TODO EN REGLA

Empleados del hogar: todo lo que tienes que saber

¿Tenemos que contratar a nuestros empleados de hogar? ¿Cuáles son las condiciones legales y los requisitos? Hemos consultado con la abogada Cristina González y aquí tienes todas las respuestas

Anna Espinach Actualizado a

Detalle de mujer fregando lavamanos

Hablamos con Cristina González, abogada de ARAG y nos da todas las respuestas a las preguntas más habituales sobre empleadas y empleados del casa.

¿Cuál es la situación actual de los empleados del hogar?

En la actualidad, existe una mayor conciencia social sobre la necesidad e importancia de tener regularizada la situación laboral de los trabajadores pertenecientes al sector doméstico. Es decir, los empleadores son cada vez más conocedores de los posibles riesgos y consecuencias legales que se pueden derivar por no tener a sus trabajadores dados de alta en la Seguridad Social, no cotizar por ellos cuando están obligados, consecuencias de pagarles “B” o “en negro”, e incluso, de tener trabajando en casa a ciudadanos extranjeros que no tienen los papeles en regla y que, por ello, se encuentran en situación irregular en España.

¿Existen sanciones, en caso de tener empleados domésticos sin regularizar a nivel laboral?

En este sentido, las multas tanto a nivel laboral como a nivel de extranjeríapueden resultar muy elevadas y pueden por ello tener graves consecuencias para la economía familiar. Así que, la tendencia es que, cada vez más, exista una mayor prudencia y sensatez, reduciendo el nivel de economía sumergida que siempre ha existido en el colectivo doméstico y por ende, evitando también, cada vez más, la discriminación y la precariedad que ha existido siempre en dicho sector. Lógicamente, esto no quita a que a día de hoy, quede aún mucho recorrido por delante para evitar o minimizar estas prácticas fraudulentas en el régimen de los empleados del hogar.

hombre limpiando la mesa

¿Es siempre necesario contratar a los empleados domésticos?

Pese a que la ley establece que únicamente hay obligación de formalizar un contrato por escrito cuando la prestación del servicio vaya a durar 4 o más semanas, resulta aconsejable que, en la medida de lo posible, exista siempre un pacto por escrito. El tener un contrato por escrito, garantiza una mayor seguridad jurídica para ambas partes, pues en el mismo documento no sólo se detallarán los aspectos generales de la relación de trabajo sino también aquella información que pueda resultar necesaria especificar y que, en definitiva, se considera como elemento esencial de toda contratación. Me estoy refiriendo, por ejemplo, a la identificación de las partes contratantes, a la fecha del comienzo de la relación laboral, al salario pactado, a los descansos, a la duración del contrato, a la existencia o no de un periodo de prueba, a la distribución de los tiempos de presencia, o inclusive, a la pernocta en el domicilio familiar.

¿Qué tipos de contractos existen?

Si la prestación del servicio va a tener una duración igual o superior a 4 semanas, debe siempre formalizarse por escrito, lo que significa que si va a ser inferior, es legal una contratación verbal o de palabra. Todo ello, repito, con independencia de que para una mayor seguridad jurídica es aconsejable una contratación por escrito.

Los contratos para empleados del hogar son básicamente de dos tipos:

  • Contrato de empleada de hogar de duración determinada
  • Contrato de empleada de hogar de duración indefinida

Dentro de estas modalidades, el contrato puede ser a tiempo completo o tiempo parcial. En este sentido quiero matizar que se consideran empleados del hogar a tiempo completo cuando el tiempo de trabajo efectivo por parte del empleado alcanza las 40 horas semanales. Sin embargo, si no alcanzase ese número de horas estaríamos hablando de un empleado del hogar a tiempo parcial.

¿Y cuáles son las condiciones que han de quedar reflejadas en el contrato?

Son muchas las condiciones a tener en cuenta en el régimen de empleados del hogar, así que paso a citar las que quizás son más significativas.

  • El tiempo de trabajo efectivo del empleado doméstico podrá ser el mismo que cualquier otro trabajador en régimen general con un contrato de trabajo por cuenta ajena, es decir, como máximo podrá ser de 40 horas semanales. No obstante, se puede pactar un tiempo de presencia o también conocido tiempo a disposición del empleador. Este tiempo no es considerado trabajo efectivo y como máximo podrá ser de 20 horas semanales de promedio al mes.
  • En el sector del hogar también podrían realizarse horas extraordinarias, pero no podemos olvidar que estas, como ocurre en las relaciones laborales comunes, deben ser voluntarias y no podrán superar nunca las 80 horas al año.
  • El tiempo de descanso entre el fin de una jornada de trabajo y el comienzo de otra debe ser de 12 horas (podrían ser de 10 horas, si se trata de empleados del hogar internos).
  • El descanso semanal para los trabajadores domésticos es de 36 horas consecutivas, que deben comprender, como regla general, la tarde del sábado o la mañana del lunes y el día completo del domingo.
  • El trabajador doméstico tiene derecho a 30 días naturales de vacaciones al año, 14 festivos, así como aquellos permisos retribuidos que también contempla el Estatuto de los Trabajadores.
  • En cuanto a la retribución mínima en dinero que se le debe pagar al empleado del hogar indicar que deberá alcanzar como mínimo el Salario Mínimo Interprofesional, que para este año 2019, está fijado en 12.600 euros.- al año, para un trabajador a jornada completa o la prorrata que corresponda en caso de trabajador a tiempo parcial. Por lo tanto, el salario mínimo interprofesional que se debe garantizar por mes deberá ser como mínimo 900 euros.- en 14 pagas. En horas sería 7,04 euros.- la hora.
  • Por último, es importante destacar que es posible pactar también retribuciones en especie, que estas podrán descontarse del salario, pero respetando siempre el mínimo que el trabajador ha de recibir en dinero y teniendo en cuenta que no puede superar en 30 % de las percepciones salariales totales.
mujer leyendo documento

¿Los contratos son a nivel particular o hay empresas específicas que se dedican a ello?

Se dan las dos circunstancias, tanto contrataciones a nivel particular como a través de empresas que se dedican a ello.

Cuando se contrata a nivel particular suele ser porque por medio de algún conocido, amigo o familiar se le aconseja al empleador una persona que suele ser de entera confianza o con experiencia o referencias suficientes para realizar las correspondientes labores domésticas en casa. Estas suelen encargarse de la dirección o el cuidado del hogar en su conjunto, la atención de los miembros de la familia o de quienes convivan en el domicilio del empleador, así como trabajos de guardería, jardinería, etc…

No obstante lo anterior hay que decir que, algunos empleadores optan por acudir a empresas que se encargan de ofrecerte este tipo de servicios. Normalmente, los titulares de hogares familiares acuden a estas empresas cuando no pueden invertir demasiado tiempo en la búsqueda de un candidato.

¿Y cuál es la mejor opción, a nivel particular o mediante una empresa especializada?

Si bien no existe una opción mejor que otra, la realidad es que en cualquiera de los casos aconsejo estar correctamente informado y asesorado por un profesional. Sin duda le resolverá todas las cuestiones concernientes a la contratación de su empleado del hogar, así como las dudas que puedan surgir referente a la contratación de una empresa intermediaria o agencia que se dedica a ofrecer estos servicios de trabajadores domésticos a domicilio.

Por ello, en ambos casos, es verdaderamente importante ser precavido y disponer de toda la información necesaria para este tipo de contrataciones, pues no podemos obviar que, una vez elegido el candidato, tendremos a una persona en nuestro domicilio particular, trabajando, con acceso a nuestros bienes o enseres personales o haciéndose cargo del cuidado de un ser querido. En definitiva, son trabajadores que nos ayudarán en las labores de casa, con un fácil acceso a nuestra estricta intimidad.

 Malos hábitos de limpieza que tienes que dejar ¡ya!

LIMPIEZA

Malos hábitos de limpieza que tienes que dejar ¡ya!

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?