Escaleras

201 /467

201.

Escalera con curvas

Como si de una escalinata de película se tratara, las escaleras clásicas tienden a la curva con su forma helicoidal. Fíjate en si sus barandillas y pasamanos, de madera o hierro, se pueden actualizar con pintura. Sus peldaños suelen ser de madera o moqueta.

202.

Mónica Fernández de Béjar

Pintora y dibujante, Mónica Fernández de Béjar es ilustradora y pintora. Su obra destaca por tener un perfil heterogéneo gracias al cual esta artista ha desarrollado un lenguaje plástico propio, reconocible e identificable.

203.

Después: una entrada que parece mucho más grande

Tan solo pintarla de blanco ya hizo que el espacio cambiara radicalmente y ganara mucha más luz y sensación de amplitud. El cambio de consola y alfombra también ayudó a limarle el aire "pasado" y darle más actualidad sin perder calidez. Cambiar la madera oscura por un roble más luminoso también fue decisivo.

Consola, de El Viejo Almacén. Lámpara, en La Trastienda de Doña Casilda. Paragüero, en Bazar y alfombra, de KP.

204.

Sé consciente de todo lo que te pasa

“Estar muy atentos de aquellas cosas que pasan en nuestra vida y que queremos mantener porque nos gustan como son”. Si realizas este hábito a diario, te sentirás bien y más feliz.

Proyecto de la interiorista Natalia Roma, en la foto. Sofá de Ikea y alfombra en Sacum.

205.

Trasladaron la escalera y ganaron un espacio diáfano

La clave para organizar el espacio fue la escalera. Originalmente estaba situada en el centro de la sala y el espacio quedaba dividido. La trasladaron a un lado y consiguieron un ambiente diáfano que ocupar con cocina-comedor-salón. Gemma Ospital es la decoradora del espacio. La cocina es obra de carpintería Rimvara. 

206.

Una escalera estantería... ¡qué gran idea!

Es una de las piezas estrella de la casa. Es súper decorativa y una ligera baranda le da el apoyo necesario para subir al altillo. A los niños les encanta y a los mayores también porque queda genial.

Obra de Fusteria Pere Vidal.

 

207.

Los “nunca, nunca” de Adelaida Gómez, de Orden Studio, para el recibidor

Nunca, nunca el mueble de la entrada debe ser un 'pongotodo'. Tira las cartas de publicidad que recibas y nunca uses un rincón del suelo como zapatero "improvisado" en el que acumules zapatos y zapatos.

208.

No pensar en la mampara de la ducha

La mampara tiene mucho que decir en lo que al confort de la ducha se refiere. Al elegirla, es importante que sea totalmente estanca —las correderas lo son más—, con un tratamiento antical para facilitar su mantenimiento y con una perfilería de calidad —el aluminio ha desbancado al PVC y al acero—. Si las eliges con un panel fijo, como en este baño, resultará muy cómoda porque deja un paso generoso muy práctico.

209.

Bajo la escalera

Y aprovechando el hueco que de otra forma quedaría vacío. 

210.

Colocar la decoración solo en el centro de la mesa

¿Y los laterales y esquinas? Según sea el diseño de la mesa de centro hay que “ocupar” equilibradamente toda la superficie. Solo así será el foco de atención en el salón.

Sofá diseño de Sube Interiorismo realizado a medida por Tapicería Deco Lur Sofá, mesa de centro de J70 Decoración, banqueta de Arterole Home y alfombra de Dash&Albert.

211.

Cuando todo fluye

Al fondo, el comedor. A la derecha, las escaleras. Al ser tan buenos anfitriones, necesitaban una cocina abierta al comedor y al salón donde todos los invitados se sintieran bien recibidos.

Consola de un mercadillo de Burdeos. Lámpara, cerámica y espejo de Better & Best. Vitrina de Las Marystrastos. cuadro de la propietaria, alumna de la Escuela de Pintura Paloma Johansson de Terry.

212.

Dividir (sin paredes) el espacio en tres

"No nos gustaba nada entrar y encontrarnos directamente con los muebles de la cocina", recuerda Juanma. Por eso, para crear una cocina y un recibidor diferenciados, la semicerraron con cristal. El siguiente reto era separarla de comedor: al poner una barra y cambiar el suelo, crearon la sensación de dos espacios.

Sofá Cool de Frajumar. Plaid de Catalina House y cojines de lino de Filocolore y Zara Home. Pavimento cerámico de la cocina de Vives y el taburete de Mercader de Venecia. Las lámparas de la cocina y del comedor son de Maisons du Monde. 

213.

De diseño y muy hogareño

Porque una cosa no está reñida con la otra. Este recibidor es un ejemplo de cómo es posible decorar con muebles sencillos, algún complemento de diseño y que resulte la mar de confortable. Juega con las texturas (madera y fibra) y que no falte un cuadro colorido. Aparador y alfombra en Meritxell Robé-The Room Studio y cuadro de Sol Fàbrega.

214.

¿Y si la entrada a mi casa es mini?

Para recibidores mini basta con un banco ligero y un perchero en la pared. Con algunos complementos como farolillos en un rincón o un cartel de bienvenida en la pared, tendrás el mejor recibimiento.

Perchero y lámpara de techo de Maisons du Monde.

215.

Sensación de luminosidad

Se consigue con el uso de colores claros que potencien la luz que reciba. Los recibidores más afortunados cuentan con luz natural y se pueden permitir tonos más intensos. 

Cómoda y lámpara de sobremesa de Coton et Bois y alfombra en Gra.

216.

Con textura: piedra o ladrillo visto

Dale al recibidor un aire rústico o industrial con un frente en piedra o ladrillo. Mesa de Thales de Mileto, lámparas de Loli Lavín, banco en Il Coc, alfombra de Zara Home y pavimento hidráulico de Álvaro Guadaño.

217.

Las escaleras son parte del recibidor

Si la casa tiene varias plantas y la escalera nace en el recibidor, conviértela en un elemento decorativo en sí mismo con un diseño que sea foco de atención o con detalles en los escalones y en la pared. 

Banco de La Maison.

218.

Espacio de almacén

¡Sácalo de donde sea! Haz crecer tu recibidor. Porque tener un armario, un zapatero, un banco de obra con espacio para guardar debajo de la tapa… es un lujo.

219.

Recibidor mini con escalera

Si es tu caso… ¡aprovecha el hueco que queda debajo de la escalera! Allí hay unos valiosos centímetros para decorar. Cómoda y lámpara en Coton et Bois y alfombra en Gra.

220.

Perchas y percheros para colgar la ropa

Solucionan mucho con muy poco. Coloca un perchero o ganchos en la pared en los que dejar el bolso al llegar a casa o colgar los abrigos de tus invitados. Perchero y lámpara de techo de Maisons du Monde.

221.

Un tetris entrañable

Todo está pensado al milímetro porque aunque parezca grande, ¡la casa no supera los 100 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas! En la imagen se ve cómo la cocina y el salón se comunican con la escalera.

222.

Discreta (pero cálida) Navidad en el recibidor

Para los que no quieran una decoración muy llamativa, el truco es no saturar. Los adornos, en el mismo color que predomine en el recibidor (aquí el blanco). Suma una corona en la puerta, una guirnalda de hojas enroscada en el pasamanos de la escalera y algunas velas. ¡Listo!

223.

Crea focos de atención navideños

¿Cómo? Pues con una decoración sobre el mueble principal de tu recibidor, sin olvidar el espejo; otro foco con un árbol del tamaño que mejor encaje con las dimensiones de la entrada; la escalera y barandilla; farolillos con velas o guirnaldas de luces agrupados en un rincón…

Cómoda de Los Leones de la Madera y árbol de Ikea.

224.

Una escalera bien decorada

Si tienes escalera, ¡vístela de Navidad! En este recibidor se ha decorado con unas originales bolas de papel. Farolillos y otros adornos de papel tipo blondas troqueladas o colgantes de origami, que decoran allá donde los pongas. Intercálalos en una guirnalda verde. 

Faroles de Azul Tierra.

225.

Pon una corona de Navidad

Es uno de los adornos navideños imprescindibles. Lo normal es que decore la puerta, tanto la de entrada por el exterior como cualquier otra de paso. Pero prueba también a colocar varias coronas en la pared en una composición muy Christmas. 

226.

El rincón del orden

Si tienes una escalera y no sabes cómo sacarle partido, esta es una idea de diez. ¡Piensa! Nunca sabemos dónde colocar los zapatos, ¿por qué no hacer un zapatero en esta zona? Matarás dos pájaros de un tiro: tus zapatos en orden y un rincón más, aprovechado.

227.

Buenos delimitadores

Además de adaptarse a todo tipo de superficies, lisas o curvas, los arrimaderos pintados de un tono diferente del resto de la pared son capaces de delimitar zonas visualmente, como pasa en esta escalera, cuyos peldaños compartes color con el arrimadero en curva. 

228.

El hueco de debajo de la escalera

Es una ubicación perfecta para ganar espacio de almacén y no pasa inevitablemente por un mueble a medida. Cuando la escalera se encuentra en el salón, coloca debajo un mueble de cajones.

Cómoda y lámpara en Coton et Bois y alfombra en Gra.

229.

Soluciones ingeniosas

Que aprovechan el espacio. La escalera por la que se accede a la segunda planta de esta casa se integra en la cocina perfectamente, aprovechando la zona bajo los escalones con muebles a medida. 

Mobiliario de Carpintería Romvara, lámparas de techo de Côté Déco y taburetes de Pilma.

230.

¿Y cómo llegaron a esta conclusión?

Utilizaron la aplicación DeskTime para medir la productividad de sus empleados y encontraron que el 10% de trabajadores con mayor productividad no trabajaban más horas que los demás sino que se tomaban descansos bastante regulares. 

231.

Detalles cuidados

 Como ocurre con la chimenea, si cuentas con una escalera en casa, ¡no te olvides de decorarla! Aquí se ha confeccionado una guirnalda de verde que se ha decorado con corazones de madera y unos calcetines para que Santa Claus no se olvide el aguinaldo. Corazones, guirnaldas de frutos rojos en ramas, y de abeto y piñas, en Los Peñotes. 

232.

¿En qué debes fijarte al entrar en un piso?

El arquitecto Damián Ribas responde: "Tienes que pensar en dos variables: las permanentes (aquello que muy difícilmente podremos cambiar) y las flexibles (lo que con tiempo y dinero podríamos modificar)". Así sabrás si esa casa se ajusta o puede ajustarse a lo que buscas.

233.

Blanca por fuera, madera por dentro

Este mueble conquista a cualquiera. Serán sus líneas rectas y perfectas, su combinación de blanco y madera o su funcionalidad... ¡O todo junto! Librería diseñada por Pepe Llaudet y escalera de India & Pacific. 

234.

Una corredera con mucho truco y estilo

Y como la cocina (el actual office) originariamente estaba abierta, Cuca Arraut diseñó esta corredera tan especial: la puerta corre sobre un panel idéntico que queda fijo y en el que se apoya el banco del office. La gracia: entre los cristales hay una tela de hilo que da intimidad, pero deja pasar la luz. Está pintada en el mismo color forja de la chimenea, destaca mucho y levanta el toque industrial del espacio. 

Suelo de parquet y escaleras de roble envejecido instalado por Comercial de Moquetas y Parquets.

235.

Apuesta por la artesanía

 Cuencos de fibras naturales traídos de Marruecos y realizados artesanalmente. Si los usas de distintos tamaños y colores conseguirás crear sensación de movimiento en la pared. O cestas realizadas con fibras naturales, usadas como macetas. Lo artesanal es único. 

236.

Y llega la "pre-reforma"

 Un estudio previo, vamos. "Medimos la casa hasta el último detalle, analizamos la estructura del edificio con nuestro departamento de arquitectura –cuenta Natalia–, consultamos planos municipales si es necesario y hacemos una propuesta, modificable, de distribución. En ella el cliente sabrá hasta dónde va a guardar ¡incluso los zapatos o la cafetera!".

237.

Estrecha y alargada

Esta pequeña cocina es la prueba más clara que el hueco de la escalera se puede aprovechar. Sencilla, moderna e ingeniosa. Utilizando las escaleras como una de las 'paredes' de la cocina se aprovecha un espacio de, otra manera, quedaría desaprovechado.  

Mobiliario, de Carpitenría Rimvara. Lámpara de techo, de Côté Déco. Taburetes, de Pilma.

238.

Aprovecha el espacio más difícil

A veces resulta complicado sacar partido al hueco de la escalera. Pero no en este caso: el patrón de los peldaños se ha repetido hasta el suelo mediante baldas que utilizan el mismo tipo de madera, y debajo han colocado un banco descalzador y un perchero. ¡Todo de lo más práctico y decorativo! 

239.

La escalera

Es inevitable que robe metros al pasillo, pero una manera de solucionarlo es sacar sacar partido a esos metros inutilizados bajo el hueco de la escalera.

comoda de madera bajo escalera

240.

Nueva vida a un mueble (tarea de restauración)

"Puedes tener un buen mueble, pero el acabado barnizado no te convence. Le das una pátina envejecida y le cambias los pomos y es una pieza nueva". Asun Antó.

Cómoda y lámpara en Coton et Bois. Alfombra en Gra.
Detalle de escalera con plantas

241.

Detalles green, que nunca falten

Las plantas de interior aportan alegría y vitalidad y con los cestos de fibra natural son lo más. Un detalle perfecto para decorar la escalera. 

Salón blanco con columna y escalera

242.

9. No hay nada imposible

Decorar un salón cuadrado y distribuir los muebles resulta relativamente fácil pero ¿y si tiene un hueco de escalera y una columna? Hay muchas maneras de sacarle partido aunque hayan columnas de por medio

Sofás en Lares Decoración. Lámpara de pie, modelo Totem y puf, modelo Harmony, de Kenay Home. 
Escalera aprovechada con cojines

243.

Aprovecha el hueco de la escalera

¡Ni se te ocurra dejar ese espacio muerto! Puedes colocar una zona con cojines y que sea un rincón chill out, o de lectura, como en la foto. Aquí tienes muchas más ideas de decoración para aprovechar el hueco de la escalera.

244.

Luz y cristal

Es el pack que siempre funciona en espacios donde no entra el sol. Lámparas como esta de Maisons du Monde o farolillos permiten que la luz cubra casi casi 360º. Además, son elementos ligeros que decoran sin ocupar, y esto te va perfecto. Perchero y lámpara de techo, de Maisons du Monde. 

245.

Delicados toques de campo

Viejas piezas recuperadas, cuadros antiguos, piezas rústicas pintadas de blanco... Recuperar el pasado con pequeños toques en casa es un clásico en las casas nórdicas. Banco, de Becara, en Antique&Teak. Colgador, también de Becara. Espacio decorado por Pablo Aranguren.  

246.

Un altillo para un salón privado

 El techo abuhardillado no permite transitar de pie con máxima comodidad, por eso se ha optado por darle un uso para estar sentado. Sofá de terciopelo rosa tapizado con tela de Dedar por Míriam Alia. Mesas de centro, de Oficios de Ayer. Espacio proyectado por Isabel Flores y Nuria Almansa.

247.

¿Techos altos? Más espacio para guardar

Si vives en piso antiguo de techos altos, crear un altillo te permite hacer una estancia más debajo y encima, tener hueco para guadar. Y una escalera ligera no ocupa y decora. Proyecto y escritorio, de Neus Casanova. Lámpara flexo, silla y escalera, de Holameuble. 

248.

Sobre el vestidor

Una idea genial para habitaciones infantiles. Esta tiene tanto espacio como para tener vestidor y baño, y las dos zonas se han realizado con el techo bajo para crear un altillo en el que seguir guardando lo que no cabe abajo. Dormitorio decorado por Cristina Carbonell. 

249.

Con barandilla de cristal

Esta escalera es un fórmula decorativa ideal para comunicar los dos espacios aunque estén en pisos distintos. Así, el estudio, a pesar de estar en el altillo, parece estar en el mismo espacio que la cocina comedor. Mesa, de Elite Diseño. Sillas, de Ottoyanna 

250.

Un altillo en su habitación

Cuando son peques, te servirá para guardar todo lo que acumulan. Y cuando crezcan, se convertirá en un refugio privado que les encantará. Pizarra y pavimento, de Canexel Construcciones. Mesa y sillas, de Ikea. Alfombra, de Teklassic. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?