Color

51 /495
Salón pequeño paredes pintadas_451974 42a3f2cc. Pequeño y lleno de color

51.

Pequeño y lleno de color

Que tu salón sea pequeño no significa que debas renunciar al color. Si sabes combinar distintos elementos, te quedará perfecto. Un consejo: no sobrecargues el salón con muebles y acdesorios decorativos.

Mesa auxiliar de ratán y alfombra, de Sacum.
salon-comedor-con-sillas-fibras-naturales-y-pared-verde-con-cuadro-de-chillida 469183. Una pared de contraste en verde

52.

Una pared de contraste en verde

Pintar una pared del salón de un color de contraste, como en este caso, es un recurso tan práctico como decorativo. Da color, pero sin resultar excesivo, y además enmarca visualmente el comedor, un recurso muy práctico en salones que comparten espacio con el comedor. 

salon gris 00317205. Blanco y gris, un dúo de moda

53.

Blanco y gris, un dúo de moda

El gris es el nuevo beige, siendo un color neutro de moda que ofrece una amplia variedad de matices, según la incidencia de la luz. Tiene la virtud de encajar tanto en ambientes de corte clásico, como aquí, a los que regala elegancia, como otros más actuales, con una faceta más minimalista. Combinado con el blanco, en este caso para destacar los elementos arquitectónicos, es un win-win

00457287 O. Blanco y negro, siempre elegantes

54.

Blanco y negro, siempre elegantes

Elegante, majestuoso, sofisticado, moderno... El negro puede ser muchas cosas. Cierto que también es oscuridad y si abusas de él puede hacer que tu estancia se vea más pequeña y agresiva. Por eso, combinado con su antítesis, el blanco y con pequeñas salpicaduras de turquesa el resultado es un salón moderno y fresco.

Sofá, butacas, mesa de  centro model Marvel, mesa auxiliar modelo Alice, lámparas y alfombra, todo en El Corte Inglés.
Sofá blanco con cojines y alfombra rosa en salón tipo galerí con puertas correderas con cristal, lámpara de techo, pufs y silla de fibra. El poder del rosa en un salón

55.

El poder del rosa en un salón

El rosa puede ser delicado y romántico y también poderoso. El amplio espectro de este color hace que decorar con él tenga numerosas posibilidades. Aquí está el resultado de cómo con las (justas) pinceladas de fucsia este salón gana fuerza y personalidad.

 

salon-con-sofas-chester-en-gris-y-rojo 9bcc4189. Sensual y cálido

56.

Sensual y cálido

Las cortinas y la mesa de centro de color rojo son las encargadas de aportar personalidad a este salón gris.

 Sofás, de Tapicerías Escursell. Mesa de centro, en Bellora. Lámparas, en Ana Ros.
 H8B6660. Una pared del salón a todo color

57.

Una pared del salón a todo color

En este salón se ha apostado por pintar las paredes de color verde. La gran luz natural y la combinación con el naranja y blanco es clave para que este color no invada y eclipse la decoración, al contrario, transforma totalmente el salón.

Sofá y butaca del Estudio Mertixell Ribé. Pufs y alfombra de Sacum. 
salón en tonos naranjas. Un salón alegre y sereno

58.

Un salón alegre y sereno

El naranja es un color alegre y según la cromoterapia invita a la creatividad y es el mejor aliado para mantener a raya la depresión. Los cojines y las flores son el toque justo que consiguen un salón que invita a relajarse.

sofas-chester-tapizados-en-terciopelo-azul 00455055 . Cuando el sofá pone la nota de color

59.

Cuando el sofá pone la nota de color

Apuesta por concentrar el color en una sola pieza, como han hecho en este sofá azul. Los cojines en amarillo equilibran la frialdad del azul. Y es que amarillo y azul son colores complementarios que combinan muy bien.

Mesa de centro, sofá tipo Chester, mesas auxiliares, cortinas y estores confeccionados con tela de Coordonné, todo en el estudio Santayana Home.
salon-frente-el-mar-en-blanco-con-detalles-en-azul 8c00df44. Con los colores del mar

60.

Con los colores del mar

El mar Mediterráneo ofrece la paleta de color a este salón de espectaculares vistas. A juego, los cojines del sofá salpican de azul el interior de la estancia.

 Butacas, de KA International. Alfombra, de Sa Caseta.
salon beig con cojines caldera 00472240. En cálidos tonos tierra

61.

En cálidos tonos tierra

Colores que van desde los obres hasta los marrones combinan y salpican este salón a través de elementos decorativos como los cojines, el puf, la manta o la alfombra.

Sofá, de Natuzzi. Mesas de centro, butaca, lámpara y alfombra gris, en Coton et Bois y alfombra, de fibra vegetal, de Gra.
Salón con pared y sofá gris, suelo de parquet, mesa de centro de madera blanca, cojines amarillos y rosas y estampados de flores_423686. Romántico y moderno

62.

Romántico y moderno

Tan solo unas pinceladas de color gracias a los cojines y algún que otro accesorio decorativo transforman este salón en una estancia delicada y cuidada hasta el mínimo detalle. 

Sofás, de Habitat. Mesa de  centro, lámpara de sobremesa y mesa auxiliar, de Cottage Little House. Alfombra, de Bsb y lámpara de pie, de Artemide, en Puntoluz.
00456780-56cf2950-1893x2000 83423c18 1893x2000. Un salón muy "plant friendly"

63.

Un salón muy "plant friendly"

Sencillo y fresco. Así es este salón. El verde de la alfombra y las plantas, ya sea la kentia en el rincón como los motivos vegetales de los cuadros y los estampados de los cojines, aportan color y vida.

Mesa de centro en Matèria, lámpara de pie de Superstudio y silla en La Maison.
00458321. Un salón natural

64.

Un salón natural

Las fibras naturales, la calidez de la madera y el sofá verde combinado con cojines de distintas tonalidades, añaden color a este magnífico salón señorial.

Sofá, de Ikea, con funda de Sofatherapy. Mesa de centro, de merc&Cía y butaca de ratán, de Sacum.
00455371. El color de la madera

65.

El color de la madera

Las tonalidades suaves de la madera y el sofá de color gris aportan una atmósfera sencilla, natural y cálida.

Sofá de Miki Beumala, mesas de centro en Matèria, alfombra de Francisco Cumellas y silla de loneta en La Maison.
00455032 O. Elegante y sobrio

66.

Elegante y sobrio

¿Cómo hacer que un salón blanco deje de ser frío y se  convierta en una estancia con porte elegante? Juega con los cojines y el sofá combinando tonos marrones con el verde grisáceo del sofá y del cojín del banco que además encaja con los colores del paisaje.

Mesa de centro de La Maison y espejo en Westwing.
00436840-a76a9069-1909x2000 1a1bc754 1909x2000. Un salón moderno y ecléctico

67.

Un salón moderno y ecléctico

En este salón se combinan elementos low cost (como el sofá y estantes) con piezas icónicas de diseño. El azul y la pared de obra vista combinan creando un bonito dúo cromático.

Sofá, mueble bajo y estantes, de Ikea. Mesas de centro diseño de la Neus Casanova y butacas de madera diseño de Charles y Ray Eames.
Dormitorios-juveniles-00483150 O. Y también puede ser refrescante

68.

Y también puede ser refrescante

Se hace mucho, más informal y joven. Especialmente si lo juntamos con tonos pasteles, mint, agua...

00511498 O. Del gris al crudo

69.

Del gris al crudo

Es una combinación luminosa y natural, sin complicaciones. El gris con el lino natural son una pareja muy bien avenida que lleva funcionando muchos años.

cocina-con-office-en-gris-y-blanco-00500957. Gris oscuro y blanco: un contraste más actual

70.

Gris oscuro y blanco: un contraste más actual

Es curioso cómo puede ser de luminosa es esta combinación. Es como si el blanco multiplicara sus poderes. El resultado es moderno, especialmente si lo usamos en la cocina.

combinar gris y blanco en comedor 00412623. Gris y blanco: dos neutros que se complementan

71.

Gris y blanco: dos neutros que se complementan

Esta es una una combinación clásica pero que casi podríamos jurar que funciona en todos los estilos. Y es perfecta porque juntos consiguen destacar y definirse dentro de sus sutilezas.

Buhardilla con salón con papel pintado y vigas blancas 00477825 O. Combinar grises y verdes es muy nórdico

72.

Combinar grises y verdes es muy nórdico

Especialmente si ambos son claros y si el verde es delicado y acuático. Las maderas decapadas en gris consiguen en esta buhardilla un efecto ligero y envolvente, que nunca conseguía la madera natural. Es una buena opción para pintar vigas que cogen protagonismo pero no peso.

00472486 O. La madera: otra fórmula para calentar el gris

73.

La madera: otra fórmula para calentar el gris

Esta mala fama no siempre merecido de ser un color demasiado frío, desparece cuando en el espacio le cedemos parte del protagonismo a la madera. Claro que también puede ser al revés: el gris es un buen antídoto para que espacio con mucho peso de la madera, queden demasiado rústicos, clásicos o pesados. 

Salón con pared y sofá gris, suelo de parquet, mesa de centro de madera blanca, cojines amarillos y rosas y estampados de flores_423686. Gris con rosa y estampados

74.

Gris con rosa y estampados

Cuando optamos por un gris claro, nos encontramos con las ventajas y los inconvenientes de los tonos neutros como el blanco y el beige, que necesitan un color de contraste para que no queden sosos. Aquí lo vemos con rosa y ocres intensos y estampados.

Comedor con librería en gris, sillas en gris y lámparas negras. 00349635 . Combinar gris y negro es sofisticado

75.

Combinar gris y negro es sofisticado

Claro que no puede ser cualquier gris. Debe ser un gris medio y los toques de negro muy controlados. Aquí son las sillas y las pantallas. También hemos de procurar que el resultado no quede demasiado frío, por eso añadieron una madera al natural, ni moderno, por eso conservamos las sillas clásicas.

Salon blanco 00497602. Blanco, atemporal y luminoso

76.

Blanco, atemporal y luminoso

No hay nada como el blanco para potenciar la luz y la sensación de espacio. Además, el blanco es una base atemporal que no pasa de moda y combina con todo. Para no caer en su frialdad lo mejor es que optes por un blanco menos puro, como el Blanco Lienzo de la gama Ultra Resist de Bruguer o el Flor de Loto de Valentine. Es la mejor base ya que tiene la capacidad de resaltar el resto de colores y materiales. Además, encaja en todo tipo de estilos. La manera más decorativa de darle calidez es combinarlo con suelos y muebles de madera.

00357497. El beige, el más cálido

77.

El beige, el más cálido

‘‘Los tonos tierra y el beige dorado son los colores que aportan más confort y personalidad a una estancia’’, afirma Andreu Guardi, manager de Jotun. Lo bueno del beige es que tiene toda la claridad del blanco con extra de calidez. Crudo, topo, arena... Son muchos de los nombres que recibe. El beige, en todos sus matices, aporta calma a tu casa y un estilo natural. Queda genial combinado con blanco, pero también con tonos contrastados como verde, burdeos o chocolate.

Cómo-acertar-con-el-color-del-sofá_00503640. Siempre, siempre, mezclar cojines

78.

Siempre, siempre, mezclar cojines

El sofá debe verse apetecible y la composición de los cojines ayuda mucho. Sol es partidaria de combinar cojines de diferentes formas y tamaños, pero con un orden. "Por ejemplo, en las puntas me gusta poner un cojín más grande y cuadrado e intercalar en medio otros más pequeños rectangulares o incluso uno redondo, que además de ser tendencia, quedan muy chulos. Darás sensación de orden, sin que el sofá se vea rígido".

combinar classic blue porche azul y tierra  00505134. En el exterior, mezclamos azules y tierras

79.

En el exterior, mezclamos azules y tierras

Como mar y montaña, estos dos colores son una alternativa mucho más original al clásico estilo marinero. 

Sillones, mesas de centro, alfombra, lámpara y cojines de Ikea. 
combinar classic blue papel pintado clasico en dormitorio 00451599. El Classic Blue resalta los estampados

80.

El Classic Blue resalta los estampados

Ha sido uno de los colores básicos de estampados tan antiguos como el toile de jouy o las telas adamascadas por eso funciona tan bien como color de contraste para resaltarlos y modernizarlos. Aquí se ha usado junto a un papel pintado en la pared del cabecero.

Papel pintado de Flamant. 
combinar classic blue sofacon ocre 00474292. El color ocre lo hace vibrante

81.

El color ocre lo hace vibrante

Es una combinación que aporta mucha luz y vida a este azul clásico que a veces puede pecar de oscuro.

Sofá de caravane, butaca de Filocolore, mrcos de Estudio Restauración, mesa de centro en La Maison y cojines de La Maison, Pepe Peñalver, Sacum y Gancedo. 
combinar classic blue pintar silla rattan 00460597. También para pintar fibras

82.

También para pintar fibras

O sobre ratán o para pintar otras fibras naturales. Pintar de Classic Blue es una manera muy fácil y económica de llevar la tendencia azul a una terraza junto al mar.

combinar classic blue mueble juvenil 00511440. El Classic Blue también es juvenil

83.

El Classic Blue también es juvenil

Los colores azules oscuros durante mucho tiempo se asociaron más a las habitaciones de chico, pero todo esto ha cambiado. Mira que combinación más interesante con este tono entre garbanzo y mostaza.

Cama diseño de Sube Interiorismo.
combinar classic blue salon en beig y azul 00357323. Beige + Classic Blue, la elegancia continúa

84.

Beige + Classic Blue, la elegancia continúa

Si tienes una base beige en tu salón en paredes, sofás y cortinas, sumarle toques de Classic Blue le aportará vida sin romper su estilo sobrio y atemporal. Además de con los clásicos cojines y mantas, fíjate cómo se transforman las cortinas con la aplicación de una simple banda azul, las hace más actuales.

Sofás en La Garriga verda. Mesa de centro, butaca y mesa auxiliar de Coton et Bois. Puf en L'Atelier des Cousins y cojines de terciopelo de Filocolore. 
combinar classic blue chaiselong tercipelo azul 00357507. Con unos cojines rosas se vuelve más delicado

85.

Con unos cojines rosas se vuelve más delicado

Si nos acercamos al dormitorio los tonos pasteles muy claros, como el rosa lavado, ablandan la sobriedad del Classic Blue y crean un punto de luz. Sobre terciopelo el efecto es más elegante.

Chaise longue antigua tapizada con terciopelo por Mavi Liza. Galán de noche de Deco & CO. Alfombra de The Rug Company. 
combinar classic blue cama con cojines azules 00357337. En el dormitorio con azules grisáceos

86.

En el dormitorio con azules grisáceos

Es un juego un poco más invernal pero mantiene su luminosidad si el gris es clarito, si es un terciopelo y si intercalamos blanco.

combinar classic blue con sofa blanco 00346857. Classic Blue con azules brillantes y turquesas

87.

Classic Blue con azules brillantes y turquesas

Es una combinación súper luminosa y fresca. Muy fácil de materializar usando cojines (si son lisos el resultado es más impactante) y algún toque extra con complementos (lámparas, plaids...). Es ideal para poner de moda y de verano tu salón.

Sofá rinconero en Magazin, mesa de centro en Ksar. Alfombra y lámpara de techo adquiridas en Marruecos. 
color-pantone-classic-blue-sofa-salon-con-lampara-y-cojines-colores-00500600 f4d7d0f7 1200x1644. Mucha más profundidad con un poco de gris

88.

Mucha más profundidad con un poco de gris

Podemos combinar un sofá en Classic Blue con una pared (solo una, claro) de este azul plomizo. El verde de las plantas y de los cojines refresca e ilumina esta combinación tan especial y estilosa. 

Sofá de Asunción Latorre y mesa de centro diseñada por Natalia Gómez Angelats. 
00470673. Súper elegante con dorado

89.

Súper elegante con dorado

En este caso refuerza también el binomio de clásico y moderno de este espacio. Igual que el diseño de la lámpara. Los reflejos dorados son muy bienvenidos en decoraciones en las que el Classic Blue tiene mucho peso.

Mobiliario realizado por Indecoba, encimara de Neolith, sillas de Dosmestico Shop y lámpara de Borgia Conti. 
00456590. Blanco y azul en el baño: sensación de limpio

90.

Blanco y azul en el baño: sensación de limpio

Es una combinación de toda la vida, incluso dentro de los mismos azulejos, que también se usa mucho en las cocinas para buscar ese mismo efecto. En este caso el Classic Blue aplicado sobre madera suele resultar un poco más brillante que sobre pared.

Lavamanos de Otranto, cesta de Zara Home y escalera toallero de Catalina House. 
13 00390689 forrado. La madera 'calienta' el Classic Blue

91.

La madera 'calienta' el Classic Blue

Combinarlo con una madera intermedia como el roble es una buena fórmula de hacer que un dormitorio con las paredes azules resulte un poco más cálido.

Cabecero con tela de designers Guild, mesita de noche de Ethnicraft y lámpara de techo de Arturo Álvarez.
00510079. ¿Cómo combinar un sofá en Classic Blue?

92.

¿Cómo combinar un sofá en Classic Blue?

En primer lugar, si te has decidido por tapizar tu sofá en este tono, es buena idea elegir una tela que aporte un poco de brillo, en terciopelo, por ejemplo. Si el espacio es blanco y con muebles claros, la mejor elección son los azules pasteles: el resultado será muy relajante.

Sofá Caligary, butacas Mariene Room y mesa de centro Planet Room, todo de El corte Inglés.
dormitorio-paredes-color-intenso-00492097 O. Pintar las paredes de colores oscuros

93.

Pintar las paredes de colores oscuros

Es uno de los errores más comunes que hacen que tu casa o una estancia en concreto se vea más pequeña. Esto es debido a que los tonos oscuros absorben la luz y empequeñecen el espacio. Si lo que quieres es que tu casa se vea amplia usa colores claros. Si aún así quieres usar color, pinta una sola pared te dará profundidad y alejará las paredes visualmente.

Taburete, en Catalina House.
salon-mini-en-blanco-con-mesas-de-madera-y-detalles-decorativos-en-amarillo-00455273 1ffabfd5 2000x1441. Blanco: el color que nunca falla para espacios pequeños

94.

Blanco: el color que nunca falla para espacios pequeños

El blanco aporta luminosidad –puede llegar a reflejar hasta el 96% de la luz– y ligereza al ambiente y transmite serenidad y calma. Una habitación completamente blanca siempre parecerá más amplia, por lo que es ideal en espacios pequeños. Además, de blancos hay muchos, así que olvídate de que es un color aburrido: desde el blanco puro hasta los blancos más cálidos (con matices rojos o amarillos) o más fríos (con matices azules, grises o verdes).

dormitorio-con-pared-gris-claro ba2fbdeb 1333x2000. Greige: el nuevo neutro que es tendencia

95.

Greige: el nuevo neutro que es tendencia

Ha sido el color revelación de este año y ha venido para quedarse. A medio camino entre el beige y el gris, el greige aporta la misma luz y calidez del beige pero sumándole la profundidad y elegancia propia del gris. Esto lo convierte en una opción perfecta para espacios pequeños en los que se busca carácter pero sin caer en tonos demasiado intensos.  

00344800. Crema: más calidez sin renunciar a la claridad

96.

Crema: más calidez sin renunciar a la claridad

Crema, vainilla, ocre suave... Dotan de una profunda calidez los ambientes que tocan. Como reflejan la luz natural, se produce un bello juego de luces y sombras que envuelve todo. Por todo ello, el crema es un color idóneo para pocos metros. Además, nos ayuda a agregar calidez a un ambiente frío o a llenar de luz una estancia poco luminosa.

00500590. Beige: un clásico que vuelve a estar de moda

97.

Beige: un clásico que vuelve a estar de moda

Sí, el beige vuelve a ser un color de moda esta temporada. Eso sí, en un matiz más renovado que lo distancia del clásico beige de toda la vida. Es una muy buena opción si tienes un piso pequeño y quieres huir del blanco, porque aporta elegancia, serenidad y también calidez. Y con el plus de ser un buen comodín para cualquier estilo decorativo. 

00513370 O. Blanco roto: luminoso, envolvente y más personal

98.

Blanco roto: luminoso, envolvente y más personal

Lo comentábamos, de blancos hay muchísimos. Solo Bruguer ofrece más de 160 referencias de blanco. De entre su enorme gama, los denominados blancos rotos o desvaídos se diferencian del icónico blanco puro por ser más cálidos y envolventes y crear un efecto matizado, tranquilo y encantador en cualquier espacio. 

00451227 O. Rosa: fresco, actual y luminoso

99.

Rosa: fresco, actual y luminoso

En un piso pequeño, un rosa frío y un rosa palo ayudan a ampliar el espacio. Y si buscas algo más moderno, un rosa o un malva oscuro matizado con gris. Combinado con detalles en gris, ¡queda genial!

00451215. Gris: elegante y luminoso

100.

Gris: elegante y luminoso

El gris, como color neutro que es, es una opción idónea para espacios pequeños, sobre todo en sus tonos más suaves. Si lo matizas con rojo, tirará más a cálido, idóneo para estancias poco luminosas, porque las hará más acogedoras. En cambio, si tienes mucha luz, un gris frío quedará genial. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?