Color

1 /491
00519956 O. Un techo muy decorativo destacado con el color

1.

Un techo muy decorativo destacado con el color

Aunque lo habitual es pintar el techo en blanco o del mismo color de las paredes si buscas un "efecto de bombonera", en este salón se le quiso dar protagonismo pintándolo de un color topo que contrasta con el blanco de las paredes. 

00519696. Un salón en blanco con una pared en verde

2.

Un salón en blanco con una pared en verde

Aunque el blanco es el color que se impone en la decoración de este salón, la mirada se va a la pared del comedor, que la decoradora Laura Ehlis destacó pintándola de un verde muy fresco que contribuye a aligerar visualmente el peso de los armarios. Los toques de verde se repiten en los textiles del sofá.  

00500700. Un salón clásico en blanco con la carpintería en verde grisáceo

3.

Un salón clásico en blanco con la carpintería en verde grisáceo

En este salón de corte clásico se ha jugado con dos colores: el blanco como base y un verde grisáceo para la carpintería, el arrimadero y la librería, destacando así con el color los elementos señoriales originales. 

salon y comedor con pared en color verde y mueble a medidad 00503815. Un toque informal con una pared en verde

4.

Un toque informal con una pared en verde

La decoradora Paz de Tord quiso darle a este salón, cuyas paredes se pintaron con una base en blanco, un toque más informal y cañero, por eso se decidió a pintar la pared del comedor y la trasera de la librería de este verde que da vitalidad y alegría al espacio.

00511497. Una pared de color tostado que contrasta con el blanco

5.

Una pared de color tostado que contrasta con el blanco

El juego entre blanco y tostado está presente en este salón no solo en la pintura, sino que se repite también en los textiles, desde las cortinas hasta los puffs. Los sofás, al apoyarse sobre la pared de color tostado, destacan delimitando visualmente la zona del estar. 

00515718 O. Un salón clásico actualizado con el color

6.

Un salón clásico actualizado con el color

Este salón de arquitectura modernista se ha renovado con el color, dándole un look más actual, fresco e informal con el verde con el que se han pintado las paredes. El blanco, por su parte, se ha reservado para el arrimadero y la carpintería. 

salon cona pared y un sofa azul 00472458. Un salón en blanco con una pared gris marengo

7.

Un salón en blanco con una pared gris marengo

Para romper con el blanco que homogeniza paredes y techos y darle punch a este salón se optó por pintar la pared del sofá de este intenso gris marengo, a juego con el sofá, que parecen fundirse. No solo da personalidad, sino que hace más acogedor y envolvente el espacio. 

salon blanco y gris 00493792. Un salón muy elegante en gris con el blanco como contraste

8.

Un salón muy elegante en gris con el blanco como contraste

La luminosidad de este salón ha permitido apostar por una base en gris, que suma elegancia al espacio, mientras se ha reservado el blanco como color de contraste, realzando la chimenea de obra. 

00438260. Un salón de color topo con un arrimadero blanco

9.

Un salón de color topo con un arrimadero blanco

En este salón se ha apostado por un acogedor y atemporal color topo para las paredes y, para destacar y darle protagonismo al arrimadero, este se ha pintado en blanco, siendo un elemento decorativo más del espacio.

00516832. Un dormitorio beige con textiles en diferentes gamas de verdes

10.

Un dormitorio beige con textiles en diferentes gamas de verdes

Apostar por el verde para la ropa de cama dará un aire muy natural al dormitorio. Aquí, al combinarse con beige se logra una atmósfera muy luminosa y atemporal. Si quieres que el conjunto se vea más dinámico, combina diferentes variantes de verde. En este dormitorio se ha jugado con este color desde el verde agua hasta el jade.

00515291 O. Un verde grisáceo muy elegante para un dormitorio rústico

11.

Un verde grisáceo muy elegante para un dormitorio rústico

Ahora que están de moda el verde y el gris, la combinación de ambos es todo un acierto, porque crea atmósferas serenas y sofisticadas. Si, como aquí, lo llevas incluso a los armarios, crearás unas sensación envolvente muy agradable. 

00515304 O. Un dormitorio de campo y sabor vintage

12.

Un dormitorio de campo y sabor vintage

Blanco y verde son una combinación serena y luminosa, siendo una opción muy indicada para el dormitorio. Si no te atreves con las paredes, como se ha hecho aquí, resérvalo para la ropa de cama. En este dormitorio, además, los tonos arena de la madera y el suelo de microcemento ponen el contrapunto de calidez.

00511437. Un relajante dormitorio en verde agua

13.

Un relajante dormitorio en verde agua

El verde agua es muy versátil, ya que se lleva de maravilla con maderas blancas o de tonalidades claras, pero también con propuestas más subidas de tono. Además, es un color cuya baja carga cromática lo hace ideal para dormitorios, ya que invita al relax y al descanso. 

00500538. Con una boiserie en un suave verde oliva

14.

Con una boiserie en un suave verde oliva

Este dormitorio es clásico y, a la vez, actual, con una boiserie que decora por sí sola la pared del cabecero. La elección de un suave verde oliva para las paredes suma elegancia y versatilidad, porque es un color que puede aportar sobriedad y también frescura, en función de con qué mobiliario y otros colores se combine.

00480533 fc0a4ead. La versatilidad del verde caqui

15.

La versatilidad del verde caqui

El verde caqui es un color terroso, de hecho, está a medio camino del verde y el marrón, de ahí que sea muy versátil y fácil de combinar, ya que encaja bien con maderas de tonos más oscuros, por su vinculación con la tierra y la naturaleza, y maderas más claras o incluso lacadas en blanco.

6. 497892. Un dormitorio de montaña muy acogedor en verde oliva

16.

Un dormitorio de montaña muy acogedor en verde oliva

A los propietarios de esta casa les gustaba mucho lo bien que se llevaba el verde oliva con las casas de montaña, ricas en madera. Y no lo dudaron al elegir este color para vestir toda la casa, dormitorio incluido. El resultado es una habitación acogedora, envolvente y con mucho carácter. 

dormitorio-de-primavera-00488804. Un dormitorio muy primaveral con textiles y detalles en verde

17.

Un dormitorio muy primaveral con textiles y detalles en verde

El verde es un color perfecto para refrescar y darle un aire primaveral al dormitorio, sobre todo si cuentas con una base blanca o neutra, como aquí. Resérvalo para la ropa de cama y los cojines, que son fáciles de renovar. 

armario corredera guía vista 00490681. Un dormitorio muy natural en verde grisáceo

18.

Un dormitorio muy natural en verde grisáceo

También conocido como verde "dusty", el verde grisáceo es un color que se ha popularizado mucho en los últimos años a raíz del boom por el gris. Reúne el frescor y el vínculo con la naturaleza del verde y la elegancia y versatilidad del gris. En sus tonos más suaves, como aquí, resulta muy agradable y sereno, siendo ideal en dormitorios. 

00446965. Muy refrescante y con sabor vintage en verde menta

19.

Muy refrescante y con sabor vintage en verde menta

El verde menta es un color que se hace querer porque es muy fácil de combinar. Encaja en cualquier tipo de decoración, pero es en un entorno retro o clásico donde saca lo mejor de sí mismo. Es un color divertido y suave que proporcionas unas agradables notas de frescura. 

dormitorio-en-verde-y-blanco-con-alfombra-de-fibra-438307-ac9eb1dd 71b0f79c 1504x1500. Un dormitorio alegre y vitalista en Greenery

20.

Un dormitorio alegre y vitalista en Greenery

El Greenery fue color del Año Pantone en 2017 y destacaba por ser chispeante y refrescante, con matices de amarillo, convirtiéndolo en un color alegre, vitalista y con un matiz informal. En este dormitorio se ha llevado, además de la pared del cabecero, a los textiles y detalles decorativos, como la lámpara de sobremesa. 

00364465. Verde y blanco, una combinación ganadora en el dormitorio

21.

Verde y blanco, una combinación ganadora en el dormitorio

Si apuestas por un verde profundo, como en este dormitorio, compénsalo con muebles de maderas claras o en blanco y textiles en tonos suaves. El contraste verde blanco enfatiza e ilumina el verde, a la vez que aligera el espacio.  

00359578 O. Muy natural y campestre en verde oliva

22.

Muy natural y campestre en verde oliva

En sus tonos más claros, como el empleado en la pared de este dormitorio, es muy apreciado ya que transmite relax y calma, de ahí que tenga un efecto sedante. Además, es un color que evoca la naturaleza, por lo que encaja a la perfección en dormitorios de aire campestre, como este. 

00324111 28e366f6. Un dormitorio fresco y elegante con detalles en verde

23.

Un dormitorio fresco y elegante con detalles en verde

Si no quieres pintar el dormitorio de verde pero te gusta este color, puedes hacer como aquí, donde el verde se ha escogido para resaltar las piezas más especiales del dormitorio, como la mesita de noche recuperada o la chaiselongue clásica, que tapizada en terciopelo y en este verde esmeralda, resulta muy sofisticada. 

dormitorio-con-cama-con-dosel-y-cabecero-de-terciopelo 00342803. Un dormitorio sobrio y elegante en verde inglés

24.

Un dormitorio sobrio y elegante en verde inglés

Si buscas darle un aire sofisticado y con un matiz clásico al dormitorio, inspírate en esta propuesta, donde se ha equilibrado el peso visual de este verde british con un dominio del blanco en los textiles, que además, le da luz.   

comedor-decorado-colores-veraano 00501727 O. Azul menta muy muy suave y neutro

25.

Azul menta muy muy suave y neutro

Esta idea para pintar el comedor te va a gustar: crea un zócalo o arrimadero en la parte inferior de la pared con molduras (tan de moda) y píntalo en un tono que destaque del resto del frente aunque sin marcar demasiado. Propuesta: un azul grisáceo mint muy apagado (Ether 14-4506) y blanco roto con un matiz rosáceo (Gardenia 11-0604). Con esta base, los colores combinables están en la gama de los tierra más fuertes o azules. El amarillo mostaza es para los que buscan romper acertadamente su neutralidad.

Mesa de comedor Heerenius, sillas de Carl Hansen y lámpara de techo de Los Pro.
Cómo decorar con arrimaderos las paredes

Top deco

Cómo decorar con arrimaderos las paredes

 

Dormitorio pintado en azul 00499128 O. Dormitorio pintado en azul aguamarina

26.

Dormitorio pintado en azul aguamarina

Natalia Zubizarreta decoró este dormitorio con uno de los colores que pasan a formar parte de esta lista de tonos veraniegos. Se trata de una versión más empolvada de Aqua Haze (15-5209) -que sería idónea para los que prefieren más intensidad-. Concretamente Aquamarine (14-4313). Para combinarlo acertarás con verdes empolvados, amarillos vivos y azules más subidos de tono.

Cabecero de los Marystrastos y puf de Dernier.
00501565 O. Un color de verano que nunca falla

27.

Un color de verano que nunca falla

Pearled Ivory 11-0907 de Pantone te servirá para pintar las paredes del dormitorio con un color de verano atemporal. Te gustará por su matiz rosáceo. Como color combinable que romperá su neutralidad elegimos este azul Klein para los textiles.

La paleta de colores ideal para tu dormitorio

¡Toca pintar!

La paleta de colores ideal para tu dormitorio

Cocina campestre muebles azules 00503698. ¡Cómo cambia el efecto!

28.

¡Cómo cambia el efecto!

También con muebles pintados en color azul pero en un tono más intenso y fuerte. Esta cocina se aleja de la anterior a pesar de usar un tono de la misma familia. Quizá apto solo para los ambientes más luminosos y amplios, pero es uno de los colores que no podíamos pasar por alto a la hora de pintar la cocina este verano. Resulta tan elegante… Aquí puedes optar por el color del año Classic Blue o por Navy Peony 19-4029.

Proyecto de Sieline realizado con muebles de Santos. Encimera de Silestone y sillas de bambú de La Bisbal.
cocina-con-muebles-en-color-en-L-y-ventanal-fijo-al-salon-00505553. 3. Colores de verano para la cocina

29.

3. Colores de verano para la cocina

Aquí nos hemos centrado en el color de los muebles. Podrías llevarlo a las paredes -o a parte de ellas-, incluso, al techo. Pero si quieres transformar tu cocina, es fácil pintar puertas y frentes de cajón. Un tono gris verdoso encaja tanto en cocinas de tendencia urbana como en la que se encuentra en una casa de campo. Anota este color de verano Pantone: Desert Sage 16-0110.

Encimera de Silestone, lámpara aplique de Jielde y grifería de Blanco.
cocina-con-mobiliario-color-azul 00485137 9f1e55cf 1868x2000. Un azul, veraniego y refrescante para cocinar

30.

Un azul, veraniego y refrescante para cocinar

El tono azul es veraiego, refrescante, de inspiración marinera, ligado al mar y al cielo y evoca limpieza. ¿Qué te parece esta cocina con muebles pintados en este azul Pantone 17-4716? Los combinables adecuados son los blancos y neutros para que resulte cálida la cocina. Con grises también encajará aunque en una línea más fría.

Mesa y armarios de cocina de Grup Escrivá Interiors, sillas de House Doctor y lámpras de techo de D'Arrels.
00503812. 2. ¿De qué color veraniego pintar el comedor'

31.

2. ¿De qué color veraniego pintar el comedor'

Tres opciones para dar respuesta a tu pregunta. Además, este color soportará perfectamente el paso a la temporada otoño-invierno 2020. Se trata de un verde oliva denominado por Pantone Calliste Green (18-0324). Natural, tranquilo, muy ligado también a la tierra y sus tonalidades. Úsalo para dar vida a una pared. ¿Sus combinables? Mucha madera y blancos y amarillos para que le aporten luminosidad.

Mesa de acero lacado y teca de Pilma, sillas de Kave Home, lámparas de techo de Santa & Cole y espejo de Taimo.
comedor-en-madera-con-pared-en-color-verde-y-estanteria-00510076. Muy veraniego

32.

Muy veraniego

Como color de verano para el comedor, otra propuesta en verde para pintar una o varias paredes. Los tonos que nos gustan para recrear este efecto, en una intensidad pastel, son Surf Spray de Pantone (144807) y Green Lily (13-6107). Tonos tierra, maderas, negro (para los que buscan un estilo más contemporáneo), amarillos suaves…

Comedor de la influencer María Fernández-Rubíes con mesa de Maia Home y aparador y espejo de Zara Home.
00511448 O. Azul intenso con naranja y amarillo

33.

Azul intenso con naranja y amarillo

Esta mezcla de colores resulta dinámica y tan veraniega… La segunda opción para pintar las paredes del salón es este azul intenso 17-4328 de Pantone, denominado Blue Moon. En la gama del color del año Classic Blue aunque más rebajado. La nota dinámica está reservada para los complementos en naranja y amarillo.

Sofá y butacas diseño de Sube Interiorismo realizados a medida en tapicería Deco Lur Sofá. Mesa de centro de Ethnicraft, mesa auxiliar en Bazar Decoración y librería baja diseño del estudio también.
Classic Blue: cómo combinarlo

TENDENCIAS

Classic Blue: cómo combinarlo

 

00511530. 1. La luz del blanco roto para las paredes del salón

34.

1. La luz del blanco roto para las paredes del salón

Empezamos por el salón, pero vamos a repasar comedor, cocina y dormitorio principal. El primer color de verano que te proponemos para pintar y decorar esta estancia principal de la casa está inspirado en la luz. En las paredes un blanco roto Tofu 11-4801TCX que dará luminosidad y sosiego. Sobre él puedes "colorear" con pinceladas sutiles en cualquier color. Nos gusta esta mezcla: azul piedra y coral, similar al Living Coral.

Sofá y puf de Lovely Home, puf pequeño redondo en Muy Mucho, butaca en La Maison y lámpara de pie y alfombra en Matèria.
salon verde 00480523. Con dos tonalidades de verde

35.

Con dos tonalidades de verde

Si tu salón cuenta con dos ambientes y quieres diferenciarlos, mira cómo lo ha solucionado la interiorista Meritxell Ribé, de The Room Studio en esta vivienda. La zona más social, en torno al sofá, se pintó de un verde claro para captar la máxima luz posible mientras que en el rincón de lectura, frente a la chimenea, se optó por un tono más oscuro, un verde musgo, que le da intimidad y profundidad. ¡La conexión y el equilibrio es total! ¿Quieres saber cómo la pintura cambió el resto de la casa?

Salón con sofás beige y cojines en verde y azul, mueble decapado en verde agua, espejo y mesa de centro con detalles en cristal. Mueble vintage en verde agua

36.

Mueble vintage en verde agua

Quieres alegrar tu salón en el que predominan los tonos neutros ¿y no sabes cómo?Muy sencillo. Utiliza textiles, objetos decorativos o muebles subidos de tono. En este salón, por ejemplo, se han colocado sobre los sofás unos cojines en verde turquesa que lo dinamizan y, entre ellos, un mueble decapado en verde agua que le da un toque vintage súper fresco. ¿A qué te gusta?

Salón con vitrina pintada en verde. Efecto sorprendente

37.

Efecto sorprendente

Tienes en la cocina una alacena antigua que quieres llevar al salón porque crees que allí lucirá más. Házlo, pero no de cualquier manera. Píntala de un color verde suave: turquesa, menta, helecho... para que contraste con la pared, como aquí. Y si le quieres dar un toque vintage al salón, combínalo entonces con piezas en madera natural, blanco o colores pastel. ¿Quieres saber de otros muebles auxiliares que te pueden ayudar en el salón? Alacena, de Sleeping Company.

Rincón de librería en el salón pintado en verde con sofá. Mejor integrado, imposible

38.

Mejor integrado, imposible

¿Te parece difícil integrar el color verde en tu casa? No lo es. Y si no te lo crees, fíjate de qué manera tan sencilla se ha hecho en este salón: pintando la estantería de obra del mismo color verde menta que la pared. ¿A qué se funde al instante? Si quieres darle un toque elegante al espacio, "combínalo con otros muebles o complementos en tonos negros, dorados o blancos", recomienda la interiorista Elisa López del estudio Zentro Interiorismo.

Semitoma de salón con techo de madera y composición de cuadros en blanco y negro sobre pared verde grisácea. Relajante y confortable

39.

Relajante y confortable

¿Te imaginas tu salón pintado de verde? Si eres amante de la Naturaleza puede que no te parezca una idea tan descabellada. Seguro que lo agradecerás en los largos  meses de invierno cuando el tiempo no invita tanto a salir. En esta salón rústico abuhardillado con vigas de madera en el techo, la pared en verde grisáceo va que ni pintada. Con la luz natural precisa, convierte la estancia en cálida y acogedora. ¡Qué apetecible!

Rincón de salón con mueble bajo con cuadro de perro y butaca en primer plano. Verde, solo en una pared

40.

Verde, solo en una pared

Si quieres llamar la atención de una zona concreta, píntala de un color distinto. Es lo que se hizo en una de las paredes de este salón. Se pintó de un verde grisáceo que le da interés. Para no quitarle protagonismo, equípalo con un mobiliario discreto, como este mueble bajo decorado con un cuadro de la mascota de la casa que focaliza aún más el rincón.

Salón en finca regia con sofá verde y cojines estampados verdes con motivos vegetales_ 00458321b. Un soplo de frescor

41.

Un soplo de frescor

Si piensas que el sofá de tu casa es ese lugar cómodo donde sentarte, relajarte y conversar, te encantará esta propuesta porque invita a ello. En este salón, el sofá tapizado en verde esmeralda se convierte en centro de atención pero ¡ojo! no pierdas de vista a sus compañeros de escena: cojines con estampados botánicos y plantas. ¡Juntos forman el mejor equipo! Sofá, de Ikea con funda de Sofatherapy. Mesa de centro, de Merc & Cía. Butaca de ratán, en Sacum.

Rincón verde en el salón. Rodéate de clorofila

42.

Rodéate de clorofila

¿Y qué mejor que un jardín interior para dar a tu salón el imprescindible toque verde? En este rincón, sentada junto a la ventana con un libro entre las manos y rodeada de plantas, crearás tu ecosistema particular. Apúntate la idea porque es una magnífica forma de convertir tu salón soso en uno de revista.

salón con sofá de terciopelo verde y cojines botánicos. Explosión otoñal

43.

Explosión otoñal

No lo puedes remediar pero te apasionan los colores del otoño: ocres, marrones, púrpuras, verdes apagados... Aprovecha ahora que ese look botánico está en pleno auge y llévalo a tu salón. Fíjate lo bien que conjugan en este de la imagen las diferentes tonalidades: verde limón, verde manzana, verde musgo... ¡Estar en el salón será como dar un paseo por el bosque! 

Sofá de terciopelo, de Miki Beumala. Cojines estampados, de Gaston y Daniela y amarillos, de Filocolore y Lo de Manuela. Láminas impresas sobre madera, de Posterlounge. Plaids, de Teixidors en Bon Vent. Mesa de centro, de Mercader de Venecia.
Salón pared verde y sofá marrón. Tabaco y verde, la pareja perfecta

44.

Tabaco y verde, la pareja perfecta

¿No digas que no casan bien? El tradicional sofá chester de cuero marrón destacará aún más en tu salón si pintas su pared trasera en un verde oasis. En este además se ha decorado con una balda lacada en el mismo color que se mimetiza con la pared. La lámpara de pie dorada y los marcos de los cuadros en madera  logran dar al ambiente un plus elegante y natural, a partes iguales. Buena pista si te preguntas ¿qué colores combinan bien con el verde?

CORTINA VERDE OSCURO. Sofistificado y fresh

45.

Sofistificado y fresh

Puede que la apuesta te parezca atrevida pero elegir unas cortinas en verde eucalipto te ayudará a dar carácter, intimidad y frescor a tu salón. "Elige telas lisas si quieres integrarlas en la decoración o estampadas, si prefieres convertirlas en punto focal", aconsejan desde la firma Gancedo. Aquí, las cortinas se han combinado con tonos verdes más claros, grises, amarillos o neutros para no recargar demasiado el ambiente. Míralo detenidamente y descubrirás porqué el color verde en decoración siempre es un acierto. 

salon-de-finca-regia-en-blanco-con-sofa-en-capitone-tapizado-en-verde -00452030 a57132f5 2000x1665. Un salón muy green

46.

Un salón muy green

¿Tu salón tiene vistas a un jardín y te gustaría que fuera una prolongación del exterior? Lo lograrás si utilizas el color verde como hilo conductor. Es lo que se ha hecho en este, gracias a la presencia de un sofá en capitoné tapizado en un verde intenso —que acompaña a otro blanco— y a sutiles complementos, como el plaid y los arbolitos que parecen cogidos de fuera. ¡El resultado es impactante! Abre las ventanas y dinos dónde estás ¿dentro o fuera?

Salón pequeño paredes pintadas_451974 42a3f2cc. Pequeño y lleno de color

47.

Pequeño y lleno de color

Que tu salón sea pequeño no significa que debas renunciar al color. Si sabes combinar distintos elementos, te quedará perfecto. Un consejo: no sobrecargues el salón con muebles y acdesorios decorativos.

Mesa auxiliar de ratán y alfombra, de Sacum.
salon-comedor-con-sillas-fibras-naturales-y-pared-verde-con-cuadro-de-chillida 469183. Una pared de contraste en verde

48.

Una pared de contraste en verde

Pintar una pared del salón de un color de contraste, como en este caso, es un recurso tan práctico como decorativo. Da color, pero sin resultar excesivo, y además enmarca visualmente el comedor, un recurso muy práctico en salones que comparten espacio con el comedor. 

salon gris 00317205. Blanco y gris, un dúo de moda

49.

Blanco y gris, un dúo de moda

El gris es el nuevo beige, siendo un color neutro de moda que ofrece una amplia variedad de matices, según la incidencia de la luz. Tiene la virtud de encajar tanto en ambientes de corte clásico, como aquí, a los que regala elegancia, como otros más actuales, con una faceta más minimalista. Combinado con el blanco, en este caso para destacar los elementos arquitectónicos, es un win-win

00457287 O. Blanco y negro, siempre elegantes

50.

Blanco y negro, siempre elegantes

Elegante, majestuoso, sofisticado, moderno... El negro puede ser muchas cosas. Cierto que también es oscuridad y si abusas de él puede hacer que tu estancia se vea más pequeña y agresiva. Por eso, combinado con su antítesis, el blanco y con pequeñas salpicaduras de turquesa el resultado es un salón moderno y fresco.

Sofá, butacas, mesa de  centro model Marvel, mesa auxiliar modelo Alice, lámparas y alfombra, todo en El Corte Inglés.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?