Paso a paso

Plantas de interior: ¿cómo plantar limones en una taza para perfumar y decorar tu habitación?

Con estos sencillos pasos, conseguirás un pequeño limonero que dará alegría a tus estancias y llenará tu casa de frescura y un inigualable olor

detalle de mesa con limones 00505465

Aunque hay muchas opciones para perfumar y decorar una habitación, la fragancia de algunas velas o ambientadores pueden resultar pesado. Una fantástica solución para evitarlo y, además, dar un toque natural a cualquier habitación de tu casa es añadir plantas de interior que aporten ese fresco y natural aroma.

Un limonero es el árbol perfecto para este trabajo: dará a la estancia un aroma fresco y natural a la vez que aportará una planta decorativa con hojas siempre verdes y flores gran parte del año. Y que mejor manera de hacerlo que en una taza, donde además de muy decorativo no tendrás que preocuparte porque crezca demasiado.

Cómo plantar un limonero paso a paso

Para hacerlo solo te hará falta una taza, semillas de un limón y un poco de tierra:

  1. Corta un limón (se recomienda uno ecológico porque es más fácil que tenga semillas y que estas germinen) para extraer las semillas. Es importante no cortarlo a la mitad medio para evitar cortar o dañar las semillas. Pela la fruta como si fuera una naranja y desgájala para extraer las semillas.
  2. Tras extraer las semillas, lávalas bien. Se recomienda quitar con cuidado la pared protectora blanca que las recubre, hacerlo puede ayudar a que la germinación sea más rápida.
  3. Deja las semillas dos o tres días en un poquito de agua para que germinen. También se pueden envolver en un papel húmedo tapado e incluso ya plantadas en el tiesto.
  4. Mientras germinan, prepara la taza con un poco de tierra sin apretarla mucho. Esta debe estar húmeda, pero no conviene echarle demasiada agua.
  5. Recupera las semillas y asegúrate que hayan germinado, en caso contrario, espera un par de días más: ¡tendrían que estar a punto de salir!
  6. Todas las semillas que hayan germinado, ya las puedes colocar en la taza y cubrirlas de tierra. Sin embargo, si el recipiente es muy pequeño conviene no poner más de dos o tres: cuando las plantas crezcan necesitan su espacio.

Ahora ya tienes las limoneras en la taza solo queda esperar, regarlas y asegurarte que les toca el sol directo para que crezcan fuertes y sanas.

detalle de mesa con limones 00505465

Cuidados del limonero

El árbol del limón necesita una temperatura de entre 17 y 28 grados para crecer fuerte, de manera que plantarlo en interior es una buena solución, sobre todo en zonas más frías. Sin embargo, necesita de
unas seis horas de sol directo diarias, así que es mejor colocarlo cerca de una ventana.

En cuanto al riego, en invierno hazlo una vez por semana, aunque comprobando siempre previamente que la tierra está seca entre riego y riego. Después, en primavera y verano riégalo cada 2 o 3 días.

Cuando se planta un árbol en el interior, se debe tener cuidado y no cambiarlo de tiesto a uno demasiado grande: aunque los limoneros son pequeños y no suelen alcanzar más de cuatro metros de altura, pueden crecer demasiado para el interior si están en un tiesto demasiado grande. Es por esto por lo que se debe mantener en la taza o en un pequeño tiesto.

Y si los limones no son realmente lo tuyo, ¡puedes hacer lo mismo con limas, naranjas, mandarinas... o cualquier otro cítrico!

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?