¡Toma nota!

10 trucos infalibles (y muy originales) para aprovechar tus toallas viejas y no tener que tirarlas

Son muchas las cosas que puedes hacer para darle una segunda vida a esa toalla vieja que tanto te gustaba y que ya no cumple con su función original. Te proponemos hasta 10 ideas distintas para aprovechar estos textiles. Algunas te sonarán y otras... ¡Te sorprenderán!

Banco de madera con toallas

Te mostramos las 10 ideas más originales para alargarle la vida a tus toallas viejas antes de tirarlas. ¡Mira, mira!

El Mueble

¿Tus toallas ya no son lo suaves que eran y no sabes qué hacer con ellas? Debes saber que, independientemente del cuidado que les des y la frecuencia con la que las laves, tarde o temprano, estos textiles pierden su suavidad y, como todo, sufren un desgaste por el uso.

[Antes de seguir, no te pierdas este vídeo con los trucos para guardar las toallas como Marie Kondo]

¿Que tus toallas estén viejas implica que debemos tirarlas porque no cumplen su función original? En realidad, existen varias razones por las cuales merece la pena darles una nueva vida a nuestras toallas viejas. Si quieres descubrir cómo puedes reciclarlas y aprovecharlas para otros usos, ¡sigue leyendo! Encontrarás ideas de lo más efectivas para sacarle partido a tus textiles y descubrirás todo lo que puedes llegar a hacer con ellos. ¡Mira, mira!

armario de baño con toallas 00529014

Armario de baño con toallas.

El Mueble

Trapos de limpieza 

Uno de los trucos más comunes y sencillos que puedes hacer para dar una nueva vida a tus viejas toallas es recortarlas en pequeños cuadrados para convertirlas en trapos para de limpieza de la casa. Otra opción es usarlas para limpiarte la cara, pero siempre presionando suavemente y con movimientos circulares para no dañar la piel.

Relleno para cojines

Si en tu caso, las toallas están demasiado estropeadas, una alternativa para poder seguir aprovechándolas al máximo puede ser cortarlas en pequeños trozos y usarlas como relleno para cojines, almohadas, pufs... O incluso en camas para mascotas. 

Baberos para los más pequeños

Si tienes hijos y estás cansado/a de limpiar una y otra vez los baberos o de gastarte continuamente dinero en unos nuevos, puedes aprovechar también tus toallas viejas para confeccionar baberos absorbentes e ideales sin necesidad de tener que comprarlos. 

Una alfombra original y divertida

Aprovecha tu toalla vieja para crear nuevas alfombras de lo más divertidas para el baño o cualquier rincón de tu casa. Prueba a recortar tiras de varias toallas distintas y trenzarlas. Después, enrolla esas trenzas formando círculos cada vez más pequeños y cóselas entre ellas. ¡Los resultados pueden ser sorprendentes! Si de lo contrario, lo que quieres es crear una alfombra acolchadita y esponjosa, hazte con una rejilla de goma, de esas que se colocan debajo de las alfombras para que no se muevan, corta las toallas en pequeñas tiras y ata con un nudo cada una de esas finas tiras a la rejilla. ¡Nos parece ideal!

Una bolsa de la compra o para la playa

Si tienes una toalla que ya no usas, pero su estampado te sigue pareciendo lo suficientemente bonito e ideal para seguir utilizándolo, puedes aprovecharlo para crear desde un sencillo bolso de playa a un práctico bolsa para la compra. Lo único que necesitarás es una toalla vieja, unas asas de tela, tijeras, hilo y una máquina de coser. ¡Te puede quedar ideal y derrocharás mucha personalidad!

Detalle de cajón con toallas blancas

Detalle de cajón con toallas blancas

El Mueble

Guantes de cocina

Una solución perfecta para tu toalla vieja, en caso de que sea lo suficientemente gruesa, puede ser aprovecharla para hacer guantes de cocina. Te recomendamos usar tus propios guantes de cocina como referencia para ver cómo coser todas las partes. ¡Una idea genial para reciclar estos textiles!

Zapatillas para el baño

¿Hay algo más original que hacer tus propias zapatillas customizadas? Otra de las alternativas que te proponemos para aprovechar esa toalla vieja que ya no vas a usar es coser tus zapatillas para el baño. Te recomendamos coger una toalla lo suficientemente grande para hacer tu propio par. Ayúdate de la suela de otras zapatillas que ya no uses para usarla como plantilla y recortar así las porciones de las toallas de la misma forma. Acto seguido, fíjalos a la goma con un pegamento adecuado y deja que se sequen.

Si te sobra toalla, siempre puedes hacer biseles para poner los pies. Para acabar, solo te quedará unir todas las partes con aguja e hilo y ya podrás disfrutar de unas nuevas zapatillas para el baño.

Una funda para la tabla de planchar

Si estás pensando en comprar una funda nueva para tu tabla de planchar, ¡no te precipites! Utiliza una toalla que tengas en casa (tipo de ducha), y que ya no utilices, para crear una estupenda funda para la tabla de planchar. 

Cama nueva para mascotas 

Todo el partido que puedes sacarle a tu toalla vieja no solo es para ti, sino que también puedes aprovecharla para crear accesorios para tus mascotas. De hecho, si unes dos toallas viejas de dimensiones similares, rellenas su interior y coses su contorno, podrás conseguir una cama para tu perro o gato. El relleno puede ser cualquier otro material u otra toalla vieja que cortes en pequeñas tiras.

Un juguete mordedor para tu mascota 

En línea con lo que veníamos comentando anteriormente, también puedes aprovechar tus toallas viejas que ya no utilices para sorprender a tu mascota. ¿Cómo? Crea un juguete mordedor para mascotas con una toalla cortada en tres tiras, y trenzada con seguridad. No solo es una alternativa económica y muy original a la hora de jugar con nuestra mascota, sino que, ¡lograrás que mueva la cola de pura felicidad!

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?