Paredes

51 /435
salon pared ladrillo y cuadros_00436840

51.

Una oda a las paredes

Este salón cuida las paredes: una de ellas se reviste con ladrillo. La otra, sobre el sofá, completa la decoración con un estante metálico doble abierto que sirve de soporte expositor para agrupar varias obras de arte en diferentes tamaños y objetos decorativos. ¡Nunca falla esta decoración de paredes!

Sofá, mueble bajo y estantes, de Ikea. Mesas de centro diseño de la Neus Casanova y butacas de madera diseño de Charles y Ray Eames.
rincon lectura pared ladrillo y fotografias_00436841

52.

Momentos familiares en la pared

Como aquí en una columna. Otra forma de colgar las fotos y que las paredes se vean decoradas es optar por imprimir recuerdos familiares o retratos en soportes originales como metacrilato, lienzo o metal. No necesitan marco y el resultado es ligero. Además, se imprimen con técnicas que garantizan que la imagen se mantendrá en buen estado.

salon pared gris con trofeos de tela_00472478

53.

Una pared decorada con trofeos de tela

Cabezas de animales de todo tipo pero en tejido y bien mulliditas. Un guiño a los tradicionales trofeos que colgaban sobre la chimenea en las casitas de campo más tradicionales. Puedes colgar varias directamente en la pared o colocarlas dentro de una moldura. También quedan bien combiandas con otros elementos en una composición original de pared (aportan volumen).

Sofá modelo Cool de Frajumar y lámpara flexo de Maisons du Monde.
distribuidor-con-paredes-en-madera-color-blanco-00508523

54.

Una pared con textura

No solo hay que añadir elementos para lograr una pared bien decorada. Basta con que el revestimiento de la pared en sí aporte textura y la enriquezca. Con ladrillo, madera y piedra logras el efecto. Fíjate aquí en la pared forrada con listones de madera instalados con inclinación.

Baño con dos lavabos exentos sobre mueble volado y lámparas metálicas 00519900

55.

El gris ahumado resulta muy masculino

Los tonos ahumados dan cierto aire de masculinidad a los baños modernos. En este de la imagen, colorean las baldosas cerámicas de paredes y suelo dotando de uniformidad al espacio. ¡Incluso el techo se ha pintado de gris oscuro! Algo posible por la presencia de una amplia ventana —reflejada en el espejo— capaz de garantizar una óptima iluminación natural. El mueble volado de madera se eligió en un tono intermedio, a juego con el color cobrizo del interior de los apliques ¡que nos encantan! ¿A qué son chulos?

Mueble bajo lavabo, de Decodisbany. Espejo realizado a medida. Apliques, de Delightfull.
baño-pequeño-en-gris-con-lavabo-sobreencimera-y-vigas-madera-00499157

56.

En revestimientos y suelos ¡súper elegante!

El color gris también funciona en diseños de baños reducidos. ¡Y si no fíjate en este de la imagen! Se ha utilizado gris en las paredes y en la baldosa hidraúlica del suelo y no le resta un ápice de espacio. La clave está en contrarrestar. ¿Que utilizas gris en los revestimientos? Entonces, elige el resto del mobiliario en tonos claros. Una balda de madera natural sirve de apoyo al lavabo circular y en blanco, a juego con el inodoro. Y unos cestos de fibra le aportan al baño la calidez que precisa. 

Mueble diseñado por Luderna. Lavabo, de Roca. Grifería, de Grohe.

 

Salón pared verde y sofá marrón

57.

Marrón y verde, lo más natural

Sobrio, elegante y sofisticado. ¿Quieres que tu salón reúna estas características? Entonces, toma nota: coloca un sofá chester de cuero marrón y actívalo con un verde intenso en textiles y paredes, como en la foto. Aunque este es un color frío, puedes subir la temperatura de la estancia con beis y dorados. 

salon-limpio-luminoso-en-blanco 00516892 O

58.

Manchas en la pared

Una cosa son pequeños golpes del roce y otra es lucir paredes manchadas. Nos referimos a manchas de humedad, manchas de mayor tamaño, desconchones… la casa no se verá limpia nunca si tienes alguna. Merece la pena dedicar unas horas a limpiar las paredes, intentar disimular o aclarar las manchas -sino terminar con ellas de una vez- o, finalmente, repintar el paño en el que se encuentran.

Sofá de Ikea, mesas de centro de Coco-Mat, puf de Gancedo y alfombra de BSB.
Cómo limpiar las paredes de casa

TRUCOS DE LIMPIEZA

Cómo limpiar las paredes de casa

dormitorio juvenil con camas a medida y acabado cemento 00510475

59.

Suelos, paredes y mucho más

El cemento pulido es un acabado apto para los suelos, donde comenzó a aplicarse en un primer momento, pero también para rematar paredes con ese efecto imperfecto. Del mismo modo se usa este material para rematar muebles de obra. Se adapta a las diferentes superficies, formas y extensiones.

Detalle de rincon de dormitorio con escalera decorativa de pared en madera a modo de joyero 438267

60.

Tu bisutería, siempre a mano

Cuando no se tiene espacio, hay que pensar fórmulas para almacenar que resulten prácticas y decorativas a la vez. ¿Qué no te viene la inspiración? Unos minutos ojeando Instagram, Facebook o TikTok y ¡todo un mundo se abrirá a tu paso! Mientras tanto, aquí estamos, para aportar nuestro granito de arena. ¿Quieres tener tus collares, pulseras y pendientes largos a la vista para preparar tus outfits? Coloca en un rincón del dormitorio una escalera decorativa apoyada en la pared y cuelga toda tu bisutería en sus peldaños. ¿A qué te gusta la idea? Aplícala también a los pañuelos de cuello, cinturones o bolsos.

dormitorio-pequeno-estanteria-obra 00505472

61.

Una mini estantería en la pared

Aparte del lugar destinado al armario ropero, tu dormitorio no tiene más espacio para almacenar. ¡No creas! En estos casos, las paredes pueden servir de gran ayuda. Realiza sobre el cabecero una estantería de obra. Dos o tres baldas serán suficientes para guardar libros, objetos decorativos, plantas y fotos familiares. En este dormitorio de la imagen se ubicó en uno de los lados aprovechando un retranqueo de la pared.

Mesita de noche, de Mercader de Venecia. Lámpara flexo, de Sacum.
dormitorio-principal-colores-verano 00510585

62.

Un dormitorio fresco para dormir de un tirón...

Las vigas de madera en el techo y las paredes sin tratar son todo un clásico en los interiores de las antiguas casas rústicas. Y en las modernas, también. En este dormitorio con vistas al jardín, las paredes se dejaron vírgenes, sin estucar, simplemente se pintaron de blanco para darle luminosidad. Si la casa de campo está cerca de la montaña, deja a los pies de la cama una colcha. ¡Quién sabe, puede que tengas que utilizarla de madrugada! 

Mesita de noche, de Becara. Colcha, de Zara Home. Cojines, de Deco & Living. Apliques, de Naluz. Guirnalda, de Teresa Abaitua.


 


 

detalle-pared-blanca 00493556 O

63.

Todo lo que debes saber sobre blanquear paredes con cal

dormitorio-pared-blanca 00472485 O

64.

Todo lo que debes saber sobre blanquear paredes con cal

dormitorio blanco con cojines y mantas beige-00482338_O

65.

Todo lo que debes saber sobre blanquear paredes con cal

dormitorio paredes blancas estilo rustico_00482288

66.

Todo lo que debes saber sobre blanquear paredes con cal

cartel-rotulo-mensaje-recibidor-banqueta_00368534

67.

Mensajes positivos, siempre

"Vive y deja vivir", "Hagas lo que hagas, hazlo con pasión" , "En esta casa hay amor del bueno"... ¿Tienes una máxima que ya forma parte de tu lifestyle? Conviértela en cartel y colócala en la pared del recibidor para que todo el que entre, se sume a ella. Como esta de la imagen en una sencilla tabla de madera que reza: "Nunca dejes de creer en ti mismo". ¡Menudo subidón! ¿Quieres saber cómo conseguir que tu casa te empodere?

recibidor pequeño con cubreradiador a medida 399788

68.

Una hornacina inteligente

¿No te gusta nada que al abrir la puerta lo primero que se vea sea el radiador? ¡Pues ocúltalo! ¿Cómo? La interiorista Rocío Montesino-Espartero ha creado una hornacina en la pared del recibidor que incluye un mueble inferior con puerta para tapar el calefactor y un estante superior de almacenaje extra. Y como el espacio es mínimo, ha colocado un espejo que amplíe los metros. 

recibidor con ochos cuadros sobre mueble 1037x1280

69.

Cuadros en fila y simétricos

Elige un tema concreto: botánica, paisajes exóticos, skyline de ciudades... Busca láminas antiguas en mercadillos y almonedas, enmárcalas y cuélgalas en la pared del recibidor, sobre la consola. Agrupa los cuadros en composiciones simétricas  de tres o de cuatro, buscando la armonía. ¡Quedarán perfectos!

recibidor blanco con estantes y cajas grises 00503776

70.

Enmarca tus obras de arte

Un pañuelo de seda pintado a mano, ese origami que se te resistía, una fotografía captada con tantas emociones... ¿Eres aficionada a las manualidades y estás orgullosa de tu último trabajo? ¡Se merece enmarcarlo! Como este tapiz de macramé que luce así de guapo en la pared y le da estilazo al recibidor.

recibidor invierno con sofá y conjunto de espejos 00485193

71.

Una dinámica composición de espejos

Los recibidores amplios permiten recrearte en la decoración de sus paredes. Este de la imagen de generosas dimensiones —cabe ¡hasta un sofá!— ha decorado su pared con una original composición de espejos en distintos tamaños. El acabado envejecido de sus marcos le da un nostálgico aire vintage. ¡Ideal!

Sofá, de Coton et Bois.
recibidor con comod antigua espejo y marco 00387828

72.

Con elementos discretos (en apariencia)

Si tu recibidor cuenta con un mueble de almacenamiento contundente que acapara toda la atención, rompe esa exclusividad. Decora su superficie con elementos aparentemente discretos que compitan con él, como estas molduras clásicas que embellecen el espejo de mediano tamaño y el marco vacío. ¡Son todo un puntazo! En lugar de fijarlos a la pared, sigue la tendencia de apoyarlos. 

detalle recibidor para guardar correo 00454877

73.

Un estante para el correo postal

Cada vez recibimos menos correo postal, salvo algún recibo despistado o una carta del banco. ¿Tu buzón solo se llena últimamente de folletos de comida a domicilio? Hazles un sitio específico en el recibidor: un cajón de la consola o un estante en forma de casita, como el de la imagen, será más que suficiente. Venga, ¿hoy qué toca: sushi, cerdo agridulce o pizza? 

Salón con pared rosa y sofá gris con mesa de centro, consola y armario en madera clara

74.

Con marcado acento nórdico

¡Síiii ya sabemos que te encanta el nórdico! Con el gris y la madera como protagonista porque te transmiten tranquilidad. Si quieres llevar esa sensación de paz a tu salón, combina el gris del sofá y el beis de los muebles con rosas suaves en paredes y textiles —como muestra la imagen—. Ganarás en luz y calidez. ¡Y es tannnnn dulce!

Pintura de paredes, de Jotun. Sofá y alfombra, de Westwing. Mesa de centro, de Nordicthink. Alacena, de Velafusta.
Chimenea blanca salón rosa 00497474

75.

Un salón rosa muy chic

Ya sabes que el blanco y el negro no cuentan como colores en decoración, con lo que, si en tu salón predomina el blanco, tendrás que introducir colores para dinamizarlo. Apunta estas ideas: pinta las paredes en un rosa suave que le aporte delicadeza. Si tienes un salón con chimenea, como el de la imagen, enfatiza su glamur con pinceladas de dorado en complementos (espejos, lámparas, estructura de las mesas de centro). Y reactiva el sofá con cojines en un rosa más fuerte y gris. ¡Verás qué cambio tan espectacular!

Pintura en pared, de Titan. Lámpara de pie, alfombra de pelo y espejo, de El Corte Inglés. Cuadro abstracto, de Carlos Arriaga.
semitoma-de-salon-con-pared-rosa-cojines-rosas 79cf1ef0

76.

Con verde mint, superfresh

Denostado durante años por su carácter ñoño rozando la cursilería, el rosa resurge como Ave Fénix en la decoración de la casa. Esos tonos palo empolvados que tanto nos gustan casan a la perfección en dormitorios y también en salones dotándoles de la luz y la relajación que precisan. Fíjate qué sensación tan fresca produce junto al blanco y al verde agua. Aunque en este salón, es el rosa quien lleva la batuta en paredes, textiles y complementos.

Sofá y mesitas blancas, de Ikea. Cojines, jarrones y cesto, de Kenay Home. Lámpara de pie, de Cottage Little House. Mantas, de Matèria.
Office con arrimadero w00438300

77.

También puede ser de fibras

Un arrimadero es muy práctico en el office: prote-ge las paredes en una zona donde las sillas suelen rozar. Aquí se ha elegido un revestimiento de rafia (de Saint Honoré) que da textura a las paredes y pone un toque cálido. Puedes lograr un efecto similar con un revestimiento vinílico tipo bolon, muy fácil de limpiar. 

Pintura decorativa de Stencil Barcelona.
recibidor-con-mueble-con-madera-troquelada 00451627-o 6881fc7f 1369x2000

78.

Arrimadero parece...

Crear una falsa sensación de arrimadero es muy fácil de hacer. Basta con pintar hasta 1/3 de la altura de la pared (suelen ser unos 90 cm) y rematar con una moldura. Si dudas sobre dónde poner el arrimadero, acerca una silla a la pared. Donde llegue el respaldo te indicará la altura. El arrimadero tostado combinado con paredes blancas resulta más ligero visualmente.

Salón con pared blanca y jarrones de cristal con flores colgados de la pared_ 433258

79.

Cómo arreglar las grietas de una pared

dormitorio-principal-colores-verano 00510585

80.

4. Colores para el sueño de una noche de verano

Noche y día. En esta selección de 3 colores de verano para pintar y decorar cada estancia de la casa, en el dormitorio te damos opciones frescas y relajantes, propias de una habitación en la que se debe favorecer el descanso y la calma. Nos gusta este ambiente por sus paredes blancas (aunque con textura, imperfectas) en un tono 11-4201 Cloud Dancer. ¿Los combinables? ¡Cualquiera! Quédate con verdes azulados, grises suaves y alguna pincelada coral, anaranjada o rosada.

Mesita de noche de Becara y aplique de Naluz.
bruguer cdm nepal matiz de beige interior3

81.

En tonos tierra

Si tu salón es muy luminoso, podrás pintar sus paredes en otro color distinto al blanco. Los tonos crema, como el vainilla y el encaje antiguo o crudos, como el beige o el hueso le darán al espacio mayor calidez. En este salón se ha optado por la pintura ecológica Nepal matiz de beige, de la colección Colores del Mundo, de Bruguer. Unas plantas y unos cojines en verde y turquesa sobre el sofá refrescan el ambiente mientras que la alfombra en tonos rojos lo revitaliza.

bruguer ultraresist beige atemporal interior3

82.

Con un toque azulado

Fíjate en el efecto tan elegante de este salón pintado en blanco y arena. La división hacia la parte superior de la pared resalta las proporciones elevadas de la estancia. La madera y los textiles en azul cielo completan este espacio que invita a la calma. Las paredes se lacaron con pintura Ultraresist beige atemporal, de Bruguer, que repele las manchas y mantiene un tono mate perfecto.

img-0854 4940f5da

83.

¿Lo ves claro?

¿Sabías que si pintas las paredes de un color claro es más fácil cambiar de escenario? Este salón abierto a la cocina se pintó adrede en un suave beige por dos motivos: para delimitar espacios y por si apetece renovar el ambiente al cabo de unos años. En este caso, no se vuelve a pintar ¡se cambian las fundas del sofá y los cojines y listo! 

Alfombra, de Guáimaro. Cuadro, de Kenay Home. Mesita de centro, de Bruka.
0565

84.

Beige tirando a melocotón

Calidez y relajación, a partes iguales. Es lo que destila este salón pintado en un tono asalmonado pero ¡ojo no aburrido! Gracias a sus matices naranjas —presentes también en la mesa de centro— resulta también fresco y vital. Combínalo con naranjas en textiles y turquesas en mobiliario ¡y triunfarás! 

Mesa de centro, de Cado. Cojines en terciopelo y lino, de Filocolore y de cuadritos, de Materia.
pano433-434 d6d813f7

85.

En un discreto tono almendra

Neus Iserte, del blog Crea, Decora, Recicla es la responsable del cambio de este salón, su salón, cuyas paredes se pintaron con Auténtico Chalk Paint, que cambia de tonalidad según avanza el día. La chimenea también se ha lacado dándole un aspecto vintage y el resto del espacio se ha amueblado en un estilo rústico, muy acogedor. ¿Quieres saber qué otros colores ha utilizado Neus en el resto de la casa? 

Mesita auxiliar y cesta con cojines, de Catalina House. Cojines, de El Meu Coixí. Lámpara amarilla, de Tessa & Co.
25 salon-en-tonos-beige-con-salida-a-la-terraza d7e1e0d4

86.

Blanco, beige... y más

¿A qué te dan ganas de tumbarte en este sofá a leer, dormir la siesta o tomar un café? Y es que el ambiente del salón es así de relajante. Se ha conseguido gracias a la mezcla del blanco con el beige de la madera y de las paredes. Para decorar, ya has visto que el azul y el mostaza van que ni pintado pero ¡mira qué elegante queda con matices de gris y rosa! Perfecto para pasar de un salón soso a uno de revista.

Salón beige con sofá blanco, mesa de centro, cuadro y cojines amarillos_428054

87.

Todo encaja

Este salón bien pudiera ser el ejemplo perfecto de cómo combinar con éxito beige y blanco ¡y no solo en paredes! Fíjate bien porque es de premio: en la carpintería de las puertas, en las butacas donde el asiento es beis y la estructura blanca, en la mesa de centro con las patas de madera y el sobre lacado en blanco, en el cuadro, en el suelo y el techo... ¡Parece un puzle donde todas las piezas encajan!

salon en beige con vigas vistas en beige 1280x1252

88.

Todo armoniza

En las casas rústicas es muy común encontrarse con salones decorados en beige claro. Fue el que eligió la interiorista Bárbara Sindreu en este de estilo clásico. Los muebles de madera natural combinan con el color de vigas, paredes, suelo ¡y hasta con el cuadro! dando al conjunto un halo anaranjado. La tapicería blanca del sofá revive gracias a los cojines en granate, verde y mostaza. 

Sofá y mesa de centro, de Crearte, adquiridos en el Estudio de Bárbara Sindreu.
salon verde 00480523

89.

Con dos tonalidades de verde

Si tu salón cuenta con dos ambientes y quieres diferenciarlos, mira cómo lo ha solucionado la interiorista Meritxell Ribé, de The Room Studio en esta vivienda. La zona más social, en torno al sofá, se pintó de un verde claro para captar la máxima luz posible mientras que en el rincón de lectura, frente a la chimenea, se optó por un tono más oscuro, un verde musgo, que le da intimidad y profundidad. ¡La conexión y el equilibrio es total! ¿Quieres saber cómo la pintura cambió el resto de la casa?

Semitoma de salón de estudio con paredes verdes, puertas correderas azules y butaca mostaza

90.

¡Arriba ese ánimo!

Sí, el color nos ayuda a ver la vida con más optimismo. Por eso no temas a la hora de ponerlo en tu salón. La clave está en utilizarlo en pequeñas dosis. Aquí, la puerta corredera azul ya nos anuncia la entrada a un espacio distinto: un salón pintado en un suave mint que transmite serenidad y decorado, en contraste, con una butaca y complementos mostaza llenos de vitalidad. ¡Venga, atrévete con el color!

Semitoma de salón con techo de madera y composición de cuadros en blanco y negro sobre pared verde grisácea

91.

Relajante y confortable

¿Te imaginas tu salón pintado de verde? Si eres amante de la Naturaleza puede que no te parezca una idea tan descabellada. Seguro que lo agradecerás en los largos  meses de invierno cuando el tiempo no invita tanto a salir. En esta salón rústico abuhardillado con vigas de madera en el techo, la pared en verde grisáceo va que ni pintada. Con la luz natural precisa, convierte la estancia en cálida y acogedora. ¡Qué apetecible!

Rincón de salón con mueble bajo con cuadro de perro y butaca en primer plano

92.

Verde, solo en una pared

Si quieres llamar la atención de una zona concreta, píntala de un color distinto. Es lo que se hizo en una de las paredes de este salón. Se pintó de un verde grisáceo que le da interés. Para no quitarle protagonismo, equípalo con un mobiliario discreto, como este mueble bajo decorado con un cuadro de la mascota de la casa que focaliza aún más el rincón.

Salón pared verde y sofá marrón

93.

Tabaco y verde, la pareja perfecta

¿No digas que no casan bien? El tradicional sofá chester de cuero marrón destacará aún más en tu salón si pintas su pared trasera en un verde oasis. En este además se ha decorado con una balda lacada en el mismo color que se mimetiza con la pared. La lámpara de pie dorada y los marcos de los cuadros en madera  logran dar al ambiente un plus elegante y natural, a partes iguales. Buena pista si te preguntas ¿qué colores combinan bien con el verde?

dormitorio-moderno-pared-piedra-cabecero 00513660 O

94.

La nota distinguida

Solo un toque es necesario para poner algo de actualidad a un ambiente que en principio no lo es. Este dormitorio resulta moderno porque solo se decora con los muebles y complementos justos, porque sus diseños son sencillos y de poca altura y porque hay un elemento que lo cambia todo: las lámparas de sobremesa tipo flexo en metal blanco.

Mesitas, lámparas y alfombra en Dadá Interiors y banqueta de Filocolore.
domritorio-moderno-molduras-cabecero-color_00501853

95.

Con un cabecero con carácter que crea contraste

Anota este recurso decorativo que no falla para lograr un dormitorio moderno: deja que la pared del cabecero acapare miradas. Recurre a las molduras rectilíneas pintadas en el mismo color de la pared, un papel pintado o combinando modelos y colores. Aquí, en blanco sobre blanco, el cabecero tapizado "levanta" el conjunto.

Casa de la interiorista Lucía Mariñas, quien diseñó el cabecero con tela de Osborne & Little. Banco en Sandra Marcos y alfombra en Zara Home.
Libreria-a-medida-bajo-hueco-escalera_464970

96.

Una librería ganada en la escalera

Las escaleras dan mucho juego. Aquí se ha aprovechado doblemente: por un lado, se ha habilitado una librería a medida que crea un coqueto rincón de lectura. Y, por el otro, se ha ganado un trastero cerrado con dos puertas sin tiradores muy discretas. ¡Mejor imposible!

comedor-pared--ladrillo 00460910

97.

Una pared de acento

Ladrillo visto (rústico o actual), piedra, lascas de pizarra, listones de madera… Reforma cualquier estancia poniendo énfasis en una pared que se convierta en el elemento destacado, foco de atención. Y hazlo sin escombros ni apenas polvo. Usa revestimientos tipo panel para añadir textura, vinilos o papeles pintados (estos no suelen reproducir la tectura). Los encontrarás en Panel Piedra o Lokoloko. Si buscas listones de madera natural Gabarró te puede ayudar y superficies como Leroy Merlin y Bauhaus.

Mesa en Kenay Home, sillas y alacena en Maisons du Monde y lámparas de techo en La Nave Home.
Que una reforma no pueda contigo

Planifica y vencerás

Que una reforma no pueda contigo

puerta-de-interior-blanca-molduras 00492056

98.

Nueva imagen para las puertas de interior

"El color de las puertas da un giro radical a la imagen de tu casa. Puedes coordinarlo con los colores del mobiliario, suelo o paredes, darles todo el protagonismo o hacer que pasen desapercibidas", nos propone Ana Lorenzana. Y no solo pintándolas reformarás sin escombros, también puedes decorarlas con molduras y renovar las manijas. Un detalle importante que añade Ana: "completa el cambio pintando el rodapié. Lo sanearas y parecerá nuevo".

 

dormitorio principal molduras gris_00492057

99.

Molduras: reforma sin escombros

Son tendencia en decoración este año, así con más razón para que las contemples si buscas en una reforma que se aprecie sin tener que soportar los escombros. Las hay de PVC, polipropileno, escayola y madera. Las primeras las encontrarás en diseños modernos y ornamentados (como las de Orac Decor), sencillas de poner sobre la pared y de cortar (sin polvo).

Butaca en La Redoute Interieurs y taburete en Catalina House.
decorar pared blanca con chimenea 00486867

100.

¿Te atreves a colocar una chimenea?

Bueno, una simple embocadura antigua (o una imitación actual) es suficiente para convertirse en el mejor lugar para crear un bodegón. Si te fijas, te roba el mismo espacio que una balda, pero la diferencia de estilo es abismal. Esta era de madera y se pintó de blanco como la pared.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?