¡Cuidado!

¿Estás obsesionada por la limpieza? Estos son los síntomas

Eres limpio, muy limpia, obsesiva de que todo brille, ¿o tienes TOC de limpieza? Ojo, también puede ser TOC de orden. Hablamos con una psicóloga para saber cuándo es un trastorno y cuándo hay que encender la alerta

Aránzazu Díaz Huerta Actualizado a

fregona-suelo

Si has visto la comedia española Toc Toc, ya sabrás que cuando hablamos de TOC nos referimos al Trastorno Obsesivo Compulsivo. Se trata de un trastorno de conducta más habitual de lo que se piensa y del que solemos hacer chistes, como con el síndrome de Diógenes, aunque, la verdad, no sean del todo correctos.

¿Cuál es límite entre ser obsesivo por la limpieza y entre tener un TOC?

¿Qué es un TOC exactamente? Hablamos con la psicóloga Noelia Sancho para desentrañarlo.

"El TOC de limpieza ––que también puede ser de orden––, es un trastorno obsesivo compulsivo. Es decir, se caracteriza por una obsesión (más allá de una preocupación) por la limpieza que interfiere en la vida diaria aumentando el nivel de ansiedad, y una compulsión que se lleva a cabo para bajar el nivel de ansiedad", nos explica la psicóloga.

¿Un ejemplo? "Pensamos que el salón está sucio porque se ha pisado con zapatos de la calle. Entonces aumentan los pensamientos sobre ello y la ansiedad, y solo baja cuando nos ponemos a limpiarlo. De esta manera, no podemos hacer nada más antes de limpiarlo (no puedes posponerlo, ni salir, ni hacer otra tarea)", explica Noelia Sancho.

Y podríamos decir, "bueno, pero no pasa nada por limpiar", a lo que la experta responde: "Es perjudicial primero porque provoca mucha ansiedad y sufrimiento, y te aparta de otras actividades positivas. Y por otro lado, en los casos severos hay problemas dermatológicos derivados del uso de productos de limpieza de manera continuada".

¿Y el chiste que se hace cuando alguien se lava mucho las manos o friega mucho los platos? ¿Hay una obsesión más característica? "Cada persona puede desarrollarlo de manera diferente, no hay rituales que se repitan ni se limpian más unas cosas que otras, depende del paciente", añade la psicóloga. "Lo característico es que, si no se trabaja, tiende a extenderse y cada vez el ritual de limpieza es más largo y la ansiedad mayor. Con la pandemia se han acentuado por la idea de contagio de algo invisible a los ojos, pero también porque todos los trastornos de la esfera de la ansiedad se han acentuado", apunta Noelia.

6 zonas que deberías limpiar con menos frecuencia

¡Cuidado!

6 zonas que deberías limpiar con menos frecuencia

¿Cuáles son los síntomas del TOC de limpieza?

Aunque los síntomas pueden variar de una persona a otra, existen ciertos rasgos comunes que te ayudarán a identificar si estás padeciendo TOC de limpieza. Eso sí, MUY IMPORTANTE, recuerda lo que nos dice la psicóloga: "Como siempre, la diferencia principal entre ser muy limpio y padecer un TOC de limpieza es el nivel de ansiedad generado, la incapacidad para posponer o retrasar la tarea de limpieza porque se genera sufrimiento y la creación de rituales o conductas concretas de limpieza".

Estos son algunos síntomas que puedes valorar:

  1. Tienes pensamientos repetitivos sobre la limpieza. Hablamos de un estado de rumiación que provoca angustia y malestar, en el que la mente no deja de darle vueltas al mismo tema una y otra vez. Puede que se trate de la limpieza del hogar o de la higiene corporal (por ejemplo, lavarse las manos).
  2. No puedes posponer la limpieza. Es decir, si ves unas migas en el suelo o crees que el salón se ha ensuciado al pisarlo con ropa de la calle, si no lo limpias enseguida, te genera angustia. Dejarlo para más tarde no te parece una opción, aunque tengas otras cosas que hacer.
  3. Sientes pánico a estar en lugares donde haya suciedad. El mero hecho de pensar en las posibles bacterias que andan pululando por las superficies hace que te pique todo el cuerpo. De hecho, llegas a cancelar planes por ello.
  4. Dedicas varias horas del día a limpiar. Aunque limpiar nuestras casas cada día es necesario para mantener un ambiente saludable y evitar que se acumule la suciedad, hacerlo compulsivamente durante varias horas es, sencillamente, exagerado. Sobre todo cuando el miedo es el detonante.
  5. No soportas ver pequeñas manchas o motas de polvo. La obsesión por la limpieza se aprecia en los pequeños detalles. Si no soportas ver pequeñas manchas de agua en el espejo del baño ni la presencia de una mota de polvo, ¡cuidado! La ansiedad que estás generando es mucho peor que la propia suciedad.
  6. Te sientes culpable si no limpias algún día. Si cada vez que estás en el gimnasio o sales a dar un paseo surge la culpabilidad por no tener todo limpio, podrías sufrir TOC de limpieza.
7 beneficios de ser desordenado

ORDEN

7 beneficios de ser desordenado

En principio, el TOC de limpieza no es una afección grave y se puede tratar, bien con terapia psicológica, bien de manera individual. En ambos casos el objetivo es reducir la ansiedad que provoca este tipo de pensamientos y comprender que se trata de algo irracional. No obstante, también hay que entender que la situación que estamos viviendo no ayuda en absoluto a perderle el miedo a los gérmenes, pero no debes dejar que el TOC controle tu vida. "El TOC es un problema o trastorno con tratamiento, que evoluciona muy favorablemente con tratamiento psicológico", concluye la psicóloga Noelia Sancho.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?