Orden

201 / 1909
juguetes-pilas-ahorro 3ea74e55 1050x700. ¿Cuándo hay que empezar a introducirlos en el orden?

201.

¿Cuándo hay que empezar a introducirlos en el orden?

Lara Gómez, psicóloga de Aprende en Positivo invita a las madres y padres a enseñar a los niños "desde bien pequeños. Por ejemplo, cuando tienen entre 8 y 9 meses que ya empiezan a gatear. Después de jugar pueden guardar cada cosa en su lugar".

00462110-o 10457c27 1562x2000. La decoración de la habitación puede ayudar

202.

La decoración de la habitación puede ayudar

A nivel funcional es mejor tener un mobiliario adecuado a ellos. "A ser posible que en el armario las cosas estén a su altura o no demasiado altas. Esto les permite ir haciéndose cada vez más autónomos en sus rutinas diarias. Un armario sencillo con una barra para colgar no muy grande, estantes y cajones es lo más funcional. Dentro de los estantes podemos colocar cestos para organizar mejor el espacio".

Cama nido, mesas y sillas de Ikea y alfombra de Kenay Home.
00458713-o 5fd02428 703x982. ¿Cómo organizo la ropa o los juguetes?

203.

¿Cómo organizo la ropa o los juguetes?

A la hora de organizar la ropa, Adelaida aconseja que "puede que sea necesario colgar menos cosas y doblar más en cajones y cómodas para que ellos solos lleguen a por lo que necesitan. El espacio debajo de la cama también es un buen lugar para almacenar cosas que queden a su alcance."

00472213 O. Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el dormitorio

204.

Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el dormitorio

Nunca almacenes ropa en la butaca o silla del dormitorio con la excusa de "mañana lo guardaré"… ¡Se convertirá en el armario de toda la semana! Nunca pongas varias prendas en una percha, lo que no se ve no se usa.

Banco en Sacum y alfombra en Filocolore.
00483036. Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para el dormitorio

205.

Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para el dormitorio

Si es posible, no pongas la zona de trabajo en el dormitorio y no acumules ropa. Si trabajas la rutina de dejar toda la ropa recogida por la noche, te lo agradecerás a ti misma por la mañana.

Cabecero de Catalina House y mesita de noche y silla de La Maison.
00483129. Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para la habitación infantil

206.

Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para la habitación infantil

Si la habitación infantil es donde duermen, juegan y hacen los deberes, tendría que haber una zona para cada actividad. Y nada de organizar todos los juguetes juntos sin orden. ¡Clasifícalos!

Muebles a medida por Thinking Home, alfombra de India & Pacific, taburete y silla en La Maison y papel pintado de Khroma.
 
00480610. Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para el baño

207.

Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para el baño

El baño y la cocina tienden al caos más que el resto de la casa porque se usan mucho. Nunca dejes sin espacio a un miembro de la familia. Cestos, cajas, cajones o carritos auxiliares, pero cada uno con su espacio. ¡Ganarás en orden!

Mueble diseño de Pia Capdevilla.
00493572. Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el baño

208.

Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el baño

Nunca aceptes muestras solo por ser gratuitas, aprende a decir ‘no’. No tengas más de un producto en uso y no uses la puerta del baño para poner un perchero detrás de la misma porque no solo el albornoz aparecerá colgado en él.

00469142 Ob. Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para la habitación infantil

209.

Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para la habitación infantil

Nunca acumules muchos peluches (¡atraen el polvo!), nunca organices los libros y juguetes a una altura que no sea accesible para el niño (no podrá usarlos ni recogerlos de manera autónoma) y nada de medicinas en su cuarto, ni aunque estén a una altura considerable.

Estanterías de Bel And Soph, silla en Maisons du Monde y lámpara flexo de Dawanda.
00482163. Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para el baño

210.

Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para el baño

Nunca dupliques geles, pastas y cremas. Haz una caja de ‘repuestos’ y ve sacando cuando se gasten. Y nunca tengas más de una toalla por persona en el baño. No vale tener albornoz y toalla, ¡elige una!

Banco de La Maison y alfombra en Calma House.
00464831. Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para la habitación infantil

211.

Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para la habitación infantil

Nunca nos vamos a la cama sin recoger los juguetes, nunca guardes en su habitación cosas que no son suyas (no vale invadir su armario o cajones con ropa de otros) y nunca elijas los muebles por él (hazle partícipe para que se comprometa con su espacio).

Librería de Canexel y cajas de Ikea y Zara Home.
detalle dormitorio con lampara despertador 00458355. Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para el dormitorio

212.

Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para el dormitorio

No dejes las zapatillas de ir por casa “por ahí”. Dedícales un sitio. Y tampoco acumules demasiada ropa ‘de ir por casa’ (si sabes que no te pondrás algo, tíralo directamente). Si te cuesta organizarte, quizá necesites alguna app como aliada del orden.

Cabecero y mesita de noche de Ikea, ropa de cama y alfombra de Zara Home y lámpara de Habitat.
espejo-de-cuerpo-completo-00480658-o 9c5e3a59 704x1051. Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para el recibidor

213.

Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para el recibidor

Nunca dejar las cartas sin abrir, ni más de un abrigo por persona fuera del armario y, por supuesto, nunca lo sobrecargues de cosas. El recibidor es un reflejo del resto de la casa.

00481975 O. Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el recibidor

214.

Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el recibidor

Nunca, nunca el mueble de la entrada debe ser un 'pongotodo'. Tira las cartas de publicidad que recibas y nunca uses un rincón del suelo como zapatero "improvisado" en el que acumules zapatos y zapatos.

00454891 O. Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para el recibidor

215.

Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para el recibidor

El recibidor no es el trastero. No dejes los abrigos fuera del armario o del perchero. Nada de dejar las llaves o cartas en cualquier sitio (destina una bandeja o caja para ello).

orden-salon-mesa-centro-el-mueble-00427709. Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para el salón

216.

Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para el salón

Coincide también en no dejar los mandos a la vista (mejor en una caja). Y aconseja no usar todo el salón para que jueguen los niños. Mejor, reserva una zona para ellos para que no invadan el espacio.

 

6 tuppers 00469090 O. Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para la cocina

217.

Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para la cocina

Nunca más de 10 tuppers en la cocina y siempre intentando que sean del mismo juego y diferentes tamaños y nunca metas en la despensa productos con su plástico. Debes cambiar el envoltorio por un bote o caja.

 

00469086. Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para la cocina

218.

Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para la cocina

Que nunca asuma la carga del orden una persona, tiene que colaborar toda la familia. Nada de guardar vajilla rota o sartenes desgastadas. Ya no solo por la energía "negativa" que generan sino porque es perjudicial para la salud. Y nunca abarrotes la encimera con electrodomésticos pequeños que no me dejen espacio para trabajar.

 

Cocina con estantes de madera 00480524. Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para la cocina

219.

Los “nunca, nunca” de Ana Delgado, de Hogar Creativo, para la cocina

Organiza a la vista y a mano lo que más uses pero con orden: pon una barra imantada para los cuchillos y una con ganchos para cucharones, espátulas y demás utensilios. Acaba con las tazas de distintos formatos (crean un efecto desordenado). Nada de llenar las superficies con cosas, solo deja lo que uses a diario: tostadora y cafetera y poco más.


Proyeto de Meine Küchen y Meritxell Ribé con mobiliario de Leicht.
00480718 O. Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para el salón

220.

Los “nunca, nunca” de Pilar Quintana, de Ordenarte, para el salón

Olvídate de las figuritas de recuerdo de un bautizo, nunca dejes las mantas mal dobladas (es tan fácil como meterlas en un bonito cesto al lado del sofá) y nunca acumules revistas (tira número antiguos o recorta y organiza en carpetas lo que te gustaría conservar).

Sofá, mesa de centro, espejo y sillas en Coton et Bois y puf en Sacum.

 

SALON-DE-PRIMAVERA-00489000. Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el salón

221.

Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el salón

Nunca dejes el mando del televisor a la vista, nunca uses o trates la mesa de centro como una mesa para todo (comer, trabajos de manualidades, estudio...) y nunca acumules figuras y objetos decorativos porque dificulta la limpieza y da sensación de poco espacio.

Sofá, puf y alfombra de Ikea, mesa de centro de El Globo Muebles y lámpara de pie de B&B.
Organizador de mandos a distancia. Nunca más grites "¿dónde habéis dejado el mando?"

222.

Nunca más grites "¿dónde habéis dejado el mando?"

Los bolsillos organizadores que se cuelgan de los brazos del sofá son una buena solución para guardar los mandos de los distintos dispositivos que tengas en el salón. También los hay con hueco para dejar la vista o el libro que estés leyendo. Este es de Ikea.

Ikea
armario-vestidor-blanco . Una percha para cada cosa

223.

Una percha para cada cosa

No solo organizarás mejor la ropa y los complementos, sino que conseguirás que se arruguen y se deformen menos. Para camisas y chaquetas, perchas iguales. Para pantalones, pantaloneros como el de la imagen, extraíble –de Leroy Merlin–. Para los cinturones, un colgador extensible y para la ropa que vas a ponerte, una barra con agujeros para dejar las perchas, como la que cuelga junto al espejo. 

Cargador que oculta cables. Sin cables de por medio

224.

Sin cables de por medio

Una caja cargador como esta no solo te permite cargar tus dispositivos móviles sin cables por medio que afean y provocan más de un tropiezo, sino que también sirve para concentrar en un solo lugar los móviles de la casa y evitar perder el tiempo buscándolos.

Cajón con separadores. Separadores indispensables

225.

Separadores indispensables

Ponlos en cualquier cajón. Son la solución (sencilla y económica) para mantener el orden y ganar tiempo. Te servirán para la consola del recibidor, para la cocina, el vestidor... Pueden ser cajas, paneles separadores e incluso pivotes para utilizar en gaveteros de cocina como separadores de platos. 

recibidor-con-vistas-al-salon-con-consola y vaciabolsillos. Vacíabolsillos: ¡qué sencillo y qué practico!

226.

Vacíabolsillos: ¡qué sencillo y qué practico!

Todos llevamos el bolso o los bolsillos llenos de cosas que un día acaban revueltas en un cajón o, peor, extraviadas por la casa. Contar con una bandeja en la entrada para dejar lo que no tiene un lugar fijo, ayuda a mantener el orden y a no perder el tiempo buscando. 

A-FAVOR-O-EN-CONTRA-DE-MARIE-KONDO-00488875. ¿Perfección absoluta o vivir zen y tranquilo?

227.

¿Perfección absoluta o vivir zen y tranquilo?

Los japoneses buscan la perfección en todo los ámbitos de su vida pero la cultura mediterránea es menos exigente. Somos menos perfeccionistas así que la corriente detractora de Kondo expone que no hay que ser tan rígidos para lograr esa felicidad que ella predica que sientes cuando tiras cosas que no usas.

A-FAVOR-O-EN-CONTRA-DE-MARIE-KONDO-00474789 O. ¿Objetos que dan la felicidad o algo más sencillo?

228.

¿Objetos que dan la felicidad o algo más sencillo?

Pensar, como Kondo, que solo debes tener en casa objetos que te hagan feliz, que te hagan emocionar, es algo idílico. Los que cuestionan el método dicen que un jarrón puede no hacernos felices pero no lo queremos tirar.

A-FAVOR-O-EN-CONTRA-DE-MARIE-KONDO-00384999. ¿Todo de golpe o poco a poco?

229.

¿Todo de golpe o poco a poco?

¡Con lo que cuesta encontrar un hueco para ordenar la casa! Marie Kondo defiende que el proceso de orden hay que hacerlo del tirón para que ante la duda de si deshacerte de algo o no, lo tires. Pero puede que haya gente que necesita más tiempo, ir por habitaciones, por ejemplo.

A-FAVOR-O-EN-CONTRA-DE-MARIE-KONDO-00478048 O. ¿Doblar la ropa en vertical o en horizontal?

230.

¿Doblar la ropa en vertical o en horizontal?

Kondo quiere que doblemos en vertical, algo muy práctico para prendas pequeñas, pero hay ropa que no puede doblarse así. Muchos cuestionan que las camisetas queden más ordenadas porque se arrugan más por mucho mimo que pongamos en doblarlas cuidadosamente.

A-FAVOR-O-EN-CONTRA-DE-MARIE-KONDO-00438184. Es más fácil tirar al cambiar la ropa

231.

Es más fácil tirar al cambiar la ropa

Los que cuestionan el método de la gurú japonesa del orden exponen que cuando cambias la ropa de temporada aprovechas para hacer limpieza y tirar lo que no te pones. Si todo estuviera en el mismo armario siempre sería más difícil sacar la ropa de vez en cuando para revisarla.

A-FAVOR-O-EN-CONTRA-DE-MARIE-KONDO-00490620. Orden en casa ¿solo o en compañía?

232.

Orden en casa ¿solo o en compañía?

Kondo se sumerge en una tarea casi íntima para ordenar la casa. Dice que debemos hacerlo nosotros solos. Pero ¿no es más ameno y divertido hacerlo con ayuda? Una casa es de todos los que viven en ella y su orden, también.

Armarios diseñados por Gloria Borrás y realizados por Ebanistaría Manzanares.

 

A-FAVOR-O-EN-CONTRA-DE-MARIE-KONDO-00490924. ¿Solo 30 libros en casa o más?

233.

¿Solo 30 libros en casa o más?

Sí, Kondo recomienda tener solo 30 libros en casa. Y puede que muchos, con la llegada del libro electrónico lo cumplan, pero es fácil que haya más de 30 en una librería. En contra de Kondo los que dicen que esto es una barbaridad.

Sofá y librería de Coton et Bois.
A-FAVOR-O-EN-CONTRA-DE-MARIE-KONDO-00480626. ¿Botes sin etiquetas o con ellas?

234.

¿Botes sin etiquetas o con ellas?

¡Quitar etiquetas o cambiar de botes! Eso dice Kondo, que las etiquetas hacen “ruido” y que jabones, cremas y demás quedan mejor en botes de cristal lisos (también en la cocina). Pero en busca de la funcionalidad, los detractores dicen que si es realmente necesario. Es una pérdida de tiempo el cambio y pierdes la información del contenido.

trastero almacenaje 00438123 O. ¿Vivir sin instrucciones, garantías ni facturas o con ellas?

235.

¿Vivir sin instrucciones, garantías ni facturas o con ellas?

Pues eso, que nos dice que nos deshagamos de instrucciones y garantías, pero pueden ser útiles cuando se necesitan. No se trata de guardarlas sin más, es verdad que con internet mucha información está en las páginas de los fabricantes, así que haz una limpieza, quédate solo con las páginas en tu idioma y deshazte del resto.

50. bombillas  00436643 O. ¿Tirar pequeños tornillos y gomas?

236.

¿Tirar pequeños tornillos y gomas?

¡Pero son útiles cuando se necesitan! Y tarde o temprano, surge la opción de usarlos. Los detractores de Kondo antes este dilema dicen que no hay que ser tan estricto. Que pueden tener su hueco, guardando todo junto en una caja específica. Así sabrás dónde acudir cuando lo necesites.

00472148. ¿Toda la ropa en el armario o cambio de temporada?

237.

¿Toda la ropa en el armario o cambio de temporada?

Puede que nos guste la idea de tener prácticamente toda la ropa, como aconseja Kondo, en el armario y solo guardar en el altillo los jerséis más gruesos y los bañadores. Pero a no ser que cuentes con un vestidor… esto es difícil de cumplir así que hay que enfrentarse cada temporada al cambio de armario.

00477375 O. ¿Organizar los papeles en categorías?

238.

¿Organizar los papeles en categorías?

Kondo divide los documentos en 3 categorías: pendientes, importantes y de consulta diaria. Pero los que critican el sistema se plantean si todos los papeles están en una de estas 3 categorías o si es posible siempre organizarlos así. Además, para esto hay que destinar un archivador al menos para cada "montón".

00482156. El tamaño de las casas

239.

El tamaño de las casas

Los que cuestionan a Kondo mantienen que en general las casas japonesas son mucho más pequeñas y cuentan con menos espacio que las españolas. Quizá aquí, solo se salven los mini pisos, que sí se asemejarían a los japoneses.

Sofá de Miki Beumala, mesa auxiliar de La Maison, sillas en Sacum, librería y escritorio diseño de Marta de Carreras.
00466486. ¿Guardas en cajones o en baldas?

240.

¿Guardas en cajones o en baldas?

El método de doblar la ropa de Kondo está orientado sobre todo a guardar en cajones, pero no sirve tanto para baldas o ropa doblada. ¡Y también tenemos!

Mujer guardando libros 00424349. ¿Despedirse de cada objeto o considerarlo como tal?

241.

¿Despedirse de cada objeto o considerarlo como tal?

Kondo describe la relación con los objetos de manera casi personal y recomienda deshacerse de cada uno dándole las gracias por lo que ha hecho. Pero muchos consideran esto exagerado. ¿No se trata de objetos meramente materiales?

00466484 O. ¿Tirar los recuerdos o conservarlos?

242.

¿Tirar los recuerdos o conservarlos?

Cierto es que Marie deja claro que tirar recuerdos es lo más complicado. ¡Y es que lo es! Fotos, esas entradas de aquella cita especial, cartas de las de antes… ¿Por qué hay que tirar parte de nuestra vida?

00490857. ¿Desorden organizado u orden enfermizo?

243.

¿Desorden organizado u orden enfermizo?

Muchos de los que cuestionan el método konmari defienden que su desorden les da tranquilidad, que ellos saben dónde está cada cosa en una pila de papeles y libros. Que son felices viviendo así. Y ¿tú?

00449140. España vs. Japón

244.

España vs. Japón

La base del método Marie Kondo está ligada a la cultura japonesa y una de las razones por las que muchos otros expertos no quieren seguir sus “reglas” es que nuestras culturas y formas de ver la vida son muy diferentes.

sofá verde con almacenaje_00490783 O. Plus de almacenaje

245.

Plus de almacenaje

Imprescindible para conquistar a propios y extraños. Si añades a tu salón rincones de almacenaje, como grandes librerías, sofás con fondos sorpresa, cestas o rincones útiles donde poder poner libros, mantas y las cosas necesarias de esta sala, los tendrás en el bote. 

Sofá blanco con cojines_ 00404129. Abarrotar el sofá de cojines

246.

Abarrotar el sofá de cojines

Sí, en El Mueble nos encantan los cojines y en muchas ocasiones llenamos los sofás de cojines. Pero para el día a día, los cojines deberían estar en su justa medida si no queremos que se conviertan en un estorbo. Lo ideal sería tener un cojín más que el número de plazas del sofá. Aquí, por ejemplo, el sofá es de tres plazas y se ha vestido con cuatro cojines. 

pasillo-de-acceso-al-dormitorio-con-secreter bd3e3ea9. Multifuncional

247.

Multifuncional

Esta consola hace de secreter, revistero, zapatero.., y convierte un rincón muerto en un lugar para guardar accesorios y objetos que de otro modo podrían estar desordenados o esparcidos por la casa.

Mujer cortando brócoli en la cocina. En verano, elude fuentes de calor

248.

En verano, elude fuentes de calor

Evita cocinar o utilizar aparatos eléctricos en la medida de lo posible, para no aumentar los grados en tu casa. Aprovecha y prepara comidas sanas que no necesiten cocción, como ensaladas o sandwich frescos. Y de paso, ¡tendrás tipazo!

gancho-de-armario-triple-para-colgar-los-bolsos 417540. Como las muñecas rusas

249.

Como las muñecas rusas

En el capítulo "Chispa de alegría en medio del dolor" Marie Kondo explica su método para guardar bolsos, que lo llama "Bolso a bolso" y consiste en meter un bolso dentro de otro y con las asas visibles. Puede ser una opción, aunque nosotros tenemos muchas más para guardar los bolsos.

salon-con-dos-sofas-enfrentados-en-blanco-y-dos-pufs-cerrando-la-tertulia 460abe63-1. Es de bien nacido ser agradecido

250.

Es de bien nacido ser agradecido

Marie Kondo enseña a sus disciplinados clientes a dar las gracias. Dar las gracias a la ropa que ya no vas a usar más por los servicios prestados, a los libros por haberte entretenido y en general a tu casa. Pero es que con esos casoplones que salen, cualquiera no da las gracias...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?