Madera

151 / 2090
00490685 O. Una bañera revestida con madera

151.

Una bañera revestida con madera

Madera coloreada. Así se ha decorado la zona de la bañera en este espacio. Pero además, nos gusta la idea de acoplar esta pieza en un retranqueo de la planta, de manera que también gana en privacidad. Si quieres ver baños en madera, clica aquí.

00499130 O. Que no te pare una ventana

152.

Que no te pare una ventana

Una ventana es un plus en el baño, aunque puede que creas que por su ubicación y dimensiones no te facilita la distribución. Esta idea deco te va a encantar: instala una encimera corrida delante de la ventana y disfruta de las vistas cada mañana mientras te cepillas los dientes.

00486940. Composiciones muy ligeras que dan amplitud

153.

Composiciones muy ligeras que dan amplitud

Idóneas para baños de poco tamaño. No falla una encimera corrida en la zona del lavabo con un estante debajo. Organiza en cestas y cajas lo que tengas que guardar. Además, nos gusta la unidad de materiales y acabados, que crea sensación de continuidad.

Encimera, ducha, revestimiento y pavimento de microcemento y estante de madera de Fusteria Mínguez.
00487132. Espejos "ventana". ¡Apúntate a esta idea deco!

154.

Espejos "ventana". ¡Apúntate a esta idea deco!

Los espejos tipo ventana son muy decorativos, ¿Por qué no llevarlos al baño? En este proyecto un diseño cuadrado con cuarterones encaja. Además, el acabado envejecido y la combinación con un mueble abierto en madera es perfecta.

Lavabo y grifo de Roca, cestas de Zara Home y espejo de Pomax.
orden-banos-00497733. Más madera para el baño

155.

Más madera para el baño

Es verdad que la madera pone una nota cálida y rústica en el baño pero si la incorporas como aquí a través de listones estarás dando actualidad a deco de esta estancia. Copia también la idea de dos muebles separados por el toallero.

Mueble bajolavabo de madera tratada por Juan Laguna y espejo en Leroy Merlin.
00461001. Azulejos pasados de moda

156.

Azulejos pasados de moda

¡Mira que son feos! Colores intensos y estampados que no hay por dónde coger. Si tu cocina y baño están anclados en el pasado, tienes varias soluciones. Revestimiento vinílico, mallas cerámicas o, incluso, pintura para azulejos. Cualquier opción vale para devolver tu casa al siglo XXI.

Lámparas de techo y sillas de mimbre, en Sacum.
Poner orden en el armario. Saca tu lado KonMari en el armario

157.

Saca tu lado KonMari en el armario

El otoño es la mejor época del año para hacer limpieza y poner orden en el armario. Con la visión renovada después del verano te sentirás más libre para deshacerte de lo que no te pones o no te vale. 

00427673 O. Empieza un huerto urbano

158.

Empieza un huerto urbano

Aunque no lo creas, los meses más fríos pueden ser el mejor momento para iniciarte en el mundo de la horticultura. Hay menos posibilidades de plagas y la lluvia y el rocío te ayudarán a mantener tus cultivos hidratados. ¡No encontrarás un momento mejor!

00405973. Estilo nórdico con un cabecero de madera

159.

Estilo nórdico con un cabecero de madera

Blanqueadas, naturales, de madera en bruto... Sean como sean las lamas, un cabecero realizado con madera como este es perfecto para amantes del estilo nórdico. 

Cabecero, de Espacio Contract. Lámpara flexo, de Matèria. Banqueta, de Sacum. Espacio decorado por Cristina Mateus. 
002-dsc5349-2a f3e922ca. Una combinación fresca y desenfadada

160.

Una combinación fresca y desenfadada

Un sofá inmaculado y una mesa de centro que tuvo un pasado. Una pareja 10 para un espacio tan fresco, joven y desenfadado como este. La mesa es una vieja bobina industrial reconvertida ahora en una mesa muy original.

Cojines con flecos de Calma House.
00499154 O. Pon papel pintado… ¡en toda la casa!

161.

Pon papel pintado… ¡en toda la casa!

Sí sí, como lo lees. Hay papeles pintados que llevan un tratamiento especial para estancias húmedas. Así que se abre la veda para elegir el que renovará por completo tu baño o tu cocina. ¡Eso sí que rejuvenece!

Mobiliario, diseñado por Luderna. Tiradores, en Etsy. Lavamanos, de Roca. Grifería, de Grohe. Espejo, en Maisons du Monde. Papel pintado, en La Maison.
dormitorio con pared de madera 00472467. Transforma tu dormitorio en un refugio de montaña

162.

Transforma tu dormitorio en un refugio de montaña

Con friso o revestimiento de madera en la pared del cabecero ganarás en calidez y confort. Además aísla y protege del frío y de los ruidos. Abrirás los ojos y creerás que estás en medio del Pirineo. Es lo que tiene la madera…  

Apliques y mesita de noche, de Maisons du Monde.

 

cocina-blanca-y-de-madera-con-balda-pared-a-modo-de-mesa-barra 503927. ¿Y si pones una puerta con rieles?

163.

¿Y si pones una puerta con rieles?

Este tipo de puertas correderas no implican una gran reforma y, con ellas, se gana muchísimo espacio. ¡Son perfectas para pisos pequeños! Las que van en rieles se deslizan sobre la pared. Elige una puerta tan bonita como la de la foto y lúcela. 

Taburetes Luxor, de Crearte. Encimera, de Silestone. Lámparas Hanoi, de Lumens.
00486940 O. 5. LAGOM, LA FELICIDAD DE LO CONTENIDO

164.

5. LAGOM, LA FELICIDAD DE LO CONTENIDO

Otra filosofía escandinava, esta vez procedente de Suecia, que te ayudará a transformar tu casa en un espacio equilibrado donde cultivar la felicidad. Lagom es un término sueco que podría traducirse como «lo mejor en su justa medida» o «ni mucho ni poco», y que describe un modo de vida que apuesta por la simplicidad y los pequeños placeres de la vida. El lagom en casa se traduce en practicidad, orden, belleza y sencillez, y apuesta por espacios despejados, con un aire minimalista y sosegado que aprovechan la luz natural y se basan en los colores suaves y los materiales naturales.

Más-estilo-con-estores-mueble-madera-00493007.  Estores de bambú

165.

Estores de bambú

Sencillos, naturales y frescos. Su principal característica es el romántico y arrebatador efecto de los rayos de sol entre el entramado de fibras naturales. ¡Simplemente fantástico! Y la combinación con unas cortinas, como en la imagen, aportará aún más calidez a la estancia. ¡Pruébalo! Un estor enrollable de bambú a medida de 160x180 cm cuesta 340 € en L’Ombra. 

Estor de bambú y cortinas de lino, de El Corte Inglés.

00499149. Tejido screen para estores enrollables

166.

Tejido screen para estores enrollables

Los estores enrollables llevan una tela encerada o plástica para que deslicen bien al subirse y bajarse. Es la conocida como screen. Están fabricados con poliéster y fibra de vidrio y tienen la propiedad de dejar pasar entre un 50 y un 100% más de luz que los estores convencionales y también impiden la entrada de calor o frío, lo que te ayudará a ahorrar más de un 30% de en calefacción o aire acondicionado. Interesante, ¿a que sí?

Cabecero de madera, diseño de Luderna Design. Lámpara, en Its About Romi. 

domitorio infantil con techo abuhardillado de madera 00497891. Estores paqueto: los más estilosos

167.

Estores paqueto: los más estilosos

Este tipo de estores son los más utilizados por su efecto vaporoso y acogedor. De hecho, para su confección se utilizan telas poco rígidas que ofrecen un recogido muy decorativo. ¡Ah, y no solo eso! Al estar confeccionados sin varillas son más sencillos de desmontar para lavarlos. 

Lámpara flexo, de Avanluce.

salon-con-rincon-de-estudio-librerias-de-obra-y-gran-presencia-de-madera 8dd3cf5f. Un salón, muchos salones

168.

Un salón, muchos salones

La distribución de este gran salón permite disfrutar de él y crear distintas zonas: ya sea en el rincón de lectura junto a la ventana, escribiendo en el escritorio o recostado en el sofá. Todo en un ambiente realmente cálido gracias a la madera.

 

Escapada romántica y muy rústica

169.

Escapada romántica y muy rústica

La madera y la combinación de los grises con el rojo es atractiva y especial. ¿Un fin de semana en este coqueto y acogedor dormitorio? ¡Por supuesto! ¿Cuándo nos vamos?

Dormitorio rústico abuhardillado con cómoda de madera antigua (00379240). Una gran viga

170.

Una gran viga

La viga de madera al natural abraza la habitación. Los nudos e imperfecciones del tronco sobresalen sobre el resto de la decoración y el blanco de paredes y techos.   

Cómoda, banqueta, lámpara de sobremesa y cortinas, de Il Coc Interiors. Alfombra, de Madera de Pino.

Continuidad en el techo de madera

171.

Continuidad en el techo de madera

Aunque en este dormitorio se decidió separar ambientes mediante un muro, se decidió no llevarlo hasta el techo de madera de castaño. Dándole a este todo el protagonismo. ¡Y como para no hacerlo!

Butaca, en Ornatus.

00421349. Rústico con toques de color

172.

Rústico con toques de color

Los atrevidos colores no pierden protagonismo ni con el bello y oscuro techo de madera. Además, con ese ventanal y la estampa nevada, la calidez es palpable. ¿Lo notas?

Banqueta plegable, en Natura Casa. Alfombra, en Sacum. Lámpara flexo, en Avanluce.

Rústico en blanco y rosa

173.

Rústico en blanco y rosa

Femenino y coqueto. Así es este dormitorio rústico que emplea el blanco y el rosa para contrarrestar el peso del techo, de madera oscura. Los adornos vegetales aportan el detalle extra. 

Mesita de noche y lámpara flexo, de Coton et Bois. Alfombra, de Sacum.

00445009. Un refugio para dos en el monte

174.

Un refugio para dos en el monte

La combinación de gris, en las mantas y plaids sobre la cama y la alfombra, combina con el mostaza de los cojines. Un dormitorio rústico muy actual y acogedor. ¡Y vaya vistas al despertar!

Dormitorio rústico con vistas desde la cama

175.

Dormitorio rústico con vistas desde la cama

Madera y luz. Esas han sido las prioridades en este dormitorio de montaña de estilo rústico. ¿No da la sensación de estar durmiendo en un árbol?

00377185. Al calor del fuego

176.

Al calor del fuego

Al techo de madera con las vigas a la vista y el entarimado, también en madera, se suma la calidez que aporta la chimenea. Que, aunque discreta en una esquina, es la que da sentido al conjunto. Y el resto de la casa no se queda atrás. 

Cama y chimenea, realizadas por Integra. Butaca, de Frajumar. Lámpara de pie, de Scapa.

Paredes de color

177.

Paredes de color

El color verde oliva de las paredes envuelve la habitación, creando una atmósfera tremendamente cálida, sensación que se ve incrementada por las vigas de madera y la cama con dosel. ¡Ah, y la chimenea! De corte moderno, además, como contrapunto.  

Cabecero y mesita de noche, de Antonio Sánchez. Alfombra, en Filocolore.

00447321 O. Rústico con estampado escocés

178.

Rústico con estampado escocés

Directo desde las Highlands. El estilo escocés se cuela en este dormitorio rústico mediante el papel pintado a modo de cabecero. 100% calidez y confort. ¡Te parecerá escuchar el sonido de las gaitas a lo lejos!

Papel pintado escocés, de Leroy Merlin. Aplique, de Vermissen.

dormitorio con pared de madera 00472467. Rústico urbano

179.

Rústico urbano

En un apartamento de ciudad también se puede evocar la decoración de montaña. Un friso de madera en toda la pared, enmarcando la cama. Mientras, el techo –también de madera–, pintado en blanco, da amplitud y los textiles en grises aportan el toque actual.  

Apliques y mesita de noche, de Maisons du Monde.

dormitorio-vigas-madera-y-banqueta-manta-peluda 474910. Rústico con aires invernales

180.

Rústico con aires invernales

En el dormitorio de esta casa en el valle de Arán se ha contrarrestado la fuerza de la madera con un cristal que conecta con el piso inferior. Amplitud, luz y un toque actual sin perder la calidez que aportan techos y suelos. 

Banqueta y lámpara de sobremesa, de Angels des Montagnes, en Carmen Caubet.

dormitorio con paredes y techo de madera 00448956. La belleza de los troncos

181.

La belleza de los troncos

En este dormitorio se ha cuidado hasta el máximo detalle para que tooodo sea de madera. Incluso el armario se adapta a la irregularidad de los troncos. Los amaneceres serán impresionantes desde la comodidad de esa cama.

dormitorio-vigas-de-madera-00486941-o f17f341c 680x853. Rústico, fresco y natural

182.

Rústico, fresco y natural

Este dormitorio invita al verano, al campo, a lo natural. El efecto de las grandes puertas que conectan con el jardín se ve incrementado con los colores tierra de adornos y textiles.

Banqueta, alfombra, cortinas y aplique, en Let's House. 

Rústico sofisticado y con clase

183.

Rústico sofisticado y con clase

¿Quién dice que un dormitorio con pared de piedra y techos de madera no pueda ser elegante? Lo rústico no está reñido con lo sofisticado. De hecho, su combinación detalles más delicados, como la lámpara de araña, aporta ese punto chic y super decorativo. Una vuelta de tuerca al rústico tradicional. 

Banqueta y mesita de noche, de Maisons du Monde.

dormitorio-madera 495623. Con olores a montaña

184.

Con olores a montaña

En esta cabaña todo huele a pino, abeto y madera al natural. Con ese techo y una cálida ropa de cama –para aplacar el frío–, no se necesita nada más para definir a este dormitorio como rústico.

Cabecero y aplique, en Miv Interiores. Butaca, en Scandi. 

¿Puede ser la madera más bonita?

185.

¿Puede ser la madera más bonita?

En este dormitorio se optó por un concepto natural. La madera es la estrella del show. En el techo, la pared, las vigas y hasta el suelo. Las lámparas, mesitas y detalles nórdicos acentúan la calidez y aportan frescura. Inigualable.

Banco y alfombras, de Luderna Design. Espejos, de Carolina Blue. Mesitas de Noche, de El Corte Inglés.

00371291. Madera, la estrella de este recibidor rústico

186.

Madera, la estrella de este recibidor rústico

La madera es la principal protagonista del recibidor esta casa en ruinas reformada. El suelo de madera de castaño contrasta con el banco y la consola, decapados. ¿Y la parte baja de la escalera? Pues se ha utilizado como estantería decorativa. Ingenioso, ¿verdad?  

Banco y consola decapada, de Antique&Reak, en Becara. Espejo colonial y florero de cristal, de Becara. 
Rústico con un banco corrido

187.

Rústico con un banco corrido

Ese techo y esos acabados, en constante conexión con la naturaleza, no necesitan mucho más que un banco corrido. Debajo el calzado que estéis usando ese día y encima cojines para dar mayor calidez. 

Alfombra, en Gra. 
Recibidor de montaña

188.

Recibidor de montaña

Este recibidor huele a pino, a roble y a montaña. A rocío recién caído y a paseo por la nieve. Pero también a estufa calentita y chocolate caliente. Además, al estar separado del resto de la casa, se evita entrar con las botas mojadas o sucias. 

100% natural. Un recibidor 100% natural

189.

Un recibidor 100% natural

¿Hay algo más rústico que una consola hecha con troncos de verdad? Y para contrarrestar su gran peso visual, una lámpara ligera, unos adornos en cristal y fibras naturales y plantas. ¡Qué frescura de recibidor rústico! 

Consola y lámpara, en La Maison. Alfombra, en Carolina Blue. 
Tu refugio en la montaña

190.

Tu refugio en la montaña

En esta casa de montaña dan ganas de no salir. La luz entra a raudales y la atrapa la madera, que, aunque oscura, transmite muchísima calidez. Es, sin duda, para pasarse las tardes junto a la chimenea.  

Sofá de Frajumar. Mesa de centro, de Dröm Living. Puff, en Matèria. Alfombra, de Benutta. 

00379228 af72e8ab. Abierto y vivido

191.

Abierto y vivido

Este antiguo pajar, cerca de Comillas, ahora presume de casa campo llena de vida. Un ejemplo, este salón conectado con el comedor. Y aun con el paso de los años sigue manteniendo esa rusticidad típica de las casa de esta zona cántabra.      

Pareja de butacas tapizadas y cómoda francesa restaurada. Todo, en Il Coc.

Salón rústico pintado de verde con chimenea (00382427). Chimenea por los dos lados

192.

Chimenea por los dos lados

El verde oliva de las paredes y techos crean una atmósfera muy campestre y envolvente en este coqueto salón. Y, aunque está abierto a otra zona de estar, la chimenea y las vigas de madera cierran el espacio.  

Sofá, de tapicería Caponata con tela de La Maison. Butaca y banqueta, en Merc&CIA. Mesa de centro, de Brucs. Lámpara de pie, en Cottage Little House.

00407903. Pavimento de toba a dos niveles

193.

Pavimento de toba a dos niveles

En esta casa de montaña, el suelo funciona como elemento conductor entre el salón y el comedor, a diferentes niveles. Similar al pavimento de barro, el de toba ofrecen también un ambiente cálido y fresco al mismo tiempo. 

Sofá, en Isabel Ríos. 

salon con paredes de madera y ventana con paisaje nevado 00448949. Velas y mantas para las tardes frías

194.

Velas y mantas para las tardes frías

Los atardeceres desde esta ventana tienen que ser increíbles. Pero mucho más con si iluminas el salón con unas velas bajo la ventana o las mesas auxiliares. Como resultado: un ambiente muy acogedor que se ve acentuado gracias a plaids y cojines en tejidos extra suaves y agradables al tacto. 

Mesa de centro, de Chalet des Pins. Alfombra, en Gra.

00443286 O.  Suelo y techo en madera en bruto

195.

Suelo y techo en madera en bruto

Rústico con un aire actual, así es este salón en el que suelo y techo son de madera en bruto. Sí, de esa que deja sentir sus nudos e irregularidades al simple tacto. Esta peculiar textura contrasta con el estilo más contemporáneo de los sofás y la chimenea. 

Sofás, de Miki Beumala. Cojines, en Matèria. Mesa de centro, de Merc&Cia. Chimenea, de Pia. Alfombra, en Gra.

00474714. Madera, gris, plaids y alfombras

196.

Madera, gris, plaids y alfombras

O también conocida como la combinación del éxito en esta cálida y acogedora cabaña de montaña. Y, colocado bajo los enormes ventanales, el sofá en forma de “U” se funde con el gris y el verde de los árboles. 

Sofá, diseño de Lara Vallés. Mesas de troncos, en Mercantic. Pieles, de Ikea. Alfombra, en Gra.

00474922 O. Abuhardillado y con grandes ventanales

197.

Abuhardillado y con grandes ventanales

La clave de este salón está en la luz que entra por el enorme ventanal, con vistas al Pirineo, y el juego que crea la combinación de cortinas y estores. Esta solución convierte a la luz natural en protagonista. El contrapunto lo crean el par de butacas y los pequeños detalles en rojos y tonos rosados. 

Sofá con chaise longue, de Manuel Larraga con tela de Andrew Martin, como las butacas, de Crearte. Mesa de centro, de Chehoma. Lámpara de pie, en Carmen Caubet.

salon blanco con chimenea y cojines en obre y naranja 00480779. ¿Techos bajos? ¡Que viva el blanco!

198.

¿Techos bajos? ¡Que viva el blanco!

Gracias al blanco de paredes, tapicerías e incluso de la chimenea, en este salón rústico reina la luminosidad. A veces, las maderas al natural tienden a oscurecer los espacios. Y, si los techos son bajos, esa sensación aumenta. 

Sofás y alfombra, de M&P Archidesign. Mesa de centro y butaca, diseño de Jean Pierre Martel.

¿Vigas o troncos?

199.

¿Vigas o troncos?

¡Pues las dos cosas! ¿Acaso hay mejor manera para conseguir esa calidez que da la madera que con troncos en su estado más natural? Y, para fomentar la luminosidad, no solo grandes ventanas, también ayuda el contraste de la madera con la blancura de las paredes. 

Sofá, modelo Hypnos. Butaca, en A loja do gato preto. Mesa de centro, en Luderna Design.

Una conexión abierta

200.

Una conexión abierta

El techo y la ventana de madera junto con las paredes verde oliva crean una conexión hacia el exterior, pero además se disminuye también el efecto pasillo. El banco corrido bajo la ventana enmarca el conjunto, confiriéndole unidad. 

Banco de hierro, sofá, butaca, puff y cestos, de Cado. Mesas de centro, de Mercader de Venecia. Alfombra, de Papiol.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?