PATROCINADO

Tu césped artificial impecable, sin esfuerzo

Deja de preocuparte y disfruta del mejor espacio de tu casa: el jardín

Actualizado a

Terraza con césped artificial

Si sufres cada vez que tienes que dejar salir a tu perro a correr por el césped artificial o se acerca la fecha de cumpleaños de tu hijo y sólo piensas en niños con refrescos, muffins pegajosos y confeti, te vamos a explicar una serie de trucos, para que tu césped artificial se mantenga perfecto sin que a ti te cueste tiempo extra y dolores de espalda.

¿Qué necesitas para mantener tu césped artificial como el primer día?

Como sabes, en el mercado existen diferentes tipos de césped artificial, con distintas calidades y pensados para ambientes muy variados. Pero, lo cierto es que todos precisan de una serie de cuidados para que no pierdan su apariencia y se mantengan limpios, sobre todo el jardín de tu casa.

1. Peina y barre el césped con regularidad

Es importante eliminar cualquier resto de materia orgánica, polvo y suciedad y recuperar el aspecto homogéneo del jardín. Para ello, dispones de peinadoras-barredoras de césped artificial muy eficaces como las Roll&Comb de Garland, que se encargan de limpiar y peinar la superficie, ahorrándote mucho trabajo.

Bodegón Garland

2. Riégalo cada cierto tiempo

Para eliminar las manchas profundas y retirar restos de líquidos o barro, es recomendable lavar el césped artificial, una vez al mes o cada dos meses. Riega el césped con una manguera como si fuera un césped natural justo después de limpiarlo con un Roll&Comb. Evita hacerlo en los días especialmente fríos de invierno, ya que el agua puede congelarse y estropearlo.

En verano, sin embargo, es una buena idea regar a menudo para refrescar el ambiente y poder disfrutar más de tu jardín.

3. Retira las hojas secas o residuos depositados por el viento

Las hojas secas dan una imagen descuidada a tu jardín. Y en los días de viento, se le pueden añadir otros materiales como papeles o plásticos que terminan de ensuciarlo. Recoger todos estos restos no es una tarea muy agradable. Por eso, te recomendamos utilizar los modelos Roll&Comb de Garland que cuentan con saco trasero para almacenar los residuos durante la limpieza y dejarán el pelo del césped levantado recuperando su aspecto inicial.

Terraza con mesa de comedor y césped

4. Evita los hongos y las malas hierbas con productos especializados

La humedad puede favorecer la aparición de hongos en el pelo de tu césped artificial. Para ello, te recomendamos el uso periódico de fungicidas específicos para este tipo de material.

Si has colocado tu césped artificial sobre una base natural, la aplicación de herbicidas para evitar que asomen las malas hierbas, es una buena opción.

5. No dejes para otro día las manchas difíciles

Hay algunos residuos que si permanecen mucho tiempo en tu césped artificial, pueden llegar a decolorarlo o cambiar su textura. Si tienes mascota, retira diariamente sus excrementos y lava la zona con jabón. Haz lo mismo con los restos de comida de las barbacoas, chicles u otros residuos que deterioran el material.

En definitiva, si quieres presumir de césped artificial y de tu jardín, no tienes por qué invertir más esfuerzo en tu día a día. Con Garland y su gama Roll&Comb, podrás elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades y a tu ritmo de vida.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?