Desinfección

¿Hay que lavar más las sábanas por el coronavirus?

Toda precaución es poco para evitar el contagio del Covid-19. Por ello, a continuación os explicamos cómo y cuándo lavar las sábanas según las recomendaciones de los expertos

Rafa Mingorance Actualizado a

Tipos de sábana según temperatura corporal

Los ácaros y las bacterias suelen acumularse en las sábanas y la ropa de cama. Por ello, resulta necesario cambiarlas de forma habitual. Lo aconsejable es que hagas este ejercicio de limpieza una vez por semana, pero si en la situación actual de confinamiento cambias las sábanas cada cuatro días mucho mejor. Toda desinfección es poca a la hora de evitar la COVID-19.

No sacudas las sábanas cuando las quites. Limítate a guardarlas en una bolsa hermética y luego la llevas al cuarto de la lavadora. De ese modo, evitarás que las bacterias queden suspendidas en el aire y alcancen otras estancias de la vivienda. Si convives con una persona que ha contraído el coronavirus, debes extremar las medidas de higiene. En este caso, cambia las sábanas cada tres días. Cuando lo hagas, ponte guantes desechables y mascarilla y abre la ventana de la habitación. Después, coloca las sábanas en una bolsa bien visible y distinta del resto de las que tengas en casa. Cuando te quites los guantes, lávate las manos con agua y jabón durante 40 segundos como mínimo.

Temperatura de lavado

Como norma general, lava las sábanas con agua a una temperatura de 90º. El agua fría tan solo elimina el 6% de las bacterias y el coronavirus puede sobrevivir. Mejor introduce cada prenda una por una para evitar que, tras el lavado, quede apelmazada y no metas en la lavadora demasiada ropa porque no quedarán limpias del todo.

No mezcles tus sábanas con la ropa de vestir ni con las toallas. Sobre todo, porque estas últimas provocan fricción en el tejido de las sábanas durante el ciclo de lavado y, en consecuencia, las desgasta más rápido. Piensa que, si lavas las sábanas con otras prendas de color, se pueden decolorar. Por supuesto, las sábanas de un afectado de la COVID-19 se lavan de forma independiente y con el agua más caliente que admita tu máquina.

Lavadora en casa

Bicarbonato y vinagre

Una opción ecológica de lavado consiste en el empleo de bicarbonato de sodio y vinagre. Modo de uso: primero la taza de bicarbonato de sodio (240 ml) y durante el ciclo de enjuague introduce una taza de vinagre blanco (240 ml). Una alternativa al vinagre sería el zumo de limón. Puedes agregar un 1/4 de taza y conseguirás dos beneficios: aclarar tus sábanas y que su tejido permanezca en buenas condiciones por más tiempo.

Cuando ya las tienes lavadas y húmedas, sécalas en el tendedero. Las sábanas blancas mejor tendidas al sol y las de color más resguardadas en una zona de sombra para evitar que los rayos de luz eliminen poco a poco sus tonos estampados. Tenderlas al sol tiene otra ventaja: es ecológico y no gastas energía. Otro consejo práctico: cuelga las sábanas en los laterales del tendero porque así vas a evitar que el viento las dañe. Antes de guardarlas en el armario, una plancha caliente las dejará perfectas y sin restos de humedad.

Ventilar la habitación

Al colocar tus sábanas limpias en la cama, verás como disfrutas de una sensación renovada de descanso. Por la mañana, al levantarte, ventila el dormitorio diez minutos como mínimo, tal como se aconseja desde Sanidad. El aire renovado evapora los gases tóxicos que generamos al dormir y eliminamos mejor su rastro en la ropa de cama y en las sábanas. Además, contribuirás a crear una atmósfera más relajada en la habitación.

La importancia de las almohadas

Por último, dedica a las almohadas el mismo cuidado que vas a ponerle a tus sábanas. El sudor, los restos capilares, de grasa o maquillaje se van depositando y son el festín ideal para los ácaros y bacterias que allí sobreviven. También deberás meterlas en la lavadora. Las almohadas suelen llevar cosidas las instrucciones de lavado, ya que no todas tienen la misma composición. Síguelas según te marque el fabricante.

Cada cuánto tienes que cambiar las sábanas y las toallas

CASA SANA

Cada cuánto tienes que cambiar las sábanas y las toallas

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?