#yomequedoencasa

Marie Kondo te ayuda a hacer limpieza de primavera

La gurú japonesa del orden, Marie Kondo, recomienda que aproveches estos días en casa para hacer limpieza de primavera. Tenemos su checklist de imprescindibles para que la hagas como ella

Actualizado a

Marie Kondo

Marie Kondo

Marie Kondo califica este momento en el que gran parte de la población mundial está confinada en casa de "desafiante e incierto" pero también de una oportunidad para "expresar gratitud por su espacio y ordenar". Para ella la primavera es una época de nuevos comienzos y considera que la limpieza del hogar "puede ser un catalizador para la alegría y la productividad".
Para la creadora del método Konmari es buen momento para considerar la limpieza "como una expresión de agradecimiento a los artículos invernales y un modo de traer paz y tranquilidad" a tu casa. Su checklist para llevar a cabo una limpieza de primavera profunda se basa en 7 pasos.

Paso 1. Lo primero es ordenar

Marie Kondo considera que limpieza y orden son términos que a menudo se confunden pero que no tienen nada que ver. Para ella: "ordenar es el acto de enfrentarse a uno mismo, mientras que la limpieza es el acto de confrontar la suciedad".
Por eso, si no ordenas primero difícilmente tu casa estará realmente limpia. Kondo sostiene que "el orden requiere una cuidadosa deliberación, mientras que la limpieza puede ser un acto meditativo: la mente se vacía mientras sus manos se mueven".
Así que el primer paso es aplicar el método KonMari y sus seis reglas básicas para poner en orden la casa.

Marie Kondo

Paso 2. Reúne lo que necesitas y haz un plan

Porque una gran limpieza requiere una planificación cuidadosa, primero debes asegurarte de que tienes todos los elementos necesarios (productos de limpieza, trapos, una escoba...). La gurú del orden recomienda usar una caja para llevar los artículos más pequeños y tener a mano un taburete. Seguro que el armario de la limpieza tienes más productos de los que pensabas, ¿verdad?.

Una vez lo tengas todo debes trazar un plan. Decide dónde quieres enfocar tu energía y establece metas claras. Marie Kondo, igual que con el orden, recomienda limpiar por categoría no por estancia. Así, por ejemplo, para ella es mejor abordar de golpe todos los zócalos de la casa o todo las lámparas.
Y, finalmente, recomienda que te divierta. "Abre las ventanas, deja entrar el aire fresco y toma descansos de baile regulares: ¿para qué crees que es esa escoba?" asegura.

Paso 3. Piensa a lo grande

La limpieza diaria se ocupa de las zonas más transitadas, pero no tanto de rincones y zona difíciles explica Marie Kondo. "Para profundizar -dice- tienes que ir a lo grande". Separa los muebles y electrodomésticos de las paredes o retíralos por completo para que tu aspirador o fregona puedan llegar hasta cada esquina.

Si tienes un balcón o terraza tiende las alfombras al sol mientras limpias los suelos. La luz solar es un desinfectante natural. Además, al retirar los muebles puede que te sientas inspirado para cambiar la distribución de alguna estancia. Nunca se sabe.

Marie Kondo

Paso 4. Lo pequeño también importa

Después de la limpieza general, es hora de fijarse en lo pequeño. Primero debes identificar todos los lugares que normalmente no ven un trapo de polvo, como lámparas de difícil acceso, la parte superior del frigorífico o el espacio de detrás del televisor. Los filtros, como los de los purificadores de aire, sistemas de calefacción, dispositivos de filtración de agua o humidificadores son otros elementos en los que debes fijarte. También puedes aprovechar para limpiar a fondo las ventanas.

Paso 5. No te olvides de la nevera

Limpiar el frigorífico es una gran tarea, según Marie Kondo. El primer paso para hacerlo pasa por vaciarlo del todo. Hay que sacar desde alimentos a estantes y cajones extraíbles. Si hay algún producto caducado tíralo y aprovecha que el frigorífico está vacío para limpiar a fondo su interior. Puedes hacerlo con un poco de vinagre y bicarbonato. Haz lo mismo con el congelador y al despensa.

Paso 6. Dale al 'botón' de refrescar

Una vez has limpiado hasta el último rincón y has movido muebles es hora de pensar en hacer cambio de temporada de la ropa de vestir y de casa. Para la gurú del orden: "idealmente toda la ropa debería caber en su armario y cajones y ya estar organizada por subcategorías". Si no es así es hora de que la ropa de primavera, oculta en algún lugar de la casa, gane protagonismo.
Eso sí antes de guardar abrigos y jerséis gruesos debes limpiarlos ya que "la suciedad, el polvo y el sudor atraen a las polillas y otros insectos y pueden degradar las prendas con el tiempo".
Haz lo mismo con la ropa de cama: cambia las mantas pesadas y los edredones por sábanas más frías y fundas livianas. Y puedes mostrar tu gratitud a la nueva ropa de cama rociándola con tus aceites esenciales favoritos. Y no olvides darle a vuelta al colchón.

Marie Kondo

Paso 7. Ensúciate las manos


Si tiene plantas de interior, la primavera es el mejor momento para podarlas, replantarlas y ponerles fertilizante. La tierra pierde nutrientes con el tiempo: "los minerales en el fertilizante aumentarán el nivel de nutrientes del suelo para que sus plantas puedan prosperar" explica la propia Marie Kondo. También recomienda "rociar las hojas para eliminar el polvo y cambia la posición de tus plantas para acomodarlas a los cambios estacionales en la luz".

Para acabar Marie Kondo hace una reflexión final: "Tu hogar es tu santuario y como tal alberga objetos que te dan alegría y te ayuda a mantenerte a salvo. Por eso, dedicar tiempo a expresar gratitud por tu casa es un acto poderoso que aumentará tu sensibilidad a la alegría y eliminará la energía y los objetos que ya no le sirven".

Si Marie Kondo fuera a tu casa, ¿qué haría con…?

Orden

Si Marie Kondo fuera a tu casa, ¿qué haría con…?

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?