Azulejos

1 /258
Baño con espejos redondos 00523144

1.

Pura simetría

Dos lavabos, doble grifería, dos apliques y, por supuesto, dos espejos que duplican el espacio. En este baño nadie estorba a nadie. Y es una prueba de que la simetría es sinónimo de acierto. Estos modelos redondos enmarcados en madera, como el bajolavabo, reflejan las dos tonalidades elegidas para este baño: blanco y madera.

Espejos, de Zara Home. Armario bajolavabo y lavamanos, de Ikea. Encimera, de Silestone. Grifería, de Fantini. Azulejos modelo Opal, de Cifre Cerámica.

 

Baño con azulejos pequeños gresite 00435427

2.

Azulejos

Lo sabemos, da una pereza terrible, pero si quieres mantener el moho y las bacterias a raya, más te vale limpiar a fondo los azulejos del baño y la cocina (sí, los que están fuera de la ducha o la bañera también). Además de tratarse de una cuestión de higiene, también afecta a la estética. Piensa que con el tiempo, las juntas de los azulejos pueden ennegrecerse debido a la presencia de moho y a la falta de limpieza.

baño-con-azulejos-grises-y-espejo-grande-sin-marco-00520102_O

3.

Gris claro en las estancias húmedas

El gris ha ido ganando terreno y, aunque antes considerado un color ‘estirado’ y soso, su amplísima variedad de matices lo han encumbrado a la cima de los favoritos también en baños. Como en este de la foto: el azulejo tipo metro en gris claro y acabado brillo no roba la luz, todo lo contrario: la multiplica.

Lavamamos, modelo Natura Unik, de Roca. Cesto, en Calma House.
Silla Eames

4.

Una cocina de verano

Esta cocina de IKEA sigue la línea del resto de esta pequeña casita cerca de la playa. Blanco y madera se unen para conseguir un toque fresco y muy de verano. La encimera, también de IKEA, junto con las originalísimas lámparas son las artíficies del toque personal y original de esta cocina.

Mobiliario, diseño de la interiorista Esther Mercé con armarios de IKEA. Lámparas de techo y sillas, en Ladies and Gentleman. Encimera, de madera.
baño-con-azulejos-grises-y-espejo-grande-sin-marco-00520102_O

5.

Cómo elegir la forma del espejo de baño

Esta es la cuestión más estética al elegir el espejo del baño. Los redondos aportarán mucho dinamismo y son perfectos para baños de aspecto desenfadado y más juvenil. En cambio, si buscas un efecto elegante, elígelo rectangular y sin marco. Es más sobrio y dejará la responsabilidad decorativa al resto de elementos, como los azulejos, sanitarios o los muebles.

Encimera y lavamanos, de microcemento. Revestimiento cerámico, de Equipe.
baño con azulejos azules en espiga y mampara fija_00523145

6.

Actual y coqueto

"Quitamos la bañera y lo actualizamos. En la encimera pusimos Silestone, igual que en los laterales y separador de la hornacina de la ducha. Cuando puedes 'mover' un poco una pared es un lujo", expone Salvat. Las griferías son empotradas y liberan espacio. Los azulejos, de Cifre Cerámica, y en espiga dan el toque actual. Su acabado brillo aporta luminosidad y amplía este coqueto baño.

Presupuesto

Mueble con dos cajones (238 €)

Lavamanos sobre encimera de IKEA (190 €)

Espejo, en Zara Home (49,99 €/u.)

Encimera de Silestone (190 €)

Grifería empotrada para lavabo (501 €/u.)

Set de ducha de Fantini (967 €)

Mampara a medida (1.517,56€)

Plato de ducha de resina blanca (399 €)

Azulejos de 7,5 x 30 cm modelo Opal, de Cifre Cerámica (600 €

Proyecto

Proyecto: Vera Salvat, Iloftyou

baño con azulejos azules en espiga y mueble de madera_00523144

7.

4. El delicioso brillo del azulejo

La propietaria de esta casa tiene dos hijas mayores que vuelven de visita de vez en cuando. "Buscábamos un resultado alegre y moderno, de tonos neutros para que no cansase, con el espíritu de El Mueble, con ducha y dos lavabos. Eso era fundamental", explica Vera Salvat, de Iloftyou.

Armario bajolavabo y lavamanos, de IKEA. Espejo, de Zara Home. Encimera, de Silestone. Grifería, de Fantini. Azulejos, modelo Opal, de Cifre Cerámica.
lámpara aplique cocina flexo negro 00483032

8.

Lámparas, mejor encastradas, en la pared o de pie

Si cuelgas de un techo bajo una lámpara suspendida, lo único que harás es potenciar esa falta de altura. ¿Cómo lograr entonces que los techos parezcan más altos? Con otras soluciones de iluminación que no ocupen espacio a lo alto, como focos encastrados en el techo, apliques verticales de pared —similares al de la imagen— o lámparas de pie que proyecten la luz hacia el techo.

 

bano con azulejos de color_00501765 O

9.

Pintar azulejos en baño y cocina

Ana Lorenzana recuerda que una de las reformas que más se notan en cocina y baño sin obras es la de pintar los azulejos. "Le quitarás unos cuantos años a su imagen", recuerda. Puedes pintarlos tú paso a paso o recurrir a los servicios de un profesional como Ana que transforma la imagen con el presupuesto que tengas. Para el frente de trabajo de la cocina, también puedes recurrir a placas vinílicas.

00413069

10.

Cómo se alicata un baño paso a paso

Si vas a renovar tanto el suelo como las paredes, lo ideal es empezar por las paredes. Si quieres un resultado óptimo, “puedes empezar colocando la primera fila de baldosas del suelo junto a la pared. Así los azulejos quedarán sobre las baldosas y se evitarán filtraciones de agua hacia el pavimento”, explican desde Leroy Merlin. Si no lo haces así, tendrás que asegurarte de colocar una guía o regla nivelada para tener un buen resultado, dejando el hueco para la baldosa y el ancho de la junta.

Plato de ducha, de Torvisco. Revestimiento, de Decor. Taburete, de Merc&Cía. 
baño con bañera con azulejos azules_00501768_O

11.

¿Cuánto se tarda en alicatar un baño?

Según nos indican desde Leroy Merlin, “depende del tamaño del baño y del tipo de material, así como si es necesario preparar el soporte, reforzar la pared o si el formato de la baldosa o azulejo es de gran formato, que se instala más despacio”. Lo habitual es que un profesional lo haga en unos 3 días.

00426633

12.

Qué necesito para alicatar el baño

Además de los azulejos y las baldosas, hay varias herramientas especiales que vas a necesitar como el cortador de azulejos (hay tiendas que alquilan herramientas), una maza de goma, una llana dentada y otra de goma y un nivel de burbuja, entre las más importantes.

Plato de ducha, de Roca. Taburete, de Maisons du Monde. Alfombra, de Zara Home. Pavimento, de madera, modelo Harmony, de Floover Flooring.
lavabo sobre encimera con griferia empotrada negra_00502083_O

13.

¿Y la fontanería?

“Cada proyecto es totalmente personal y dependerá de muchos factores. Si la vivienda tiene muchos años, conviene revisar las tuberías y cambiar lo necesario para que no haya fugas o roturas después de la obra. También si queremos cambiar algún elemento de lugar, como la ducha, los grifos del lavabo o el inodoro”, explica Mónica Méndez, de Leroy Merlin.

baño con espejo completo 00503822

14.

Cuánto material necesito

“Para las paredes, hay que medir el alto por el ancho de todas y sumarlo. Quita la superficie de la puerta y añade al total un 10% para compensar las piezas que hay que cortar y para quedarte con una muestra para el futuro”, nos explica Mónica Méndez, e-commerce operations de sanitario en Leroy Merlin España. Para saber cuántas cajas necesitas, divide la superficie total a alicatar –más del 10%– por el rendimiento de cada caja. “Para los suelos deberías descontar lo que ocupa la bañera y la ducha, pero como hay que comprar de más, te recomendamos que no lo descuentes y tomes el tamaño de la superficie como referencia”, matiza.

Para las paredes de un baño de 8 m2:

  • Suma la superficie de las paredes:  (4 m x 2,5 m) + (4 m x 2,5 m) + (2 m x 2,5 m) + (2 m x 2,5 m) = 30 m2
  • Descuenta la puerta –también la ventana si la hubiera–: 30 m2 - (2 m x 0,8 m) = 28,4 m2.
Mueble bajolavabo, diseño de la interiorista Paz de Tord.  
mueble-de-baño-con-encimera-de-cemento-y-balda-en-madera-00508442

15.

Tendencias en alicatados para baños

En las paredes triunfan colores fuertes como el verde, azul o gris de la imagen, así como los acabados en brillo potencian la luminosidad y la amplitud. También las formas geométricas, los mosaicos y los relieves, que aportan textura. Los porcelánicos con acabado en mármol vuelven a coger fuerza, gracias a su elegancia y resistencia. Para los suelos, los que acaban en madera dotan de calidez y personalidad. ¿Con cuál te quedas?

Encimera de mármol de piedra gris Zarci con tratamiento abujardado envejecido de Cuxach. Grifería, modelo Pan de Zucchetti. Lavamanos, modelo Cerdeña de BHD, en Instalia.
dilema-deco-cortina-o-mampara-00497972

16.

La elección de la baldosa y el azulejo

Es el elemento que definirá el estilo de tu baño. Y si realmente quieres aumentar la sensación de amplitud visual, elige modelos de colores claros. Elige modelos que sean resistentes y fáciles de limpiar. Para los pavimentos, lo más habitual es gres porcelánico, mientras que para las paredes, hay muchos azulejos cerámicos que te ayudarán a dar estilo a tu baño. Estas son todas las claves para elegirlos

Mobiliario, diseño de Ventura Estudio. Grifería, de Rovira.
cocina-con-frente-decorado 00508556

17.

Instalar baldosas vinílicas en el frente de la cocina

Puede que estés cansado de los azulejos o de la cenefa que se ve anticuada. Una opción es revestir el frente de la zona de trabajo de la cocina con baldosas vinílicas. Es una tarea bastante sencilla, rápida y muy vistosa. Para cubrir un espacio de 70-80 cm de alto y 3 m de largo (el equivalente a un frente en línea de muebles de cocina convencional) resérvate 3 horas.

Lámpara de Parachilna, aplique y baldosas artesanales del frente en Idees Disseny.
baño-bañera-y-mueble-lavabo-doble-en-madera-y-verde-grisaceo-00505256

18.

Pintar los azulejos del baño

Esta tarea es minuciosa. Así que no es complicada pero sí laboriosa. Implica varios pasos que harán que dediques varias horas. Primero limpiar en profundidad, luego aplicar una imprimación sobre los azulejos de la pared y después pintar con la pintura específica, respetando los tiempos de secado de cada capa. Cuenta que en una cocina, en la que pintarás los azulejos que se ven (no los que quedan detrás de los muebles), la imprimación y pintura tarda en secar entre 4 y 6 horas. Resérvate un día entero, empezando pronto.

Equipada para el día a día

19.

Una cocina pequeña equipada para el día a día

La interiorista Paula Duarte, autora de la reforma, ha integrado en la cocina todos los frentes abiertos: cocción, fregadero y almacenaje. El frente de cocción oculta arriba la campana. Bajo la placa, un cajón para los útiles de cocinar y gavetas para las ollas. 

Mobiliario, de melamina con estructura de DM. Muebles, azulejos y suelo, Azulejos Gala. 
detalle baño lavabo sobreencimera con azulejos metro verdosos 00500639 O

20.

Limpiar las juntas de los azulejos de baños y cocinas

Las vaporetas cuentan con diferentes accesorios de limpieza. Estos focalizan el vapor e incluyen cepillos de nylon. Para limpiar las juntas de lechada de los azulejos de cocina y baño, que acumulan suciedad, grasa y moho, usa un cepillo para limpiar con vapor. Aplica el vapor directamente hacia la línea de lechada, frotando con el cepillo con un movimiento constante y pausado.

00438305

21.

Combina papel pintado con azulejos

Decora las cuatro paredes de tu baño con azulejo en la parte baja, a modo de zócalo, y papel pintado en la superior. “Para no sobrecargar el espacio, lo mejor es utilizar un papel monocolor o con un pequeño estampado”, clarifica Maite Martínez. 

Papel pintado, en Stencil Barcelona. Alfombra, en Gra.
Suelo de office con suelo de damero 00497574

22.

La suciedad se ve por igual

En cuestión de suciedad, tenemos un empate clarísimo. Tanto se ve en los suelos muy claros como en los más oscuros. Para evitarlo es mejor apostar por un tono intermedio, así, si te gustan los suelos claros, lo ideal es quedarte con un tono roble o grisáceo, y si te gustan oscuros, con un gris ceniza o uno que tire a nogal. 

Mesa, de Ikea. Papel pintado, de Ashford. Proyecto de María Santos.
Cocina con suelo de azulejos pentagonales 00442282

23.

El equilibrio perfecto

Un suelo ni muy claro ni muy oscuro siempre es un acierto cuando no sabes por qué tonalidades decidirte y busques tanto la luz como la practicidad. Los nuevos hidráulicos que combinan colores o de estampados vintage son una solución de tendencia.

Mobiliario, diseño de los arquitectos del espacio, Nook Architects. Taburetes, en BoConcept.
00483237 O

24.

Pinta los azulejos

Si mantienes en tu cocina los azulejos de cuando se construyó la vivienda, seguramente estén un poco pasados de moda. Y meterte en una obra se te va de presupuesto y tiempo. Entonces, ¿por qué no los pintas? Hay pintura especial para azulejos que te ayudará a renovar completamente tu cocina o tu baño. 

limpiar-juntas-azulejos-00501740 O

25.

En la limpieza de las juntas… ¡usa un cepillo!

Con un cepillo pequeño, sirve un cepillo de dientes antiguo, siempre ayudarás a que el producto limpiador o la mezcla penetre más y consiga arrancar más suciedad. Basta con que las cerdas no sean demasiado duras para no arañar el azulejo o dañar su brillo. Aquí tienes otros trucos de limpieza…

00500637 O

26.

Usa lejía para desinfectar

Mezcla la lejía con agua caliente y aplica sobre las juntas sucias. Cualquiera de los remedios que te proponemos en este artículo para blanquear las juntas puedes aplicarlo directamente con una bayeta o paño sobre la junta -más cómodo si usas un pulverizador- o usar un cepillo pequeño para desincrustar. Lograrás frotar en la zona y será más afectiva la limpieza.

Grifería y lavabo de Duravit, mosaico hidráulico y baldosas de Neocerámica y mueble bajlavabo diseño de la decoradora Natalia Gómez Angelats.
JUNTAS BALDOSAS 00427836 O

27.

Mezcla bicarbonato, vinagre y agua caliente

Esta fórmula es menos agresiva cuando se trata de limpiar las juntas ennegrecidas de los azulejos. Mezcla bicarbonato, vinagre blanco y agua muy caliente y aplica sobre las juntas. Después, pasa un cepillo y frota.

00381810 O

28.

El rotulador de juntas mágico

Si a pesar de haber aplicado algunos de estos trucos, las juntas de los azulejos no están tan blancas como te gustaría, una vez limpias como hemos indicado pinta las juntas con un rotulador específico para la tarea. Es fácil porque será como repasar las líneas.

 

00426619

29.

Usa blanqueadores para las juntas

Antes debes limpiar bien suelo o pared con agua y lejía y dejar secar complemtamente. Luego aplica el producto específico para blanquear las juntas. Suelen incorporar esponjas o pinceles específicos que te ayudarán. Se trata de productos que colorean y que se aplican directamente sobre las juntas. Se dejan secar al menos 30 minutos (o lo que indique el fabricante) y las juntas quedan como nuevas.

 

00426633

30.

Puedes usar la vaporeta para limpiar las juntas de los azulejos

¿Tienes una? Pues conseguirás mejores resultados aún para esas juntas ennegrecidas en exceso (en la zona de la bañera o ducha, por ejemplo). Aplica cualquiera de los remedios que te damos y potencia el efecto de los productos usados limpiando con vapor a presión sobre la junta. Esto es para casos extremos, pero si es el de los azulejos de tu cocina o baño, ¡funciona!

Plato de ducha de Roca, taburete de Maisons du Monde, alfombra de Zara Home y suelo de Floover Flooring.
00426634

31.

Productos caseros contra el moho

El agua oxigenada acabará con el moho que se crea en algunas zonas junto a la bañera o ducha y que ennegrece las juntas de los azulejos. Se aplica directamente y solo tienes que frotar con un estropajo o cepillo. También funciona el vinagre blanco contra el moho. Déjalo actuar unos minutos sobre la junta y luego limpia. A continuación te dejamos unas mezclas (caseras) magistrales.

Semitoma de zona de fuegos con campana blanca_ 00427839

32.

También puedes usar amoniaco y agua caliente

Es la mezcla perfecta para acabar con la grasa de las juntas de los azulejos de la cocina. El amoniaco arrancará la suciedad más incrustada mientras que desinfectas. Abre las ventanas y limpia las juntas con un cepillo y esta mezcla.

Fuegos de Electrolux, horno de Bosch y campana modelo Sweet de Élica.

33.

Y con una vaporeta: azulejos limpios en un plis

¿Tienes una vaporeta? Ideal. Es uno de los métodos más rápidos y sanos de disolver la grasa fácilmente. Dale a los azulejos con la vaporeta y luego, con solo pasar un paño, darás brillo sin esfuerzo.

Mesa de madera, en El Viejo Almacén Antigüedades. Sillas, en Crisal. Papel pintado y estores, en Tapicería Toral. Lámpara de techo, en Susaeta Iluminación. De Natalia Zubizarreta.

34.

Azulejos ultrabrillantes con talco

Primero elimina los restos de grasa con una mezcla de vinagre blanco, agua y un chorro de limón. Pulveriza las paredes con ella, frota y seca bien con un paño limpio. Luego, con un trapo de algodón, aplica polvos de talco sobre los azulejos. Verás el resultado: mucho más brillo de forma natural.

Armarios de cocina, de Fusteria Catot. Encimera de haya alistonada y lámpara de mimbre, de Maisons du Monde. De Marta Prats.

35.

¿Y qué se puede hacer con las juntas?

Moja un cepillo de dientes en agua y lejía, y frótalas bien. En un abrir y cerrar de ojos, desaparecerán las antiestéticas y poco saludables manchas negras.

Muebles recuperados con pintura Unilac de Titanlux. Lámparas de hierro, de Sacum.

36.

Con un periódico... ¡azulejos perfectos!

Con un periódico. Moja un trozo de papel en medio vaso de agua y vinagre, frota los azulejos y luego, pasa un paño mojado en agua.

Mobiliario, de Meine Kutchen. Revestimiento modelo Patch, en Vía Cerámica. Electrodomésticos, de Bosch. Cocina proyectada por Pia Capdevila.

37.

2. Un lavadero en orden con armarios cerrados

La interiorista Blanca Tey convirtió un cuarto pequeño junto a la cocina en despensa y lavadero. Aquí, lo prioritario era guardar y no hay cestos, sino armarios. Blanca ocupó todo el espacio disponible con armarios donde almacenar no solo la ropa sucia y la planchada, sino también la ropa blanca de casa. 

Muebles hechos a medida, diseño de Blanca Tey. Cesto y jabones, de Debany. Encimera de mármol veteado.

38.

Organizado y bonito, ¡por supuesto!

Hacerlo bonito es hacerlo más agradable. Aquí, los azulejos de sirena le dieron máxima actualidad; el color verde, serenidad y los toques del fregadero y la grifería, el punto british vintage.

Grifo modelo Retro-Tres 360º de Tres Grifería. 

39.

Mosaico hidráulico y azulejos pequeños, la pareja ideal

Un espacio como este baño con suelo de mosaico hidráulico (este es un gres porcelánico que lo imita) pide un azulejo que lo acompañe bien. Y nada mejor que piezas pequeñas, de color liso, para darle protagonismo al dibujo del pavimento. 

Lavamanos mod. Sofía, de Roca. Grifería mod. Retro-Tres, de Tres. Toallero, de Matèria.

40.

¿Azulejos grandes? Hasta el techo

Si son cálidos y con junta rectificada como estos, quedarán muy bien porque protegerán a la vez que harán el espacio más acogedor, como si fuera piedra recubriendo las paredes. 

Mobiliario, diseñado por Ona Barnet. Alfombra, de Flamant. Espacio decorado por Pétit Côté Decó.

41.

Azulejos grandes y alargados: más espacio

Y más calidez sobre todo si se trata de azulejos que imiten la madera. Cualquier pieza colocada de tal modo que cree franjas horizontales, hará crecer esa pared a lo ancho y no parecerá un espacio abigarrado. 

Ducha revestida de Silestone Zeus Extrem. Plato de ducha, de resina. Armario bajolavabo diseñado por Sacum. Espacio decorado por Marta Tobella.

42.

Azulejos grandes para equilibrar el espacio

Si la estancia tiene los techos muy altos, la colocación de las piezas puede conseguir reequilibrar el espacio. En este caso, las piezas grandes, colocadas apaisadas, ayudan a que el baño se vea mejor. 

Revestimiento, pavimento y encimera, de mármol travertino. Grifería, de Hansgrohe. Espejo, de Cachemir. Alfombra, en Ikea. Mobiliario, de Carpintería Quintero Guerra.  

43.

Los azulejos grandes amplían

Sobre todo si tienen junta rectificada. La borada entre piezas no se percibe y esto crea el efecto de ser una superficie continua, y una superficie continua siempre crea la ilusión de que la superficie es mayor de lo que es en realidad. Si, además, son azulejos con brillo como estos, la sensación de amplitud es más grande.

Azulejos que imitan el cristal, de Porcelanosa. Mobiliario, de Ideas Cocina. Horno, de Balay. Campana, de Cata. Encimera, de Silestone. Decoradora: Cristina del Valle.

44.

¿Tamaño medio? Depende...

Hoy, o se llevan las piezas pequeñas o las grandes sin casi juntas. Los tamaños intermedios déjalos para otra reforma. A no ser que creen patchworks como este, que también continúan siendo una opción de tendencia. 

Mobiliario, de Meine Kutchen. Revestimiento, mod. Patch, en Via Cerámica. Electrodomésticos, de Bosch. Cocina proyectada por Pia Capdevila. 

45.

Azulejos pequeños para cocinas abiertas

En una cocina abierta al salón comedor, los azulejos pequeños son una buena opción. Puedes colocarlos solo en el antepecho y pintar el resto del espacio para que las diferentes estancias se integren mejor. Si eliges los azulejos del mismo color que la pintura, el efecto será mucho más armónico. 

Mesa extensible, mod. Bjursta, y sillas, de Ikea. Lámparas, de Artikel. Encimera, de mármol negro, de Naturamia, en Marbres Masó. 

46.

El clásico azulejo cuadrado triunfa

Si tu cocina todavía tiene unos azulejos pequeños y cuadrados, como los de la época de nuestras abuelas, plantéate dejarlos, sobre todo si te gusta el estilo vintage. Se llevan muchísimo, y puedes acompañarlos incluso de una cenefa, como hizo aquí Natalia Zubizarreta.

47.

Azulejos pequeños para estilos rústicos

Lo pequeño remite a lo artesanal, de ahí que revestir las paredes de baños y cocinas rústicos con azulejo pequeño sea una muy buena idea. Si además, son piezas con color, será una selección redonda.

Mobiliario, mesa, taburetes y lámparas, diseño de Cristina Gámiz.

48.

Desventajas de los revestimientos adhesivos

Hasta hace relativamente poco tiempo se consideraban como “el patito feo” de los revestimientos. Su apariencia se percibía como demasiado artificial y de baja calidad. Gracias a las nuevas tecnologías aplicadas a su producción, las baldosas adhesivas se han posicionado como una alternativa atractiva. 

49.

Un material para cada habitación

Las mallas decorativas adhesivas pueden estar compuestas por teselas de un solo material o una combinación de diferentes tipos, como piedra, cerámica, fibra de vidrio, acero, madera… Según el tipo de estancia donde quieras colocarlas deberás escoger un material u otro. Puedes encontrar una gran variedad en establecimientos como Leroy Merlin o Smart Mosaic

50.

Las baldosas adhesivas no necesitan cola

Tanto los vinilos adhesivos como las mallas decorativas son autoadhesivos. Por lo que no necesitan cola ni ningún otro material adherente, sino que basta con despegar su parte posterior y engancharlos como si fueran una pegatina o un vinilo decorativo de pared. ¡Así de fácil!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?