Cortinas

1 /897
00400169. Camufla y guarda

1.

Camufla y guarda

Si te planteas poner un cubre radiador, planifica uno con armarios a los laterales. No te enterarás que están ahí, pero liberarás mucho el espacio en los armarios.

Mesa de centro, de Treku. Lámpara de pie, en el estudio de Pía Capdevila. Butaca, en Azul-Tierra. Alfombra, en Francisco Cumellas. Librería, realizada según diseño de Pía Capdevilla.
00515222. Cortinas mimetizadas con las paredes

2.

Cortinas mimetizadas con las paredes

¿Quieres que paredes y cortinas se vean como un todo y no sepas dónde empieza una y termina la otra? Traslada el color de las paredes a las cortinas, como se ha hecho aquí. No solo crearás un conjunto más integrado y armónico, sino que al difuminar los límites entre pared y cortinas, el espacio se verá más amplio.

00508579 O. A paredes extremadas, cortinas blancas

3.

A paredes extremadas, cortinas blancas

¿Te has enamorado de un papel pintado con motivos y con mucho peso visual? Optar por unas cortinas blancas contribuirá a aligerar el conjunto, sobre todo si, como aquí, los colores del papel son muy intensos. Otra opción es elegir un color del papel y llevarlo a las cortinas.   

00505312. ¿Cortinas estampadas? Paredes neutras

4.

¿Cortinas estampadas? Paredes neutras

Si tienes claro que lo tuyo son unas cortinas estampadas pero no quieres sobrecargar el espacio, optar por el blanco o los tonos neutros es todo un acierto. Además, cederás el protagonismo a las cortinas. También puedes inspirarte en un color de las cortinas para pintar las paredes, creando un espacio mucho más personal y carismático. 

salon-tonos-neutros-con-butaca 00495440. Cortinas grises, el nuevo comodín

5.

Cortinas grises, el nuevo comodín

El gris es el nuevo beige. Y esto vale tanto para las paredes como para las cortinas. Si apuesta por este color neutro, debes saber que queda muy bien con paredes en tonos pastel, sobre todo azules suaves y arenas. Y, por supuesto, con cualquiera tonalidad de la misma gama de grises. Aquí, por ejemplo, las cortinas se han combinado con paredes con papel pintado con una base de color topo que combina a la perfección.   

salon-y-comedor-con-ventanas-con-marcos-de-madera-00505424. Paredes blancas, puedes coordinar cortinas y asientos

6.

Paredes blancas, puedes coordinar cortinas y asientos

¿Apuestas por el blanco para las paredes? Tienes la ventaja de disfrutar de total libertad con las cortinas. Tanto en colores como en estampados. Incluso puedes hacer como en este salón, en el que la tapicería de uno de los sofás y la butaca se ha elegido a juego con las cortinas. 

dormitorio-decorado-con-plantas-y-pared-gris-00506948-o dff84dc9 1497x2000. Dúo cromático a juego con las paredes

7.

Dúo cromático a juego con las paredes

Si cuentas con dos colores de paredes, como en este dormitorio en el que la pared del cabecero se ha destacado en gris mientras que el resto se han pintado en blanco, una opción muy decorativa es reproducir los mismos colores en las cortinas, sobre todo si optas por superponer dos, como aquí. Un consejo: reserva el color más intenso como cubrecortina y el más claro para la cortina de base. 

dormitorio-en-blanco-y-beige-con-escalera-decorativa_00508443. Blanco y beige, un dúo muy natural y atemporal

8.

Blanco y beige, un dúo muy natural y atemporal

La ventaja de optar por el blanco para las paredes es que puedes permitirte elegir unas cortinas del color que quieras, porque queda bien con todo. Pero si buscas un look natural y sin contrastes muy marcados, los tonos beige o arena son una apuesta segura para crear ambientes atemporales.

00514941. Blanco sobre blanco, apuesta segura

9.

Blanco sobre blanco, apuesta segura

Ante la duda, todo al blanco. Es un color que nunca falla, ni para las paredes, porque ayuda a multiplicar la luz –refleja un 96% de la luz que recibe–, ni para las cortinas, porque las hace más ligeras visualmente. Si temes que sea demasiado "transparente", apuesta por una tela con más gramaje. 

salon-clasico-con-alfombra,-sofa-y-butacas-00505437 O. Añadir piezas porque sí

10.

Añadir piezas porque sí

Las compras por impulso son un gran error. Por muy rebajado que veas un mueble, piénsatelo dos veces antes de adquirirlo. ¿Te cabe en el salón? ¿Combina con tu estilo? Y lo más importante, ¿lo necesitas? Para que esto no te pase, planifica bien dónde van los sofás y su tamaño. Lo mismo con la mesa de centro y auxiliares. Y si de verdad quieres renovar la decoración, hazlo mediante los accesorios. Hay varios complementos básicos que necesita tu salón.

Sofás y butaca, diseño de Sube Interiorismo realizados a medida en Deco Lur. Mesa de centro de Ethnicraft.
salon-decorado-en-tonos-neutros-con-cortinas-largas-00511339. Paredes y cortinas de la misma gama cromática

11.

Paredes y cortinas de la misma gama cromática

Si buscas un look muy armónico e integrado, la mejor opción es elegir una gama cromática y llevarla a paredes y cortinas. Si quieres que haya un poco de contraste, puedes reservar para las paredes el color más suave y darle a las cortinas un punto más subido. O al contrario, en función de lo que quieras destacar. 

00511431. Paredes con color, mejor cortinas blancas

12.

Paredes con color, mejor cortinas blancas

Si has optado por darle color a las paredes, como en este salón decorado por la interiorista Begoña Susaeta, una opción que nunca falla es elegir las cortinas en blanco, ya que el blanco combina a la perfección con cualquier color y además resalta aún más el color de las paredes. 

salon-decorado-en-tonos-neutros-con-cortinas-largas-00511339. Olvidarte de que el salón tiene que ser cómodo

13.

Olvidarte de que el salón tiene que ser cómodo

Poner demasiados obstáculos para llegar al sofá hará que el salón tenga un carácter más parecido al de una sala de exposiciones que al de un salón. Valora el espacio que tienes y añade elementos que no impidan un desplazamiento cómodo y fluido.

Sofá de lino, de Natura Casa. Mesa de centro, de India&Pacific. Butaca, de Crearte. Alfombra, de Piccolo Mondo.
salon-con-sofa-blanco-y-mesa-de-madera-y-metal-00513336. Actuar en contra de la luz

14.

Actuar en contra de la luz

Especialmente si el salón es pequeño y no recibe suficiente luz natural. Evita colocar el sofá  o un aparador delante de la ventana, sobre todo si son de un color oscuro. Em vez de reflejar la luz, la absorberán y actuarán como barrera.

Mesa de centro, de Mercantic. Estantes y alfombra, de IKEA.
salon-sofa-chester-estor-y-cortina-00505526 O. Ventanas desnudas

15.

Ventanas desnudas

Sentirás que, además, de privacidad, a tu salón le falta ‘ese algo’. Si buscas más intimidad y una bonita caída, elige una cortina de tejidos pesados como lino grueso, seda salvaje o chenilla. En cambio, si buscas un efecto más ligero y vaporoso, las de hilo o lino de trama abierta dejarán pasar la luz.

Librerías y mesas de centro, diseño de Aurora Monasterio. Puff Parlov, de IKEA. Espejo, de Maisons du Monde. Alfombra, de Nacho de la Vega.
comedor-moderno-con-estroes-blanco-mantel-azul-y-sillas-tapizadas_00513314. Objetivo: ganar luz natural

16.

Objetivo: ganar luz natural

No imaginas lo que cambia una habitación cuando tiene la luz adecuada. Esa  reforma que buscas, sin escombros, pasa por ganar luz y lo puedes hacer con el color que predomine en la estancia en paredes, mobiliario y textiles y ganando luz natural con cortinas o estores en tejidos lijeros y claros. Además, incorpora algún punto de luz nuevo, siempre puedes disimular los cables detrás de algún mueble o fijándolo al rodapié (cuando no puedas ocultarlo detrás).

Sillas de Pilma y lámparas de Inestlam.
5-cortinas-1-ventana-00480253. El mágico poder de los textiles

17.

El mágico poder de los textiles

Los pequeños detalles hacen que un espacio anodino pase a ser espectacular. Lo compruebas cuando en el sofá vacío colocas unos cojines o cubres las ventanas con unas cortinas largas, ligeras, estampadas, como las de la imagen. ¿A qué tu salón parece otro? Dale a los textiles el lugar que merecen. "Los textiles son imprescindibles para hacer un salón acogedor. Las cortinas visten siempre que reposen en el suelo" —asegura la deco coach Nuria Paz.

Salón clásico con cortinas dobles 00474663. Con piezas heredadas

18.

Con piezas heredadas

Traslada esa butaca recuperada del dormitorio al salón, colócala junto a tu sofá chester de cuero marrón ¡y verás cómo la estancia gana puntos! En el techo, una versión de lámpara de araña en clave moderna con pantallas de tela y ¡bombillas led, por supuesto! y en el centro, una mesa de líneas rectas y sobre de cristal logran el equilibrio entre pasado y presente.

salon-cortinas-en-gris-y-plantas-00506938 8aabe123 1539x2000. No tener en cuenta criterios estéticos al combinar

19.

No tener en cuenta criterios estéticos al combinar

Paula Martino, responsable diseño y estilismo Kenay Home, es otra de las expertas en decoración a las que hemos consultado para elaborar esta lista de errores que hacen que tu casa parezca cutre. Y en línea con la idea de mezclas y combinar indica que "mezclar sí, pero no vale todo: nos encantan las mezclas, una alfombra de estilo étnico con un mueble más retro, por ejemplo; pero con criterios estéticos".

salon-con-estor-y-cortina-en-ventana-00505441 O. Ventanas demasiado vestidas (pesadas)

20.

Ventanas demasiado vestidas (pesadas)

"La luz es un elemento indispensable para conseguir un efecto acogedor y relajante en nuestra vivienda. En el caso de la iluminación natural tenemos que evitar cortinas demasiado tupidas, así como cualquier acabado que nos reduzca la luz que entra por nuestras ventanas", se muestra tajante Eva Mesa como error que debemos evitar al decorar.

Sofás y butaca diseño de Sube Interiorismo y realizados a medida en Deco Lur. La mesa de cxentro es de Ethnicraft.
Master Class: cómo acertar con las cortinas

CORTINAS

Master Class: cómo acertar con las cortinas

 

00436951 O. Literas, ¿sí o no?

21.

Literas, ¿sí o no?

Seguramente a ellos les encante, pero según nos explica Mercedes Pérez, de Renova Solutions, “son muy incómodas para que ellos en un futuro hagan sus camas –y para hacerlas tú– y tampoco puedes darle el clásico besito nocturno que tanto nos gusta”. Si hay que ponerlas por falta de espacio, Zubizarreta apuesta por “soluciones convertibles, como las literas que se pueden desmontar, dividir en dos camas individuales y ponerlas separadas”.

Literas, de Pfister. Papel pintado, de La Maison. Alfombra, de Zara Home. Escritorio, en Maisons du Monde. Silla, en Sacum.
salon-clasico-con-alfombra,-sofa-y-butacas-00505437 O. La calidad del tejido, otra decisión importante

22.

La calidad del tejido, otra decisión importante

Tejidos como el algodón o lino son resistentes gracias a su grosor y acabados decorativos. El algodón es, sin duda, el tejido estrella para retapizar un sofá, ya que no se deforma y aporta un plus de naturalidad. Lo mismo con el lino, que proporciona, además, un toque extra de frescura. Por su parte, los tejidos Jacquard son telas con dibujos o relieves creados en el propio tejido, mezclando hilos de diferentes grosores, colores e, incluso, materiales. Ofrecen un acabado fuerte y resistente, con textura y marcadas tramas, lo que las hace ideales para tapizar un sofá.

Sofás y butaca, diseño de Sube Interiorismo realizados a medida en Deco Lur. Mesa de centro, de Ethnicraft.
salon-en-toneos-beige-y-azules-con-butacas-bergere 340656. Una cómoda con historia

23.

Una cómoda con historia

Aunque son propias de dormitorios y habitaciones, no hay por qué relegarlas a espacios ‘escondidos’ de tu hogar en los que no se pueden lucir. Y más cuando se trata de una pieza que data del siglo XIX y que, además, sobresale por su delicada pintura.

Butaca Berère, en Lantero Decoración. Cómoda pintada del siglo XIX, en Bakelita. Mesa de centro, en Anmoder.
00474711 O. #1. La importancia de la distribución

24.

#1. La importancia de la distribución

Es el truco más fácil y el más barato: cambiar la distribución. O más bien adecuarla al espacio que tienes. Una manera de sacarle partido al espacio en un salón mini es arrimar los muebles contra la pared. Evita colocarlos en medio o bajo una ventana, ya que solo impedirá y limitará el paso de la luz.

Sofá a medida, diseño de Pepe Llaudet. Mesa de centro, de India&Pacific. Puff, de Coco-Mat. Lámparas, de Merc&Cía. 
00480671. #3. El poder de los colores claros

25.

#3. El poder de los colores claros

Es un clásico. Decorar con colores suaves ayudar a potenciar la luminosidad y agrandar los espacios. Pero no te limites al blanco. Hay muchas otras opciones con resultados acogedores, envolventes y que aportan la misma luminosidad. El blanco roto, el crema, el beige, el greige –nuevo color de moda– o incluso algunos fríos suaves como el malva, el rosa, el verde o el azul consiguen esa calidez y luminosidad. Por que hay colores que hacen que tu casa parezca más grande.

Sofá cama, realizado a medida, por Sancal. Mesas de centro, de Brucs, en Sacum. Puff, de Matèria.
rincon-de-plantas areca 427657. Palmera de salón, exuberante y muy alta

26.

Palmera de salón, exuberante y muy alta

Su nombre científico es Chamadeora Elegans y se caracteriza por su gran resistencia y su fácil cuidado. Sus hojas son alargadas y estrechas y, aunque su floración puede darse durante todo el año, no es demasiado llamativa. Es una de las plantas de interior más alta: puede llegar a medir dos metros. Se adapta a cualquier entorno y es muy agradecida. Es de lento crecimiento y necesita temperaturas entre 18 y 25º, luz media indirecta y un riego moderado. El exceso de agua puede ser perjudicial, por lo que se recomienda comprobar la humedad del sustrato antes de regarla. Si el clima de tu zona es muy seco, pulveriza de vez en cuando sus hojas. No le gustan ni las corrientes de aire ni las fuentes de calor como la calefacción.

00508708 O. Pocos objetos decorativos a la vista

27.

Pocos objetos decorativos a la vista

Para que un dormitorio pequeño parezca más grande el orden es fundamental, pero también evitar el ruido visual, es decir, que no hay demasiadas cosas a la vista. Si el armario es un diseño abierto de estantes, como el de esta habitación, coloca un visillo ligero en blanco que echado oculte el contenido.

Ropa de cama de Zara Home.
00480518. Pinta una pared

28.

Pinta una pared

¡O toda la habitación! Te lo hemos contado cientos de veces. La pintura tiene la virtud de transformar por completo la atmósfera de cualquier habitación de manera económica. Cambia el color de tu salón o pinta tan solo una pared, con lo que conseguirás mayor profundidad y aumentará la amplitud visual. Te contamos cuánto cuesta pintar la casa, ¡para que veas que es supereconómico! Y también cómo pintar una pared paso a paso.

Mesa de centro, de Meritxell Ribé-The Room Studio. Alfombra, de Nani Marquina.
DORMITORIO-DE-PRIMAVERA-00485307. No hay que lavar el edredón o la funda

29.

No hay que lavar el edredón o la funda

FALSO. Tanto si usas sábana como si no, el edredón toca tu cuerpo cada noche y necesita ser lavado. Según los expertos, la funda del nórdico hay que lavarlas una vez a la semana, como las sábanas. Y el edredón o el nórdico, cada seis meses o, como mínimo, una vez por temporada. 

Banqueta, mesita de noche y lámpara, de Coton et Bois. Butaca, de La Maison.
Seca la humedad. Elegir las cortinas cortas

30.

Elegir las cortinas cortas

Si no quieres que de repente tu salón se empequeñezca no vistas las ventanas con cortinas cortas. Al contrario, lo mejor es que las cortinas lleguen hasta el suelo. La razón es que de este modo los techos parecerán más altos. Lo mismo que si colocas la barra lo más cerca que puedas del techo, verás que tus ventanas crecen. Si quieres aligerar aún más la estancia, elige un tejido que deje pasar la luz del sol y de tonalidades neutras.

Sofá, modelo Albert, de Atemporal, en Stand del Mueble. Mesa de centro, de Con Alma Design. Butacas de mimbre, de Tine K Home, en MIV Interiores. Puffs de ratán, en Calma House. Lámpara de pie, en 8vuitulls.
dormitorio-decorado-textiles-tonos-neutros 00505519. Sí a las cortinas generosas en tela

31.

Sí a las cortinas generosas en tela

Para que una ventana quede realmente bien vestida, lo mejor es que la cortina se vea abundante en tela. Es decir, en cuanto a medidas debe tener a partir del doble de ancho de la ventana.

Cabecero de terciopelo y alfombra de lana de Nacho de la Vega.
dormitorio-ventana-doble-cortina 00500631 O. Sí a las cortinas que aíslan

32.

Sí a las cortinas que aíslan

La función de las cortinas es decorar, pero también regular la entrada de luz y aislar de la temperatura exterior. Usa los tejidos y las capas de tela a tu favor (doble capa o tejidos más gruesos harán que la estancia no pierda temperatura en invierno).

Espejos de Carina Casanovas, lámparas de Antique Boutique y marcos de Little House.
Cortinas: cuánto cuesta hacer cortinas a medida

PRESUPUESTOS

Cortinas: cuánto cuesta hacer cortinas a medida

comedor-mesa-redonda-y-cortinas-arena 00499001 O. Sí al blanco sobre blanco (o tonos muy luminosos)

33.

Sí al blanco sobre blanco (o tonos muy luminosos)

Si tienes visillos y cortinas, doble visillo o estores y caída, apuesta por la combinación ganadora blanco sobre blanco. Puedes usar diferentes matices del color: blanco puro, roto, marfil, champán o almendra.

Mesa de India & Pacific y lámpara de La Casa de las Lámparas.
Cortinas y estores: una pareja perfecta

HACEN MATCH

Cortinas y estores: una pareja perfecta

detalle-cortina-con-alzapaño 00359393. Sí a los alzapaños y abrazaderas

34.

Sí a los alzapaños y abrazaderas

Te servirán para recoger la cortina a un lado de la ventana y que así las telas más pesadas vistan, pero no impidan el paso de la luz. La pareja perfecta: un alzapaño discreto tipo botón en la pared y una abrazadera de la misma tela que la caída.

dormitorio-puerta-corredera-cortina-barra 00503970 O. No a las barras pequeñas

35.

No a las barras pequeñas

La barra de la que cuelga la cortina siempre, siempre, ha de ser más larga que la ventana. Esto te permitirá recoger las cortinas a un lado y dejar despejada la ventana totalmente para que entre la luz o abrir las hojas. 

Banqueta de India & Pacific.
Dormitorio con cabecero de madera natural 00500453. Sí a las cortinas rematadas

36.

Sí a las cortinas rematadas

Todas las cortinas deben tener su dobladillo corresponiente. Si quieres evitarte la costura, puedes usar una cinta termoadhesiva, a la venta en ferreterías y mercerías. Basta con doblar la tela a la medida deseada, situar entre la cara vista y la parte doblada la cinta y pasar la plancha encima de ambas. ¡Ya tienes el dobladillo!

Cabecero de madera de teca, banco y lámpara de Sacum, lámpara de techo en Ladies and Gentleman y cortinas y alfombra en Filocolore.
salon blanco con cojines mostaza 00500550. Sí a las cortinas del color de la pared

37.

Sí a las cortinas del color de la pared

Este "sí" es un truco para ganar metros: que el color de la tela sea el mismo que el de la pared. ¿Quieres más ideas para espacios pequeños? Pon cortinas de colores claros, mejor lisos o con estampados muy discretos marcados con el propio hilo del tejido. La ventana se verá más grande si pones la barra muy alta, justo debajo del techo, y cubres la pared de extremo a extremo con la cortina.

Sofá, aparador y pufs de Masmirstudio, alfombra de Cotlin y lámpara de sobremesa de Cado.
salon colores agua 00500577. No a abusar de los estampados

38.

No a abusar de los estampados

No abuses de los estampados ni de las cortinas llamativas que saturarán mucho. Sobre todo debes evitarlas si tienes un papel pintado estampado. Puedes usarlas en un conjunto de colores muy lisos y en ambientes monocromáticos para "romper" el efecto.

Sofá gris, butacas, pufs, cortinas y mesas de centro diseño de la decoradora Natalia Gómez Angelats y alfombra de Gra.
00501729 O. Sí a las cortinas largas

39.

Sí a las cortinas largas

Ganarás elegancia si la cortina toca el suelo y arrastra un poco (10 cm). Ese pliegue natural dará volumen al tejido y resultará elegante. En las telas más ligeras, puedes añadir un cordón de plomo al dobladillo, que evitará que 'vuelen' con la brisa.

Mesa en Heerenius y sillas CH24 de Carls Hansen.
salon-con-estor-y-cortina-en-ventana-00505441 O. No a las cortinas cortas

40.

No a las cortinas cortas

Las cortinas cortinas no son una opción. Afean. Nos referimos a las que queda 10 cm por encima del suelo. Pero también a las cortas para salvar un mueble o radiador. Para solucionar esta situación existen los estores. Es preferible una cortina larga con un mueble delante, sin que este "aplaste" el textil contra la pared.

Sofás y butaca diseño de Sube Interiorismo, realizados a medida en Deco Lur, y mesa de centro de Ethnicraft.
salon-rustico-moderno-con-chimenea-00499142. Y lleva el color con cojines y plaids

41.

Y lleva el color con cojines y plaids

Si eliges un sofá oscuro, no olvides de que también hay peques en casa y el salón es donde pasarán gran parte del tiempo en familia. Decóralo con cojines de colores vistosos, como mostaza, bermellón o púrpura.

Sofá, modelo Cool, de Frajumar. Mesa de centro, en Brucs. Tronco, en Luderna Design. Puff, en MIV INteriores. Butaca, tapizada con tela de La Maison, en PortobelloStreet. Espejo, en La Maison.s
SALONES-DE-PRIMAVERA-00491976 O. Acierta con sofás desenfundables

42.

Acierta con sofás desenfundables

Cuando hay peques en casa es normal que las cosas se manchen más de lo habitual. ¡Y más si somos muchos! Sofás y butacas desenfundables son un salvavidas. ¿Que se mancha el sofá? Se quita, se lava y ¡como nuevo!

Sofá, butacas, mesas auxiliares y lámpara de madera, en India&Pacific. Mesas de centro, de Coco-Mat. Alfombra, en B&B. Cortinas, de Yutes.
salon-con-mueble-a-medida-sofa-con-chaise-longue-y-puff-como-mesa-de-centro_00507387. Y con espacio de para los puffs

43.

Y con espacio de para los puffs

Si el salón es pequeño, unos puffs te salvarán la vida cuando recibas visitas. Pero, cuando estéis solos en casa, bajo del mueble de la televisión es el sitio perfecto para que no ocupen espacio. Discreto y superfuncional.

Aparador realizado a medida según diseño de la decoradora. Sofá con tapicería Hot Madison. Puffs, de Alonso Mercader. Alfombra, de Sika Design, en Home Design International.
SALONES-DE-PRIMAVERA-00491976 O. Y dales el protagonismo que se merecen

44.

Y dales el protagonismo que se merecen

Aunque sean mesas auxiliares, es importante destacar su presencia con centro de mesa o un jarrón con flores secas. Conseguirás un salón con estilo y mucha versatilidad.

Sofá, butacas, mesas auxiliares y lámpara de madera, en India&Pacific. Mesas de centro, de Coco-Mat. Alfombra, en B&B. Cortinas, de Yutes.
salon-con-mueble-a-medida-sofa-con-chaise-longue-y-puff-como-mesa-de-centro_00507387. ¿Cortinas con riel desde el techo o con barra? @mariamenorp

45.

¿Cortinas con riel desde el techo o con barra? @mariamenorp

Las cortinas con rieles son un sistema útil y discreto para vestir las ventanas. Pueden fijarse al techo y una de sus grandes ventajas es que podrás abrir y cerrar las cortinas fácilmente sin importar el peso de la tela. Son una solución más cómoda, aunque menos estética, ya que lo normal es que se vea el riel cuando las cortinas están abiertas. En cambio, la barra resulta más decorativa, ya que te permite dotar de un plus estético a la estancia: hay tantas barras de cortina para elegir como hogares. Además, muchas son personalizables y puedes elegir los remates de los lados según sea el estilo de la habitación. Sea cual sea la opción que elijas, coloca la barra o el raíl a la altura del techo: conseguirás estilizar el efecto de las cortinas y dará la sensación de que los techos son más altos. Y, tanto si lleva barra como si es un riel, la manera de colgar las cortinas es similar.

Sofá con tapicería Hot Madison. Pufs, de Alonso Mercader. Alfombra, de Sika Design, en Home Design International.
dormitorio-en-blanco-y-beige-con-escalera-decorativa_00508443. Estoy amueblando mi piso y tengo un dilema con el color de cortinas que pegue con mi estilo @eliisabetgg

46.

Estoy amueblando mi piso y tengo un dilema con el color de cortinas que pegue con mi estilo @eliisabetgg

Aquí tendrás que tener en cuenta no solo tu estilo, que es fundamental, sino también si la habitación tiene luz natural o no. Cuando una estancia carece de luz del sol es mejor elegir unas cortinas vaporosas confeccionadas con tela de visillo y, preferiblemente en blanco, que ayudará a expandir la luminosidad. Hay muchos motivos para amar las cortinas blancas. Otra opción es elegirlas en un blanco roto o hueso –incluso un amarillo suave–, lo que creará efecto de luz solar. Ten en cuenta también el tono que has elegido para las paredes, las tapicerías –o ropa de cama– y el resto de textiles, que marcarán la gama predominante y te orientarán sobre el color que tienes que elegir para tus cortinas. En cualquier caso, los neutros nunca fallan. Hay muchos otros factores que te ayudarán a acertar cuando elijas tus cortinas.

Escalera, modelo Galdana de Let’s Pause, en Stand del Mueble.
salon en blanco y beige con grandes ventanales_00497610. En grandes ventanales, ¿estores o cortinas? @lujimont

47.

En grandes ventanales, ¿estores o cortinas? @lujimont

¿Por qué no ambos? Cuando una ventana va de pared a pared hay mucha superficie por tapar. Una buena solución es combinar cortinas con estores: podrás regular cuánta luz entra mediante los estores y conseguir intimidad por las noches con la cortina. Selecciona para los estores una tela vaporosa, tipo visillo, que deje pasar la claridad, mientras que para la cortina selecciona una tela más tupida y con caída. Es una opción elegante y que otorgará un plus decorativo a la estancia. En cualquier caso, si te decides por colocar solo estores, pon, al menos, dos. Así podrás abrirlos y cerrarlos según tus necesidades y poder tanto regular la luz como tener intimidad. Todo sin prescindir de la luminosidad.

Sofás, de Tapizados Doñana. Lámparas de Thai Natura. Mesa de centro, en Hanbel.
comedor clasico con ventanas con cortinas estores y bando_00321127. Cuando el cajón de la persiana está a la vista, ¿estores o cortinas? @anagtouchard

48.

Cuando el cajón de la persiana está a la vista, ¿estores o cortinas? @anagtouchard

En muchas casas antiguas, el cajón de la persiana, además de visible, sobresale de la pared. Una de las soluciones más tradicionales es colocar un bandó, una tela horizontal que se pone ocultando tanto la caja como la barra o riel. Así se pueden colocar tanto cortinas como estores o, incluso, ambos, como en la foto. Esta solución funciona muy bien en habitaciones de estilo clásico. Si no te convence esta estética tan clásica, otra opción es colgar un estor que tape el cajón –y que sobresalga un poco por ambos lados–. Lo puedes anclar en el techo o en la pared mediante unos prolongadores de pared, siempre teniendo en cuenta la distancia que tendrás que dejar para que el estor suba y baje sin dificultad y no se atasque con el cajón de la persiana.

Sillas, de Becara. Cortinas, estores, bandó, mantel y bajo mantel, de Pepe Peñalver. Alfombra, de IKEA. 
00485480 52b78a49 1362x2000. Cortinas: ventanas bien vestidas

49.

Cortinas: ventanas bien vestidas

Las cortinas son un básico en un dormitorio bien vestido. No solo ayudan a regular la luz y preservar la intimidad, sino que aíslan, del frío y del ruido. Las telas más recomendadas para confeccionar cortinas son el terciopelo, los tejidos texturados y los jaspeados multicolor tipo tweed, cheviot. Además del lino, uno de los materiales estrella. Un consejo de Gancedo: forrar siempre las cortinas, porque van a tener una mejor caída.

CORTINA BLANCA. Cortinas blancas, la apuesta más segura

50.

Cortinas blancas, la apuesta más segura

Las cortinas de color blanco encajan en cualquier estilo decorativo y ayudan a ampliar el espacio al mismo tiempo que dejan pasar la luz. La clave de su éxito (y por eso son una apuesta segura) es que quedan bien con todo y te permiten mezclar con otros muchos colores.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?