Cocinas con isla

5 /517
Cocina blanca con isla y lámparas de fibras.

Cocina con mobiliario de Abbod. Grifería de Blanco. Taburetes Ingolf, de Ikea. Lámparas de techo de Decopalace.

El Mueble / Pepa Oromí

1.

La cocina blanca es más moderna y tiene una isla

¿La cocina? Está abierta al salón-comedor, pues era una condición sine qua non para Araceli. "Me apetecía poder charlar y tomar el aperitivo con los amigos mientras cocinamos. Le pusimos las lámparas de mimbre para que contrastaran con el blanco, y una alfombra de baldosa hidráulica debajo de la isla, muy práctica", detalla.

Cocina IKEA con puertas correderas acristaladas cerradas.

Mobiliario de cocina modelo Voxtorp, de IKEA.

El Mueble

2.

...o cerrado

¿Qué quieres dar más intimidad a la cocina? Fácil. Cierra las puertas por completo y la tendrás. Aún así, no se pierde ni un ápice de luminosidad dentro de ella, gracias a los cuarterones acristalados.

Recuerda que la perfilería fina y blanca es mucho más estética y luminosa que la negra, más ruda e industrial.

Cocina blanca con muebles sin tiradores y electrodomésticos panelados.

Mobiliario, modelo Voxtorp, de IKEA. Encimera gris expo, de Silestone. Taburetes, de Maisons du Monde. Lámparas de techo, de Faro Iluminación.

El Mueble

3.

Con todo un frente panelado y barra de desayunos

En el lado opuesto a los hornos, se ha panelado todo un frente que va de suelo a techo. Sirve de almacenaje y también oculta algunos electrodomésticos, como el frigorífico. Los armarios lacados en blanco se funden con la pared.

A un lado de la isla, unos taburetes en blanco y madera, a juego con las lámparas, la convierten en una cómoda barra de desayunos.

Cocina con encimera de Silestone gris.

Mobiliario modelo Voxtorp, de IKEA. Encimera gris Expo, de Silestone. Lámparas de techo, de Faro Iluminación.

El Mueble

4.

Una isla con grandes gavetas y tuneada

Escondidos tras los frentes Voxtorp, está el sistema Metod súper práctico, con amplias gavetas y cajones interiores de almacenaje. La isla es buena prueba de ello. Y para darle un plus, se ha colocado una encimera de Silestone en gris. Mientras se trabaja en ella, se tiene una amplia vista al comedor pudiendo interactuar con los comensales. 

Cocina con isla en blanco y gris.

Mobiliario modelo Voxtorp, de IKEA. Encimera gris Expo, de Silestone. Taburetes de Maisons du Monde. Lámparas de techo, de Faro Iluminación.

El Mueble

5.

3. Una cocina de IKEA moderna y elegante con gran capacidad

La siguiente cocina de IKEA que te mostramos está amueblada con el modelo Voxtorp. Sus frentes tienen una superficie lisa y tiradores integrados profundos que facilitan la apertura y el cierre de las puertas. Los armarios en color blanco cuentan con almacenamiento superior e inferior. Se ha elegido un tono gris para el salpicadero y las encimeras. Su disposición en L se completa con una isla central.

Cocina de IKEA con correderas acristaladas.

Mobiliario de cocina Voxtorp, de IKEA.

El Mueble

6.

Con cerramiento acristalado abierto...

Y para actualizar aún más esta cocina moderna, las interioristas Vera Salvat y Victoria Amat han instalado una puerta corredera acristalada. ¿Su función? Multiplicar la luz en la cocina y abrir esta al salón. Con la puerta abierta, se da continuidad visual, gracias también por el suelo laminado de madera que recorre toda la casa.

Cocina de Ikea con muebles en blanco y encimera gris.

Mobiliario de cocina Voxtorp, de IKEA. Encimera gris Expo, de Silestone.

7.

Con los hornos en columna

Los hornos se han dispuesto en columna en uno de los laterales de la cocina. Se han elegido metalizados, en armonía con las encimeras y el salpicadero en gris.

Cocina rústica con campana y almacenamiento vertical.

Mobiliario, de IKEA.

El Mueble

8.

Con almacenamiento vertical

Sobre la isla rectangular se ha suspendido una campana tipo chimenea que, además de extraer humos y olores, sirve de almacenamiento vertical. Unos ganchos hacen posible almacenar en altura las cacerolas de cobre. Al otro lado de la isla hay más cajones para guardar y el horno integrado.

En el suelo se ha dispuesto una baldosa hidraúlica que intensifica su carácter rústico. ¿Y ese banco a la izquierda, no chirría un poco? No, cuando veas la siguiente foto.

Cocina rústica sin muebles altos.

Mobiliario, de IKEA.

El Mueble

9.

Una cocina de IKEA rústica, con guiños vintage

La segunda cocina de IKEA nos traslada a las antiguas cocinas de pueblo, donde en ella se hacía prácticamente la vida. Sin muebles altos, en la isla central se concentra todo: la zona de aguas, de cocción, la superficie de trabajo y el almacenamiento. Los frentes de cajones y puertas son el modelo Bodbyn, en un blanco hueso con paneles biselados muy fáciles de limpiar gracias a su superficie lacada suave y lisa. Y como colofón, se han elegido unos tiradores vintage.

Cocina rústica de Ikea con isla y office.

Mobiliario, de IKEA. Pavimento de mosaico hidraúlico. Mantel, en Rue Vintage.

El Mueble

10.

Con office de quita y pon

Precisamente delante de ese banco antiguo, se ha dispuesto una mesa con sillas que hace las veces de comedor. Así, se multiplican los asientos. Y cuando se termina de comer, la mesa desaparece, se lleva a un rincón del salón y queda una cocina más espaciosa.

Cocina rústica con isla y tiradores vintage.

Cocina rústica con isla y tiradores vintage.

El Mueble

11.

Rodeada de piedra y madera

¿Y si es una cocina rústica por qué no se han elegido los muebles en madera natural? Si te has fijado, la cocina lleva vigas en el techo y cuenta con puertas y vitrina de madera. El interiorista Pablo González prefirió un mobiliario en tono blanco para darle luz y no abigarrar el espacio con más madera.

En un lateral libre de la isla fijó unos ganchos para colgar los paños de cocina. Sí conservó las paredes de piedra natural para darle a esta cocina rústica más autenticidad.

Cocina con isla en blanco y madera con vinoteca integrada en la isla.

Mobiliario, de IKEA. Taburetes, de Kave Home. Alfombra, de Tailak.

El Mueble

12.

Con vinoteca integrada en la isla

¿Más posibilidades para aprovechar la isla? Cuenta con una vinoteca integrada en la parte inferior. Y, gracias a la presencia de dos taburetes altos, se convierte en una espléndida barra de desayunos.

Cocina blanca moderna con isla y encimera de madera

Mobiliario, de IKEA. Taburetes, de Kave Home. Alfombra, de Tailak.

El Mueble

13.

Con isla central para trabajar y almacenar

La isla se ha dispuesto en el centro, también en blanco y madera. En su superficie de trabajo se ha dispuesto el fregadero. Y en dos de sus lados cuenta con enormes gavetas de almacenamiento. Pero no solo eso...

Cocina de IKEA en blanco y madera con suelo hidraúlico.

Mobiliario de IKEA.

El Mueble

14.

1. Una cocina de IKEA clásica chic, en blanco y madera

Se trata del modelo Knoxhult, uno de los más vendidos de la firma sueca. Con cientos de combinaciones, esta cocina cálida se presenta en blanco y madera, sin tiradores y con apertura push y gola. Los frentes superiores se han acristalado para darle más luz a la cocina. Se han diferenciado los suelos: en la zona de cocción se ha dispuesto una alfombra de baldosa hidráulica fácil de limpiar que contrasta con el resto en madera.

Cocina con muebles panelados en roble, isla y office.

Mobiliario diseñado por las arquitectas realizado con madera de roble rústica por Fustería Sais.

El Mueble

15.

Frentes panelados y sin tiradores

Si tu piso es pequeño, es muy probable que la cocina también sea pequeña. Irma Aleu y Rosa Viñets sugieren estas ideas con encanto para hacerla más grande: panela los muebles y llévalos hasta el techo; coloca una puerta corredera de acceso, mejor si es acristalada para que circule la luz y, bajo la ventana, dispón un tablero a modo de barra de desayunos.

Cocina blanca con taburetes de fibras y antepecho de azulejos.

Cocina proyecto de Paula Duarte. Muebles de cocina en Azulejos Gala. Lámparas de El Corte Inglés. Taburetes de Kave Home. Bandeja en Sacum.

El Mueble

16.

La cocina es blanca y tiene un gran isla que hace de barra

La cocina de Adriana, una de las 3 ganadoras del concurso "Las mejores cocinas de las lectoras", no era así desde el principio: "Llevamos viviendo en la casa 9 años, con mi marido y nuestros dos hijos pequeños. La fuimos renovando por fases, y dejamos la cocina para el final. La queríamos hacer a lo grande", nos explica. Cuando se animaron, contactaron con Paula Duarte, que ya había intervenido en las reformas anteriores. "Mi marido es un cocinillas y soñaba con tener una cocina con isla", añade la ganadora.

Cocina con isla de color azul y estante

Armarios diseño del estudio de Teresa Olea. Taburetes de IKEA.

El Mueble

17.

Un estante de sabor country que suma encanto a la cocina

Esta cocina con península, proyectada por la decoradora Teresa Olea, respira un estudiado sabor country. Y los pequeños detalles contribuyen también a ello, como la balda que aprovecha la pared de la península. Aunque su vocación es sobre todo decorativa, puede aprovecharse su sobre como repisa y el estante a modo de expositor. 

Cocina blanca con isla, puertas de cristal y despensa

Despensa con carpintería de toda la cocina hecha por Ángel Cabrero e Hijos. Tiradores de Lyyns Hardware.

El Mueble

18.

Tiene lo mejor de ambos mundos: el clásico y el rústico

Para lograr esta combinación de look clásico y estilo rústico, combinó cristaleras blancas de carpintero, frentes con cuarterones, tiradores en forma de concha, lámparas de hierro y baldosas tipo metro: "Las elegí porque tienen el borde envejecido y son muy cómodas y fáciles de limpiar. Algunas venían con florecitas y las escondí detrás de los muebles", nos dice riendo Conchi.

Cocina blanca con isla y puertas de cristal.

Cocina con baldosas en Cerámica Sánchez. Grifo de Kohler. Lavadora y secadora de Neff.

El Mueble

19.

Unas puertas de cristal dan a la zona de lavado y despensa

Además, Conchi no dudó en viajar a Madrid y hasta buscar en el extranjero para conseguir piezas tan especiales como los grifos o los fregaderos. ¡Se nota que la decoración es su pasión!

Cocina blanca clásica con puertas de cristal y isla.

Cocina con lámparas de Siang Interiorismo. Taburetes en Westwing. Bandeja en Sacum. Flores blancas de Bossvi.

El Mueble

20.

Una cocina de ensueño que enamora

Marta lo había planeado todo en secreto: "quería darle una sorpresa a mi madre", confiesa. "A ella le encanta la decoración y hasta que construimos la casa tuvo mucho tiempo para pensar cómo la quería, sobre todo la cocina", nos cuenta. "Nos encanta cocinar, por eso tuvo toda la importancia". Y nos ha gustado tanto, ¡que ha quedado finalista!

Cocina blanca con isla y taburetes de fibra .

Proyecto de Alcopal Estudio de Cocinas. Encimera de Krion. Horno y microondas de Neff. Vinoteca de Pando.

El Mueble

21.

Tras la reforma, la cocina parece de película

"¡Salir en El Mueble es un sueño!", dice emocionada Conchi, la madre. Y nos da todos los detalles del proyecto. "La cocina clásica debía tener una isla grande, un fregadero para la comida y otro para los platos, una zona de café y una gran alacena". ¿Otro indispensable? El lavadero, que ha quedado de revista.

Cocina de lectora moderna en gris con barra y taburetes 00553723

Cocina con mobiliario de RH Cocinas, en Cocinas Arcos. Electrodomésticos, de Siemens. Encimera, de Lapitec. Taburetes, de Imperial Line. Suelo porcelánico, de Porcelanosa.

El Mueble

22.

Tiene mucho espacio para guardar y es luminosa

Y continúa: "Me encanta porque es cálida y muy práctica". Tiene un office todoterreno para comer en familia, hacer los deberes... También muchísimo almacenaje: "Solo teníamos un frente para amueblar, pero hemos conseguido mucha capacidad con armarios hasta el techo y cajones en la isla de la cocina."

Cocina de lectora en gris con barra y office con mantel de cuadros y silla antigua.

Cocina con mobiliario de RH cocinas, en Cocinas Arcos. Electrodomésticos, de Siemens. Encimera, de Lapitec. Taburetes de Imperial Line. Sillas, de Maisons du Monde. Mantel e individuales, de Filocolore. Lámpara, de Trebole.

El Mueble

23.

La estancia es cómoda y muy elegante

¿Y cómo soñaba su cocina? "La quería clásica, acorde al salón, donde combino muebles de madera con toques modernos, y con el que se comunica a través de unas puertas correderas acristaladas", explica. "Por eso elegí este tono beige y continué con el parqué, excepto en la zona de aguas. Mi madre me ayudó mucho en la decoración", nos confiesa.

Cocina de lectora en gris con barra y puertas acristaladas.

Cocina con mobiliario de RH cocinas, en Cocinas Arcos. Electrodomésticos, de Siemens. Encimera, de Lapitec. Taburetes de Imperial Line.

El Mueble

24.

Beatriz tiene una cocina abierta y muy vivida

"Ha sido una experiencia súper bonita", nos dice Beatriz Rodríguez después de ganar nuestro concurso "Las mejores cocinas de las lectoras", organizado en colaboración con Siemens. Nuestra lectora vive en León con su marido y sus dos hijos pequeños y, tal como nos cuenta, "en la cocina hacemos la vida", de ahí que le prestasen especial atención durante la reforma y que se haya convertido en el corazón de su casa.

"Cuando reformamos el piso, la constructora nos propuso poner la cocina en lo que era un dormitorio. La verdad fue un acierto, porque ahora tenemos una cocina con vistas a un parque y mucha luz", explica Beatriz. Contar con luz en las zonas de días es básico para disfrutar de ellas. ¡Beatriz lo sabe! 

Cocina con el comedor adosado a la isla.

Vivienda reformada por Solange Van Dorssen. Mobiliario diseñado por Kravat 2. Sillas de ratán, de Sika Design. Lámpara de Santa & Cole, en Avanluce.

El Mueble

25.

Un comedor adosado a la isla

El comedor de esta cocina es una elegante extensión de la isla. Si te fijas bien, la misma encimera que recorre la isla continúa con la mesa del comedor. Para darle mucha más elegancia, la interiorista Sol Van Dorssen colocó una clásica lámpara de techo con la pantalla blanca y unas cálidas sillas de fibra natural que garantizan la comodidad. 

Cocina con isla central

Muebles de Danespan, encimera de Neolith modelo Calacatta brillo, lámparas de Gubi, grifo de Blanco, taburetes de Atelier do Estofo y vajilla de El Corte Inglés

El Mueble

26.

Distribución de cocinas abiertas

Abiertas o integradas en otras estancias. Estas cocinas ganan espacio al prescindir de tabiques divisorios y se solucionan con distribuciones con isla o península. ¡Te mostramos las opciones con plano que se adaptan a esta idea!

Cocina con muebles blancos y papel pintado textil.

Mobiliario, modelo Época, de Santos. Lámparas, de DCW. Encimera, de Neolith. Taburete y silla, de Bazar

El Mueble / Felipe Scheffel

27.

10. Una cocina con isla

Una cocina como esta debía tener una isla: "Costó meterla porque la cocina es estrecha, pero lo hicimos –cuenta–. Mide 1,80 x 60 cm y está pensada como superficie de apoyo", dice la interiorista. 

Cocina moderna blanca con isla y revestimientos que imitan el mármol.

Cocina con mobiliario Everest de Danespan. Encimera de la isla y salpicadero, de Neolith modelo Calacatta brillo. Lámparas, de Gubi. Grifo, de Blanco. Taburetes de Atelier do Estofo, en Calamita. Bandejas de fibra, en Mandrágora. Vajilla, de El Corte Inglés.

El Mueble

28.

En blanco veteado

Que te encante el blanco para decorar tu cocina moderna, no significa que tenga que ser un blanco puro. Puedes decantarte por un material en el que este color sea predominante, pero con un resultado más cálido y elegante. El mármol blanco con vetas marrones es capaz de darle a tu cocina las mismas características que una cocina blanca, pero con más estilo, más moderna, más atemporal. 

Cocina blanca con isla de mármol.

Muebles de cocina diseñados y realizados por Pino del Valle de donde proceden la mesa con el sobre de gres porcelánico que imita mármol.

El Mueble

29.

Dale algo de color

¿Por qué no añadir una pieza llamativa a la decoración de una cocina moderna en blanco? Hazlo mediante complementos decorativos, como las lámparas de la isla, los utensilios de cocina o, incluso el suelo. En esta cocina se han empleado dos de esos recursos: las increíbles y modernas lámparas en azul turquesa y el suelo hidráulico que acoge la isla de la cocina. 

Cocina blanca con isla y estilo moderno con grandes lámparas.

Muebles de cocina de Kokken Málaga. Lámparas de Santa & Cole y taburetes de Crisal, en Beatriz Lario.

El Mueble

30.

Unas grandes lámparas para salvar el techo

Unos muebles blancos de estilo moderno encaja en cualquier tipo de cocina, ya sea grande o pequeña. Ahora, si los techos son muy altos, puede que el blanco haga que el espacio se vea frío. ¿Cómo evitarlo? Mediante los complementos. En esta cocina, la interiorista Beatriz Lario colocó dos grandes y llamativas lámparas que acentúan su estilo moderno. 

Cocina blanca con isla y campana en el techo.

Mobiliario modelo Marco, de Santos. Encimera, de Neolith. Pantallas de las lámparas, de Ikea.

El Mueble

31.

Los 40, la mejor edad para hacer reformas

Al menos para mí porque luego te dan más pereza. La última que hice yo fue abrir la cocina al salón. Ha quedado preciosa pero, eso sí, requiere de una limpieza y organización impoluta. Elegí los muebles en blanco que la hacen más amplia y luminosa. Y la isla central sirve tanto de superficie de trabajo como de barra de desayunos. Muy parecida a este proyecto de Asun Antó.

Cocina gris con mesa tocinera a modo de isla de cocina.

Cocina con mobiliario, de Cea. Encimera, de Neolith. Pavimento, modelo Havana Jazz, de Roca.

El Mueble

32.

Aportando un estilo rústico

Si quieres darle a tu cocina un toque rústico, nada como colocar una mesa tocinera que haga las veces de isla y aporte, además, ese puntito a campo que buscas.  

Comedor con mesa industrial y sillas de diseño que sale de la isla de la cocina.

Cocina con muebles de cocina de Leich, montado por Meine Kutchen. Mesa a medida de V. Gálvez. Sillas réplica del modelo CH24. Lámparas de techo, de Kenay Home.

El Mueble

33.

Un comedor que sale de la isla

Una idea en cocinas abiertas con isla es adosar la mesa del comedor, para que tanto la cocina como el comedor se conviertan en un solo espacio. Además, las grandes dimensiones de la isla contribuyen a la ausencia de muebles altos, dejando que sea la protagonista.

Cocina con isla con muebles de madera y office.

Cocina con mobiliario de madera de roble y encimera de mármol, de Freer Living. Pavimento de piedra natural con acabado envejecido. Lámparas de techo, de Ikea.

El Mueble

34.

Una cocina con isla en estilo rústico

Y con toques modernos. Y todo gracias a la encimera blanca con acabado brillo. Puesto que la isla cuenta con mucho almacenaje, el diseño de esta cocina ha prescindido de los muebles altos, dejando el espacio mucho más despejado, 

Cocina clásica con isla en blanco y negro.

Mobiliario, de Cocinas Moretti. Encimera de granito negro. Lámpara de techo, de Otherlamps. Grifería, de Fantini. Papel pintado, de Teresa Galán.

El Mueble

35.

Con isla y un estilo clásico

En esta cocina clásica con isla, el blanco y negro hacen el tándem perfecto para dotarla de elegancia. Con forma cuadrada, ofrece no solo una superficie de trabajo, sino también una barra de desayunos y mucho almacenaje, tanto abierto como cerrado. 

Cocina con isla- y campana en blanco.

Diseñada por Ramisa Projects, fabricada por Arias Nadela. Campana de Faber, comprada en Laguardia & Moreira. Suelo hidráulico de Mosaic del Sur.

El Mueble

36.

También en cocinas pequeñas cabe una isla

Evitando, prácticamente, colocar muebles en uno de los laterales de la cocina, es posible instalar una isla cuando el espacio escasea. Y en estos casos, el blanco es tu mejor aliado para que el espacio no parezca más pequeño. Aquí, la isla de obra está rematada con unos azulejos en los laterales y frentes con molduras y tiradores en negro. 

Cocina con isla de madera con plantas encima.

Cocina con mobiliario, de Flovic. Grifería, de Hansgrohe.

El Mueble

37.

Con una original isla

No hay ninguna norma que diga que la isla de la cocina debe tener el mismo acabado que el resto de los muebles. ¡Todo lo contrario! De hecho se puede emplear como elemento diferenciador, en un color o material que destaque sobre los demás. Aquí, no solo se ha elegido una pieza en madera, sino que se ha coronado con un estante suspendido con plantas, aportando frescura y un punto original.

Cocina con isla blanca y muebles de color topo.

Cocina con mobiliario a medida, diseñado por Coton et Bois. Sillas Peel, de Taaller de las Indias. Lámpara, de Pomax.

El Mueble

38.

Cuando la isla separa

Con los muebles en color topo, esta cocina está dotada con una enorme isla que actúa de nexo entre sus dos frentes. Para que el color no resulte demasiado cargante, el blanco de la encimera se ha llevado también al lateral que se ve cuando se accede a la estancia, evitando restar luminosidad. 

Cocina con isla azul y muebles de color gris.

Muebles de Cocinas Castro. Grifería de Roca. Campana extractora de Bosch. Horno de Samsung. Lámparas de techo de Pooky.

El Mueble

39.

Una gran isla en azul

En esta cocina se ha destinado el color azul a la isla, de manera que la dota de protagonismo y una frescura especial. Mientras, el resto de muebles lucen un color gris más discreto, todo coronado por una encimera de color blanco. La cortina ayuda a dar continuidad al color allá hasta donde se extiende la vista. 

Cocina con isla de mármol y frentes de armario con molduras.

Cocina con mobiliario realizado por Creamos Mobiliario y Fahuaran Constructora. Taburetes de terciopelo verde, de Kave Home.

El Mueble

40.

Una cocina con isla que no parece una cocina

Primero por el elegante mármol de la isla y segundo por los frentes de los muebles con molduras que se funden con las paredes. Y es que esta cocina, además de isla, está abierta, fundiéndose con el resto de la decoración. Incluso los taburetes suman elegancia gracias a su tapizado en terciopelo y sus patas en acabado dorado. 

Cocina gris de estilo vintage con isla.

Cocina con armarios de Cuines Slein con encimera de mármol. Lámparas, de Isern Il-Luminació

El Mueble

41.

También en estilo vintage

Las cocinas con isla no están limitadas al estilo más moderno. De hecho, es en las cocinas tradicionales donde las vimos por primera vez, esas cocinas de pueblo en las que era necesario mucho espacio para cocinar para toda la familia. En este caso, su color gris la actualiza, pero no pierde su esencia vintage gracias a las carpinterías en madera, la lámpara de araña en la antesala y los azulejos tipo metro con acabado brillante.

Cocina con isla con muebles blancos y suelos de madera.

Cocina con mobiliario, modelo Fine, de Santos. Encimera porcelánica blanca. Placa de inducción y campana de encimera de Míele. Sillas Monsa, de Crisal.

El Mueble

42.

Apuesta al blanco

En esta cocina la enorme isla es el centro de todas las miradas. Y es que su gran tamaño y acabado en blanco hace que robe todas las miradas. Pero para que no resulte demasiado fría, el suelo y los taburetes cumplen una importante función. Sus acabados en madera ayudan a subir la temperatura sin comprometer la pureza del blanco.   

Cocina verde con isla con suelos hidráulicos y lámpara colgante.

Cocina con mobiliario diseñado y realizado por Deulonder Arquitectura Domèstica. Encimera, de Corian blanco. Electrodomésticos, de Bosch.

El Mueble

43.

Clásica ¡y en verde!

Seguro que en nuestras páginas has visto cientos de cocinas blancas, de madera y con elegantes y clásicos acabados. Pero es esta cocina con isla y acabado en verde la que ha robado el corazón. Su estilo clásico, con ciertos tintes vintage, son perfectos para un piso en el que dominan los suelos hidráulicos y el color. La encimera en blanco suaviza su efecto. 

Cocina grande con isla de microcemento y madera.

Cocina con mobiliario, realizado a medida y diseñado por D'Aussy Interiors. Lámparas, de HK Living.

El Mueble

44.

El centro de todo

Las cocinas grandes invitan a colocar una isla que se convierta no solo en el corazón de esta, sino también en la zona de cocción y de trabajo. Esta está hecha a medida, con un acabado en microcemento con los frentes en madera, material que también vemos en la pieza que corona la isla, se convierte en barra de desayunos y crea continuidad visual con las puertas correderas de lamas de madera. 

Cocina abierta con isla y muebles de color blanco.

Cocina con muebles diseñados por Celia Crego, encimera de Silestone, placa y campana de Miele y grifería de Tres.

El Mueble

45.

Tira el tabique... ¡y pon una isla!

Es una manera perfecta de integrar la cocina en el resto de la decoración, pero también de delimitar su espacio. Al abrir la cocina al salón y el comedor, una isla ampliará el espacio de almacenaje y el de trabajo, pero también es un elemento integrador. En esta se ha alargado uno de los extremos para convertirlo en una cómoda barra de desayunos.   

Cocina con isla de mármol con muebles blancos y suelos de madera.

Cocina con muebles modelo Line de Santos, acabado Cashmere. Encimera Neolith Calacatta Luxe Soft. Pavimento de Marazzi.

El Mueble

46.

Una isla que da carácter

En esta cocina con isla es, precisamente, ella quien es capaz de imprimir la elegancia y personalidad de la que presume. Su acabado en mármol (en realidad es un Neolith modelo Calacatta Luxe Soft) aporta un matiz muy sofisticado que combinan con el suelo de madera en lamas diagonales y los discretos muebles de cocina blancos.  

Cocina blanca abierta al comedor con cerramiento acristalado.

Cocina con mobiliario, diseñado por los arquitectos. Encimera, de Silestone. Electrodomésticos, de Whirpool. Taburetes, de Vintahome.

El Mueble

47.

Abrir la cocina al salón es una necesidad

Si hay una propuesta decorativa que me convenció desde el minuto uno esa es el open concept. Todo lo que sea facilitar la comunicación, me atrapa. ¿No me digas que estar en la cocina sin perder ripio de lo que pasa en el salón no es una pasada?

Y si esa transformación te resulta demasiado drástica, haz como los arquitectos Cristina Manene y Fernando Orte: diseñar un cerramiento acristalado que comunica la cocina con el comedor.

Cocina con isla y mesa adosada con papel pintado en la pared.

Cocina con mobiliario realizado por La Cuina. Encimera, de Krion Blanco.

El Mueble

48.

Papel pintado en toda la casa

El papel pintado es mejor que la pintura en cuanto a limpieza, mantenimiento o aislamiento. El papel reviste, acoge y recoge mucho. "Yo prefiero revestir toda la estancia con el mismo papel, en solo una pared está muy visto". Iñaki Mujika.

Cocina blanca con isla y puerta corredera acristalada. Taburetes, de fibras naturales. Encimera, de madera.

Cocina con muebles de Cocinas Santos. Los lisos son el modelo Line, color Seda. Taburetes de Tiretta Living.

El Mueble / Felipe Scheffel

49.

La cocina se amplía visualmente con una gran corredera acristalada

La casa es un adosado, "la clásica vivienda con mucha escalera y plantas pequeñas, con la gran suerte de tener vistas a las playas de Laredo. Al final, ¡la derribamos por completo! Se volvió a hacer, básicamente, con una idea central: que parezca más grande", nos explica la interiorista.

Cocina con isla blanca con taburetes de fibra y encimera de madera.

Cocina con isla con muebles, de Santos. Taburetes de Tiretta Living. Bandeja de madera de Catalina House. Ensaladera de Casa Viva. Lámparas de suspensión de Schneid Studio. Estores a medida de Maticas. Suelo modelo Impressive Im1856 de Quick-Step.

El Mueble / Felipe Scheffel

50.

Se han combinado frentes de cocina con molduras en los muebles altos y lisos en los bajos

En la cocina, aunque no es muy grande, conseguimos una isla que añade espacio de trabajo y tiene una mini barra para desayunos muy cómoda. "Para lograr esa sensación de amplitud, usamos colores claros como un blanco roto, un beige suave muy cálido, toques de verde agua... y una decoración uniforme en todas las estancias". 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?