PATROCINADO

Luces, sí, pero con cabeza

Somos conscientes de lo que tiene de bueno utilizar bombillas de bajo consumo, LED o fluorescentes para nuestra casa, pero, ¿qué sucede cuando se funden? ¿Qué debemos hacer con ellas para seguir apostando por el medio ambiente? Muy fácil, reciclarlas

Actualizado a

Bombillas rosa

En pocos países existe tanta conciencia de reciclar y dar una segunda vida a multitud de cosas como en el nuestro, desde aprovechar comida del día de antes para hacer otro plato al día siguiente hasta la ropa de los hermanos mayores, libros de estudio, aceite e incluso vidas, siendo el número uno en donaciones de órganos de todo el mundo.

Pero a veces nos olvidamos de las cosas más cotidianas y que utilizamos en el día a día casi sin darnos cuenta. Es lo que sucede con las bombillas. Una vez concienciados de que las de bajo rendimiento, LED y fluorescentes son las que ayudan a mantener en medio ambiente en buen estado, en ocasiones, y sin darnos cuenta, no sabemos muy bien qué hacer con ellas cuando se funden.

De ahí nace Ambilamp, una asociación sin ánimo de lucro que busca dar solución a este problema, reuniendo a las principales empresas de iluminación que buscan desarrollar un sistema de recogida y tratamiento de residuos de lámparas y luminarias.

ambilamp

Un mensaje sencillo, el de reciclar

Desde Ambilamp buscan que, el número de 200 millones de bombillas recicladas que se ha alcanzado precisamente ese año, sea solo el principio de muchos millones más que ayuden a la sostenibilidad del planeta con un simple gesto.

La campaña que lanza Ambilamp quiere alcanzar cuatro objetivos claros: cerrar el ciclo de vida de la bombilla y luminaria haciendo posible un tratamiento final sostenible; dar servicios a todos los productores de lámparas y/o luminarias que quieran cumplir con sus obligaciones medioambientales; investigar y desarrollar el sistema de recogida y reciclaje y sobre todo, concienciar, educar y sensibilizar a todos los agentes implicados en cumplir con estos objetivos de protección y mejora del medio ambiente.

Para facilitar esta tarea Ambilamp ha creado una red de recogida, con más de 35.000 puntos, solo hay que buscar el contenedor más cercano en ferreterías, supermercados o tiendas de iluminación además, claro, de los clásicos Puntos Limpios.

En definitiva, se trata de que todos tengamos en la cabeza el reciclado de bombillas igual que tenemos el de otros objetos, siempre con el pensamiento de la sostenibilidad como fin al que llegar.

Los 10 errores más comunes al comprar luz LED

¡Y se hizo la luz!

Los 10 errores más comunes al comprar luz LED

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?