CASA ZEN

Cinco cosas que demuestran que el Feng Shui no es un cuento chino

De la mano de Tiendeo y Bauhaus, Sallie Tsui Sien, directora de Feng Shui Foundation, explica cómo el orden, la luz, los colores, la presencia de plantas y la distribución son clave para que disfrutar de una casa en armonía

Bauhaus 1

Bonita, ordenada, espaciosa y llena de luz. ¡Quién no sueña con una casa así! Pues, en realidad, con actitud positiva, buena energía, empeño y la ayuda del Feng Shui es posible conseguirlo. O, al menos, acercarnos a la casa de nuestros sueños. Si bien esta filosofía milenaria china utiliza fórmulas matemáticas para lograr aquellos cambios de energía imprescindibles en nuestro hogar, podemos lograr una casa armoniosa solo siguiendo unos sencillos pasos. "A menudo", dice Sallie, "no es tanto de Feng Shui, sino de sentido común".

bauhaus 2

1. Lo primero, una buena bienvenida

La puerta principal debe estar despejada y bien iluminada. Lo ideal es que frente al acceso a nuestra casa no haya grandes árboles, ni muebles o columnas que impidan la entrada de energía. El mismo consejo se aplica al recibidor: decóralo con pocos muebles y evita dejar muchas cosas que entorpezcan la circulación.

2. Ilumina bien

Que una habitación esté bañada por luz natural es lo ideal, pero sin pasarse. Según Sallie, el secreto está en el equilibrio. "Las habitaciones oscuras provocan cansancio y falta de concentración, mientras que una iluminación excesiva puede llegar a generarnos malestar. Así que lo mejor es optar por cortinas que tamicen la luz solar, puntos de luz en el techo y lámparas para iluminar de forma indirecta la estancia. "Y en tu mesa de trabajo, ten siempre una buena lámpara para que fluya la concentración", puntualiza Sallie.

3. Ante todo, orden

Con solo 10 minutitos al día es posible mantener la casa sin que parezca una leonera. "El orden da seguridad", explica Sallie, quien añade que "acumular objetos en una habitación y tenerlo todo desordenado puede afectar el carácter de la persona o personas que la usan". Además, la directora de la Feng Shui Foundation explica que es importante mover los muebles de casa. "En las esquinas se acumula la energía o chi. Si muebles los muebles, sobre todo las mesas y escritorios, permitirás que el chi se mueva".

Relacionado con este artículo

4. Cuestión de color

En el Feng Shui, los colores con los que pintamos nuestra casa no tienen mucha importancia. "Es un tema más psicológico", explica Sallie. Sin embargo, puntualiza, los colores tienen un efecto indiscutible sobre nuestro bienestar. "Los tonos alegres, como el amarillo, el naranja, el rojo.. son ideales para potenciar nuestra creatividad. El azul, por ejemplo, es perfecto para las habitaciones infantiles porque representa la sabiduría y les aporta serenidad concentración. Mi consejo: pinta las paredes de un tono neutro y juega con los colores en los complementos según el efecto que busques".

5. Plantas, por favor

No hay nada como tener plantas bonitas por la casa para que ésta respire un aire especial. "Si quieres motivación, introdúcelas en tu entorno. Son una ayuda infalible".

Relacionado con este artículo

El Mueble
BLOGS AMIGOS