Escaleras

251 /474

251.

Luz y cristal

Es el pack que siempre funciona en espacios donde no entra el sol. Lámparas como esta de Maisons du Monde o farolillos permiten que la luz cubra casi casi 360º. Además, son elementos ligeros que decoran sin ocupar, y esto te va perfecto. Perchero y lámpara de techo, de Maisons du Monde. 

252.

Delicados toques de campo

Viejas piezas recuperadas, cuadros antiguos, piezas rústicas pintadas de blanco... Recuperar el pasado con pequeños toques en casa es un clásico en las casas nórdicas. Banco, de Becara, en Antique&Teak. Colgador, también de Becara. Espacio decorado por Pablo Aranguren.  

253.

Un altillo para un salón privado

 El techo abuhardillado no permite transitar de pie con máxima comodidad, por eso se ha optado por darle un uso para estar sentado. Sofá de terciopelo rosa tapizado con tela de Dedar por Míriam Alia. Mesas de centro, de Oficios de Ayer. Espacio proyectado por Isabel Flores y Nuria Almansa.

254.

¿Techos altos? Más espacio para guardar

Si vives en piso antiguo de techos altos, crear un altillo te permite hacer una estancia más debajo y encima, tener hueco para guadar. Y una escalera ligera no ocupa y decora. Proyecto y escritorio, de Neus Casanova. Lámpara flexo, silla y escalera, de Holameuble. 

255.

Sobre el vestidor

Una idea genial para habitaciones infantiles. Esta tiene tanto espacio como para tener vestidor y baño, y las dos zonas se han realizado con el techo bajo para crear un altillo en el que seguir guardando lo que no cabe abajo. Dormitorio decorado por Cristina Carbonell. 

256.

Con barandilla de cristal

Esta escalera es un fórmula decorativa ideal para comunicar los dos espacios aunque estén en pisos distintos. Así, el estudio, a pesar de estar en el altillo, parece estar en el mismo espacio que la cocina comedor. Mesa, de Elite Diseño. Sillas, de Ottoyanna 

257.

Un altillo en su habitación

Cuando son peques, te servirá para guardar todo lo que acumulan. Y cuando crezcan, se convertirá en un refugio privado que les encantará. Pizarra y pavimento, de Canexel Construcciones. Mesa y sillas, de Ikea. Alfombra, de Teklassic. 

258.

Un espacio para el relax

Aquí, la altura del techo se aprovechó para hacer un altillo con zona de estar ¡e incluso una librería de obra! De esta forma, consigues un rincón íntimo ideal para desconectar. Escritorio y silla, en Jardyn d'Ulysse. Ingrid Berni proyectó el espacio. 

259.

Un altillo para una princesa

Sobre una casita de juegos. Una idea genial que les encantará y a ti te dará un respiro de espacio para guardar mucho más. Cama, armario, casita con vestidor y altillo, de DM lacado, y murales de pintura al agua, de Dijous. Alfombras, de KP. 

260.

Un armario bajo la escalera del altillo

Aquí se aprovechó la escalera de madera que subía al altillo de la habitación para empotrar el armario sacando partido de cada centímetro. Cómoda, de Ikea. Armarios de madera lacada en blanco, realizados por Carpintería Antonio Sánchez Olmos. 

261.

Huecos no tan muertos

¡Qué gran idea! Unas estanterías zapatero ocultas bajo la escalera. Las puedes sacar para coger los zapatos que te interesen, ocupando un hueco que difícilmente hubiera tenido gran utilidad, y las vuelves a guardar empujando ligeramente.

262.

Juegos de materiales

La mezcla de pintura blanca y cemento pulido gris hace que los distintos volúmenes de la habitación destaquen mucho más creando un espacio original y muy creativo. 

Colchas, de Bekume. Remo, de Little House. Y revestimiento de cemento pulido, de Betonisart.

263.

¡Viva la madera!

La versatilidad de la madera es infinita, con ella puedes decorar cualquier espacio. Fíjate en este recibidor, el pavimento es de tarima maciza de roble y la gran escalera de pino se ha lacado en blanco, igual que el techo y el mueble con repisa que oculta el radiador. ¿El resultado? Una estancia cálida y luminosa.

264.

¿Una escalera volada?

Aquí las baldas se han convertido en escalones. Estéticamente es una escalera preciosa y visualmente, al tener aire por todas partes, el espacio se ve mucho más amplio. Es un diseño de Meritxell Ribé-The Room Studio. 

265.

La armonía de los colores

Por distinto que sea el mobiliario de las diferentes estancias, puedes hacer que combinen a la perfección usando solo el color. Isabel eligió aquí el verde para los complementos de estancias contiguas. Así creó un "hilo conductor" que hacía la casa más armónica. 

266.

Peldaños con alma

La escalera lleva a las habitaciones. Y a parte de las paredes de piedra, esta es la única pieza original de la casa, que pudo conservarse asegurándola con una nueva baranda. Sobre ella, una claraboya enorme, de 3 m, regala luz a toda la casa.

267.

Un casa hecha al estilo "british"

Esta casa en Getxo, Vizcaya, tiene ya 20 años. Los propietarios se construyeron esta casa hace ya dos décadas. “Ahora mi hija tiene 27 años y ya no vive aquí, por lo que ha llegado el momento de renovarla”, nos cuentan. “Cuando la hicimos, yo buscaba un aire antiguo, como las casas británicas o las de esta zona del País Vasco, por eso ideamos esta escalera o el mirador en el salón. Quería un toque elegante, pero también vintage, que no quedara frío”, añade su propietaria, que por cierto es fotógrafa gastronómica. 

Vía Pinterest

268.

Huecos de escalera con mucho uso

Como este. Una estructura de barras metálicas en las que colocar baldas a distintas alturas y una más ancha para instalar el ordenador, crean un estudio en toda regla en un rincón que, a priori, se considera perdido. A espacios problemáticos, ingenio decorativo. 

269.

La escalera-toallero

 Situar una de estas piezas junto a la ducha permitirá tener las toallas en orden y a mano; además, resulta una idea de lo más decorativa.

270.

Planificar una librería a medida

En función del material elegido necesitarás un u otro profesional. Si quieres que sea de obra o de cartón yeso, deberás contratar a un albañil. En cambio, si optas por un diseño de madera o de DM, necesitarás a un carpintero.

Iluminación de los espacios

271.

¡Bienvenida, luz!

Asun tiene un don para iluminar los espacios. El uso del color, de los materiales, cómo proyecta las ventanas. Aquí, encontraron una entrada pintada de amarillo, viejuna y poco agradable. El cambiazo la ha hecho 100% invitadora. 

Alfombra, de Gra. Cajonera y la lámpara, de Coton et Bois.
Asun Antó, una maestra de calidez

272.

Una maestra de la calidez

Así es Asun Antó. Cuando entró en esta casa por primera vez, se encontró con una vivienda que tenía metros y una buena distribución, sí, pero era bastante oscura, había quedado muy anticuada y pedía a gritos una actualización bien pensada. 

La combinación de los tonos blancos y la madera reinan la casa

273.

Blanco y madera

Es una de las parejas favoritas de Asun. El blanco lo agranda todo y la madera le da calidez. Pero es la luz lo que hace brillar los espacios. Asun evitó al máximo las puertas en los pasos y así la luz circula sin problema entre piezas. 

El pavimento es de madera de iroco y el cesto de fibra natural es de Coton et Bois.
Salon con suelo de cemento

274.

El cemento es camaleónico

El acabado brillante del cemento pulido es perfecto cuando se quiere potenciar el reflejo de la luz. Si además se aplica en un tono luminoso y claro y se combina con otros elementos de la decoración en la misma línea, el efecto se nota.

Recibidor blanco con escalera y alfombra de fibras y mueble con cestas

275.

Recibidores bonitos pero prácticos

En las casas ideales de los "Mueblers" los recibidores sirven de mucho. Con espacio para colgar bien la ropa, dejar los zapatos, los bolsos... Y que cada miembro de la familia tenga su rincón. Ideales.

Butaca y estantería, de Ikea. Alfombra, de Tailak. Cestas, de Zara Home. 

276.

Sin juntas

Si en tu casa apuestas por el blanco, ¿por qué no en la escalera? Esta, de microcemento, tiene el plus que al ser una superficie continua parece fundirse con las paredes.

00437014b

277.

Casi casi sobre la arena

Dormir en esta habitación color arena es como hacerlo en la playa: por la presencia de esa tonalidad y la base de obra de la cama. El rosa le da un delicado toque femenino.  

Lámparas aplique, de Cottage Little House. 

278.

¿Un rincón? No, una habitación más

Pia aprovechó el hueco bajo la escalera para crear un escritorio con baldas y books. Con baldas, sin fondo, no agobia. Las sillas en blanco ayudan y la baranda de la escalera, de cristal, se suma a la ligereza. Sillas, de Pia Capdevila I & E. Flexo, de India & Pacific. Alfombra de Gra.

279.

Los muebles a medida fueron la solución

"En este dúplex de apenas 40 metros, hicimos un proyecto a medida centrado en integrar salón y cocina, que conviven en un único espacio”, nos explica la interiorista Gemma Ospital. Y es que “espacio, ¡divino tesoro!”.

280.

De suelos a techos

En el distribuidor "dejamos una alfombra de mosaico hidráulico que era de la casa como un guiño al pasado y realizamos un foseado con un led en el techo, proporcionando a este espacio de entrada/salida principal de la vivienda una luz indirecta y cálida", recuerda la interiorista.

281.

El orden es clave

Aplica lo que en japonés llaman Seiton (situar lo que es necesario). ¿Traducción? Deja sobre la mesa solo lo que sea estrictamente necesario, por ejemplo, el ordenador, el teléfono o un papel y un boli. El resto, grapadora, clips, etc, guárdalos en el correspondiente cajón. 

282.

Ramos verdes eternos

Crean rincones frescos y no se marchitan tan pronto como los ramos de flores frescas, que además son mucho más caros.

Cómoda, de Vermissen. Lámpara flexo, de Thai Natura. Campana de cristal, de Azul Tierra. Decorado por Abel Pérez Gabucio, de Àbag Studio. 

283.

4. Juntos pero no revueltos

En esta casa viven una pareja y sus tres hijos de entre 3 y 9 años. Querían un ambiente familiar, amplio y con todo a mano. Y lo consiguieron. Al entrar, ya, la primera sorpresa: un recibidor abierto al salón por una cristalera. Y bajo la escalera, había un armario que eliminaron para que la entrada quedara mucho más amplia. 

284.

4) Cuando al pasearte por Pinterest sientes más frustración que inspiración

 "Lo que nunca falla es que cuando algo no va en casa, está relacionado con algo que pasa en tu vida. Existe una relación directa y estrecha entre tu casa y tu vida", apunta la decocoach.

285.

Nada de cederles el paso

 En entradas o escaleras, pon una puerta especial de barrotes, de nuevo, no tengan más de 7,5 cm entre ellos. Asegúrate de que no haya juguetes tirados, instala un punto de luz en el recibidor para ver por las noches, pon alfombras antideslizantes y acompaña siempre al peque al subir y bajar.

286.

Un recibidor muy El Mueble

La tercera foto más guardada en Pinterest de El Mueble forma parte del reportaje Recibidores: el mejor comité de bienvenida al otoño, en el que os dábamos 10 ideas con las que recibir al cambio de temporada. ¿Un infalible? La combinación consola de madera, en este caso grande y sólida, y un espejo ventana apoyado. El cesto y la alfombra ventana en el suelo completan el look.

Consola, espejo y alfombra de Tessa&Co.

287.

Una escalera como una escultura

Donde el estudio de Meritxell Ribé logró un cambio más drástico fue en la entrada. “Hicimos una escalera ligera, escultural y armoniosa con el espacio, y abrimos el paso a la buhardilla". La lámpara es la Twiggy Egg, de Ay Illuminate.

288.

2. Como el ave Fénix (Llames de Pría, Asturias)

Así es esta casa, puesto que su propietario, Pablo Aranguren, se enamoró de ella cuando era una ruina y la convirtió en el paraíso que es hoy: rodeado de verde y desde donde se escucha el rumor del mar de los Bufones de Pría, en Asturias. Descúbrela aquí

289.

Nº1, con 6.443 likes: amplio e invitador

 Una gran ventana que lo comunica con el salón es la estrella e este recibidor. Y debajo, un mueble aparador con cestos de fibra donde cada miembro de la familia puede guardar sus cosas al llegar a casa. Ideal. Butaca y estantería, de Ikea. Alfombra, de Tailak. Cestas, de Zara Home. 

290.

Dale calor

Los radiadores debajo de las ventanas evitarán los desequilibrios térmicos, ya que calentarán el aire frío cuando este pase sobre él, repartiendo el calor de forma homogénea por el ambiente.

291.

Máximo confort

Incluso en las zonas de paso, como en este distribuidor, se han protegido los suelos con alfombras. Aquí, una de esparto, da calidez y frescura a la vez. Y crea una especie de escenario para la cómoda antigua. 

292.

Niños abriendo los regalos junto a un sofá de estilo clásico al lado de la escalera_00354238 O

293.

Adornos navideños en la escalera_00374086

294.

¿Tienes una escalera?

Pues no te olvides de ella. Una forma sencilla y que queda deliciosa, es colgar guirnaldas de hojas secas y en los peldaños, dar pequeños toques de luz con portavelas. Recibidor decorado por Jordi Sastrada, de L'Estudi d'Àneu.

295.

La galería en tus paredes

Crea una bonita composición en tu rincón favorito como la que propone la decoradora Ángeles Téllez, que ha convertido este espacio en una zona multiusos: galería de arte, librería, zona de lectura y chill out. 

296.

¿Y en la escalera?

 Sigue la inclinación de ésta. Eso sí, siempre que queden a la altura de los ojos.

297.

¡Bienvenida Navidad!

Y es que este número está repleto de ideas para que decores tu casa en estas fechas tan entrañables que se acercan. Nuestro Especial navideño de este año tiene tantas propuestas que te aseguramos una casa única, elegante, que dejará a propios y extraños con la boca abierta. ¡Hola creatividad y buen gusto!

298.

A prueba de niños

En una familia de cinco el sofá debe ser generoso (este lo es), cómodo y resistente. Una tapicería gris oscuro, si el resto es claro, es una gran elección. Una chaise longue y un puf completan el estar. Cuando el sofá se arrima a la ventana, no hay nada mejor que un estor para vestirla y filtrar la luz sin interferir con el respaldo.

299.

Bajo la escalera

Frente a la mesa del comedor está la escalera que sube a la planta de los dormitorios. La pared, en el mismo gris que hemos visto en salón y comedor, esconde un armario. 

300.

Pon el bosque en tu escalera

Mira cuánto encanto gana tu escalera si pones ramas de pino a modo de guirnalda (la de la barandilla es de Parlane, 30 €). Completa el look natural con una alfombra de fibras (esta es de sisal, 260 € en Sacum). El banquito es de Foimpex.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?