zonificar per dejan que la luz viaje de punta a punta y contribuyen a la sensación de amplitud, al no fragmentar el espacio. Para aprovechar al máximo el estar, la decoradora optó por un sofá esquinero a medida, que salva el rincón y resulta más ligero que dos en "L". 

Sofá de Veneris y mesa de centro de Pilma. 

 

Plano de piso de 75 m2 00521301

3.

La clave: eliminar los pasillos para multiplicar los metros

Son 75 m2, pero parecen muchos más. Porque cada metro de este piso, reformado por la decoradora Marta Tobella, está aprovechado (o casi). La decoradora eliminó pasillos y zonas de paso, que son unos "comemetros", tiró tabiques y, cm a cm, hizo crecer este piso con soluciones a medida.  

Vista cenital de salón 00500444

4.

Una casita de vacaciones de 75 m2 organizada en 3 plantas

Este salón es pequeñito, pero la decoradora Esther Mercé le sacó el máximo partido con una base en blanco, que ilumina todo el espacio, pocas piezas y ligeras, y un look fresco y desenfadado, perfecto para esta casita de vacaciones. 

Sofá de color mostaza y alfombra de Filocolore y mesas de centro de Tierra Extraña. 
Planta diáfana con salón, comedor, cocina y altillo 00500449

5.

Una planta diáfana que disfruta de muchísima luz y vistas al mar

Uno de los grandes aciertos de la reforma fue abrir la cocina (situada en la planta central) al salón-comedor. Así esta planta recibe luz de las dos fachadas de la casa. Y se aprovecha mucho más y mejor el espacio. El altillo se usa como zona de descanso y despacho. Abierto y pintado de blanco, recibe toda la luz del ventanal del salón.

Mobiliario de la cocina diseño de la decoradora con muebles de Ikea. 
Dormitorio blanco con armarios empotrados 00500451

6.

Un dormitorio con un completísimo vestidor

En el dormitorio, también en blanco como el resto de la casa, se diseñaron armarios hasta el techo para ganar un vestidor al que no le falta de nada. Empotrados, con puertas lisas y en blanco, como las paredes, pasan desapercibidos. Y es que aquí el protagonismo son las preciosas vistas. 

Armarios diseño de la decoradora y butaca de Ikea. 
plano-salon-00521658

7.

Distribución de salones: de planta irregular

Con algún recoveco, una pared en ángulo o con pilares en mitad de la planta. Cada caso requiere una solución. Este, por ejemplo, con una pared en ángulo, se resuelve con un salón que aprovecha la zona más espaciosa mientras que se reserva la parte irregular para el comedor. Si hay un pilar, intenta integrarlo adosando el sofá a él. Y si hay un recoveco, intégralo con un mueble a medida.

plano-salon-00521665

8.

De planta abierta a la cocina

Quizá para ganar sensación de apertura, te enfrentas a la decisión de cómo distribuir un salón de planta abierta con cocina integrada. Lo ideal es separar lo máximo posible el estar de la cocina y dejar que sea el comedor el que se acerque y marque la transición. El sofá puede quedar "de espalda" a la cocina -como en este caso- o en perpendicular.

plano-salon-00521661

9.

¿Cómo distribuir un salón pequeño y rectangular?

Aunque no demasiado estrecho en este caso, los salones de planta rectangular pueden no ser anchos. En función de ese ancho, podrás colocar un único sofá adosado a una pared o un sofá y una butaca en L, como en este proyecto. Opta por una mueble de audiovisuales tipo bancada baja o instala el televisor en la pared. Rompe la sensación de tubo con un par de mesas en lugar de un único diseño rectangular.

plano-salon-00521656

10.

Un salón orientado a un ventanal

Puede que sea la mejor distribución del salón: orientar los sofás a un ventanal. Bien para sacar partido al espacio, bien porque las vistas merecen la pena. Es una buena idea aunque suele implicar que uno de los sofás al menos queda exento en la planta. Escoge un sofá, un par o un diseño rinconera en este caso. Y si te preguntas cómo solucionar la ubicación de los audiovisuales, tienes la respuesta a continuación.

plano-salon-pequeno-00521664

11.

Un salón estrecho

Estrecho y de planta ligeramente alargada. El acierto en este tipo de distribuciones de salón es integrar el espacio exterior si lo hay. Eso alarga visualmente y da sensación de amplitud y continuidad. La terraza se puede convertir en un rincón más del estar o integrarla realmente y convertirla en una zona extra de almacén. Los muebles se adosan a las paredes para dejar despejado el paso, que no debe entorpecerse para lo que es importante escoger una mesa de centro ligera.

distribucion plano salon pequeno 00513318

12.

Un salón pequeño

En la distribución de los salones el tamaño de la planta obliga a tomar decisiones adaptadas. Sobre todo hay que buscar la manera de lograr amplitud, no cerrar los pasos y tener en cuenta el tamaño de los muebles que decorarán el espacio. Lo más importante: adosar el sofá, la pieza más grande, a una pared.

plano salon con dis sofas 00528578

13.

De planta cuadrada con una puerta en la zona de estar

Puede suceder que aunque el salón tenga una planta cuadrada, hay una puerta muy centrada en la zona de estar. ¿Cómo distribuir un salón en este caso? Hay que salvar el acceso para que no se sienta obstruido. Así que reserva los sofás más voluminosos para la zona alejada de la puerta y coloca allí una butaca o puf o deja despejado el espacio.

plano salon con estanterias azules 00528577

14.

Cómo distribuir un salon de planta cuadrada

El resultado de un espacio cuadrado es equilibrado pero el riesgo es no "llenarlo" adecuadamente y que se sienta vacío o demasiado rígido. Reserva un rincón para el comedor. Las mesas redondas te ayudan a que la circulación sea más fluida. En el resto del espacio coloca varios sofás en L y "delimita" el estar con pufs, butacas o bancos. Si quieres enfrentar dos sofás necesitas al menos 4 metros de distancia entre paredes.

Plano de piso  00531334

15.

1. Un ático abuhardillado de apenas 70 m2

Este ático estaba muy compartimentado y su planta abuhardillada tampoco ayudaba. La clave para ganar amplitud fue abrir la zona de día y reorganizar el espacio, que ahora respira. Uno de los grandes favorecidos del cambio ha sido la cocina: ha ganado una isla con almacenaje y hasta una barra de desayunos.

Cocina con acristalamiento y papel pintado 00493760

16.

Una cocina con office y extra de calidez

La cocina ha sumado metros, luz y estilo con la reforma. ¿Las claves? El cerramiento acristalado, el papel pintado, que suma un plus de calidez y personalidad, y la incorporación de la galería. Precisamente, gracias a esto y a tomarle prestados 60 cm al salón, se ha podido integrar el comedor en la cocina. Si te has gustado estas ideas, ¿a qué esperas a ver el resto?

Mobiliario de Santos y encimera de Neolith. 
Salón pequeño con librería 00493756

17.

Un salón más amplio lleno de buenas ideas

La decoradora Natalia Zubizarreta empezó por derribar el tabique del pasillo que encorsetaba el salón. Con ello se ganó amplitud, metros y claridad. Además, apostó por el blanco en paredes, tapicería del sofá y la alfombra, lo que contribuye a ampliar visualmente el espacio. El mueble antiguo completa el almacenaje y da personalidad. 

Sorá, en Tapidiseny y mesa auxiliar, en Hanbel. 
00493770 O

18.

6. Un piso de 50 m2 con mucha personalidad

Los metros de este piso escaseaban pero derribando y moviendo tabiques se ganó más espacio y confort, además de llevar más luz a todo el piso. La cocina, con un acristalamiento, es más luminosa y al trasladar el comedor aquí –gracias al antigua lavadero– el salón ha "crecido".  

Dormitorio abuhardillado blanco con armarios a medida 00531344

19.

Un dormitorio con espíritu de cabañita con armarios a medida

Los metros del dormitorio se optimizaron al máximo gracias a soluciones a medida. Así tras el cabecero queda oculto un armario para guardar la ropa de poco uso y el desnivel de los techos se salvó con un armario que combina puertas batientes y una plegable, porque ocupa menos. Descubre cómo es este piso abuhardillado de 80 m2

00526605 Salón blanco con pufs de fibra y gran ventanal

20.

Un salón en blanco con el mar siempre a la vista

La decoradora Marta Tobella organizó este salón pensando en sus increíbles vistas y, para no recargarlo, optó por pocos piezas pero cómodas, como el salón rinconero que regala muchas plazas de asiento pero sin ser un obstáculo para las vistas, o el aparador bajo, que sirve de mueble de la tele y oculta la maquinaria del aire acondicionado. 

Sofá de Atemporal y mesa de centro de Tine K Home. Puffs y alfombra, en Sacum. 
Dormitorio con literas de doble plaza y cama 00526611

21.

Un dormitorio donde pueden dormir ¡seis!

La decoradora robó unos metros al salón para ganar más espacio en el dormitorio y así poder habilitar esta original litera de doble plaza, así, si se necesita, pueden dormir hasta seis personas sin estrecheces ni necesidad de invadir el salón. Y, cuando no se usan, las literas sirven de improvisado chill out o zona de lectura. Te invitamos al house tour.

Literas diseño de la decoradora. 
Salón abuhardillado en blanco 00531301

22.

Un salón con un mueble ligero y súper capaz

El salón se ha organizado con dos sofás en "L" que dejan un pasillo cómodo hacia la cocina. Las fundas de los sofás en blanco suman claridad y el gran mueble bajo de 4 m2 reúne todo el almacenaje sin recargar el espacio.

Sofás con tapicería de visual. Mesa de centro, de Orquídea. Espejo, de Foimpex. Alfombra, de Sisal, de KP. Puf, mesa auxiliar redonda y butaca, de Acevedo. 
00521120 Salón con sofá blanco en L, ventanal y librería

23.

2. Un salón súper luminoso con un mueble con truco

La decoradora Bárbara Sindreu se enfrentó a dos grandes retos con este proyecto: transformar un lúgubre local comercial de planta baja en una vivienda luminosa, y salvar la pared "con dientes de tiburón" del salón. Una distribución totalmente diáfana del espacio y el total look en blanco ayudaron a multiplicar la luz, y transformó esa pared en zig-zag en un gran mueble con diferentes profundidades que integra la librería, la tele, el armario del dormitorio y hasta la despensa.  

Sofá diseño de la decoradora, igual que el gran mueble del salón. 
Plano de loft pequeño 00521125

24.

2. Un loft de 60 m2 diáfano y con soluciones geniales

Este loft es pequeño pero no le falta de nada. Su distribución diáfana –cuenta tan solo con dos puertas: la de la entrada y la del baño– amplía los metros y deja que la luz campe a sus anchas, y las soluciones a medida exprimen cada cm al máximo.  

Plano de piso pequeño 00526624

25.

4. El piso de 60 m2 que ha crecido con la reforma

Una distribución diáfana en la zona de día, que permite disfrutar de las espectaculares vistas con las que cuenta este piso, y una organización muy ordenada de la zona de noche ha permitido exprimir los metros de este piso al que, ahora, no le falta de nada. 

Cocina pequeña blanca abierta 521126

26.

Una cocina pequeña y capaz con un total look en blanco

La cocina, como el resto de la vivienda, se proyectó abierta y totalmente en blanco, ¡electrodomésticos incluidos! La península, con la encimera de madera para darle un contrapunto cálido, suma almacenaje y, a la vez, sirve de separación visual con el salón comedor. Además, cuenta con una práctica barra para comidas rápidas. No te pierdas el resto de soluciones de este loft

El mobiliario de la cocina es un diseño de la decoradora realizado por Industrias Muntané.
Salón blanco con sofá rinconero y mueble de salón de punta a punta blanco 0505180

27.

Un salón con las piezas básicas pero muy práctico

Menos es más. Y en este salón, proyectado por los arquitectos de Moser Mur Arquitectura se cumple a la perfección. Se optó por pocas piezas y de doble uso, como el gran puff que sirve de mesa de centro o el banco que es un chill out con maravillosas vistas. Y esto permitió liberar la zona de estar, lo que amplía la sensación de espacio. 

Sofá y puf de Grao. Sillón de Carolina Blue.

pasillo-aprovechado-con-estanteria–00505175

28.

Una librería que aprovecha el pasillo

¿Cómo liberar la habitación infantil para que disfrute de más espacio? Dando uso a las zonas de paso. El pasillo se aprovechó con una librería de punta a punta y de suelo a techo perfecta para guardar cuentos, libros y, en la parte inferior, gracias a sus cajones gaveteros juguetes. ¿Quieres ver el resto de soluciones magistrales de este piso?

Librería, realizada a medida por los arquitectos. 
Plano del piso decorado con muebles de IKEA 00493827

29.

6. Un piso de 70 m2 decorado con muebles de IKEA

La interiorista Marta Prats supo aprovechar cada milímetro de este piso familiar de 70 m2 en Barcelona, donde los muebles de IKEA, el color blanco y la distribución abierta jugaron un papel fundamental. Todo el interiorismo rezuma frescura y calidez, ¡no te pierdas las claves del proyecto!

Plano del piso de Belén Campos

30.

5. Un bajo de 75 m2 con una exótica terraza

La distribución de este bajo de 75 m2 en Barcelona, reformado y decorado por Belén Campos, de BCA Interiors, priorizó el espacio de la terraza para montar un verdadero jardín tropical que, seguro, se convierte en un refugio contra el calor durante el verano. Los espacios abiertos, la luminosidad y la calidez son los otros dos ingredientes del proyecto que estás a punto de ver.

Plano del loft de Barbara Sindreu

31.

4. Un mini loft de 79 m2 muy luminoso

Este local que antaño era una oficina lúgubre y fantasmagórica, es ahora un luminoso loft de 79 m2 en el que vive una familia. Las ideas de la interiorista Bárbara Sindreu dieron en el clavo a la hora de abrir los espacios, crear una pared de armarios que pasan completamente desapercibidos, y seleccionar una decoración en tonos blancos con presencia de fibras naturales.

Plano del dúplex de Celia Crego

32.

Zona de noche

Los otros 30 m2 que encontramos en la planta superior albergan la zona de noche con la habitación infantil, el dormitorio principal y un baño. Para aprovechar el espacio en el dormitorio de los peques, las camas se colocaron formando una L, y sí, también llevan almacenaje integrado.

Plano del dúplex de Celia Crego

33.

3. Un dúplex de 60 m2 de obra nueva

La decoradora Celia Crego fue la artífice del acogedor interiorismo que protagoniza este dúplex de obra nueva en Galicia con 60 m2 repartidos en dos plantas de 30 m2 cada una. No obstante, a pesar de ser obra nueva fue necesario realizar alguna reforma, como tirar el tabique de la entrada para que la llegada a casa se hiciera a un espacio abierto y muy luminoso. En este plano puedes observar la distribución de la planta baja, donde el salón y la cocina quedan separados mediante un tabique. ¿Qué te parece?

Plano de la casa de Margets Torre Valentina

34.

2. Un pequeño piso de 60 m2 en la playa

Marta Tobella, de @sacum_interiors, se encargó de la reforma de este piso de 60 m2 en la Costa Brava con terraza y vistas panorámicas del océano, una joya inmobiliaria en la que todos querríamos pasar las vacaciones. La distribución original de la vivienda marcó las bases del proyecto, ya que todas las ventanas estaban a un lado y contaban con acceso a la terraza, y todas las bajantes se ubicaban al otro. Por tanto, el pasillo no se podía eliminar.

Plano de la casa de Ana Blanco

35.

1. Un ático de 58 m2 + 8 m2 de terraza

Reformado por Fran Mengíbar y Ana Blanco Estudio, este pequeño ático de Barcelona de 58 m2 ganó en funcionalidad al ampliar los espacios. Sus 8 m2 de terraza suponen un soplo de aire fresco que siempre se agradece en la Ciudad Condal. Además, los propietarios hacen mucha vida al aire libre, así que la terraza era un punto importantísimo del proyecto. La decoración con el blanco como telón de fondo fue otra de las claves que lograron aligerar los espacios.

Plano del primer piso de Clara B Martin
@clarabmartin

36.

El plano de la planta baja

Inicialmente, la planta inferior tenía tres habitaciones además del salón y la cocina. Lo abrieron, hicieron un dormitorio más grande (que ahora es de las niñas) y el resto se lo dieron al salón-comedor. 

Plano del segundo piso del dúplex de Clara B Martin
@clarabmartin

37.

El plano de la planta de arriba

El dormitorio principal está en la planta alta. Todos los dormitorios tienen armarios empotrados. Y la cama es de 160 cm, ultra cómoda. 

Plano del vestidor diseñado por Mausa Marchá 00533274

38.

Un vestidor abierto

El vestidor mide 18 m2 que se dividen en una zona para él y otra para ella. Es abierto y está hecho con DM lacado en blanco roto

Combina molduras y pintura, ideal para la pared

39.

Da nueva vida a tus paredes con pintura o molduras

¡O ambas! Con la pintura Haz que juegue a favor del espacio. Con muebles oscuros funciona el blanco roto, dará luminosidad (referencia universal NCS S 0502). Con muebles claros y para ganar calidez, un arena (NCS S1002). En espacios mini, apuesta por tonos suaves. Los azules grisáceos son sosegados (como NCS S 1502). Pintura plástica: 4-10 €/l. También hay molduras, las de poliuretano son fáciles de pegar con adhesivo en paredes lisas. Desde 10,97 € 2 m en oracdecor.com. 

plano-bano-mini-00502089

40.

El plano de distribución

El plano de este baño pequeño muestra su distribución que saca partido a la planta algo alargada con un mueble grande adosado a la pared.

plano-distribucion-cocina-00530717

41.

El plano de la cocina

Este es el plano de esta cocina pequeña, resuelta en menos de 6 metros cuadrados, donde se aprecia la distribución en L del mobiliario de cocina y su límite a través de la barra. El frigorífico se ubica en la entrada, a la derecha.

plano-distribucion-bano-mini-00502081

42.

El plano de un baño pequeño de planta cuadrada

Este plano de distribución deja ver perfectamente la disposición del espacio con una ducha que se "oculta" tras un muro en el que se apoya el mueble y por el que se llevan las instalaciones.

plano-distribucion-bano-mini-00521301

43.

Una planta de reducidas dimensiones: 2,25 m2

Plano de distribución de la planta de este baño pequeño en el que el lavabo queda frente a la puerta de acceso, una hoja abatible que deja detrás el inodoro. De esta manera además se evita el riesgo de que la puerta "estorbe" al entrar o salir de la ducha, a pesar de que esta cuenta con mampara corredera.

plano-distribucion-bano-mini-00526624

44.

La planta de este original baño pequeño

Al tenerla planta alargada, este baño ubica la ducha al fondo, en el mismo sentido, de manera que la parte estrecha del plato se convierte en el acceso. Al situarse la grifería en la pared, alejada de la entrada, basta con una mini mampara que evita salpicaduras, sin necesidad de cerrar el plato.

plano-distribucion-cocina-00521125

45.

El plano: un frente de cocina largo

El plano pone de manifiesto la longitud de la península que se convierte en elemento central y primordial de esta cocina. Necesitas al menos 2 metros lineales de espacio aunque la sensación es de ligereza.

plano-distribucion-cocina-pequena-00521301

46.

Una distribución que saca partido al espacio

El plano de esta cocina de planta estrecha y alargada descubre la distribución del mobiliario, que opta por no desaprovechar ningún centímetro para guardar y organizar; sin renunciar al mismo tiempo a una pequeña barra de desayunos.

plano-distribucion-cocina-pequena-00521376

47.

El plano de la cocina distribuida en dos frentes

Dos hileras de muebles en paralelo dan forma a esta cocina que cuenta con lo básico en la zona de trabajo. Gana en amplitud al abrirse en el extremo con la práctica barra que comunica con el salón. Al fondo, un espacio dedicado a lavadero y despensa concede metros para guardar a la cocina.

plano-distribucion-cocina-00526624

48.

Una planta cuadrada y abierta de 4 m2

Para que la zona de cocción cuente con el fondo estándar (60 cm), ese módulo bajo gana en profundidad para soportar la encimera que hace las veces de barra con taburetes altos. En las dos paredes en L se aprovecha el espacio con módulos bajos y altos.

mujer-ordenando-y-decorando-estanteria 00503869 O

49.

Devuélvelo a su sitio

Otra regla tan sencilla como eficaz: cada vez que acabes de usar algo, devuélvelo a su sitio. Siempre, sin excusa y cada día. Es un gesto cotidiano que sirve como motor de cambio para toda la familia. 

Plano cocina Paula Duarte - COCA - 503570

50.

Distribuida en L

En una parte está la zona de trabajo y en la otra, la de office, que comparte espacio (algo menos de 3 m2) con la lavadora y la secadora. El mobiliario de la zona del fregadero y de la placa de cocción hace una L perfecta. Detrás, a un lado de la puerta, los armarios con el frigorífico, el congelador y los hornos aprovechan toda la pared de lado a lado y de suelo a techo. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?