Influencers

Verónica, de @casa_y_orden, nos cuenta sus trucos de orden, ¡también para los armarios infantiles!

Según la organizadora de espacios Verónica Galeote, marcarse un objetivo, trazar un plan y analizar lo que tenemos y lo que queremos son las claves para el éxito

La organizadora de espacios Verónica Galeote es quien lleva la página web casayorden.es y la cuenta de Instagram homónima. En ella da consejos de orden y estilo de vida a sus más de 55.000 seguidores. Además, fue una de las influencers que participaron en el ebook de La Gran Guía del Orden de El Mueble.

Su método: Trazar una estrategia

Puede parecer que mantener el orden en casa es una tarea sencilla, pero muchas veces es más difícil de lo que pensamos. Por eso, lo primero que hay que hacer es marcar un objetivo. Para Galeote es "conseguir una organización práctica y fácil de mantener".

Para hacerlo, ella considera que es necesario crear un hábito, que solo funcionará si la organización es efectiva. Y la única manera de lograr esta efectividad es, según Galeote, analizar. Esto significa que, basándonos en lo que tenemos que ordenar y el espacio del que disponemos, tenemos que reflexionar qué nos va a ir mejor a nosotros y dónde estamos fallando.

Es importante ser conscientes de que, antes de llegar al objetivo final, habrá momentos que serán más difíciles. Por esto es imprescindible ponerse metas pequeñas para ir avanzando y no perder la confianza.

Tres trucos estrella

  1. La constante lucha de volumen contra espacio: nuestra lucha diaria es contra el exceso de volumen, ya que "los espacios de almacenaje tienen un límite real y si queremos mantenerlos en orden" no podremos bajar la guardia ante nuevos objetos.
  2. Escucha tus necesidades: almacenar las cosas en un sitio porque siempre lo has hecho así, o porque lo hace determinada persona o marca es un error. Aquí vuelve la palabra mágica: analiza. Antes de decidir dónde vas a guardar cada una de tus cosas necesitas descubrir cuáles son tus necesidades y que ubicación será mejor a ti.
  3. No dejes para luego lo que puedes controlar en tres minutos: cada vez que quieras dejar algo para luego, "piensa lo que tardarás en devolver esa prenda a su percha" y luego "visualiza lo que pasará si dejas de hacerlo". De esta manera evitarás que el caos se adueñe de tus espacios y el esfuerzo será mucho menor si lo haces ahora que si lo dejas para después.

Los dos productos imprescindibles

  • Colmena de calcetines: este producto de plástico rígido simula la estructura de colmena. Sus ventajas: se adapta a los cajones y es modular, con lo que puedes ir formando la colmena según el tamaño del espacio. Para Galeote, "este producto se ha convertido en un imprescindible", ya que ofrece una buena contención, aspecto básico para mantener en orden la ropa interior.
  • Grejig de Ikea: aunque en Ikea lo vendan como zapatero, Galeote considera que es "una pieza bastante versátil", ya que es apilable y fácil de adaptar. Se puede usar como estantería adicional. "Ganamos altura dentro de los armarios y le ganamos la partida al espacio aéreo desaprovechado", explica.

¿Cómo se ordena un armario infantil?

El armario infantil puede ser un punto conflictivo desde el punto de vista del orden. Verónica Galeote tiene algunos trucos para mantenerlo siempre perfecto.

  • Analiza el espacio: antes de nada, tienes que analizar el espacio de almacenaje con el que cuentas y la cantidad de ropa que vas a guardar. Si no tienes suficiente espacio, guarda lo que no sea de temporada o aquella ropa que sepas que no vas a utilizar dentro de poco para tener más espacio. Y si te cabe todo, lo puedes exponer, pero "a mayor volumen, mayor dedicación necesitarás para mantener".
  • Simplifica: "para iniciar a los peques de la casa en el orden, tenemos que ponérselo fácil", dice la experta en orden, para lo que es necesario rebajar el volumen.
  • Categoriza: es mucho más fácil mantener el orden si cada categoría está bien limitada y separada de las demás.
  • Emplea la barra de colgar: la ropa colgada se arruga menos y se visualiza mejor. Asegúrate que las perchas son del tamaño de la ropa.
  • Contener: si no usas elementos para contener la ropa, limitar el volumen y mantener el orden es casi imposible. Lo mejor: que sean rígidos y no muy grandes, y, a ser posible, que tengan algún tipo de separación.
  • Evita las pilas de ropa: el doblado vertical ayuda a visualizar las prendas y evita que se desordene. Pero para esto necesitas alguna forma de contención. Si prefieres las pilas, procura que no superen las cuatro o cinco prendas cada una.
  • Gestionar la ropa de distintas tallas: en los armarios infantiles es normal que haya ropa de muchas tallas. Para no perder el control, lo mejor es "separar, guardar y etiquetar por tallas".
  • Respira y déjales autonomía: en el momento en que ellos quieran empezar a manejar su ropa "seguramente sus cajones no estarán como a ti te gustaría" no obstante les podrás dar las herramientas necesarias para que gestionen su autonomía, responsabilidad y motivación. Y lo más importante es darles una organización apta para ellos, con la que conseguirán seguridad.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?