Contenido patrocinado

Consejos para ahorrar al decorar una casa

Publi_Kave_2

Cuando nos mudamos a una casa, damos el gran paso con ilusión, sobre todo si se trata de nuestra primera vivienda o si lo hacemos de la mano de nuestra pareja y comenzamos con ella una nueva vida juntos.

Pero, en seguida, comienzan los gastos y al poco tiempo nos damos cuenta de que no podemos adquirir todos aquellos objetos y elementos que queremos, deseamos e incluso necesitamos para completar nuestro nuevo hogar y tristemente llegamos a la conclusión de que es imposible adquirir todo lo que queremos con nuestro sueldo, e incluso con el de los dos.

Y es que en el día a día se nos va una buena parte y nos queda bastante poco a final de mes para dedicarlos a aspectos como la decoración de nuestra vivienda, con lo vemos reducidos nuestros enseres a los elementos más básicos como una cama, un sofá, algunas sillas y un televisor.

Amueblar una vivienda puede llegar a ser muy caro y, de este modo, la casa permanece vacía, casi desnuda, durante meses, que en ocasiones se convierten en años, sin que sus propietarios puedan impregnarle su personalidad y adaptarla a sus gustos, dándole vida al hogar.

Tanto los colores de los muebles como el diseño de las cortinas que elegimos o los tipos de cuadros que decidimos colgar en las paredes dicen mucho de la persona o las personas que habitan una vivienda.

Por todos estos motivos, es una buena idea empezar a decorar tu casa en fechas determinadas, ya que, por ejemplo, puedes conseguir un gran ahorro al comprar tus muebles en Black Friday, fecha en que las tiendas lanzan grandes ofertas en casi todos los sectores de decoración. Es un momento perfecto para aprovechar y hacerse con todo aquello que se necesita o al menos con una buena parte. Pero también existen descuentos, en tiendas de muebles como Kave Home, que van más allá de estas fechas en el calendario.

Redecorar la casa sin hacer grandes inversiones de dinero

He aquí una serie de consejos que hemos recogido para que puedas redecorar tu vivienda hasta convertirla en la casa de tus sueños, algunos trucos que te permitirán conseguirlo sin hacer grandes inversiones económicas.

Comenzamos por las pinturas, una casa sin cuadros permanecerá desangelada, sin ventanas que nos muevan a la abstracción. Los cuadros son elementos muy vistosos que dan un toque de personalidad, alegría y distinción a las paredes que antes estaban desnudas.

Publi_Kave_3

Afortunadamente, hoy en día, no es necesario gastarse una gran cantidad de dinero para poder colgar un cuadro que actualice y de presencia a tu hogar. Tan solo tienes que pasar por un rastro o mercadillo local, donde con suerte podemos encontrar grandes joyas a precios de risa, o acudir a tiendas económicas donde se encuentran diseños de lo más diversos. Si además de dinero, queremos ahorrar tiempo, entonces podemos hacer nuestra búsqueda online.

Aunque si lo que buscamos es un toque de originalidad, entonces tira de familiares y amigos, pues todos tenemos un primo o un amigo aficionado a la pintura que alguna vez nos ha regalado un cuadro o, al menos, nos lo ha ofrecido. Este detalle que dará un toque único especial y muy personal a tu hogar además llenará de orgullo al autor.

Las cortinas son uno de esos elementos que son realmente caros a la hora de vestir un hogar, de hecho, esto ha llevado a muchas personas a prescindir de ellas, pero si quieres tenerlas no tienes por qué renunciar a este deseo, pues puedes hacerlas tú mismo. Tan solo tienes que comprar la tela que sea de tu preferencia, el hilo y los elementos necesarios para colocarlas; la barra con los topes, las anillas, los tornillos, las anillas y seguir algún tutorial que te enseñe desde internet.

Y los menos manitas, de nuevo podemos tirar de amigos y familiares, que para eso están y no solo para tomar cervezas y celebrar la navidad juntos. Seguro que tienes más de un conocido o pariente que está encantado de echarte una mano con tu nueva casa y su decoración.

Publi_Kave_1

Otra tendencia realmente económica y que es muy decorativa es alegrar las paredes utilizando vinilos. Si no te gustan los cuadros, o no consigues encontrar aquellos que concuerdan con el estilo de tu hogar, siempre puedes recurrir a los amplios u vistosos vinilos para decorar las paredes de tu hogar. La principal ventaja que los ha hecho tan populares en nuestros días es que son muy espectaculares y totalmente personalizables, de una gran variedad de tipos, diseños y tamaños, solo tienes que encontrar el que quieres para completar tu casa, son capaces de cubrir todo un testero de la vivienda, garantizando una profundidad mágica en el conjunto de la habitación.

Por último, hay elementos decorativos, como las figuras, de los que te recomendamos no abusar. En cambio, puedes aprovechar para decorar con elementos hechos por ti mismo, o recuerdos personales que realmente aporten algo de ti y hagan que la vivienda sea cada vez más tuya, o más vuestra, en caso de ser compartida, como por ejemplo fotos de vuestros viajes o los souvenirs que hayáis ido recogiendo de distintos lugares.