Arrimaderos

51 /144
Recibidor con arrimadero, colgadores, alfombra y marcos de madera

51.

Mix de perchas y marcos

En lugar de pintar las paredes en dos colores, puedes combinar pintura con  revestimiento de madera, como se ha hecho en esta imagen. La intención es la misma: dar una finalidad a cada zona. La parte del friso con perchas para colgar abrigos cumple una función práctica mientras que la composición de marcos de madera en la parte lacada es el elemento estético. 

00506950

52.

Puertas: pintar o decapar

pasillo-con-arrimadero-con-papel-pintado-y-cuadros -00451601 d1642c76

53.

Un friso empapelado

Si en tu casa no echas en falta almacenamiento extra, aplica la máxima de "menos es más" y deja tu pasillo estrecho desahogado. Este, muy minimalista, solo se decoró con un friso de papel pintado y se remató con una moldura decorativa hasta media altura. En la pared superior, pintada de un suave gris, se dispusieron una serie de cuadros a ambos lados que cumplen a rajatabla el principio de simetría.

Proyecto de The Room Studio. Papel pintado, de Vescom. Cesto, de Sacum.

 

comedor-decorado-colores-veraano 00501727 O

54.

Azul menta muy muy suave y neutro

Esta idea para pintar el comedor te va a gustar: crea un zócalo o arrimadero en la parte inferior de la pared con molduras (tan de moda) y píntalo en un tono que destaque del resto del frente aunque sin marcar demasiado. Propuesta: un azul grisáceo mint muy apagado (Ether 14-4506) y blanco roto con un matiz rosáceo (Gardenia 11-0604). Con esta base, los colores combinables están en la gama de los tierra más fuertes o azules. El amarillo mostaza es para los que buscan romper acertadamente su neutralidad.

Mesa de comedor Heerenius, sillas de Carl Hansen y lámpara de techo de Los Pro.

 

bano reformado estilo clasico con molduras_00483212

55.

Con molduras en la pared

Por su riqueza de matices y materiales, esta foto de baño reformado no podía faltar en la selección. Destaca el zócalo o arrimadero creado en la pared con molduras (las encontrarás muy similares en Orac Decor), el papel pintado de la parte alta y el mueble con frentes decorados también con molduras en un tono gris.

Mueble de Ibirrinaga Cocinas y Baños, suelo de Bilbu Cerámicas, lámpara aplique de Maisons du Monde, lavabo en Leroy Merlin, taburete en El Viejo Almacén Antigüedades, papel pintado de Thibaut en Tapicería Toral.
comedor-pequeño-con-cocinba-abiera-00508552

56.

Arrimaderos altos para la pared del comedor

Tanto si tienes sillas como si tienes un banco, un arrimadero en la pared del comedor es tan práctico para proteger la pared que casi diríamos que es imprescindible. Si es alto, como en este caso, lo podemos rematar con un pequeña repisa donde apoyar cuadros. 

Mesa de sistema Midi de MB, sillas de Federiccia en Idees Disseny, como la lámpara de techo.

 

Dormitorio con cabecero de madera recuperado_00511539 O

57.

Un antiguo arrimadero recuperado

La decoradora Lara Pujol reconvirtió este arrimadero antiguo, que ya no tenía cabida en este piso, en un cabecero personalísimo tras su restauración. Personalidad y tradición. 

Cabecero de roble restaurado por Tocat pel Vent. Apliques Olaf, de Faro Barcelona. Alfombra, de Tejidos Noel. Mesitas de noche, en Matèria. Banqueta, en La Maison. 
color pantone classic blue pared dormitorio con arrimadero alto de madera 00390674

58.

Combina y compensa la madera

Como puede pecar de demasiado oscuro o denso como color único, aquí lo vemos combinando con la madera, a la que le podría pasar exactamente lo mismo. Se compensan.

Cabecero de capitoné con tela de Designers Gild, igual que las banquetas. Mesita de noche, modelo Nordic de Ethnicraft y lámpara de techo de Arturo Álvarez.
cocina-con-office-en-gris-y-blanco-00500957

59.

Fondo oscuro, estor blanco

¡También vale! En el office de esta cocina ha sido la opción escogida por las decoradoras. Se buscaba el contraste y, sobre la parte superior de la pared pintada en gris oscuro, destaca el arrimadero en color blanco y la ventana con perfilería y estor de lamas en el mismo color.

Cocina proyectada por Deulonder Arquitectura Domèstica para Casa Decor 2019. Encimera porcelánica de Calacatta Smooth Stone y grifería de Dornbracht.
dormitorio-estilo-romantico-con-ropa-de-cama-en-neutros-y-rosa-00508333

60.

Blanco, rosa y muchas flores

Con textiles en la ropa de cama en tonos claros y luminosos darás luz a un dormitorio oscuro. Las flores ponen la tona romática, femenina y tamién country, si las usas en pequeño tamaño. Fíjate cómo cambia la estancia respecto al ejemplo anterior. Cuando los textiles aporten estampado es importante reservarlos solo para la cama o para las cortinas pero no en ambos elementos.

Ropa de cama de Privalia.
dormitorio en tonos rosas y verdes con banco 00486917 O

61.

Femenino y vital

Respecto al anterior dormitorio solo desaparece la ropa de cama y el banco al pie. El truco para actualizar la decoración es elegir textiles en color (sigue la regla del 60/30/10 para acertar en su combinación) para vestir la cama y cambiar el banco por unas banquetas de diseño ligero y líneas suaves. No olvides este truco: renueva tu lamparita de noche con otra pantalla.

Mesita de noche y lámpara de Little House y banquetas de Zara Home.
Pasillo con paredes color chocolate y arrimadero blanco_ 00371166

62.

Combina materiales y papel

“Da juego a tu pasillo y combina materiales o papeles pintados para crear ritmo. Huye de las paredes largas pintadas en un color liso”. Mónica Diago. Un profesional te cobrará entre 12 y 18 €/m2, papel pintado aparte.

Arrimadero realizado por Totpint con un tejido de Elitis.
arrimadero con lamas en cabezal de la cama 00466613

63.

Efecto arrimadero + cabezal: 3 trucos en uno

Cuando nos encontramos con una habitación pequeña y estrecha -como muchas- convertir la pared en un cabezal suele ser una buena estrategia: creamos un centro decorativo en la habitación y nos ahorramos una pieza de mobiliario que nos permite colocar las mesitas. Pero si esa pared es un arrimadero como este, con la raya horizontal conseguimos ensancharla. Además, como el resto de la pared y el techo son del mismo color, parece más alto y amplio.

Arrimadero realizado con lamas de Bervic y mesitas de Maisons du Monde.
comedor con arrimadero blanco y parte de arriba oscura 00438264

64.

Efecto arrimadero blanco

Cuando un arrimadero recorre toda una estancia, se evita de golpe la sensación de paredes desnudas y de vacío. Decora sin perder espacio, sin necesidad de poner muchos muebles y cuadros. ¿Te imaginas lo soso que sería este salón sin él? Además, el color blanco hace que destaquen las pocas piezas que hay y que el espacio sea más luminoso y ancho.

Sillas de Vinçon, mesa de Cado, mantel de La Maison y lámpara de pie de Sacum.
salon con espejo, estores y arrimadero00480718

65.

Efecto falsa ventana

Un espejo es como una ventana. Engaña nuestros ojos, repitiendo todo los que refleja, multiplicando por dos el espacio y la luz. Si además tiene un marco y cuarterones, puede funcionar como una "auténtica" ventana.

Sofá, mesa de centro, espejo mesa y sillas de Cotton et Bois. Puf de Sacum. 
colgadores-entrada 00368507 O

66.

Tarea para el día: cambio de look para el recibidor

Reserva un día de la semana para transformar tu recibidor: combina dos colores en la pared a modo de zócalo. Pinta de azul (bote de Bruguer 2,5 l de pintura plástica, 18 €) la parte inferior hasta 1,10 m de altura y de blanco el resto y coloca una moldura decorativa de madera (5 €/2,40 m) en el encuentro. Completa el recibidor con un banco, unas cestas para organizar los zapatos (en Ikea 39,99 € y 10 €, respectivamente) y varias perchas en la pared (5 € en Zara Home).

Colchoneta de Natura Casa y colgadores de Deco&Co.
00438262

67.

Arrimadero para la pared

Decora con guiño rústico y protege la parte inferior de la pared de roces y golpes. Este de listones de madera de abeto en color blanco lo encontrarás en Leroy Merlin (11,45 €/m2).

Sofá y estores en Matèria, mesa de centro en Becara, lámpara de pie en Sacum y alfombra en Francisco Cumellas.
00483212

68.

Un zócalo con molduras en la pared

¡Una idea deco para el baño con estilazo! Crea un zócalo o arrimadero en la zona inferior de la pared con molduras, así la pared estará protegida y podrás usar revestimientos diferentes a los azulejos.

Mueble de Ibirrinaga Cocinas y Baños, suelo de Bildu Cerámicas, aplique de Maisons du Monde. Lavabo en Leroy Merlin y papel pintado de Thibaut en Tapicería Toral.
Pasillo con arco en piso antiguo con papel pintado y arrimadero

69.

Papel pintado + arrimadero = clase

La reforma priorizó respetar el estilo del piso porque las molduras y los arcos le daban una belleza única. “Los jóvenes tenemos mucho miedo al clásico porque lo asociamos a nuestros padres, a casas pesadas, pero puede ser así: ligero y luminoso”, dice. ¿El truco? Lacar en blanco carpinterías y arrimaderos, comunicar espacios y buscar el contraste con piezas como las lámparas industriales.

Papel, de Elitis. Sofá, de Atemporal. Mesita, de Crisal. Lámpara, de Other Lamps. Ramas verdes, de Goya Floristas.
 Dormitorio infantil en buhardilla en rosas

70.

Una habitación happy y serena

"En la habitación de las niñas, hay un cabezal realizado en madera de encofrado pintado. Los armarios y el suelo de las niñas también eran de color de pino naranja, como el resto de la casa. Los armarios los lacamos para actualizarlos. Y el suelo también lo lijamos y lo pintamos de color lino", recuerda la interiorista.

Arrimadero de madera, de Fusteria Cerdà. Lámpara, de Faro. Plaid rosa y cojín beige, de Filocolore.
010 DSC2213-2

71.

Un comedor natural

Si nos giramos hacia el comedor se aprecia más claramente los cuarterones y el cambio de tonos en el arrimadero. Y el gusto por la madera de roble, aquí lo apreciamos más en el suelo, desnudo, sin alfombras, y en los muebles en su versión más natural. También se repite la librería a medida. Es gemela a la que encontramos en la zona de estar. Ambas flanquean la salida a la terraza y esconden el sistema de calefacción.  

Mesa de Heerenius y sillas CH24 de Carl Hansen. Plaid de Materia. La lámpara es de su antigua casa. 

Disttribuidor con librería y arrimadero y papel pintado

72.

Un distribuidor decorado con papel pintado

Una pared empapelada poco más necesita. El papel consigue decorar tanto como el mejor cuadro. Combinado con un arrimadero, genera calidez. 

Pavimento de parquet de roble natural de Winco, en Studio Parquet. Mobiliario lacado en blanco, diseño de Meritxell Ribé-The Room Studio.

73.

De paso, una consola

Aprovecha la zona de paso que acostumbra a ser una de las grandes olvidadas en cuanto a decoración pero también a funcionalidad y coloca una consola. Sobre ella, una lámpara de sobremesa ofrecerá una luz tenue y acogedora. Verás qué cambio. 

Consola de Oficios de Ayer, arrimadero con papel pintado de Seoana y espejo y lámpara de Sandra Marqués.

74.

Junto al arrimadero

Aunque un arrimadero decora por sí solo (y protege las paredes) puedes poner una consola que combine y de este modo conseguirás aportar elegancia al recibidor.

Alfombra de Kp; Consola en Oficios de Ayer; mesa vilador de Raffles Style; lámpara de Jardin d'Ulysse en Estudio Mónica Garrido; banco de Amadeus, cojines de Laura Ashley y Cortinas de Pepe Peñalver.
Apliques para pasillos muy largos

75.

Apliques para pasillos muy largos

Los apliques son un clásico para iluminar y van perfectos para iluminar pasillos largos con techos altos, ya que los acortan visualmente. Colócalos de manera que no queden zonas con sombra para evitar el efecto "boca de lobo". Espacio decorado por Marta Negra.

comedor con arrimader en la pared

76.

Un arrimadero alistonado

Es una opción que da un toque country y muy acogedor a la estancia, y a la vez decora y protege las paredes. En cualquier zona de paso es apropiado, también en habitaciones infantiles o en comedores y offices, como aquí, donde es fácil que las sillas rocen las paredes. Un truco: si colocas las lamas en vertical, como aquí, alargarás visualmente las paredes. En horizontal, ensancharás la habitación.

baño paredes papel y arrimadero

77.

Una decoración de pared muy trabajada

Papel pintado, molduras y arrimadero. Varios elementos decoran las paredes de este baño. Trabajadas y enriquecidas, sin duda son las protagonistas. Todos los elementos en la misma gama de colores. Es un ejemplo de cómo decorar un baño puede transformar el espacio por completo.

habitacion infantil pared decorada arrimadero

78.

Un arrimadero que decora y protege

Confeccionado con tela y rematado con un listón de madera, este arrimadero no solo decora la pared y da un extra de calidez a la habitación de los niños, sino que la protege de golpes y roces. 

salon estilo clasico con pared con arrimadero

79.

Pared decorada con arrimadero textil

Está confeccionado por Totprint con un tejido de Elitis que le da una apariencia de moldura clásica que encaja a la perfección en este salón. Es otra forma de decorar las paredes. Además, es una idea perfecta para aislar la zona térmica y acústicamente: no olvides que los textiles aborben los ruidos.  

salon comedor con arrimadero en la pared

80.

Unos 500 €: coloca un arrimadero

Es decorativo y además protege la parte baja de las paredes: puedes crearlo con papel pintado, pintura o instalar un arrimadero de lamas de PVC con relieve como las de la serie Element 3D de Grosfillex (24,95€/m2).

81.

9. Para guardar abajo y arriba

La decoradora Gisela Grande ha utilizado la pared más larga de la habitación para colocar dos camas seguidas solo separadas por una columna con estanterías. Un arrimadero protege la pared y a la vez, crea un rincón más abrigado y acogedor para dormir. Alfombra, en Lorena Canals.

 

82.

8. Versión reducida

La librería de madera empotrada es perfecta cuando de ahorrar espacio hablamos y lo más original de este dormitorio es que, en lugar de cabecero, tiene un arrimadero con repisa que le sirve para dejar lo básico y, a la vez, para proteger la pared de roces.

83.

Rodeado de madera

En este otro plano del dormitorio anterior puedes contemplar lo que encontramos en la pared contraria: un escritorio en "L" hecho a medida, realizado por Grup Escrivá Interios. Observa cómo el cabecero continúa en forma de arrimadero al llegar a la zona de trabajo.

84.

Una balda en lugar de mesita de noche

Cuando no hay espacio para colocar una mesita de noche junto a la cama, sustitúyela por una balda corrida a lo largo de la cama o una estructura que proteja la pared de los roces y ofrezca algo de almacenaje. La tapa superior servirá para apoyar el despertador y la lámpara de noche.

85.

¡Visten tanto un salón!

Y pocas palabras bastan para ver esta evidencia. Un salón con mitad arrimadero, mitad papel pintado se vuelve cálido y acogedor al instante. Si usas un tono claro para la parte inferior, darás luz y amplitud a la estancia. 

86.

Hasta en el baño

Los arrimaderos son aptos para todas las estancias de la casa, incluso el aseo. Le dan un aspecto más cuidados y si se pintan con pintura antihumedad, son resistentes y duraderos. 

87.

Funcionan como cabecero

Protegen todo el perímetro de la habitación y si se trata de un dormitorio, ya no te hará falta cabecero, porque el mismo arrimadero funcionará como tal. La pared posterior de la cama libre de antiestéticas rozaduras y, encima, con un aspecto acogedor. 

88.

Un arrimadero que sirve de apoyo

Además de jugar con su color, puedes experimentar con su altura y llevar el arrimadero tan alto como quieras. En este caso, el friso que lo remata sirve para apoyar un reloj, pero también podrías apoyar algún cuadro sin tener que agujerear la pared. 

89.

En el cuarto de los niños, ¡imprescindibles!

Echa un vistazo a la pared de su cama y te darás cuento lo necesarios que resultan los arrimaderos en los dormitorios infantiles. Manotazos, rozaduras, manchas indescifrables... Si tienes un arrimadero, pasas un paño y listo. 

90.

Buenos delimitadores

Además de adaptarse a todo tipo de superficies, lisas o curvas, los arrimaderos pintados de un tono diferente del resto de la pared son capaces de delimitar zonas visualmente, como pasa en esta escalera, cuyos peldaños compartes color con el arrimadero en curva. 

91.

Busca tu estilo

Si bien es cierto que este tipo de piezas se relacionan con un estilo decorativo clásico, existen en el mercado opciones para todos los gustos. Decapados para ambientes rústicos, con relieves y molduras para espacios románticos o lisos y blancos completamente para dar un aire más actual. 

92.

Un arrimadero en la entrada

Son la mejor carta de presentación en un recibidor. En esta zona de la casa dan estilo y sirven para evitar las típicas rozadoras causadas por colgar chaquetas o bolsos y zapatos en la parte baja de la pared. Si lo pintas del mismo color de la puerta, como aquí, el efecto de continuidad es total. 

93.

Un clásico del pasillo

Los arrimaderos son todo un must en pasillos de casas o pisos señoriales. Los puedes encontrar en variados diseños y colores, con más o menos molduras y relieves, que marcarán el espíritu de tu zona de paso. 

94.

Su esencia, proteger las paredes

Además de su uso más típico, puedes añadirle otras funciones como en esta cocina, donde se han clavados ganchos en el arrimadero para colgar los trapos y así tenerlos a mano. Visten y protegen, ¿qué más se puede pedir?

95.

Más cálido y recogido con un arrimadero

La madera crea un marco y consigue dotar al office de un rincón propio a pesar de que se encuentra en un espacio donde la cocina es la protagonista.

Mesa y sillas, en India & Pacific. Lámpara de techo, en Maisons du Monde. Alfombra, en Sacum. Office proyectado por Marta Prats.

96.

Con papel texturado

El respaldo del banco se ha revestido con papel pintado texturado para darle más confort. El listón en horizontal refuerza el look de respaldo. Proyecto de Gisela Grandes. Y otra idea muy decorativa: la mezcla de sillas de distintos materiales. Personalidad y dinamismo.

97.

Tostados acogedores

Recuerdan al café, a la madera, al relax y se asocian al aire libre, a lo natural y sencillo. En decoración, es un color cálido acogedor y transmite sensación de hospitalidad, creando un ambiente estable, protector y seguro. Combinado con blanco gana la luz y el brillo que le faltan.

98.

Que no te falte un arrimadero

Es perfecto para el office: decora y crea 'hogar'. Además, remarca el espacio, protege las paredes y, en función de su altura, puede hacer que el techo se vea más alto. Si además lo rematas con un listón, puedes usarlo como una mini repisa para los cuadros.

Mesa, silla y lámpara de techo, de Coton et Bois.

99.

26. Paredes partidas: los zócalos

Los clásicos arrimados en blanco son un seguro para la luminosidad de un espacio, pero también nos los podemos imaginar al revés. Si ponemos color en la parte baja y el blanco se junta con en techo, la sensación de luz es mayor. Pintar siempre los techos de blanco es una costumbre muy acertada.

100.

35. Zonas oscuras: soluciones para pasillos

Son espacios difíciles de decorar y de iluminar. Siempre se agradece que les llegue luz desde el salón o de algunas de las habitaciones y que estén pintados en blanco o similar. Aquí los arrimados son casi de uso obligado para evitar rozaduras en zonas de tanto paso. En blanco mejor que mejor. 

Consola de Villalba, lámpara de sobremesa de Oficios de ayer y la de techo de Villa Victoria. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?