Casa saludable

Enfermedades que puedes coger si no limpias bien el baño

En esta estancia de la casa se acumulan multitud de gérmenes que pueden provocarnos molestas afecciones. Lo podemos evitar con una buena limpieza y desinfección.

Nuria Blasco Actualizado a

Baño en blanco con mueble volado

Baño en blanco con mueble volado

Cuando hablamos de la limpieza de la casa, una de las estancias con la que debemos ser más rigurosos es el baño. En él se acumulan bacterias, virus y hongos que nos pueden causar enfermedades más o menos graves, y que solo eliminaremos con una buena limpieza y desinfección.

Por su fucionalidad, las zonas que más se ensucian son el lavabo y el inodoro. Pero recordemos que todo lo que toquemos después de usar este último (botón de la cisterna, grifería...) también es un foco de riesgo.

Cómo limpiar el baño de una manera ecológica (y fácil)

LIMPIEZA

Cómo limpiar el baño de una manera ecológica (y fácil)

Y no solo la falta de limpieza e higiene favorecen la proliferación de gérmenes. También lo hacen factores ambientales como la humedad, la poca ventilación y un mal estado de conservación, es decir, que haya grietas, huecos, etc., donde se acumule la suciedad y el moho.

Enfermedades que podemos contraer

Si no desinfectamos el baño a menudo, los microorganismos campan a sus anchas y nos pueden acaban infectando. Problemas en el tracto intestinal, en el urinario y patologías de la piel son las más frecuentes. En concreto, podemos contraer enfermedades como:

  • Infecciones: Cuando se comparte el baño y, por tanto, el inodoro con otras personas se debe extremar todavía más la limpieza ya que, si alguien tiene una infección, se puede contagiar por este medio. La más común es la infección de orina.
  • Gripes y resfriados: Hay virus que pueden sobrevivir horas y hasta días en las superficies sobre todo en el microclima que se genera en el baño, por lo que si no se limpia a menudo, no es difícil contraer alguna de estas enfermedades.
  • Gastroenteritis: Si alguien de casa padece una gastroenteritis infecciosa, las superficies del baño pueden verse contaminadas por los microorganismos que causan la infección, especialmente el inodoro. Estos pueden ser, por ejemplo, la bacteria E. Coli, la salmonella, el norovirus o el rotavirus, entre otros.
  • Problemas cutáneos: Existen bacterias que sobrevivien y proliferan fácilmente en el baño gracias a su temperatura y humedad, y que provocan rojeces, picaduras, sarpullidos… sobre todo en pieles delicadas. También la exposición al moho que puede formarse en los baños puede provocar irritación en la piel.
  • Afecciones respiratorias: en el baño la humedad es mucho mayor, lo que acelera la aparición de moho y hongos. Inhalar sus esporas puede provocar dificultad para respirar, tos, dolor de pecho, fatiga o empeorar el asma, entre otros síntomas.

Otras cosas a tener en cuenta

Además de la limpieza frecuente del baño, debemos recordar algunos detalles importantes que nos pueden evitar disgustos:

  • Conviene cambiar las toallas a menudo y ponerlas a secar tras cada uso para que no cojan humedad. Lo mismo con las alfombrillas de ducha.
  • Debemos escurrir bien las esponjas tras su utilización para que queden lo menos empapadas posible, y hay que cambiarlas a menudo.
  • Pongamos los cepillos de dientes en recipientes separados o con el cabezal tapado, de manera que no estén demasiado expuestos ni se rocen con los demás.
Checklist para un baño bien decorado

Inspírate

Checklist para un baño bien decorado

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?