Color

51 / 330
Dormitorio en blanco y azul. Hasta lo más pequeño en azul

51.

Hasta lo más pequeño en azul

Serenidad máxima y frescor. La conseguirás si todo lo que decora tu dormitorio es azul. A parte de la ropa de cama o de un color de pintura o un papel para la pared, hay mil detalles que puedes añadir, no te costarán mucho dinero y, sin embargo, estarán trabajando para tu mejor descanso. Prueba a decorar con ellos: cuadritos, alfombras, vasos y jarras, cuadros...

Dormitorio en blanco y azul 00365839. Detalles azules aquí y allí

52.

Detalles azules aquí y allí

Si tu dormitorio es una estancia abierta al vestidor o incluso al baño, no pienses solo en darle azul a la zona de descanso. También las otras áreas deben tener toques azules, como aquí, donde el baño cuenta con toallas azules. Serenidad en cada rincón y ningún color "no invitado" que perturbe el descanso.

Mueble bajolavabo, espejo y cama, en Mi Casa.

 

Dormitorio en azul de estilo marinero. Azul y blanco, la combinación más luminosa

53.

Azul y blanco, la combinación más luminosa

Mezcles rayas y cuadros, flores y lisos, dibujos marineros y franjas... en azul y blanco siempre funcionarán para crear un ambiente sereno. Y si quieres añadirle un toque personal, pequeños toques de rojo como aquí.

Cabecero, mesita y chifonier, de Cottage Little House. Papel pintado Marque Stripe de Cole&Son, en Pepe Peñalver.
Dormitorio con pintura y ropa de cama azul 00480677. Un dormitorio azul promueve el relax

54.

Un dormitorio azul promueve el relax

La psicología del color no deja lugar a dudas: el azul es el color favorito para tu dormitorio. Nos lleva a pensar en el cielo y el agua, y esto promueve que nos relajemos y durmamos mucho mejor. 

Cómoda, de Homes in Heaven. Lámpara de sobremesa, de Daissie Artisan. Espejo, de Vical.
Dormitorio con vigas y porticones en azul 00489198. Azul para "dibujar" la estructura de la habitación

55.

Azul para "dibujar" la estructura de la habitación

No es necesario pintarlo todo de azul y vestir la cama también de azul para llegar a notar los beneficios de este color. Aquí, el azul domina y, sin embargo, su presencia es puntual: en vigas, carpinterías y textiles, que aportan calma a la vez que "dibujan" la estructura del espacio. Un proyecto de Dara Díaz de Nice Home Barcelona.

Cabecero realizado a medida por Nice Home Barcelona. Mesita de noche, de Cottage Little House. Banqueta, en La Maison.
Dormitorio en azul con papel pintado náutico 00460587. Con motivos marineros... más relajación aún

56.

Con motivos marineros... más relajación aún

Si decorar en azul nos hace pensar en el mar y esto relaja la mente, añadir motivos marineros acentuará el efecto. Aquí, se ha logrado con papel pintado, textiles a rayas y detalles en azul como la lámpara de la mesita de noche.

Papel pintado, de La Maison. Lámpara de sobremesa, de Pardo. Sábanas y cojines, de Lexington. Cesto, de Let's Pause. Dormitorio decorado por Gemma Gallego.
Dormitorio con ropa en azul 00461004. La opción fácil: jugar con textiles azules

57.

La opción fácil: jugar con textiles azules

Si pintar la pared o las carpinterías en azul no es una opción para ti, jugar con los textiles sí puede serlo. Una mezcla de cojines y plaids como esta hace que el color azul domine en la habitación. Y más, si la utilizas sobre una base blanca. Así, todavía destacan más. Utilizar distintos tonos de azul dará riqueza al ambiente.

Cabecero, ventilador y escalera, en Sacum. Proyecto de Marta Tobella.
Dormitorio con papel pintado en paredes y techos azul 00457379. Azul y flores, relax por partida doble

58.

Azul y flores, relax por partida doble

Un mismo papel pintado de flores en paredes y techo crea un efecto tremendamente acogedor y a la vez, delicado. Aquí, el azul domina en el estampado y en los textiles. Serenidad y luz. 

Cómoda y papel pintado, de Laura Ashley, en Federica & Co.
Dormitorio azul con pintura y papel pintado 00451602. Azul oscuro para favorecer los pensamientos positivos

59.

Azul oscuro para favorecer los pensamientos positivos

Descansar bien va asociado a tener la mente libre de pensamientos negativos. Y el azul, aquí, juega un papel prioritario. Sobre todo el azul oscuro. Para que no empequeñezca demasiado, un truco es pintar con el la pared de la ventana. Recibidrás su efecto sin oscurecer el ambiente. 

Banqueta, de Sacum. Papel pintado, de Flamant. Estancia decorada por Meritxell Ribé.
Dormitorio con banqueta y cabecero tapizado en azul 00497577. Un cabecero tapizado en azul, una cama más acogedora

60.

Un cabecero tapizado en azul, una cama más acogedora

 

Un cabecero tapizado nos lleva a pensar en una cama más mullida. Es el efecto visual que produce el textil. El azul claro y el estampado de flores añade suavidad a la sensación. Y todo, junto, juega a favor de un mejor descanso. 

Cabecero, banqueta y aplique, de María Santos, decoradora del espacio.
Dormitorio pintado en azul 00499128 O. Pintar de azul la pared del cabecero

61.

Pintar de azul la pared del cabecero

No necesitas pintar todas las paredes de azul. Solo la del cabecero es una buena solución. ¿Por qué? Porque es la que más se ve. Al entrar en una habitación, la mirada viaja directamente hacia el cabecero de la cama. Si la pared es azul, ese color dominará toda la estancia.

Cabecero, de Las Marystrastos. Puf, de Dernier. De Natalia Zubizarreta.
Dormtiorio con armarios azules 00451962. Armarios en azul, pero claro

62.

Armarios en azul, pero claro

El azul puede cubrir cualquier pieza de tu dormitorio. También los armarios. ¿Por qué no? Eso sí, como los armarios son una pieza contundente de grandes dimensiones, es mejor elegir un azul suave, que no abigarre pero que transmita la serenidad que buscamos.

Armarios de DM lacado diseño de Laura Masiques.
Dormitorio con baldaquino y ropa azul 00487063 O. Tejidos naturales y azules... ¡y a dormir a pierna suelta!

63.

Tejidos naturales y azules... ¡y a dormir a pierna suelta!

Si el blanco es tu color favorito para las paredes y los muebles, son los textiles los que te darán juego. Elígelos en azul. Pero, sobre todo, de lino o algodón naturales. Cuanto más naturales sean los tejidos, tu piel lo agradecerá y mejor descansarás.

Cama con dosel y alfombra, en Aquitania. Espacio decorado por Miguel Gomila, de Aquitania.

 

 

 

 

Dormitorio de lamas y cañizo con ropa azul 00483337. Azul, en la cama. Azul, en el sofá

64.

Azul, en la cama. Azul, en el sofá

Que las piezas principales del dormitorio estén vestidas de azul es un acierto. Los ojos se dirigirán a ellas e inmediatamente tendrás sensación de calma. Si además, el azul es tan claro y suave como este, la sensación de calma es todavía mayor. 

Cabecero, diseño de Gaby Conde. Cojines, cortinas y colcha, de De Pepa's. Aplique, de La Fontaine.
Dormitorio con espejo y ropa azul 00495543. Azul y tonos tierra, para una mejor relación de pareja

65.

Azul y tonos tierra, para una mejor relación de pareja

Si el color azul invita a relajarse, los tonos tierra te hacen sentir más abrigado, más recogido, y favorecen la relación de pareja, según el Feng Shui. Combínalos dando toques en la decoración del espacio, como aquí se ha hecho con la ropa de cama, el marco del espejo, el cabecero y la lámpara. 

Cabecero, de Singular Market. Mesita de noche, de Maisons du Monde. Lámpara de sobremesa, de Hanbel. Proyecto de Mónica Garrido.
Dormitorio con ropa azul 00458540. Complementos que son e inspiran azul

66.

Complementos que son e inspiran azul

La ropa de cama, la alfombra y las lámparas salpican el cuarto de toques de azul, pero hay una pieza que, aun no siendo azul azul, nos inspira este color: el cuadro. Una panorámica de barcos grisáceos que nos llevan a viajar hasta el mar y esto produce serenidad inmediata. Un truco muy ingenioso para apuntarse.

Cabecero recuperado por Cado Interiors. Lámpara flexo, de Sacum. Espacio decorado por Jeanette Trensig
Dormitorio con ropa de cama azul 00480162. ¿Demasiado frío? Añádele amarillo

67.

¿Demasiado frío? Añádele amarillo

Si para ti el azul es un color demasiado frío, puedes compensarlo con toques de amarillo en algún cojín o plaid. Sobre todo para la temporada primavera-verano, es una combinación perfecta. 

Sábana azul y plaid amarillo, de Zara Home. Manta de cuadros, de Designers Guild, en Usera Usera. Banqueta, de Kenay Home. Alfombra blanca, de ID Design. Cabecero de espejos, de Cottage Litlle House. Escritorio y silla, de La Maison.
Jarrón y vaso verde agua 00485080. Verde agua y arena, la fusión perfecta

68.

Verde agua y arena, la fusión perfecta

Otra combinación 100% veraniega: verde agua y el tono arena tostado de las fibras o de la madera. Un pequeño detalle como un jarrón o una bandeja en verde agua puede sustituir tus complementos más invernales y con este simple gesto estarás dándole un aire más estival a tu salón. 

Alfombra de La Maison.
Dormitorio con cojines verde agua 00485094. Combina verde agua y amarillo: verano en estado puro

69.

Combina verde agua y amarillo: verano en estado puro

Desde luego. Mira el efecto que producen estos dos colores juntos sobre sábanas blancas. La suavidad del verde agua nos transporta al mar y la vida del amarillo al sol más cálido. Un modo muy fácil de cambiarle el look a tu dormitorio sin gastarte mucho dinero. 

Vajilla de loza verde agua 00488799. Verde agua hasta en la vajilla

70.

Verde agua hasta en la vajilla

Luminosos y súper veraniegos, estos vasos y el jarrón de loza blanca pintada en verde agua y notas doradas llenan de estilo y aires renovados la mesa. Y lo bueno: encajan tanto en looks campestres, como en mesas boho o más clásicas. Ideales.

Salón en verde agua y verde oscuro 00480523 O. Regala profundidad a los espacios

71.

Regala profundidad a los espacios

¡Qué ideaza tuvo aquí Meritxell Ribé! Dos salones juntos comunicados por un paso amplio. Uno, el principal, pensado para reunirse y estar cómodos y relajados, en un fresco verde agua. El segundo, el salón más íntimo de lectura, en verde oscuro. 

Cómoda de The Room Studio. Cesto, de Home Design International. 
Silla en verde agua. Estilo nórdico... de verano

72.

Estilo nórdico... de verano

Inspirada en la silla Eames, la Ivy de Kenay Home (59 €), con asiento de plástico y patas de madera, decora con un indiscutible aire nórdico. El verde agua, sin embargo, le da el acento veraniego. 

Kenay Home
Papel pintado en verde agua . Papel pintado también en verde agua

73.

Papel pintado también en verde agua

Hay mil modelos en este color pero nosotros hemos escogido este: el Aura Palme de Leroy Merlin. Un papel pintado de superficie vinílica (rollo de 5,3 m2, 20,95 €) con un estampado tipo helechos, tan trendy como el mismísimo verde agua.

Leroy Merlin
taburete-verde-agua. Un taburete para cualquier rincón

74.

Un taburete para cualquier rincón

Para el salón, un rincón del recibidor, en tu dormitorio... Es una pieza muy útil a buen precio que te ayudará a dar un toque estival a tu casa. Este es el taburete Jade, de Maisons du Monde, con patas de hevea (59,99 €). 

Maisons du Monde
Porche con mobiliario y manteles en verde agua 00485091. Un exterior que invita a relajarse

75.

Un exterior que invita a relajarse

El verde agua tiene ese poder: relaja. Y como domina en este porche, la desconexión está servida. Verde agua en las sillas, pero también en los caminos de mesa. Una mesa 100% veraniega.

Sillas de mimbre, de Carolina House. Manteles individuales confeccionados con la tela Lluvia Helecho, de Coordonné. 
00442768. Total look verde agua

76.

Total look verde agua

Nos encanta esta idea. Verde agua sobre verde agua. El resultado es verdaderamente pictórico. Parece un rincón ideal que crea una atmósfera mágica, fresca y ultrarelajante. 

Lámpara en verde agua. Verde agua también el techo

77.

Verde agua también el techo

Apuesta por él colgando una lámpara como esta de Cottage Little House en tu casa. De estilo vintage quedará perfecta sobrevolando un comedor de exterior o bien en el office de tu cocina.

Sofá en verde agua. Verde agua y verde intenso

78.

Verde agua y verde intenso

Combinan tan bien... Para looks impactantes. El verde agua y el verde intenso, juntos, crean una atmósfera selvática. Verano puro pero verano tropical. Nunca habrás sentido tanto frescor en casa.  

Sofá Vallentuna, de Ikea. Cojines, de ID Design, de Calma House, de Azul Tierra y de Gastón y Daniela. Plato pintado, de Azul Tierra. Jarrones, de ID Design. Letra, de Taimo. 
Pared en verde agua. Verde agua + Living Coral

79.

Verde agua + Living Coral

Estupenda combinación. Fresca, femenina, muy cool. Aplícala en paredes o en complementos, como los cojines. El resultado es así de vistoso. Y para añadirle frescura: unas láminas de hojas verdes, que siguen de tendencia. Son un trío ganador. 

Mesa de centro, aparador, alfombra y estantería, de ID Design. Butaca, de Sacum. Cuadros, de ID Design, de Kenay Home, de Sacum y de Ikea. 
Jarrón en verde agua. Rosas en verde agua

80.

Rosas en verde agua

El rosa y el verde agua encajan muy bien. Son frescura inmediata en tu mesa. Apuesta por un detalle como este para cualquier rincón de tu casa. Verano total sin casi gasto. 

Verde agua incluso en los muebles. También para pintar los muebles

81.

También para pintar los muebles

¿Por qué no? La propietaria de esta casa quiso probar con el verde agua en sus muebles de cocina, no se atrevió y finalmente lo usó en el lavadero, y hoy dice: "Ojalá lo hubiera puesto también en la cocina. Me encanta". No nos extraña.

Muebles hechos a medida, diseño de Blanca Tey. Cesto y jabones, de Debany. Encimera de mármol veteado.
Cocina negra y blanca con barra. El trío perfecto: negro, blanco y madera

82.

El trío perfecto: negro, blanco y madera

Una cocina en blanco y negro siempre quedará bien. Pero para suavizar el contraste que generan los dos colores juntos, un tercero que haga de bisagra les irá perfecto. Y ninguno mejor que el tostado de la madera. No solo en piezas de mobiliario como los taburetes de una barra, sino también en los complementos.

El mobiliario es diseño de Dröm Living, por Ebanistería Brañas. El pavimento es de Matimex.
Cocina negra actualizada con pintura 00451213. Una cocina negra siempre estará de moda

83.

Una cocina negra siempre estará de moda

Porque el negro, como el blanco, son básicos que nunca fallan. Y nos lo pone fácil porque si las tendencias van cambiando, tan solo renovando complementos o tiradores, podemos darle un look más actualizado. Como esta vieja cocina que se renovó pintando los muebles con pintura Unilac negra de Titanlux. 

Taburete, en House Doctor y lámparas, en Sacum. 
Cocina negra comunicada sin puertas 00470819 . ¿Una cocina pequeña en negro?

84.

¿Una cocina pequeña en negro?

Se puede. Y más si está completamente abierta al salón comedor. ¿Ideas a copiar? La combinación con madera, que la vincula a la calidez del salón y complementos para organirzarla ligerísimos, como el estante de metal del que cuelga la cristalería. 

Encimera porcelánica. Lámpara de techo, en DBarcelona. Alfombra, en Sacum. Cocina decorada por Marta Torres. 
Cocina negra con encimera blanca. ¿Una cocina negra? Una apuesta personal

85.

¿Una cocina negra? Una apuesta personal

El negro nos encanta como fondo de armario, pero cuando hablamos de decoración nos cuesta más aplicarlo. Sin embargo, su efecto es espectacular. Y al contrario de lo que pueda parecer, puede hacer que el espacio se vea también luminoso. Es cuestión de saber combinarlo. Sigue leyendo y sabrás cómo.

Cocina con las paredes negras 00472244. Una cocina negra y blanca, el combo perfecto

86.

Una cocina negra y blanca, el combo perfecto

¿Y si el negro lo usamos para la pared y no para los muebles? Entonces, elegir el blanco para estos será la solución perfecta. El blanco sobre el negro todavía gana más luminosidad por contraste. Y el negro acaba funcionando también como un lienzo en el que decorar con otro must del 2019: mensajes a la tiza.

Muebles, de Cian Espais. Sillas, en Coton et Bois. Cocina de Asun Antó. 
Cocina negra con mosaico hidráulico 00264851. Negro y acero, otra combinación 10

87.

Negro y acero, otra combinación 10

El negro da sobriedad y el acero, la acentúa aportando también un plus de funcionalidad. Es la perfecta cocina para un chef. Higiénica y personal. Y el acero y el negro se acaban de amalgamar con el color gris, que da serenidad al conjunto. Gris en el papel pintado y también en el mosaico del pavimento. 

Mobiliario de madera pintada, de Carpintería Urkain. Encimera de acero. Papel pintado de Ralph Lauren. Campana de Pando. 
Cocina negra brillante 00452069 . Cocina negra, mosaico hidráulico

88.

Cocina negra, mosaico hidráulico

La interiorista Paula Duarte nos regala un truco para cocinas negras. Esta es la suya. La quería personal y luminosa pero no fría. La personalidad la consiguió con el negro y la luz, con frentes brillantes (la cocina está abierta al salón y toda la luz que recibe, la rebota). Y para restarle frialdad y darle un look actual la acompañó de mosaico hidráulico

Encimera de Silestone blanco Zeus, de Azulejos Gala. Pavimento de mosaico hidráulico, de Vives Cerámica. Lámparas de techo, de Maisons du Monde. 
Cocina negra Soho de Dica. Combinar dos colores

89.

Combinar dos colores

El negro, al ser un color neutro, permite combinarlo con cualquier otro color (no solo con el blanco) y siempre queda bien. Aquí, se ha combinado con un tono arena muy cálido. Es el modelo Soho de Dica. Con un diseño de formas puras, elegantes y sin excesos. Look urbano muy actual.

Dica
Cocina negra de Ikea. A más negro, más vitrina

90.

A más negro, más vitrina

El negro le sienta muy bien a cocinas de corte tradicional como el modelo Lerhyttan de Ikea. Y el estilo tradicional también juega a favor de este color porque va ligado a vitrinas y encimeras en blanco (de materiales de última generación o en el clásico mármol), dos elementos que regalan ligereza y luz al negro. 

Ikea
Cocina negra de Santos antihuella mod Line. Negro liso y mate: sencillez y limpieza

91.

Negro liso y mate: sencillez y limpieza

El negro impacta, es cierto, pero se puede suavizar como lo hace Santos con su modelo de cocina Line negro seda LAH. Los frentes lisos inspiran sencillez y las puertas de grosor reducido, ligereza. "Pero en el negro todo se ve", podrías decir. No aquí por su tratamiento antihuella. ¡Genial!. 

Santos
Cocina negra con antepecho de espejo 00474320. Negro y espejo, ¡qué gran idea!

92.

Negro y espejo, ¡qué gran idea!

Este espacio no era enorme, al contrario. Y no estaba en una zona muy iluminada. Pero el negro les encantaba porque reforzaba el carácter vintage. ¿Solución? Un antepecho de espejo que rebota la luz y amplía el espacio. Y tiradores en oro viejo, que dan pequeños toques luminosos a los frentes de armario. 

Mobiliario de Ikea. Cocina decorada por Rosa María Targarona.
Cocina negra H1-Prato-X-grey- de Kvic. Cocina negra... nada arriba

93.

Cocina negra... nada arriba

Aligerar la zona superior evitando colocar armarios altos, es una buena solución para una cocina de color negro porque este ya tiene un peso visual considerable. De líneas minimalistas y diseño danés, este es el modelo Prato X Grey, de Kvic, cuyas puertas están tratadas con un aceitado en roble que les da un aspecto ahumado.

Kvic
Cocina negra de Siematic Línea Classic. Negro y oro, sofisticación total

94.

Negro y oro, sofisticación total

Una cocina en negro puede tener distintas personalidades (más rústica, más urbana, más clásica...) dependiendo del estilo de las puertas o qué otro color hagas protagonista. Aquí, el bronce dorado es su pareja. ¿Resultado? Un estilo refinado y sofisticado. Es la línea Clássic de SieMatic.

SieMatic
Cocina negra Tenuee hero tronk. Una cocina en negro y madera: calidez y sofisticación

95.

Una cocina en negro y madera: calidez y sofisticación

El negro y la madera son una de las parejas que más vienen triunfando en las cocinas desde el 2018. El negro aporta sofisticación y la madera la suaviza con su calidez. Una estética a medio camino entre el rústico y el urbano. Este es el modelo Hero Tronk de Tenuee, realizada con materiales 100% naturales. 

Tenuee
Cocina negra de Scavolini Baccarat . Total Black

96.

Total Black

Es una opción solo apta para espacios con mucha, mucha luz. Aquí el gris acompaña en paredes y pavimentos al negro total de la cocina Baccarat de Scavolini, lo que genera un ambiente recogido, muy acogedor y sofisticado. 

Scavolini
00433789. Azul: relajante, profundo y fresco

97.

Azul: relajante, profundo y fresco

El azul, como todos los colores fríos, transmite profundidad y frescor. No temas apostar por el azul si cuentas con pocos metros en casa, siempre y cuando escojas un tono suave, porque resulta luminoso, ligero y con un agradable efecto sedante. Además, combina a la perfección con muebles lacados y de maderas claras, y textiles naturales. 

cocina-office-en-blanco-y-verde-menta-con-mesa-de-comedor-de-madera-sillas-estilo-thonet-en-verde-lampara-de-techo-campana-extractora-y-azulejos-blancos-brillantes - Feng Shui . Tonos pastel: color matizado por el blanco

98.

Tonos pastel: color matizado por el blanco

Son la versión light o más dulce, porque tienen toda la personalidad del color, pero suavizada con grandes dosis de blanco. De ahí que sean colores luminosos, relajantes y con un punto vintage. El verde menta de esta propuesta aúna el frescor del verde pero sin su intensidad visual, al quedar muy matizado por el blanco. 

00483052 O. Blancos cálidos: con un plus de recogimiento

99.

Blancos cálidos: con un plus de recogimiento

Un blanco resulta cálido cuando el colorante empleado es amarillo, naranja o rojo. A diferencia de los blancos fríos, en los que se busca un plus de frescor, con estos blancos se busca crear un ambiente más recogido, envolvente y acogedor sin renunciar ni a un ápice de luminosidad. Las maderas de tonos medios o las fibras naturales encajan a la perfección con estos tonos.  

00465377 O. Cremas y beige: cálidos y muy naturales

100.

Cremas y beige: cálidos y muy naturales

Los beige y los tonos crema transmiten confort, bienestar y una profunda calidez sin renunciar a la claridad. En sus matices más suaves al reflejar la luz natural crean un bello juego de luces y sombras que lo envuelve todo. Al alejar visualmente las paredes aportan sensación de profundidad y amplitud. Entre esta gama encontraríamos el Miel Especiada, el Color del Año de Bruguer, que destaca por su tono acaramelado muy natural.

 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?