PROMOCIÓN

Cómo convirtió Sonia el ático de casa en su oficina

El ático es un buen lugar para convertirse en tu propia oficina o estudio en casa. Necesitarás luz y ventilación, pero también silencio y aislamiento. Inspírate en este caso de éxito: Sonia cambió así su ático con la ayuda de Velux. ¡Te lo enseñamos con vídeo incluido!

 

 

Sonia trabajando con cortinas ElMueble

A Sonia le ha cambiado la vida el poder teletrabajar desde casa. Sonia trabaja en el centro de Madrid y vive a las afueras. Hace poco tiempo se mudó a una casa unifamiliar a 50 kilómetros de Madrid para poder disfrutar de un lugar más tranquilo para toda su familia.

La nueva casa tenía todo lo que la familia necesitaba, pero con el nuevo paradigma del teletrabajo, no habían adaptado bien una zona para teletrabajar fuera de los espacios comunes.

ANTES

ANTES

Este es el "ANTES" de cómo se encontraba el ático.

El ático de la casa no estaba acondicionado para trabajar, principalmente por su falta de luz natural y una mala ventilación. Era un lugar poco cómodo y no apropiado porque, aunque tenía dos ventanas, eran pequeñas e inalcanzables. Así que, ni daban suficiente luz, ni se podían abrir para ventilar. La buena noticia es que el cambio fue muy fácil y rápido:

Una reforma en 24 horas

La instalación fue muy sencilla. Bastó con montar el marco doble para la colocación de dos ventanas de poliuretano blanco con apertura eléctrica. En menos de 24 horas se habían instalado 2 ventanas VELUX, 2 persianas exteriores eléctricas, 2 cortinas interiores eléctricas y un sistema inteligente VELUX ACTIVE.

En poco tiempo de planificación y ejecución, se han ganado horas de luz natural para el nuevo despacho para teletrabajar, pudiendo retrasar el uso de la iluminación artificial y ventilando automáticamente cuando el cuarto lo necesite.

¿Cómo lo hizo Sonia? ¿Por dónde empezar?

Arquitecto y cliente ElMueble
  • Primer paso: Tenía claro qué habitación en su hogar tenía un entorno alejado del ruido y podía contar con luz y ventilación.
  • Segundo paso: ¡Llamar a VELUX! La planificación con el arquitecto fue clave. Recibir el asesoramiento adecuado para ver cuál sería la superficie acristalada según los metros cuadrados de la nueva habitación.
  • Tercer paso: Adecuar la decoración, con mobiliario ergonómico y aprovechando de forma racional la superficie y transformarla en una oficina que favorezca la concentración. Ahora las ventanas de tejado son una garantía de comodidad: abriéndolas o cerrándolas desde el móvil o programándolo, para ventilar y así promover el bienestar y la calidad del trabajo.

Así, el ático fue para Sonia el punto de partida ideal para crear su espacio privado para trabajar. En este vídeo te lo enseñamos:

Y tú, ¿ya tienes tu propio espacio de teletrabajo?

MÁS INFORMACIÓN:Velux te da soluciones para trabajar en casa

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?